TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 637/2015-RA-L

Sucre, 18 de septiembre de 2015


Expediente        : Oruro 22/2011

Parte Acusadora        : Ministerio Público y otro

Parte Imputada        : Aydee Challapa Copa

Delito        : Lesiones Leves


RESULTANDO


Por memorial presentado el 27 de abril de 2011, cursante de fs. 80 a 84 vta., Aydee Challapa Copa, interpone recurso de casación, impugnando el Auto de Vista 07/2011 de 28 de marzo, de fs. 75 a 77, pronunciado por la Sala Penal Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y Ronald Gómez contra la recurrente, por la presunta comisión del delito de Lesiones Leves, previsto y sancionado por el art. 271 segunda parte del Código Penal (CP).


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


  1. Una vez concluida la audiencia de juicio oral, la Jueza de Partido Primero de Sentencia de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, pronunció la Sentencia 011/2010 de 11 de noviembre (fs. 48 a 54 vta.), por la que declaró a la imputada Aydee Challapa Copa, autora y responsable de la comisión del delito de Lesiones Leves, tipificado en el art. 271 segunda parte del CP, condenándole a sufrir la pena de un año y seis meses a cumplir en el penal de San Pedro de la ciudad de Oruro, más pago de costas y responsabilidad civil a favor del Estado y del acusador particular.


  1. Contra la referida Sentencia, la imputada Aydee Challapa Copa, interpuso recurso de apelación restringida (fs. 58 a 62 vta.), resuelto por Auto de Vista 07/2011 de 28 de marzo (fs. 75 a 77) dictado por la Sala Penal Primera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, que declaró improcedente el recurso interpuesto confirmó la Sentencia apelada.


  1. Notificada la recurrente con el mencionado Auto de Vista el 21 abril de 2011 (fs. 78), interpuso recurso de casación el 27 del mismo mes y año, el cual es objeto del presente análisis de admisibilidad.


II. DEL MOTIVO DEL RECURSO DE CASACIÓN


De la revisión recurso de casación, se extrae el siguiente motivo:


Señala la recurrente que la Sentencia de mérito, incurrió en una errónea aplicación del art. 271 del CP, porque omitió subsumir adecuadamente el tipo penal por el que se la condenó, en función a todos sus elementos constitutivos; puesto que estableció que su persona agredió a la víctima, alegando que aquella conclusión subjuntiva está sustentada en las pruebas testifical y documental aportadas en la causa; no obstante lo cual, la Jueza de la causa no realizó ninguna consideración con relación a cuáles son los elementos de convicción testificales o documentales que demostraron que la incapacidad, en función a los días de impedimento establecidos en el certificado médico forense, se hubiese acreditado. Lo que implicaría que la sola referencia a los 15 días de impedimento en el citado certificado, codificado como MPD3, hubiese producido la incapacidad de la víctima para el ejercicio de su trabajo o en su caso, para sus habituales tareas como emergencia de las lesiones que se causó; es decir, que la Jueza establece que las lesiones causadas a la víctima habrían ocasionado una objetiva incapacidad para ejercer sus habituales labores.

Defecto que alega se mantiene en el Auto de Vista; toda vez, que fundamenta su improcedencia en el hecho que la incapacidad se halla implícita en la frase “impedimento legal” del certificado médico forense, argumentación que considera incoherente, puesto que correspondía al Ministerio Público y a la acusación particular, demostrar aquella incapacidad de 15 días en la víctima, entendiendo que, ciertamente los elementos constitutivos del tipo penal no resultan implícitos; sino, más bien deben ser demostrados, y no puede haber una adecuada calificación del delito, cuando la descripción de los elementos constitutivos del tipo penal, es inexistente.


Invoca en calidad de precedentes contradictorios los Autos Supremos 329 de 29 de agosto de 2006, que estaría referido a la calificación del delito y a la tipicidad. Así como 315 de 25 de agosto de 2006 y 239 de 2 de junio de 1997.


III. REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN


El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.


En este contexto, el art. 416 del Código de Procedimiento Penal (CPP), establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por las Cortes Superiores de Justicia (actualmente Tribunales Departamentales), que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de Tribunales análogos o del máximo Tribunal de Justicia en la materia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación dada su función nomofiláctica, tiene como atribución, que este órgano desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia, a fin de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal, por razones de seguridad jurídica y respecto al derecho a la igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual.


Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:


i) Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.


ii) Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia (ahora Tribunal Supremo) o Autos de Vista pronunciados por Cortes Superiores de Distrito (ahora Tribunales Departamentales de Justicia); los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


Esto significa que, no basta la simple mención, invocación, trascripción del precedente, ni la fundamentación subjetiva del recurrente respecto a cómo cree que debió ser resuelta la alegación; sino, la adecuación del recurso indefectiblemente a la normativa legal, para que a partir de ello, este Tribunal de Justicia, pueda cumplir con su competencia (art. 419 del CPP), sin que pueda considerarse a este medio de impugnación una nueva oportunidad de revisión del fallo de mérito.


iii) Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la Sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS


De la revisión de antecedentes, se tiene que el presente recurso de casación fue presentado dentro del plazo de cinco días y ante la Sala que lo dictó, teniendo en cuenta que la ahora recurrente fue notificada con el Auto de Vista impugnado, el 21 de abril de 2011 (fs. 78), presentando su recurso de casación el 27 del mismo mes y año; cumpliendo de esta manera, con lo preceptuado por el art. 417 del CPP relativo al plazo.


En cuanto al motivo denunciado por la recurrente en sentido que el Auto de Vista incurrió en el mismo error que la Sentencia de mérito, al haber subsumido inadecuadamente los hechos al tipo penal por el que se la condenó, dado que sustentó la improcedencia del recurso de apelación restringida planteado por su parte, bajo el argumento que la incapacidad de la víctima se halla implícita en la frase “impedimento legal” del certificado médico forense, argumentación que considera incoherente, puesto que, a su decir, correspondía al Ministerio Público y a la acusación particular, demostrar la incapacidad de la víctima de 15 días, dado que los elementos constitutivos del tipo penal no resultan implícitos; sino, que deben ser demostrados, y no puede sustentarse la calificación del hecho, cuando la descripción de los elementos constitutivos del tipo penal, es inexistente; se tiene que, el impugnante argumentó con precisión los antecedentes del caso, contrastándolos adecuadamente con los precedentes invocados con relación al motivo que se analiza; explicando su contradicción con los Autos Supremos 329 de 29 de agosto de 2006 y 315 de 25 de agosto de 2006, de los que glosa la doctrina legal aplicable; lo que demuestra el cumplimiento de los requisitos exigidos por los arts. 416 y 417 del CPP, e implica que el motivo planteado devenga en admisible.


Resulta necesario señalar que, entre los Autos Supremos invocados por la recurrente, una vez que éstos fueran sometidos al respectivo análisis para determinar su correspondencia a fin de ser considerados como precedentes contradictorios, se tiene que el 239 de 2 de junio de 1997 resolvió un proceso penal tramitado con el Código de Procedimiento Penal de 1972, no correspondiendo al sistema acusatorio actual, puesto en vigencia plena a partir del 31 de mayo de 2001, conforme a la Disposición Final Primera del actual Código de Procedimiento Penal (Ley 1970), por lo que dicha Resolución no puede constituir precedente contradictorio para el fallo ahora recurrido, máxime si se tiene presente que por mandado legal sólo tendrán calidad de precedentes contradictorios a efectos del recurso de apelación restringida y de casación, aquellos Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por Tribunales Departamentales de Justicia, emitidos en procesos penales tramitados conforme el vigente sistema procesal, teniendo en cuenta que tanto el recurso de apelación y de casación tienen en la actualidad fines distintos a los que se reconocían en el abrogado sistema procesal (Código de Procedimiento Penal de 1972) así se estableció en los Autos Supremos 038/2012 de 12 de marzo de 2012 y 291 de 25 de julio de 2013, entre otros; por lo tanto, queda descartada la posibilidad de ingresar al fondo de lo demandado contrastando lo denunciado con la doctrina legal establecida en el precitado Auto Supremo.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 418 del CPP, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Aydee Challapa Copa, cursante de fs. 80 a 84 vta., asimismo, en cumplimiento del mencionado artículo en su segundo párrafo, dispone que por Secretaría de Sala se haga conocer a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado Plurinacional, mediante fotocopias legalizadas: el Auto de Vista 07/2011 de 28 de marzo, cursante de fs. 75 a 77, así como el presente Auto Supremo.


Regístrese, hágase saber y cúmplase.


Firmado


Magistrada Presidenta Dra. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrada Dra. Norka N. Mercado Guzmán

Secretario de Sala Cristhian G. Miranda Dávalos

SALA PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA