SALA PLENA


AUTO SUPREMO:                        15/2015

FECHA:                                Sucre, 23 de febrero de 2015

EXPEDIENTE Nº:                        994/2014

PROCESO:        Protesta Formal. Revisión Extraordinaria de Sentencia.

PARTES:        Autoridad de Supervision del Sistema Financiero (ASFI)

               

VISTOS EN SALA PLENA: El recurso de Reposición de fs. 12,  presentado por Lenny Tatiana Valdivia Bautista, en su calidad de Directora Ejecutiva a.i. de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), el informe del Magistrado Tramitador Antonio Guido Campero Segovia.

CONSIDERANDO I: Que  Lenny Tatiana Valdivia Bautista, en su calidad de Directora Ejecutiva a.i. de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), en el plazo previsto por el artículo 215 del Código de Procedimiento Civil más el plazo de la distancia dispuesto por el art. 94 del Código Procesal Civil, interpone recurso de reposición contra la providencia de 27 de noviembre de 2014, cursante a fojas 10, con los siguientes fundamentos:

Que la providencia cuestionada, contiene una decisión que establece y pretende negar la posibilidad de protestar y de activar en forma posterior un recurso que franquea el ordenamiento jurídico en contra de cualquier sentencia emitida por el órgano judicial, decisión que resulta contraria a lo señalado por el art. 781 del Código de Procedimiento Civil (CPC), que regula el proceso contencioso cuya naturaleza jurídica es de un proceso ordinario de puro derecho, así como el art. 297 del mismo cuerpo legal, que establece que habrá lugar al recurso ordinario de revisión de una sentencia ejecutoriada en proceso ordinario, si ella se hubiere fundado en documentos declarados falsos por otra sentencia ejecutoriada.

Indica, que lo que se pretende es revisar la sentencia emitida por el Tribunal Supremo de Justicia, sobre la base de un documento denunciado de falso ante el Ministerio Público, proceso que se encuentra en fase de investigación y a su conclusión, con la sentencia que declare su falsedad se planteara el recurso extraordinario de revisión.

Manifiesta, que la providencia de 27 de noviembre de 2014, carece de fundamentación y motivación, al no expresar la causas de hecho y la normativa legal en la cual la autoridad judicial se ampara para establecer la inviabilidad legal para promover el protesto formal de revisión extraordinaria de sentencia, extremo que vulnera el derecho a la defensa y el debido proceso.

Finaliza el recurso, solicitando se deje sin efecto dicho acto procesal y se tenga por aceptado el protesto promovido, caso contrario la autoridad judicial se sirva fundamentar de hecho y derecho la decisión.

CONSIDERANDO II: Que de la revisión de obrados, se evidencia que dando respuesta al memorial de fs. 8 a 9, presentado bajo la suma de “protesta formal de revisión extraordinaria de sentencia” por la parte recurrente, mediante providencia de 27 de noviembre de 2014, cursante a fs.10, éste Tribunal Supremo señaló: “no obstante la inviabilidad legal referida a la protesta formal, se tiene presente la misma”.  En mérito a ello,  la representante de la entidad recurrente, plantea recurso de reposición, señalando como fundamentos para dejar sin efecto la providencia cuestionada, que la misma resulta contraria a lo dispuesto en los arts. 781 y 297 del CPC, por afectar su derecho de protestar y de activar en forma posterior el recurso de revisión extraordinaria de sentencia ejecutoriada, acusando además, la falta de fundamentación o motivación de la misma.

Por otro lado, se sabe que, por memorial presentado el 14 de octubre de 2014 (fojas 8 a 9 ), la recurrente Lenny Tatiana Valdivia Bautista, en su calidad de Directora Ejecutiva a.i. de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero, apersonándose presenta protesta formal para interponer Recurso de Revisión Extraordinaria de Sentencia contra  la Resolución  Nº 133/2013 de 18 de abril y el Auto Supremo Nº 327/2013 de 20 de agosto, dictados por la Sala Plena de este Tribunal Supremo en el proceso contencioso administrativo seguido por Robert W. Romero Romero contra el Ministerio de Trabajo Empleo y Previsión Social, proceso en el que se declaró probada la demanda y nula la Resolución MT/VMESC y COOP/DGSC/JRCFP/AR-021/2011 de 23 de noviembre, dejando además sin efecto el memorándum ASFI/JRH/R-41868/2011 de 19 de abril, disponiendo la restitución del Lic., Robert W. Romero Romero al puesto de encargado de riesgos en la Dirección de Riesgos de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), argumentando, que la ASFI ha promovido la correspondiente acción penal en contra de Robert W. Romero Romero, por los supuestos delitos de falsedad ideológica y otros, al haber el demandante presentado dentro de la causa contencioso administrativa en calidad de prueba fundamental un documento que no tiene validez y carece de legalidad.

CONSIDERANDO II: Que resulta pertinente señalar que el Recurso de Reposición es un Recurso Judicial que puede interponerse ante el Juez o Tribunal que ha dictado una resolución para que ésta sea modificada o sea dejada sin efecto, de modo que se erige como un medio de impugnación que la ley establece en favor de la parte agraviada por un auto o decreto a objeto que el mismo Tribunal que ha dictado esa resolución proceda a dejarla sin efecto o modificarla. Establecido este criterio, y siendo que el presente Recurso de Reposición cumple con las exigencias antes señaladas, corresponde su análisis y consideración, partiendo de los siguientes aspectos:

El proceso contencioso administrativo, importa la solución judicial al conflicto jurídico que crea el acto de la autoridad administrativa que quebranta derechos subjetivos o agrava intereses legítimos del algún particular o administrado. Es una especie de proceso judicial instaurado en contra de la administración pública, con el propósito de verificar que los actos administrativos estén sometidos a la ley y al derecho. En otras palabras, se podría decir, que es recurso tramitado en única instancia, y si bien se constituye en una especie de proceso, no reconoce ninguna otra etapa, donde se deba considerar la presentación de prueba alguna, porque quien tramita es un Tribunal de “puro derecho”, él se va a limitar a revisar los antecedentes del caso, la posible infracción a leyes vigentes, la interpretación errónea de la ley, la existencia de disposiciones contrarias o que la apreciación de las pruebas sea incorrecta a los hechos o derechos operados, por ello éste proceso no procede en todos los casos sino de forma excepcional, de ahí  la importancia de los fundamentos de la demanda,  porque ésta debe buscar crear convicción en el tribunal para que resuelva conforme a lo solicitado.

Por su parte, el  Recurso Extraordinario de Revisión de Sentencia Ejecutoriada, no solamente tiene por finalidad la revisión de la sentencia que fue dictada dentro un proceso ordinario, sino que comprende la revisión de todo el proceso, es decir, todos los fallos dictados en el mismo, pues la finalidad de la revisión extraordinaria es precisamente la revisión del pronunciamiento jurisdiccional del primer proceso, para lograr su anulación y posterior reemplazo por otro cuando existe una declaración judicial ejecutoriada dentro de otro proceso ejecutoriado, que acredite cualquiera de las causas enumeradas en los incisos 1) al 4) del artículo 297 del Código de Procedimiento Civil; por consiguiente, se debe dejar en claro, que no se constituye en una nueva instancia procesal sino una revisión extraordinaria de todo el proceso ordinario, de ahí que, nuestra legislación no admite la posibilidad de plantearse por separado la revisión sólo de la sentencia, de un auto de vista o, de una sentencia o auto supremo.

En el contexto señalado, en la presente causa, se pretende con la formalización del protesto accionar una posterior solicitud de revisión extraordinaria de la Sentencia Nº 133/2013 de 18 de abril y el Auto Supremo Nº 327/2013 de 20 de agosto, dictados por la Sala Plena de este Tribunal Supremo en el proceso contencioso administrativo seguido por Robert W. Romero Romero contra el Ministerio de Trabajo Empleo y Previsión Social, solicitud  que no se enmarca dentro de las previsiones establecidas en el Código de Procedimiento Civil, referidas precisamente al Recurso de Revisión Extraordinaria de Sentencia, pues de la lectura del artículo 297 de este Cuerpo de Leyes, se establece claramente que este recurso procederá únicamente tratándose de "una sentencia ejecutoriada en proceso ordinario", afirmándose en consecuencia, que el recurso que se intenta está reservado únicamente para procesos de conocimiento ordinarios, plenarios o solemnes, y no así para resoluciones judiciales como es el caso de las sentencias dictadas o emergentes de los procesos contenciosos administrativos, tomando en cuenta que, si bien la  naturaleza del proceso contencioso administrativo  reviste las características de juicio ordinario de puro derecho, esta característica solo está relacionada a su trámite, y no a su objeto o finalidad, la cual está referida a constituirse  en la  garantía formal que beneficia al sujeto administrado, librándolo del abuso de poder de los detentadores del poder público, a través del derecho de impugnación contra los actos de la administración que le sean gravosos, logrando el restablecimiento de los derechos lesionados, proceso en el que la autoridad jurisdiccional ejerce el control de legalidad, oportunidad, conveniencia o inconveniencia de los actos realizados en sede administrativa en única instancia, cual si se tratase de una revisión extraordinaria judicial de las decisiones asumidas en sede administrativa,  de ahí que, al tener características diferentes a un proceso ordinario de conocimiento, no puede estar dentro de los alcances establecidos en el Art. 297 del CPC. 

Por lo expuesto, al no reunir la futura solicitud de revisión extraordinaria los requisitos previstos por ley, se expresó en la providencia de 27 de noviembre de 2014,  la inviabilidad legal de la protesta formal, tomando en cuenta, que de ocurrir la interposición del Recurso de Revisión Extraordinaria de Sentencia en el caso concreto, el Tribunal Supremo de Justicia no podrá abrir su competencia para el conocimiento del asunto planteado por resultar inadmisible. En consecuencia, al no advertirse desaciertos o errores de derecho o procedimiento que pudieren contener la providencia impugnada,  con la facultad del artículo 217- I del CPC, se confirma la misma.

POR TANTO: La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, declara NO HABER LUGAR a la reposición de la providencia de 27 de noviembre de 2014 interpuesto por Lenny Tatiana Valdivia Bautista, cursante a fojas 10, en su calidad de Directora Ejecutiva a.i. de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).

Regístrese, notifíquese y archívese.



Fdo. Jorge Isaac von Borries Méndez

PRESIDENTE

Fdo. Rómulo Calle Mamani

DECANO

Fdo. Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Fdo. Pastor Segundo Mamani Villca

MAGISTRADO

Fdo. Gonzalo  Miguel Hurtado Zamorano

MAGISTRADO

Fdo. Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA

Fdo. Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA

Fdo. Fidel Marcos Tordoya  Rivas

MAGISTRADO


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena