TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 447/2018-RA

Sucre, 29 de junio de 2018


Expediente                : Tarija 8/2018

Parte acusadora        : Ministerio Público 

Parte imputada        : Osvaldo Alejandro Villagómez Beltrán

Delito                : Robo Agravado


RESULTANDO


Por memorial presentado el 21 de febrero del 2018, cursante de fs. 113 a 115 vta., Osvaldo Alejandro Villagómez Beltrán, interpone recurso de casación impugnando el Auto de Vista 09/2018 de 23 de enero, de fs. 103 a 106, pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público a instancia de Noel Jesús Jaramillo Velásquez contra el recurrente, por la presunta comisión del delito de Robo Agravado, previsto y sancionado por el art. 332 del Código Penal (CP).


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


  1. Por Sentencia de 3/2017 de 11 de enero (fs. 83 a 86 vta.), el Tribunal Segundo de Sentencia de Yacuiba del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, declaró a Osvaldo Alejandro Villagómez Beltrán, autor de la comisión del delito de Robo Agravado, previsto y sancionado por el art. 332 incs. 1) y 2) del CP, imponiendo la pena de seis años y tres meses de presidio, sin costas.


  1. Contra la mencionada Sentencia, el imputado Osvaldo Alejandro Villagómez Beltrán (fs. 88 a 95), interpuso recurso de apelación restringida, que fue resuelto por Auto de Vista 09/2018 de 23 de enero, dictado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, que declaró sin lugar el recurso planteado; en consecuencia, confirmó la Sentencia apelada.


  1. Por diligencias de 14 de febrero del 2018 (fs. 109 vta.), el recurrente fue notificado con el referido Auto de Vista; y, el 21 del mismo mes y año, interpuso el recurso de casación, que es objeto del presente análisis de admisibilidad.


II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN


Del memorial del recurso de casación, se extraen los siguientes motivos:


  1. El recurrente empieza relatando de manera breve los antecedentes del proceso y solicita la admisión de su recurso vía flexibilización al amparo de los entendimientos asumidos por los Autos Supremos 049/2014-RA y 225/2014-RRC; posteriormente de manera concreta como primer agravio de casación, argumenta que, el Auto de Vista impugnado transgrede el entendimiento asumido por el Auto Supremo 268 de 24 de octubre del 2012, que habría dispuesto que ante la disidencia al proyecto del primer vocal relator, se debiera convocar a otro similar, debiendo necesariamente notificarse con dicha actuación a las partes a fin de que las mismas puedan ejercer o no su derecho de recusar, ello en resguardo del derecho a la defensa y juez natural en su elemento de imparcialidad. Al respecto, explica que en el caso de autos, la radicatoria del presente caso en el Tribunal de apelación, habría sido firmada por los vocales Carolina Chamón Calvimontes y Ernesto Félix Mur, quienes compondrían la Sala Penal Segunda; sin embargo, el fallo impugnado aparecería firmado por el vocal Dr. Adolfo Irahola Galarza, quien hubiese sido convocado. Que si bien en el caso de autos no existe una disidencia; empero, su derecho a la defensa y ejercicio de recusar, sufriría lesión al omitirse la notificación con la convocatoria del referido vocal.


  1. Alega que los Autos Supremos 223 de 22 de agosto de 2012 y 251 de 17 de septiembre de 2012, los cuales establecieron que toda resolución judicial debe sujetarse a los parámetros de especificidad, claridad, completitud, legitimidad y logicidad; asimismo, los Autos Supremos 172 de 24 de junio de 2012 y 189 de 8 de agosto de 2012, de manera uniforme dispondrían que no existe congruencia en un Auto de Vista cuando en el mismo no existe pronunciamiento sobre el fondo de los puntos cuestionados, no siendo suficiente excusarse en argumentos que tienen por finalidad evadir la responsabilidad de absolver expresamente los cuestionamientos denunciados por la parte impetrante, lo cual vulneraría lo establecido por los arts. 124 y 398 del Código de Procedimiento Penal (CPP). En el caso de autos el Tribunal de alzada habría emitido un fallo que carece de motivación y fundamentación; toda vez, que de manera genérica y superficial se limitaría a la transcripción parcial de partes de la Sentencia, alejándose de los siguientes cuestionamientos de su recurso de apelación: a) La defectuosa valoración de la prueba, su incidencia en el hecho demostrado, b) La defectuosa valoración de la prueba, su incidencia en la determinación de responsabilidad; y, c) La valoración de la prueba, su incidencia en la cuantificación de la pena impuesta; lo cual constituiría defecto absoluto no susceptible de convalidación por vulneración de su derecho a la defensa y debido proceso. Agrega que el Auto Supremo 192/2016 de 14 de marzo, estableció que en un fallo jurídico debe existir exposición razonada de modo que pueda evidenciarse que se fundó en parámetros legales y que no es un fallo fruto de la apreciación estrictamente personal o arbitraria, debiendo explicar cómo aplicó la pena y si consideró las previsiones de los arts. 27, 38 y 40 del CP. Que en el caso de autos en el tercer punto referido en el inc. c) del presente acápite, habría alegado en apelación que la pena fue impuesta con base a aspectos subjetivos, basados en una supuesta peligrosidad del apelante en inobservancia del art. 38 del CP, aspecto que no habría sido resuelto como manifestó en principio, dejándolo en estado de interminación al no haberse resuelto su planteamiento de manera positiva o negativa.


III. REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN


El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.


En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación dada su función nomofiláctica, tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia, a fin de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal, por razones de seguridad jurídica y respecto al derecho a la igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia, resultando en el caso particular de la Sala Penal, que ante la interposición del recurso de casación, les corresponde en base al derecho objetivo, establecer la existencia o no de contradicción entre el fallo impugnado con los precedentes invocados.


Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:


i)          Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.


ii)         Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


Esto significa que, no basta la simple mención, invocación, trascripción del precedente, ni la fundamentación subjetiva del recurrente respecto a cómo cree que debió ser resuelta la alegación; sino, la adecuación del recurso indefectiblemente a la normativa legal, para que a partir de ello, este Tribunal de Justicia, pueda cumplir con su competencia (art. 419 del CPP), sin que pueda considerarse a este medio de impugnación una nueva oportunidad de revisión del fallo de mérito.


iii)         Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS.


En el caso de autos, se establece que el 14 de febrero de 2018, fue notificado el recurrente con el Auto de Vista impugnado; y, el 21 del mismo mes y año, interpuso su recurso de casación; es decir, dentro del plazo de los cinco días hábiles que le otorga la ley, en cumplimiento del requisito temporal previsto por el art. 417 del CPP.


En cuanto al cumplimiento de los demás requisitos de admisibilidad, se establece que:


En el primer agravio esbozado, el recurrente de manera clara señaló que posterior a la providencia de radicatoria del caso en la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, no se le notificó con la convocatoria de un vocal para la resolución del fondo de su recurso, lo cual constituiría defecto absoluto por vulneración de su derecho a la defensa y ejercicio de recusar, transgrediendo la doctrina legal establecida por el Auto Supremo 268 de 24 de octubre del 2012, señalando como contradicción, que en el caso de autos se omitió notificarle con la convocatoria del nuevo vocal; por lo que, estando cumplidos los requisitos previstos por los arts. 416 y 417 del (CPP), corresponde admitir el motivo planteado.


En la Segunda circunstancia planteada, el recurrente identifica los motivos de apelación que en su criterio no hubieran sido resueltos en el fondo, al haberse acudido a argumentos generales y transcripción parcial de la Sentencia apelada, lo cual transgrede en su criterio la interpretación normativa realizada respecto de los arts. 124 y 398 del CPP, a través de los 251 de 17 de septiembre de 2012, 189 de 8 de agosto de 2012 y 192/2016 de 14 de marzo, explicando que el primero habría señalado que una resolución judicial debe cumplir con los parámetros de especificidad, claridad, completitud, legitimidad y logicidad; y, el segundo, establecería que tampoco existe resolución en un fallo cuando en el mismo se exponen fundamentos alegados de las proposiciones jurídicas realizadas, con la finalidad de no dar respuesta al fondo de los agravios planteados; finalmente, el tercer precedente invocado, señalaría que la autoridad juridicial debe fundamentar el quantum de la pena conforme lo previsto por el art. 38 del CP; fundamentación que en el caso de autos no existiría; toda vez, que el Tribunal de alzada se habría alejado de los cuestionamientos realizados en su recurso de apelación, los cuales fueron identificados en tres incisos en el acápite II de la presente resolución. Estando cumplidos los requisitos previstos por los arts. 416 y 417 de la norma adjetiva penal, corresponde admitir el agravio planteado.


Se deja constancia que los Autos Supremos 223 de 22 de agosto de 2012 y 172 de 24 de junio de 2012, invocados como precedentes, no serán considerados en el análisis de fondo de los agravios alegados; toda vez, que el primero declaró infundado el recurso de casación y el segundo precedente, no se encontraría en la base de datos proporcionada por este Tribunal; aspectos que no permiten ejercer la labor de contraste entre la resolución impugnada con los mencionados precedentes.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 418 del CPP, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Osvaldo Alejandro Villagómez Beltrán, de fs. 113 a 115 vta. Asimismo, en cumplimiento del mencionado artículo en su segundo párrafo, dispone que por Secretaría de Sala se haga conocer a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado Plurinacional, mediante fotocopias legalizadas el Auto de Vista impugnado y el presente Auto Supremo. 


Regístrese, hágase saber y cúmplase.


Firmado


Magistrado Presidente Dr. Olvis Eguez Oliva

Magistrado Dr. Edwin Aguayo Arando 

Secretario de Sala Dr. Cristhian G. Miranda Dávalos