TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 311/2019-RA

Sucre, 08 de mayo de 2019



Expediente                : La Paz 29/2019

Parte Acusadora        : Ministerio Público y otros

Parte Imputada        : Aurelio Mancilla Mamani.

Delito                : Estafa y otro.


RESULTANDO


Por memorial presentado el 14 de enero de 2019, cursante de fs. 926 a 942 vta., Aurelio Mancilla Mamani, interpone recurso de casación impugnando el Auto de Vista 80/2018 de 9 de noviembre, de fs. 902 a 909 vta., pronunciado por la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público, Lidio Alcides Villca Sánchez y Demetrio Alborta Huanca contra el recurrente, por la presunta comisión de los delitos de Estafa y Estelionato, previstos y sancionados por los arts. 335 y 337 del Código Penal (CP).


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


  1. Por Sentencia 3/2016 de 26 de septiembre (de fs. 730 a 742), el Tribunal Primero de Sentencia, de Partido, Trabajo y Seguridad Social de Caranavi del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, declaró a Aurelio Mancilla Mamani, autor y culpable de los delitos de Estafa y Estelionato previstos por los arts. 335 y 337 del CP, imponiendo la sanción de ocho años de reclusión, con daños y perjuicios a calificarse en ejecución de Sentencia.


  1. Contra la mencionada Sentencia, el imputado Aurelio Mancilla Mamani (de fs. 757 a 768 vta.), formuló recurso de apelación restringida que fuera subsanado mediante memorial de fs. 875 a 881, resuelto por Auto de Vista 80/2018 de 9 de noviembre, emitido por la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, que declaró admisible e improcedente el recurso interpuesto, confirmando la Sentencia apelada.


  1. Notificada la parte recurrente con el referido Auto de Vista el 7 de enero de 2019 (fs. 913), interpuso el respectivo recurso de casación, sujeto a análisis el 14 del mismo mes y año.


II. SOBRE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN.


El recurrente, aludiendo a la procedencia de la casación, interpone recurso bajo los siguientes términos.


  1. Refiere que la audiencia de fundamentación de apelación fue llevada a cabo por dos Vocales varones, empero a la emisión del Auto de Vista se tiene que suscriben dos funcionarias distintas, Dras. Margot Pérez Montaño y Elisa Lovera. Asimismo, en apelación se denunció defecto absoluto al tenor del art. 169 incs. 2 y 3 del CPP, por vulneración del derecho a la defensa y a la igualdad jurídica, resolviendo el de alzada inobservando el art. 1 y 3 del CPP, cuando en Sentencia se pudo verificar que se suprimieron actuaciones que son inherentes a las funciones de los jueces, siendo que en actas no se establece que la defensa haya renunciado a exponer los alegatos en conclusiones, conculcándose el principio de igualdad, ya que sólo se escuchó a la parte acusadora en Sentencia, no siendo evidente lo que el Auto de Vista manifestó con relación a que la Sentencia sí cumplió con el art. 346 del CPP, generando un defecto absoluto que vulnera el art. 115 de la CPE.


ii) Se denunció defecto insubsanable de la Sentencia por haber vulnerado los principios de continuidad e inmediatez previstos por los arts. 329 y 334 del CPP, debido a la suspensión del juicio en más de 25 ocasiones, por motivos no  previstos por el art. 335 del CPP, que como defecto no puede ser subsanado al tenor del art. 169 num. 3 del CPP, por vulneración de los derechos a la defensa, presunción de inocencia y el debido proceso, como a su vez, a la seguridad jurídica, previstos por los arts. 119, 115, 116, 117 y 120 de la CPE, en contraposición al Auto Supremo 562 de 1 de octubre de 2004.


iii) Otro defecto que fue denunciado, tiene relación con el art. 169 inc. 1 del CPP, ya que en Sentencia se solicitó audiencia de Inspección Ocular que fuera abandonada por el Tribunal de Sentencia, no llevándose a cabo, delegando funciones al personal subalterno, transgrediendo el art. 330 del CPP, lo que no fue advertido por el Auto de Vista al señalar que el acto de Inspección Ocular era intrascendente. Cita Auto Supremo 276 de 5 de octubre de 2007.


iv) Se alegó el defecto de Sentencia del art. 169 num. 3 del CPP, por falta de fundamentación, a lo que la Sala Penal Tercera, a pesar de no haberse valorado correctamente la prueba pericial y la Inspección Ocular (que no se llevó a cabo), en conculcación del art. 6 del CPP, siendo que el objeto del litigio se encontraba en el área rural, debiéndose acudir a la justicia agroambiental; no consideró tal aspecto, a pesar de no existir un análisis bajo la sana crítica, con las reglas de la experiencia; acotando que las autoridades del INRA no participaron del juicio, cuando era necesaria su presencia a objeto de aclarar si los predios constituían tierras fiscales a efectos de acreditar o desvirtuar una cuestión debatida en juicio, constituyéndose por ello en un defecto absoluto.


v) Se denunció defecto de Sentencia previsto por el art. 370 del CPP, siendo que en la fundamentación se condenó por los delitos de los arts. 335 y 337 del CP con la agravante de víctimas múltiples, imponiendo una pena de ocho años cuando el máximo de la pena es de cinco años, sanción que no se entiende, cuando no se invocó las normas sustantivas de los arts. 44 y 45 del CP. Sobre el particular denuncia que el Auto de Vista hizo mención al Auto Supremo 354/2014-RRC, incumplido por la Sentencia, ya que ésta se basa en simples atestaciones, sin mencionar las demás pruebas presentadas, incurriendo la Sentencia en el defecto del art. 370 nums. 5 y 6 del CPP, al no estar debidamente fundamentada en inobservancia del art. 124 del CPP, como lo regulan los Autos Supremos 363 de 5 de abril de 2007, 487 de 15 de noviembre de 2005 y 251 de 22 de julio de 2005, por lo que se debió aplicar el art. 363 incs. 1 y 2 del CPP y considerar lo previsto por los arts. 393, 397 y 56 de la CPE, además que los delitos de Estafa y Estelionato no se pudieron probar en Sentencia. Asimismo se denunció en apelación contradicción entre la parte considerativa con la dispositiva, en inobservancia a las reglas de la congruencia en Sentencia, siendo que en la parte considerativa se argumentó respecto a las víctimas múltiples, empero en la parte resolutiva no lo consideró el Tribunal de Sentencia, imponiendo una condena mayor al máximo establecido, lo que constituye defecto absoluto por atentar el debido proceso, tendiente a asegurar un proceso justo conforme a los arts. 115.II, 117.I y 180 de la CPE..


III. REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN


El derecho de Impugnación encuentra su fundamento en el art. 180 par. II de la Constitución Política del Estado, el cual establece el derecho a recurrir toda decisión judicial dentro un determinado proceso sometido a juzgamiento por la justicia ordinaria. En el mismo sentido el art. 394 del Código de Procedimiento Penal ha establecido el derecho a recurrir los fallos judiciales por quien le corresponda y le esté permitido por ley.


En este contexto, el art. 416 del Código de Procedimiento Penal (CPP), establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación, dada su función nomofiláctica, tiene como finalidad que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia, a fin de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal, por razones de seguridad jurídica y respecto al derecho a la igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia, resultando en el caso particular de la Sala Penal, que ante la interposición del recurso de casación, les corresponde en base al derecho objetivo, establecer la existencia o no de contradicción entre el fallo impugnado con los precedentes invocados.


Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:


i)        Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.


ii)        Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una  carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


Esto significa que, no basta la simple mención, invocación, trascripción del precedente, ni la fundamentación subjetiva del recurrente respecto a cómo cree que debió ser resuelta la alegación; sino, la adecuación del recurso indefectiblemente a la normativa legal, para que a partir de ello, este Tribunal de Justicia, pueda cumplir con su competencia (art. 419 del CPP), sin que pueda considerarse a este medio de impugnación una nueva oportunidad de revisión del fallo de mérito.


iii)        Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


Sin embargo, existen situaciones de flexibilización de los requisitos de admisibilidad del recurso de casación que permite abrir excepcionalmente la competencia en aquellos casos en los que se denuncie la existencia de graves y evidentes infracciones a los derechos de las partes y que constituyan defectos absolutos no susceptibles de convalidación; posibilidad que se justifica teniendo presente: a) Que el fin último del derecho es la justicia; b) La tarea encomendada por ley al Tribunal Supremo referida precedentemente; c) La necesidad de precautelar se observen las normas procesales que son de orden público y de cumplimiento obligatorio que prevén no se cometan actos procesales defectuosos, teniendo en cuenta que conforme la disposición contenida en el art. 115.II de la CPE, el Estado garantiza entre otros, los derechos al debido proceso y a la defensa; y, d) Las disposiciones relativas a la nulidad de actos procesales previstas por el art. 17 de la LOJ.


Este entendimiento, también asumido en el Auto Supremo Nº 118/2015-RRC de 24 de febrero, no implica que el recurrente se limite en el recurso de casación a formular una simple denuncia de actividad procesal defectuosa sin la debida fundamentación; por el contrario, en este tipo de situaciones, la parte recurrente deberá formular las denuncias vinculadas a la existencia de defectos absolutos, teniendo la obligación de cumplir con las siguientes exigencias: a)  proveer los antecedentes de hecho generadores del recurso; b) precisar el derecho o garantía constitucional vulnerado o restringido; c) detallar con precisión en qué consiste la restricción o disminución del derecho o garantía; y, d) explicar el resultado dañoso emergente del defecto.


Cabe destacar que esta doctrina de flexibilización de los requisitos de admisibilidad y permisibilidad de activar el recurso de casación ante la denuncia de defectos absolutos adoptada por este Tribunal, ha sido ratificada por el Tribunal Constitucional en las Sentencias Constitucionales 1112/2013 de 17 de Julio, 0128/2015-S1 de 26 de febrero y 0326/2015-S3 de 27 de marzo, entre otras, al señalar que guarda conformidad con los valores de justicia e igualdad y el principio de eficacia de los derechos fundamentales, entre ellos el acceso a la justicia y la justicia material, última que exige adoptar criterios que permitan enmendar y reparar la afectación grave de derechos y garantías constitucionales ocurridas en la tramitación de los procesos.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS.


En el caso de autos se advierte que el recurrente fue notificado con el Auto de Vista impugnado el 7 de enero de 2019, interponiendo su recurso de casación el 14 de enero del mismo año; por ello, el recurso ha sido interpuesto dentro del plazo de los cinco días hábiles que otorga la Ley, en cumplimiento del requisito temporal exigido por el art. 417 del CPP; por lo que corresponde verificar el cumplimiento de los demás requisitos de admisibilidad.


Como primer motivo, aduce que la audiencia de fundamentación de apelación fue llevada a cabo por dos Vocales varones, empero a la emisión del Auto de Vista suscriben dos funcionarias distintas; asimismo, en apelación se denunció defecto absoluto al tenor del art. 169 incs. 2 y 3 del CPP, por vulneración del derecho a la defensa y a la igualdad jurídica, resolviendo el de alzada en inobservancia del art. 1 y 3 del CPP, cuando en Sentencia se pudo observar que se suprimieron actuaciones inherentes a las funciones de los jueces, siendo que en actas no se establece que la defensa haya renunciado a exponer los alegatos en conclusiones, conculcándose el principio de igualdad, ya que sólo se escuchó a la parte acusadora en Sentencia, no siendo evidente lo que el Auto de Vista manifestó con relación a que la Sentencia se cumplió con el art. 346 del CPP, generando un defecto absoluto que vulnera el art. 115 de la CPE.


En el análisis del motivo, se establece que el recurrente no invoca precedente contradictorio alguno y mucho menos señala contradicción conforme la previsión de los arts. 416 y 417 del CPP, incumpliendo de esa manera los requisitos de forma para la procedencia del recurso de casación; empero, alega la existencia de vulneración del derecho a la defensa, a la igualdad y a la igualdad jurídica por no haberse dado curso a los alegatos en conclusión de la defensa y por haberse suscrito el Auto de Vista por otras autoridades judiciales que las que instalaron la fundamentación oral de la apelación; evidenciándose con ello, que la parte ha dado cumplimiento a los requisitos de flexibilización, siendo admisible el recurso vía excepcional.


En el segundo motivo, alega que se denunció defecto insubsanable de la Sentencia por haber vulnerado los principios de continuidad e inmediatez previstos por los arts. 329 y 334 del CPP, debido a la suspensión del juicio en más de 25 ocasiones, por motivos que no están previstos por el art. 335 del CPP, que como defecto no puede ser subsanado al tenor del art. 169 núm. 3 del CPP, por vulneración de los derechos a la defensa, presunción de inocencia y el debido proceso, como a su vez, a la seguridad jurídica, previstos por los arts. 119, 115, 116, 117 y 120 de la CPE.


En el motivo se puede establecer que, si bien el recurrente invoca el Auto Supremo 562 de 1 de octubre de 2004 en calidad de precedente, se observa que atina a citarlo simplemente, sin precisar cuál la contradicción del precedente con el Auto de Vista, incumpliendo el presupuesto del art. 417 del CPP. Asimismo, el recurrente nuevamente alude vulneración del derecho a la defensa, la presunción de inocencia, la seguridad jurídica y el debido proceso, por la suspensión de la audiencia de juicio oral por más de 25 ocasiones, fuera del marco legal del art. 335 del CPP; y, habiendo expresado de esa manera el agravio, hace viable el análisis de fondo del motivo por   flexibilización para verificar la concurrencia de los defectos denunciados.


En el tercer motivo, el recurrente refiere que denunció en apelación el defecto del art. 169 inc. 1 del CPP, ya que en Sentencia se solicitó audiencia de Inspección Ocular que fuera abandonada por el Tribunal de Sentencia, la que nunca se llevó a cabo, delegando funciones al personal subalterno, transgrediendo el art. 330 del CPP, lo que no fue advertido por el Auto de Vista, donde únicamente se señaló que el acto de Inspección Ocular era intrascendente.


Analizando los argumentos expuestos, nuevamente el recurrente incurre en yerro recursivo al limitarse a invocar como precedente del Auto Supremo 276 de 5 de octubre de 2007, sin alegar contradicción alguna con el Auto de Vista impugnado, haciendo una referencia llana a lo fundado en apelación restringida. Entonces, al no alegar contradicción, el Tribunal de casación no puede soslayar tal circunstancia, entendiéndose que para ejercer correctamente la labor nomofiláctica en el fondo, es menester contar con la contradicción expresa para que en base a ello ejerza la contrastación del Auto de Vista con el precedente, que al no haber procedido de esa manera, es inadmisible considerar el motivo en el fondo.


Asimismo, se advierte que el recurrente en el motivo no ha expresado mayor argumentación jurídica y correcta técnica recursiva al no alegar vulneración o defecto absoluto concreto sobre el motivo en particular, no pudiendo a su vez, ingresarse por flexibilización al análisis de fondo de la problemática planteada ante el incumplimiento de los presupuestos excepcionales en la forma.


En el cuarto motivo, refiere que en apelación se alegó el defecto de Sentencia del art. 169 num. 3 del CPP por falta de fundamentación, a lo que la Sala Penal Tercera, a pesar de no  haberse valorado correctamente la prueba pericial y la Inspección Ocular (que no se llevó a cabo) en Sentencia, en conculcación del art. 6 del CPP, considerando que el objeto del litigio se encontraba en el área rural, debiéndose acudir a la justicia agroambiental; no consideró estas circunstancias, a pesar de no existir un análisis bajo la sana crítica, con las reglas de la experiencia; acotando que las autoridades del INRA no participaron del juicio, cuando era necesaria su presencia a objeto de aclarar si los predios constituían tierras Fiscales a efectos de acreditar o desvirtuar un cuestión debatida en juicio, constituyéndose por ello en un defecto absoluto.


Sobre el particular, se tiene que el recurrente al expresar la falta de aplicación de la sana crítica y la experiencia en la valoración de la prueba, no ha expresado e invocado precedente contradictorio alguno, así como tampoco ha hecho referencia exponiendo agravios que tal circunstancia acarrearía de relevancia constitucional y legal, incumpliendo lo previsto por los arts. 416 y 417 del CPP, así como los requisitos de flexibilización, al no identificarse concretamente vulneración de derechos o garantías constitucionales en el motivo.


En la misma línea de análisis se constata que el mismo motivo, la parte recurrente acota que durante el juicio oral no intervinieron personeros del INRA, al considerarse el objeto del proceso, sobre un inmueble en fundo rural, pero de tal exposición, tampoco el recurrente establece de qué manera este hecho sería considerado defecto absoluto, así como tampoco invoca algún precedente, menos la existencia de contradicción con la doctrina legal aplicable, siendo el planteamiento inadmisible.


La parte recurrente como quinto motivo, afirma que denunció el defecto de Sentencia previsto por el art. 370 del CPP, siendo que en la fundamentación se condenó por los delitos de los arts. 335 y 337 del CP, con la agravante de víctimas múltiples, imponiendo una pena de ocho años cuando el máximo de la pena es de cinco años, sanción que no entiende, cuando no se invocó las normas sustantivas de los arts. 44 y 45 del CP, agregando que el Auto de Vista hizo mención al Auto Supremo 354/2014-RRC, que a criterio del recurrente, fue incumplido por la Sentencia, ya que ésta se basó en simples atestaciones, sin mencionar las demás pruebas presentadas, incurriendo la Sentencia en el defecto del art. 370 nums. 5 y 6 del CPP, en inobservancia del art. 124 del CPP, como bien lo regulan los Autos Supremos 363 de 5 de abril de 2007, 487 de 15 de noviembre de 2005 y 251 de 22 de julio de 2005, por lo que se debió aplicar el art. 363 incs. 1 y 2 del CPP y considerar lo previsto por los arts. 393, 397 y 56 de la CPE. Asimismo, se denunció en apelación contradicción entre la parte considerativa con la dispositiva en inobservancia a las reglas de la congruencia en Sentencia, siendo que en la parte considerativa se argumenta respecto a las víctimas múltiples, empero en la parte resolutiva no lo considera el Tribunal de Sentencia, lo que constituye defecto absoluto por atentar el debido proceso, tendiente a asegurar un proceso justo conforme a los arts. 115.II, 117.I y 180 de la CPE.


De la expresión de agravios, se puede identificar tres aspectos recurridos en casación, el primero con relación a la falta de fundamentación respecto a la pena; el segundo en relación a la sola mención de las atestaciones en Sentencia; y, el tercero, respecto a la incongruencia de contenido.


En el desarrollo de la argumentación, se puede establecer que el recurrente invoca como contradictorios los Autos Supremos 363 de 5 de abril de 2007, 487 de 15 de noviembre de 2005 y 251 de 22 de julio de 2005, empero de manera reiterada incurre en el mismo defecto recursivo que en anteriores motivos, al no establecer concretamente la contradicción de cada precedente con el Auto de Vista impugnado y sobre cada uno de los aspectos señalados en el motivo, considerando que para la procedencia del recurso es necesaria la contradicción y su sustento argumentativo, en obediencia a los arts. 416 y 417 del CPP, razón ante la cual, esta Sala de casación se encuentra limitada para poder aperturar su competencia por contrastación, al ser inadmisibles las manifestaciones recursivas.


A su vez, el recurrente cita e invoca defecto absoluto por atentar el debido proceso, tendiente a asegurar un proceso justo conforme a los arts. 115.II, 117.I y 180 de la CPE, con base en tales aspectos identificados, empero no se establece cuál el defecto que ocasiona cada circunstancia expuesta como agraviante, extrañándose el sustento recursivo sobre el que recae el defecto absoluto que haga viable considerar la inobservancia de los arts. 115.II, 117.I y 180 de la CPE; haciendo inviable el análisis de fondo vía flexibilización.

 

POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 418 del CCP, declara ADMISIBLE en parte el recurso de casación interpuesto por Aurelio Mancilla Mamani, de fs. 926 a 942 vta., únicamente respecto a los motivos primero y segundo por flexibilización; y, de acuerdo a los alcances establecidos en la presente resolución. Asimismo, en cumplimiento del mencionado artículo en su segundo párrafo, se dispone que por Secretaría de Sala se haga conocer a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado Plurinacional, mediante fotocopias legalizadas el Auto de Vista impugnado y el presente Auto Supremo. 


Regístrese, hágase saber y cúmplase.

Firmado


Magistrado Presidente Dr. Olvis Eguez Oliva

Magistrado Dr. Edwin Aguayo Arando 

Secretaria de Sala Dra. Judith Zulema Roque Orihuela