TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 421/2018

Sucre, 13 de junio de 2018


Expediente                        : Pando 44/2017

Parte Acusadora                : Ministerio Público

Parte Imputada                : Gabriel Gutiérrez Safade y otros

Delito                                : Tráfico de Sustancias Controladas

                              

RESULTANDO


Por memorial presentado el 1 de junio de 2018, Gabriel Gutiérrez Safade, interpone recusación en contra del Presidente de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia Dr. Olvis Eguez Oliva, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público contra Eva Jeanneth Cuqui Rivero, Carlos David Durán Cartagena y Gabriel Gutiérrez Safade, por la presunta comisión del delito de Tráfico de Sustancias Controladas, previsto y sancionado por el art. 48 con relación al art. 33 inc. m) de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas (Ley 1008).


  1. ARGUMENTOS DE LA RECUSACIÓN


La impetrante con base al art. 316 inc. 1) del Código de Procedimiento Penal (CPP), refiere que existe una causal sobreviniente para interponer su recusación en contra del Presidente de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, Dr. Olvis Eguez Oliva, aduciendo que cuando dicha autoridad desempeñaba el cargo de Fiscal Departamental de Pando, tuvo conocimiento del presente proceso donde se pronunció sobre la investigación, adjuntando al efecto copia legalizada de la nota CITE: FDP/OEO Nº 050/2016 de 29 de marzo, dirigida al Fiscal Departamental de La Paz, solicitando cooperación directa a la brevedad posible para el análisis químico pericial de una sustancia remitida en calidad de muestra; y que pese a dicha circunstancia, emitió el Auto Supremo 180/2018-RA de 21 de marzo; cuando dicha autoridad debió excusarse ante la existencia de una causal sobreviniente; en consecuencia, con la finalidad de sustentar dicha afirmación invoca la aplicación de los arts. 319.I inc. 3), II y 321.I del Código de Procedimiento Penal (CPP), planteando recusación por causal sobreviniente en contra del Presidente de esta Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia; y como consecuencia de ello, solicita se deje sin efecto el Auto Supremo 180/2018 de 21 de marzo, aplicándose de manera estricta la normativa ya señalada.


  1. PRONUNCIAMIENTO DEL MAGISTRADO RECUSADO


Una vez que el Magistrado tomó conocimiento de la recusación planteada, emitió informe en el que manifestó no estar comprendido dentro la causal denunciada [art. 316 inc. 1) del CPP]; además de expresar que la actuación a la que hace referencia se trata de una cuestión netamente administrativa, que ahora no influye en la labor que ahora le corresponde desempeñar dentro del Órgano Judicial en su calidad de Presidente de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, aspectos por los cuales no se allana a lo pretendido y solicita se rechace la recusación planteada.


  1. ANÁLISIS Y RESOLUCIÓN DE LA RECUSACIÓN


Que, revisados los argumentos en los que se basa la recusación, para su resolución es necesario realizar las siguientes consideraciones:


El art. 320 parágrafo I del CPP, señala que la recusación deberá ser presentada: "…ante el juez o tribunal que conozca el proceso, mediante escrito fundamentado, ofreciendo prueba y acompañando la documentación correspondiente"; por otro lado, se debe tener en cuenta lo previsto por el art. 319 parágrafo II de la norma ya señalada que establece: “Cuando la recusación se funde en una causal sobreviniente, podrá plantearse dentro de los tres días de conocida la causal, acompañando la prueba pertinente, indicando de manera expresa la fecha y circunstancias de conocimiento de la causal invocada, hasta antes de la clausura del debate o resolución del recurso”. Es también preciso manifestar que el art. 320 en su parágrafo II inc. 3) del CPP expresamente establece: “La recusación deberá ser rechazada cuando no se funde en causal sobreviniente o no se haya indicado la fecha y circunstancias de la causal invocada, sea manifiestamente improcedente o se presente sin prueba”. Finalmente, corresponde expresar que, los momentos procesales y plazos que operan para la recusación, se encuentran previstos en el art. 319 del mismo cuerpo legal.

Por otro lado, es preciso tener en cuenta la causal invocada por el recusante consiste en el art. 316 inc. 1) del CPP, que señala: “Haber intervenido en el mismo proceso como juez, fiscal, abogado, mandatario, denunciante querellante, perito o testigo”.

En base a la normativa señalada es necesario tener presente que la recusación como acto procesal, tiene por objeto impugnar la actuación de un juzgador dentro de un proceso, cuando una de las partes duda de la imparcialidad con que pudiera desarrollar su actuación. Se trata de una medida excepcional, a la que puede recurrir la parte, cuando el Juez no se excusa de oficio; en consecuencia, con base a lo manifestado, los antecedentes del proceso, se tiene:

La documental presentada por el impetrante consiste en una copia legalizada de la nota CITE: FDP/OEO Nº 050/2016 de 29 de marzo, dirigida al Fiscal Departamental de La Paz, solicitando cooperación directa a la brevedad posible para el análisis químico pericial de la sustancia remitida en calidad de muestra.

Con relación a referida normativa y los antecedentes señalados, se puede establecer en el presente caso que el imputado funda su recusación por causal sobreviniente en sentido de que el Dr. Olvis Eguez Oliva actual Presidente de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, cuando fungió como Fiscal Departamental de Pando conoció del presente proceso y se pronunció sobre aspectos de la investigación, situación que generaría la adecuación a la causal prevista en el art. 316 inc. 1) del CPP; aspectos que, no acreditan con la documental adjunta, por los siguientes motivos:

  1. De la prueba adjunta se advierte que la misma se trata de una cuestión administrativa (cooperación directa) que la realiza en calidad Fiscal Departamental de Pando a su similar del Departamento de La Paz, de la cual no se advierte una intervención efectiva en la toma de alguna decisión que influya en la presente causa, como la realizada por el Fiscal asignado al caso.


  1. El recurrente no toma en cuenta las atribuciones que ostentaba el Dr. Olvis Eguez Oliva, en su calidad de Fiscal Departamental que se ven plasmadas en el art. 34 de la Ley Orgánica del Ministerio Público (LOMP), la cual expresa que los Fiscales Departamentales dentro de sus funciones con relación al departamento al que representan, tienen reconocidas atribuciones netamente administrativas; como ser, representar al Ministerio Público en el ámbito departamental, también la de coordinar el trabajo investigativas de las demás Fiscalías Departamentales y prestarles la cooperación que requieran; situación que se adecua a la actuación administrativa realizada por la autoridad ahora recusada.


  1. El criterio de que la recusación de una autoridad judicial es entendida como el acto procesal, que tiene por objeto impugnar la actuación de un Juez en un proceso, cuando la parte considera que no es apto porque su imparcialidad está en duda y teniendo en cuenta que la recusación implica la pretensión de apartar al Juez del conocimiento de la causa; no podría sustentarse en la causal invocada por el recusante, en la remisión de una nota firmada en su condición de Fiscal Departamental de Pando dentro del proceso por el cual se limitó al ejercicio de una labor eminentemente administrativa; a los fines de viabilizar una solicitud realizada por un Fiscal de Materia de la Unidad Corporativa Especializada de Sustancias Controladas, el cual ejercía la dirección funcional de la investigación, conforme se advierte del propio contenido de la copia legalizada adjunta a la solicitud de recusación, hace ver que en el presente caso el Magistrado recusado, al momento de fungir como Fiscal Departamental no tomó una decisión respecto del presente proceso que haya generado una intervención en la que hubiera ejercido la acción penal pública, la dirección funcional de la investigación y de la actuación policial en el desarrollo de la persecución penal pública; en consecuencia, la actuación ahora observada no influye en la tramitación de la presente causa y no genera afectación a la función jurisdiccional; por esos motivos, la recusación planteada y la documental aportada no sustenta la causal de recusación invocada, no correspondiendo dar curso a lo pretendido.


  1. De otro lado, se advierte que el impetrante expresamente señala que su recusación es a raíz de una causal sobreviniente; sin embargo, el mismo no cumple con ninguna de las previsiones establecidas para dicho cometido, debido a que la norma señala que cuando la recusación se funda en una causal sobreviniente se deberá plantear dentro de los tres días de conocida la causal, acompañando la prueba pertinente, indicando de manera expresa la fecha y circunstancias de conocimiento de la causal invocada, hasta antes de la resolución del recurso, aspectos determinados en el art. 319 parágrafo II del CPP, que por lo examinado no se cumplen por parte del impetrante.

En consecuencia, resulta que lo manifestado por el recusante se adecua a las previsiones contenidas en los arts. 320.II.3 del CPP, porque de lo analizado se advierte que el petitorio resulta manifiestamente improcedente.

POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 42.2 de la LOJ y normas conexas, y en observancia del art. 320 parágrafo II, inc. 3) del CPP, RESUELVE:


RECHAZAR la recusación interpuesta por Gabriel Gutiérrez Safade; en cuyo mérito, se dispone continuar con el trámite correspondiente al recurso de casación.


Se aclara que en aplicación del art. 68 de la LOJ se convocó al Magistrado de la Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, Dr. Juan Carlos Berrios Albizú, para conformar Sala y resolver la recusación que nos ocupa.


Notifíquese, Regístrese y cúmplase.


Firmado


Magistrado Dr. Edwin Aguayo Arando 

Magistrado Dr. Juan Carlos Berrios Albizu 

Secretario de Sala Dr. Cristhian G. Miranda Dávalos