TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 083/2015-RA-L

Sucre, 04 de marzo de 2015


Expediente                : La Paz 314/2009

Parte acusadora        : Antonio Correa Jaldín y otros

Parte imputada        : Esteban Rino Rodríguez Romero

Delito                : Estafa


RESULTANDO


Por memorial presentado el 20 de agosto de 2009, cursante de fs. 475 a 478,  Esteban Rino Rodríguez Romero, interpone recurso de casación impugnando el Auto de Vista 164/2009 de 15 de junio, de fs. 455 a 458 vta., pronunciado por la Sala Penal Tercera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz ahora Tribunal Departamental de Justicia, dentro del proceso penal seguido por Antonio Correa Jaldin, Héctor Zenovio Claros Chambi, Nancy Revollo de Fuentes, Cristina Salome Huanca Vda. De Murillo y Martha Campos Cartagena contra el recurrente, por la presunta comisión del delito de Estafa, previsto y sancionado por el art. 335 del Código Penal (CP).


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


  1. Desarrollada la audiencia del juicio oral y público, por Sentencia 198 “A”/2008  de 12 de junio (fs. 394 a 407), la Juez Segundo de Sentencia del Distrito Judicial de La Paz, declaró a Estaban Rino Rodríguez Romero, autor de la comisión del delito de Estafa y agravación en caso de víctimas múltiples previsto y sancionado por el art. 335 con relación al 346 Bis del CP, imponiéndole la pena de cuatro años de reclusión y multa de cien días a razón de Bs. 5.- (cinco bolivianos) por día, pena que deberá cumplir en el recinto penitenciario de San Pedro de la ciudad de La Paz.


  1. Contra la mencionada Sentencia, el imputado Esteban Rino Rodríguez Romero, interpuso recurso de apelación restringida (fs. 414 a 419), resuelto por Auto de Vista 164/2009 de 15 de junio, emitido por la Sala Penal Tercera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, que dispuso declarar improcedente, el recurso formulado confirmado la Sentencia apelada.


  1. El 13 de agosto de 2009 (fs. 463), fue notificado el recurrente Estaban Rino Rodríguez Romero con la Resolución de complementación al referido Auto de Vista (fs. 455 a 458 vta.) y el 20 del mismo mes y año, interpuso recurso de casación.


II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN


De la revisión del recurso de casación, se extraen los siguientes motivos: 


  1. Denuncia la total incongruencia del Auto de Vista y su complementario a tiempo de resolver los puntos apelados, alegando que ninguno de ellos fueron considerados adecuadamente y menos explicados con razonamientos suficientes sobre los aspectos cuestionados, constituyendo un vicio absoluto por la falta de validez legal de dichas resoluciones.


  1. Refiere que no se consideró por ninguno de los Tribunales de instancia su petición de Extinción de la acción penal por haber sobrepasado más de los tres años previstos por la normativa penal; por lo que, este Tribunal tendría que resolver prioritariamente dicha excepción, sobre este motivo cita el Auto Supremo 404 de 14 de diciembre de 2007. Señala también que se denunció la defectuosa valoración probatoria respecto de los únicos tres testigos así como de la documental; sin embargo, el Auto de Vista solo se habría limitado a verter juicios abstractos y genéricos, vulnerando con su actuar el debido proceso.


  1. Reitera la falta de fundamentación de la Sentencia y que el Tribunal de Alzada incurre en el mismo error vulnerando lo previsto por los arts. 124 y 370 inc. 5) del Código de Procedimiento Penal (CPP).

 

III. REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE
CASACIÓN


El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.


En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación dada su función nomofiláctica, tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia, desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia, a fin de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal, por razones de seguridad jurídica y respecto al derecho a la igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia, resultando en el caso particular de las Salas Penales, que ante la interposición del recurso de casación, les corresponde en base al derecho objetivo, establecer la existencia o no de contradicción entre el fallo impugnado con los precedentes invocados.


Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:


i)        Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.


ii)        Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una  carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


Esto significa que, no basta la simple mención, invocación, trascripción del precedente, ni la fundamentación subjetiva del recurrente respecto a cómo cree que debió ser resuelta la alegación; sino, la adecuación del recurso indefectiblemente a la normativa legal, para que a partir de ello, este Tribunal de Justicia, pueda cumplir con su competencia (art. 419 del CPP), sin que pueda considerarse a este medio de impugnación una nueva oportunidad de revisión del fallo de mérito.


iii)        Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 del CPP, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS


Conforme se precisó precedentemente, para la admisión del recurso de casación, la norma procesal penal exige el cumplimiento de los requisitos previstos en los arts. 416 y 417 del CPP, que se constituyen en un instrumento o en un filtro que evita que un instituto procesal, concebido para proveer justicia se desnaturalice y se convierta en un medio dilatorio del proceso, correspondiendo el análisis de admisibilidad del recurso de casación formulado en la presente causa.


A los fines de verificar el cumplimiento de los requisitos de admisión del presente recurso, cabe mencionar que el sistema de recursos en Bolivia, en cuanto a los plazos para su formulación reconoce que son: a) Legales, pues su determinación se encuentra prevista en la regulación de cada medio recursivo en particular; b) Improrrogables, dado que se encuentra impedida la prolongación del plazo originariamente fijado para su presentación; y, c) Perentorios, que significa que cumplido su término, la posibilidad de interponer recurso, se extingue, precluyendo en consecuencia la oportunidad para ejercer el derecho a impugnar; en cuyo mérito, la articulación del recurso de casación fuera de los términos legales establecidos, implica su inadmisibilidad en virtud de su presentación extemporánea.


Respecto al plazo para la formulación del recurso de casación, el art. 417 del CPP, establece que deberá interponerse dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto de Vista impugnado, o en su caso con la resolución que resuelva una solicitud de explicación complementación y enmienda respecto del  Auto de Vista del cual se recurre, constituyendo este, un plazo perentorio e improrrogable y comienza a correr al día siguiente hábil de practicada la diligencia de notificación, debiendo al efecto computarse solo los días hábiles, transcurriendo ininterrumpidamente hasta su vencimiento a las veinticuatro horas del último día hábil señalado y sólo se suspende durante la vacación judicial, debiendo para el cómputo considerarse la disposición contenida en el art. 257 de la Ley 1455 LOJ, vigente al momento de presentación del recurso que señala: Son días hábiles de la semana para las labores judiciales, de lunes a viernes y sábados por la mañana.


En el caso del recurso interpuesto por Estaban Rino Rodríguez Romero, se constata que el recurrente fue notificado con la resolución que resuelve una solicitud de explicación, complementación y enmienda del Auto de Vista impugnado, el 13 de agosto de 2009, conforme la diligencia de fs. 463 y presentó su recurso el 20 del mismo mes y año, en consecuencia, fuera del plazo fatal y perentorio de los cinco días establecidos en el art. 417 del CPP, resultando el recurso inadmisible por su presentación extemporánea (sexto día) conforme al párrafo tercero del citado artículo de la norma adjetiva penal.


De lo expuesto precedentemente, se establece que el recurso de casación deducido, no cumple con el requisito temporal exigido por el art. 417 del CPP para su admisión, en consecuencia no corresponde ingresar al análisis de los demás requisitos de admisibilidad.


Por último, respecto del memorial de fs. 490 a 491 vta., mediante el cual Esteban Rino Rodríguez Romero, interpone incidente de extinción de la acción por duración máxima del proceso, se tiene la emisión de providencia de 12 de diciembre de 2011, notificada el 15 del mismo mes y año (fs. 494) en la que se hace conocer al solicitante que, a partir del 25 de octubre de 2010, mediante Sentencia Constitucional 1716 el Tribunal Constitucional estableció que “los Ministros de las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia no tiene ya atribución para conocer y resolver las solicitudes de extinción de la acción penal por vencimiento del plazo máximo de duración del proceso”, en consecuencia correspondía su presentación ante la autoridad competente; sin embargo, a la fecha no se tiene constancia oficial de que se haya realizado alguna representación legal al decreto de fs. 493 o que se haya reformulado la excepción de extinción de la acción penal ante la autoridad competente; por lo que, este Tribunal no pude pronunciarse sobre la extinción de la acción penal.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 418 del CPP, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Esteban Rino Rodríguez Romero, de fs. 475 a 478. 


Regístrese, hágase saber y devuélvase.


Firmado


Magistrada Presidenta Dra. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrada Dra. Norka N. Mercado Guzmán 

Secretario de Sala Cristhian G. Miranda Dávalos

SALA PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA