TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 673/2015-RA-L

Sucre, 21 de septiembre de 2015


Expediente                : Potosí 35/2011

Parte Acusadora        : Segundina Mamani Thola y otra

Parte Imputada        : Presciliano Quispe Mamani y otra

Delitos                : Difamación y otros


RESULTANDO


Por memorial presentado el 17 de septiembre de 2011, cursante de fs. 111 a 112 vta., Segundina Mamani Thola y Lourdes Quispe Mamani, interponen recurso de casación impugnando el Auto de Vista 31/2011 de 3 de septiembre, de fs. 101 a 103, pronunciado por la Sala Penal Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Potosí, dentro del proceso penal seguido por las recurrentes contra Presciliano Quispe Mamani y Leonarda Soncko Puma, por los delitos de Difamación, Calumnia e Injuria, previsto y sancionado por los arts. 282, 283 y 287 del Código Penal (CP), respectivamente.


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


a)        En mérito a las acusación particular presentada por Segundina Mamani Thola y Lourdes Quispe Mamani (fs. 1 al 3), una vez desarrollada la audiencia de juicio oral, el Juez Segundo de Sentencia de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Potosí, pronunció la Sentencia 7/2011 de 28 de mayo (de fs. 69 a 76), que declaró a los imputados, absueltos de culpa y pena de la comisión de los delitos de Difamación, Calumnia e Injuria, sancionados por los arts. 282, 283 y 287 del CP, sin costas.


b)        Contra la mencionada Sentencia, los imputados presentaron recurso de apelación restringida (de fs. 79 a 83 vta.), resuelto por Auto de Vista 31/2011 de 3 de septiembre (fs. 101 a 103), dictado por la Sala Penal Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Potosí, que declaró improcedente el recurso de apelación confirmando la Sentencia.


c)        Notificada las recurrentes con el referido Auto de Vista el 12 de septiembre de 2011 (fs. 104 vta.), interpuso recurso de casación el 17 del mismo mes y año, el cual es objeto del presente análisis de admisibilidad.


II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN


De la revisión del recurso de casación, se extraen los siguientes motivos:


  1. Denuncia las recurrentes que el Tribunal de alzada al haber resuelto no dar lugar a su petición con argumentos de no debilitar la relación familiar, significa que no se tomó en cuenta la apelación restringida, realizando de esta manera actos no descritos en nuestro ordenamiento penal; ya que no es posible que se las pueda dañar en vía pública mediante los epítetos lanzados a sus personas por el imputado que mancillan su honor, aspectos que avalaron los vocales con la resolución emitida. Citan y transcriben los Autos Supremos 214 de 28 de marzo de 2007 y 444 de 15 de octubre de 2005.


  1. Señalan que el Tribunal de apelación pese a que refirió que no puede revalorizar; sin embargo indicaron que no se habría tomado en cuenta en Sentencia las atestaciones de los imputados como de los querellantes; además, debe considerase que la base de la prueba versa en la declaración de las víctimas, lo cual fue reconocido incluso por los vocales y efectivamente ante la mala valoración de la prueba sobre todo de las pruebas ofrecidas por las partes correspondía anular la Sentencia. Por ello, la Sentencia como el Auto de Vista impugnado no tiene la debida fundamentación conforme exige el art. 124 del Código de Procedimiento Penal (CPP), sin hacer un estudio con la sana crítica, lo cual es contrario a los Autos Supremos 444 de 15 de octubre de 2005, 431 de 15 de octubre 2005, 373 de 6 de septiembre de 2006, 410 de 20 de octubre de 2006, al referir todas ellas que los fallos deben ser motivados mediante una debida fundamentación, que resuelva los fundamentos de las partes.


III.        REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN


El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.


En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por las Cortes Superiores de Justicia (actualmente Tribunales Departamentales), que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de Tribunales análogos o del máximo Tribunal de Justicia en la materia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación dada su función nomofiláctica, tiene como atribución, que este órgano desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia, a fin de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal, por razones de seguridad jurídica y respecto al derecho a la igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual.


Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:




i)        Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.


ii)        Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia (ahora Tribunal Supremo) o Autos de Vista pronunciados por Cortes Superiores de Distrito (ahora Tribunales Departamentales de Justicia); los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


Esto significa que, no basta la simple mención, invocación, trascripción del precedente, ni la fundamentación subjetiva del recurrente respecto a cómo cree que debió ser resuelta la alegación; sino, la adecuación del recurso indefectiblemente a la normativa legal, para que a partir de ello, este Tribunal de Justicia, pueda cumplir con su competencia (art. 419 del CPP), sin que pueda considerarse a este medio de impugnación una nueva oportunidad de revisión del fallo de mérito.


iii)        Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la Sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS


En el caso de autos, se constata que las recurrentes cumplieron con el requisito relativo al plazo para la interposición del recurso de casación, ya que el Auto de Vista fue notificado el 12 de septiembre de 2011, interponiendo su recurso de casación el 17 del mismo mes y año, es decir dentro del plazo de los cinco días hábiles que refiere el art. 417 del CPP.


En relación al primer motivo, las recurrentes básicamente denuncian que Tribunal de alzada no tomo en cuenta la apelación restringida con el argumento de no debilitar la relación familiar, lo cual no está descrito en nuestra normativa, no siendo posible que los vocales avalen los agravios lanzados sobre sus personas por el imputado que agravian su honor; sin establecer cuál el hecho similar, ni distinguir en términos precisos el sentido jurídico contradictorio entre el Auto de Vista impugnado con relación a las Resoluciones judiciales invocados como precedentes, pues si bien citan y transcribe parte de los Autos Supremos 214 de 28 de marzo de 2007 y 444 de 15 de octubre de 2005, no cumplen con la carga procesal de exponer en qué consiste la contradicción en los términos exigidos por el artículo 417 del Código Procesal de la materia, lo que significa que, la forma inadecuada de formular su denuncia, hace que este Tribunal no tenga abierta su competencia para conocer el mismo, al no ser posible establecer el sentido jurídico contradictorio entre el Auto de Vista con los precedentes contradictorios citados, deviniendo el presente motivo como inadmisible.


Respecto al segundo motivo, las recurrentes esencialmente reclaman que el Tribunal de apelación señaló que no puede revalorizar prueba; pero, habría referido que no se tomó en cuenta las declaraciones de las partes; además ante la evidencia de la mala valoración de la prueba correspondía anular la Sentencia; por lo que la Resolución de alzada no estuvo debidamente fundamentada conforme precisa el art. 124 de la norma adjetiva penal, aspecto contrario a los Autos Supremos 444 de 15 de octubre de 2005, 431 de 15 de octubre 2005, 373 de 6 de septiembre de 2006, 410 de 20 de octubre de 2006, que indican que los fallos deben ser motivados mediante una debida fundamentación, que resuelva los fundamentos de las partes.


En ese contexto, es menester reiterar que conforme se afirmó en el acápite III inc. ii) de esta Resolución, por determinación del art. 417 de la norma adjetiva penal, el recurrente debe señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados como contradictorios; es decir, este presupuesto es una  carga procesal para las recurrentes de realizar la debida fundamentación, motivación que naturalmente debe ser congruente y lógica; lo cual no ocurre en el presente motivo; toda vez, que denuncian que el Tribunal de alzada realizó una revalorización, que los jueces no valoraron correctamente la prueba y que por las causas anteriores se ingresó en una ausencia de fundamentación; razonamiento ambiguo, ya que no existe la relación lógica entre la revalorización, valoración y la falta de fundamentación; la primera no identifica ningún agravio sino un actuar en la que supuestamente habría incurrido el Tribunal de apelación; pero, no precisa cual el agravio sufrido; la segunda, es un reclamo a la labor desplegada por el juzgador, aspecto contrario a la previsión del art. 416 del CPP, ya que las denuncias tienen que estar dirigidas al actuar del Tribunal de alzada y no así a la función  de los juzgadores; y, tercero, la falta de fundamentación reclamada no precisa, ni identifica cuales son los aspectos reclamados en su apelación restringida sobre las que los vocales no hubieran efectuado una correcta fundamentación; por lo anteriormente explicado, este Tribunal se ve impedido de atender el reclamo incongruentemente efectuado por las recurrentes, al incumplir con los requisitos exigidos en la norma adjetiva penal ya citada, lo que provoca no poder verificar la argumentación respecto a la contradicción entre el Auto de Vista impugnado con los precedentes judiciales



invocados como contrarios, deviniendo en consecuencia el presente motivo como inadmisible.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 418 del CPP, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Segundina Mamani Thola y Lourdes Quispe Mamani, cursante de  fs. 111 a 112 vta.


Regístrese, hágase saber y devuélvase.