TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 439/2015-RA-L

Sucre, 04 de agosto de 2015


Expediente                : Chuquisaca 3/2011

Parte Acusadora        : Ministerio Público y otra

Parte Imputada        : Leonardo Apaza Ochoa 

Delito        : Abigeato


RESULTANDO


Por memorial presentado el 31 de mayo de 2011, que cursa de fs. 471 a 475, Leonardo Apaza Ochoa, interpone recurso de casación impugnando el Auto de Vista 185/11 de 16 de mayo de 2011, de fs. 442 a 448 vta., pronunciado por la Sala Penal de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público, Víctor Segovia Téllez, y María Luisa Orozco Quezada de Soria en representación de Ana Raquel Quezada Rendón Vda. de Orozco contra el recurrente, por la presunta comisión del delito de Abigeato, previsto y sancionado por el art. 350 con las agravantes de los arts. 326 inc. 5) y inc. 3) del art. 332 todos del Código Penal (CP).


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


a) En mérito a las acusaciones pública (fs. 5 a 8), y particular (fs. 10 a 12); una vez desarrollada la audiencia de juicio oral y público, el Tribunal de Sentencia en lo Penal de Padilla de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca, pronunció la Sentencia 003/2010 de 28 de octubre (fs. 185 a 192), declarando al imputado Leonardo Apaza Ochoa, autor de la comisión del delito de Abigeato, previsto y sancionado por el art. 350 con la Agravante del art. 326 inc. 5), ambos del CP, imponiéndole la pena de tres años y cuatro meses de reclusión, con costas a calificarse en ejecución de sentencia.


b) Contra la mencionada Sentencia, el imputado Leonardo Apaza Ochoa formuló recurso de apelación restringida (fs. 353 a 357 vta., subsanada a fs. 437 a 438 vta.), resuelto por Auto de Vista 185/11 de 16 de mayo de 2011 (fs. 442 a 448 vta.), pronunciado por la Sala Penal de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca que declaró improcedente el tercer motivo del recurso interpuesto, con costas en aplicación del art. 269 segunda parte del Código de Procedimiento Penal (CPP); y, por otro lado, rechazó por inadmisibles los motivos primero y segundo de la referida apelación.


c) Notificado el recurrente con el referido Auto de Vista, el 23 de mayo de 2011 (fs. 449), interpuso recurso de casación el 31 del mismo mes y año, que es objeto del presente análisis de admisibilidad.


II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN


Del memorial de fs. 471 a 475, se extraen los siguientes motivos:


1) El recurrente previa mención al derecho a recurrir, refiere que el Auto de Vista impugnado, incurrió en insuficiente fundamentación; por cuanto, en su considerando 3-1, habría alegado respecto al primer motivo de su recurso de apelación, que cumplió de forma parcial respecto al requisito de forma referida a la cita expresa de las disposiciones legales que se hubieren considerado violadas, que no se cumplió con el requisito de forma previsto por el art. 408 primer párrafo del CPP; y, finalmente que era contradictorio lo solicitado con la aplicación que se pretendía, rechazando su motivo por inadmisible, fundamentos que a decir del recurrente, incurren en insuficiente fundamentación; puesto que, el Tribunal de alzada no habría explicado ni dado razón intelectiva del por qué consideró que el requisito de forma, que sería, la cita expresa de las disposiciones legales que se consideraron violadas, sólo se habrían cumplido de forma parcial, como tampoco, habría dado razón del por qué, consideró que no se cumplió con el requisito formal que sería el señalar cuál es la aplicación que se pretendió; toda vez, que alega, conforme prevé el art. 413 párrafo cuarto del CPP, que su persona señaló, la solución que pretendía; y, menos habría explicado el Auto de Vista, por qué consideró que el requisito formal sería contradictorio con lo solicitado, violando sus derechos a la defensa, debido proceso y seguridad jurídica.


2) Por otro lado el recurrente, refiere que el Auto de Vista recurrido contiene una incorrecta interpretación de la Ley, derivando en una incorrecta aplicación de la Ley adjetiva; por cuanto, no habría considerado que respecto a los motivos primero y segundo de su recurso de apelación afirma- señaló cuáles eran las normas adjetivas o sustantivas que consideró violadas o erróneamente aplicadas; además de su pretensión, es así, que extractando partes de su recurso, señala, que en el primer motivo de su recurso de apelación habría expresado que el Tribunal de Sentencia efectuó una defectuosa valoración de las pruebas testificales, ya que habrían existido contradicciones e imprecisiones, no habiendo apreciado la prueba aportada de forma conjunta ni armónica, vulnerando el principio de la sana crítica; empero, emitió Sentencia condenatoria, violándose los arts. 7, 173, 363 inc. 2) y 365 todos del CPP, lesionándose el debido proceso en sus elementos de la seguridad jurídica y legalidad, alegando el recurrente que su pretensión era que el Tribunal de alzada subsane la violación dictando nueva sentencia declarándolo absuelto. Agrega, que respecto al segundo reclamo de su apelación, señaló, que la sentencia se basó en hechos no acreditados en juicio; toda vez, que no se habría apreciado ni analizado el verdadero sentido de las declaraciones testificales de cargo; empero, fue condenado violándose el art. 173 del CPP; ya que, se hubiere aplicado erróneamente el art. 326 inc. 5) del CP, reclamo con el que afirma, pretendió, que el Tribunal de apelación corrigiera la pena reduciéndola a dos años y medio: sin embargo, el Tribunal de alzada de forma exigente, desviando los alcances del art. 408 del CPP, habría dispuesto rechazar ambos motivos, violando el debido proceso, seguridad jurídica, y sus derechos a la defensa y a recurrir, constituyendo conforme prevé el art. “169 inc. 39) del CPP” (sic), defecto absoluto no susceptible de convalidación.


3) Finalmente el recurrente bajo el acápite “EL AUTO DE VISTA VIOLA LEYES ADJETIVAS DE CUMPLIMIENTO OBLIGATORIO” (sic), manifiesta, que la Resolución recurrida habría declarado la improcedencia del tercer motivo de su recurso de apelación alegando que, su persona no habría hecho la protesta del recurso, argumento que considera el recurrente, violación al art. 407.II del CPP, así como el debido proceso y la seguridad jurídica; por cuanto, al tratarse de vicios absolutos que violan derechos constitucionales, a su criterio, no sería necesario la protesta de recurrir.


Sobre estos agravios en el otrosí 1 de su recurso, señala, “… se adjunta el recurso de apelación, memorial de subsanación del recurso y auto de vista que resuelve el recurso de apelación restringida en otro caso similar que acepta los puntos recurridos…”.


III.REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN


El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.


En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por las Cortes Superiores de Justicia (actualmente Tribunales Departamentales), que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de Tribunales análogos o del máximo Tribunal de Justicia en la materia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación dada su función nomofiláctica, tiene como atribución, que este órgano desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia, a fin de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal, por razones de seguridad jurídica y respecto al derecho a la igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual.


Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:


i) Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.


ii) Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia (ahora Tribunal Supremo) o Autos de Vista pronunciados por Cortes Superiores de Distrito (ahora Tribunales Departamentales de Justicia); los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


Esto significa que, no basta la simple mención, invocación, trascripción del precedente, ni la fundamentación subjetiva del recurrente respecto a cómo cree que debió ser resuelta la alegación; sino, la adecuación del recurso indefectiblemente a la normativa legal, para que a partir de ello, este Tribunal de Justicia, pueda cumplir con su competencia (art. 419 del CPP), sin que pueda considerarse a este medio de impugnación una nueva oportunidad de revisión del fallo de mérito.


iii) Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la Sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS


Conforme prevén los arts. 416 y 417 del CPP, se concluye que el recurso de casación condiciona su admisión al cumplimiento de los siguientes requisitos, que se sintetizan en: a) El plazo para interponer el recurso que es de cinco días hábiles computables desde el día siguiente hábil de la notificación con el Auto de Vista; b) La invocación del precedente contradictorio, explicando el sentido jurídico contradictorio que existiere entre el precedente y el Auto de Vista que se impugna; y, c) El precedente deberá ser invocado en oportunidad de la interposición del recurso de apelación restringida. El Tribunal Supremo de Justicia, en cumplimiento de la primera parte del art. 418 del CPP, debe examinar si se cumplieron con estos requisitos, para que declare admisible o inadmisible el recurso; esta labor tiene trascendental importancia a objeto de que este Tribunal pueda confrontar sobre la base de criterios ciertos y objetivos, la veracidad o no de cada uno de los motivos que hacen al recurso de casación.


Ahora bien, respecto al plazo para la formulación del recurso de casación, como se señaló precedentemente, el art. 417 del CPP, establece que deberá interponerse dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado, debiendo tenerse presente las disposiciones contenidas en el art. 130 de la referida norma, en sentido de que, este plazo es perentorio e improrrogable y comienza a correr al día siguiente hábil de practicada la notificación con la Resolución recurrida, transcurriendo ininterrumpidamente hasta su vencimiento a las veinticuatro horas del último día hábil y solamente se suspenderá durante la vacación judicial.


Realizada esa precisión, se tiene que conforme la diligencia a fs. 449, el 23 de mayo de 2011, se procedió a la notificación con el Auto de Vista impugnado al recurrente Leonardo Apaza Ochoa, quién conforme consta en el sello electrónico de recepción a fs. 471, presentó su recurso de casación el 31 del mismo mes y año; y, efectuando el cómputo del plazo de cinco días que tenía el recurrente para interponer su recurso de casación, se tiene, que su plazo feneció el lunes 30 de mayo de esa gestión, ello en consideración de que el 25 de mayo no fue día laborable por ser declarado feriado departamental en homenaje a la gesta libertaria; en consecuencia, a pesar de lo anterior, tomando en cuenta que durante la gestión 2011 las labores judiciales laborables eran de lunes a viernes y sábados por la mañana, el recurso sujeto a examen de admisibilidad, fue interpuesto a los 6 días de la notificación con la Resolución recurrida; entonces, al constatarse su presentación extemporánea conforme al párrafo tercero del art. 417 del CPP, deviene en inadmisible, resultando innecesario analizar los demás presupuestos de admisibilidad; es decir, los motivos expuestos en el recurso de casación.

POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 418 del CPP, declara INADMISIBLE el recurso de casación de fs. 471 a 475, interpuesto por Leonardo Apaza Ochoa.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.


Firmado


Magistrada Presidenta Dra. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrada Dra. Norka N. Mercado Guzmán 

Secretario de Sala Cristhian G. Miranda Dávalos

SALA PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA