SALA PLENA


AUTO SUPREMO:                103/2015.

FECHA:                                Sucre, 29 de septiembre de 2015.

EXPEDIENTE Nº:                26/2015.

PROCESO:        Recurso de Revisión Extraordinaria de Sentencia.

PARTES:        Elva Fonseca Arancibia Vda. de Solano.

                       

VISTOS: El Recurso de Revisión Extraordinaria de Sentencia presentado por Elva Fonseca Arancibia Vda. de Solano en representación de Rodolfo Fonseca Arancibia, Magda Fonseca Arancibia y Hugo Gregorio Fonseca: los antecedentes y el informe del Magistrado Antonio Campero Segovia, y:


CONSIDERANDO I: Que en el memorial cursante de fojas 185 a 200 la impetrante formaliza recurso de revisión extraordinaria de fallo judicial pronunciado por el Juez Quinto de Partido en lo Civil de la Capital de Cochabamba en el proceso ordinario de usucapión seguido por Wilde Vásquez Ochoa y María del Rosario Pariente de Vázquez contra presuntos interesados, señalando que:


1.-En 2 de febrero de 2001  Wilde Vázquez Ochoa y María del Rosario Pariente de Vázquez, iniciaron demanda de usucapión de inmueble contra Elva Fonseca Arancibia, Rodolfo, Hugo, Gregorio y Magda Fonseca Arancibia contra Wilde Vázquez Ochoa y María del Rosario Pariente de Vázquez declarándose probada la demanda por el Juez de Partido Quinto en lo Civil del Distrito Judicial de Cochabamba, ejecutoriado por Auto de Vista  de 16 de mayo de 2002.


2.-El 1 de octubre de 2005, la ahora recurrente inició proceso ordinario de Fraude Procesal contra Wilde Vázquez Ochoa y María del Rosario Pariente de Vázquez, ante el Juzgado Cuarto de Partido en lo Civil y Comercial del Distrito Judicial de Cochabamba; señalando además que toda vez que dicho proceso se hallaba en trámite en fecha 24 de febrero de 2003 hizo protesta formal de usar el recurso extraordinario de revisión de sentencia ante el Tribunal Supremo de Justicia; dictándose posteriormente Sentencia de 1 de octubre de 2005, declarando probada la existencia plena de fraude procesal en la tramitación del proceso Ordinario de Usucapión, seguido por Wilde Vázquez contra su persona y presuntos interesados.


3.- En 1 de marzo de 2008 se interpuso recurso de apelación interpuesto por  Wilde Vázquez Ochoa y María del Rosario Pariente de Vázquez  donde se confirma la sentencia apelada de 1 de octubre de 2005.


CONSIDERANDO II: Que de la revisión de obrados se desprende los siguientes extremos:


1.- La Certificación de Secretaría de Cámara de Sala Plena, señala que en fecha 24 de febrero de 2003, Elva Fonseca Arancibia por sí y en representación de Rodolfo, Fonseca Arancibia, Hugo Gregorio Fonseca Arancibia y Magda Fonseca Arancibia, presentó ante la extinta Corte Suprema de Justicia, Protesta Formal de usar el recurso extraordinario de revisión de la sentencia dictada por el Juez Quinto de Partido en lo Civil del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso ordinario de usucapión seguido por Wilde Vázquez Ochoa y María del Rosario Pariente de Vázquez, en contra del ahora recurrente.


CONSIDERANDO III: Que es necesario efectuar las siguientes consideraciones de orden legal:


Mediante el Recurso Extraordinario de Revisión de Sentencia, se pretende revisar nuevamente una sentencia ejecutoriada, en casos excepcionales que justifican el reexamen de una sentencia con sello de calidad de cosa juzgada y donde se pretende subsanar un error judicial; siendo este recurso extraordinario y excepcional: “el remedio procesal extraordinario encaminado a reexaminar de nuevo una sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada, cuando se ha llegado a ella por medios ilícitos o irregulares, sin culpa o negligencia del vencido, prescindiendo o incorporando nuevos elementos de prueba en el nuevo juicio.” (Ramiro Podetti -Tratados de los recursos judiciales en el derecho civil, pag. 457). Condicionándose su procedencia sólo a procesos de conocimiento y a la existencia de dos sentencias: la primera la que se impugna y la segunda, dictada con posterioridad, que demuestra una de las causales que permite la revisión de la primera.


El ordenamiento jurídico boliviano regula este recurso en los arts. 297 y ss. del CPC, y condiciona su procedencia a la existencia de causales o motivos señalados de manera expresa y sujeta al sistema de números clausus.


Respecto al plazo para su interposición del recurso, el art. 298 de la norma civil adjetiva establece que:“sólo podrá interponerse dentro del término fatal de un año computable desde la fecha en que la sentencia adquirió ejecutoría (sic). Si se presentare pasado este plazo será rechazado de plano. Sin embargo, si hasta el término del año no se hubiere fallado aún el juicio dirigido a comprobar algunas de las circunstancias señaladas en el artículo precedente, bastará que dentro de ese plazo se hiciere protesta formal de usar este recurso, el cual deberá ser formalizado en el plazo fatal de treinta días a contar de la ejecutoria de la sentencia pronunciada en dicho juicio.”  (las negrillas son nuestras).


Los señalados plazos son fatales e improrrogables, iniciándose el cómputo de la siguiente manera: a) Para el caso de que se hubiere fallado dentro del proceso tendiente a demostrar las causales de revisión de sentencia, señaladas por el art. 297 del CPC, se deberá interponer el Recurso en el plazo de un año a partir del día siguiente de ejecutoriada la sentencia que se pretende revisar; y b)  En el caso de que no se hubiere fallado aún dentro del proceso tendiente a demostrar las causales de revisión de sentencia, señaladas por el art. 297 del CPC, bastará que dentro del año de ejecutoriada la sentencia, de la cual se pretende la revisión, se haga protesta formal de usar el citado recurso y una vez obtenido y ejecutoriado el fallo el recurso deberá ser formalizado dentro de los treinta días computables a partir de la ejecutoria del mismo. En caso de incumplimiento de dichos plazos, el tribunal se halla facultado para rechazar in limine o de plano y sin mayor sustanciación el Recurso, correspondiendo en tal caso ejecutar la sentencia de la que se pretende la revisión, sin mayor dilación.


Respecto a la caducidad de los plazos otorgados a las partes para la realización de los actos procesales, estos caducan por el transcurso del tiempo y la inacción de la parte, siendo perentorios e improrrogables y transcurriendo ininterrumpidamente, así lo ha establecido el legislador en el art. 1517 del Código Civil (CC), al disponer que “la caducidad solo se impide mediante el acto por el cual se ejerce el derecho”, lo que conlleva a que el cómputo del plazo sólo se interrumpe con la presentación de la acción, demanda o recurso judicial respectivo.


En el caso de autos se establece que el Auto Supremo de 31 de mayo dictado por la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia contra el Auto de Vista de 1 de marzo de 2008,  fue notificada a la recurrente en 31 de mayo de 2013, fecha desde la que empezaron a correr los treinta días para la interposición de la revisión extraordinaria de sentencia es decir, que fue interpuesto fuera del plazo establecido por el art. 298.II del CPC, de lo que se concluye que la inobservancia por parte del recurrente de este plazo legal, ha ocasionado que su derecho de accionar haya caducado.


POR TANTO: La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el numeral 6) artículo 38 de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial, declara INADMISIBLE el Recurso de Revisión Extraordinaria de Sentencia Ejecutoriada deducida por Elva Fonseca Arancibia Vda. de Solano.

Regístrese, notifíquese y archívese.



Jorge Isaac von Borries Méndez

PRESIDENTE



  

Rómulo Calle Mamani

DECANO



Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO



Pastor Segundo Mamani Villca

MAGISTRADO


Gonzalo  Miguel Hurtado Zamorano

MAGISTRADO



Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA



Maritza Suntura Juaniquina

MAGISTRADA


Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA



Fidel Marcos Tordoya Rivas

MAGISTRADO