TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 297/2018-RA

Sucre, 07 de mayo de 2018


Expediente                        Chuquisaca 6/2018

Parte acusadora              Ministerio Público y René Carlos Rivera

Parte imputada                : Erick Ronald Frías Sardán

Delito                                Abuso Sexual


RESULTANDO


Por memorial presentado el 29 de enero de 2018, de fs. 406 a 424 vta., Erick Ronald Frías Sardán, interpone recurso de casación impugnando el Auto de Vista 008/18 de 8 de enero de 2018, de fs. 368 a 375 vta., pronunciado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y René Carlos Rivera contra el recurrente, por la presunta comisión del delito de Abuso Sexual, previsto y sancionado por el art. 312 del Código Penal (CP).


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De los antecedentes llegados a casación se extrae:


  1. Por Sentencia 017/2017 de 21 de abril (fs. 302 a 317 vta.), el Tribunal Tercero de Sentencia del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, declaró a Ronald Erick Frías Sardán autor de la comisión del delito de Abuso Sexual, previsto y sancionado por el art. 312 del CP, imponiendo la pena de diez años de presidio, más el pago de costas averiguables en ejecución de sentencia.


b)         Contra la mencionada Sentencia, el imputado Ronald Erick Frías Sardán interpuso recurso de apelación restringida (fs. 324 a 341 vta.), que fue resuelto por Auto de Vista 008/18 de 8 de enero de 2018, dictado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, que declaró admisibles e improcedentes los recursos de apelación restringida e incidental; en consecuencia, dejó incólumes las Resoluciones apeladas.

       

c)         Por diligencia de 19 de enero de 2018 (fs. 376), el recurrente fue notificado con el referido Auto de Vista; y, el 29 del mismo mes y año, interpuso el recurso de casación que es objeto del presente análisis de admisibilidad.


II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN


Del memorial del recurso de casación, se extraen los siguientes motivos:


  1. Primer motivo, contradicción con el Auto de Vista 327/2016 de 20 de septiembre pronunciado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, relatando al efecto que en los motivos primero y segundo del recurso de apelación restringida interpuesto, de igual forma se invocó el citado Auto de Vista que conforme en perspectiva del recurso- en un trámite penal seguido por el delito de Abuso Sexual, dispuso la procedencia de una denuncia de defecto absoluto por vulneración del derecho a la defensa bajo el antecedente de haberse valorado una pericia psicológica en la víctima “que fue realizado a espaldas del acusado” (sic), disponiéndose la anulación de la Sentencia y el reenvío del juicio.


El recurrente alega que la situación de hecho similar entre su caso en concreto y la problemática por el que el Auto de Vista 327/2016 fue pronunciado, es idéntica, por cuanto la condena que se le impuso, se basaría también en una pericia psicológica realizada a la víctima sin que se haya procedido a su notificación, lo que impidió pueda objetar los puntos de pericia propuestos por el Ministerio Público o bien proponer nuevos, lo que hubiera vulnerado -afirma- su derecho a la defensa y la aplicación de los arts. 209 y 210 del Código de Procedimiento Penal (CPP).


Añade que los argumentos sostenidos en su caso por el Tribunal de apelación, radicarían en que el acusado tuvo conocimiento de la realización de la pericia psicológica en etapa investigativa, pudiendo en ese momento oponer las acciones que creyere conveniente; empero, al no haberlas ejercitado en esa etapa y sí en juicio oral, dejó que su derecho precluya; y, que “el hecho de que la pericia se haya realizado [sin su conocimiento] no es relevante para declarar la nulidad de la sentencia” (sic), ante la protección reforzada establecida por el art. 95.6 de la Ley 348. Manifestaciones que son contrarias a las expuestas en el Auto de Vista 327/2016 de 20 de septiembre, que sostuvo, que la exclusión probatoria fue realizada de manera oportuna en juicio oral y en apego al derecho a la defensa; y, que la protección de derechos de las víctimas menores, no justifica la mella del derecho a la defensa del imputado, pues basar una sentencia en una pericia que no fue puesta a su conocimiento genera un estado de indefensión, que hace necesario la nulidad de ese fallo y el reenvío del juicio.


El contraste ejercitado por el recurrente, lo conducen a afirmar que existe una vulneración del principio de igualdad, pidiendo al Tribunal de casación evalúe esa inexistencia de uniformidad en la aplicación de la norma, transcribiendo al efecto un párrafo del Auto Supremo 193/2014-RRC de 15 de mayo.

  1. Como segundo motivo de casación el recurrente plantea que el Auto de Vista que impugna resulta contradictorio a:


2.1 Auto Supremo 202/2013 de 16 de julio, del cual es transcrita una porción, en la que se resalta que ante la denuncia de insuficiencia fundamentación de la sentencia el Tribunal de apelación tiene competencia para pronunciarse sobre el cumplimiento de los requisitos de validez contenidos en el art. 173 del CPP, marco en el que se determinará si en sentencia se “rigió el acto procesal de la valoración armónica y conjunta de la prueba” (sic).


Tal entendimiento en perspectiva del recurrente- sería contrario a lo visto en el caso de autos, pues en Sentencia no se realiza “confrontación probatoria alguna” (sic) tomando solamente en cuenta las pruebas de cargo, y en apelación restringida se omite la obligación de controlar y verificar de haberse realizado la valoración integral y conjunta de la prueba.


2.2 Autos Supremos 308 de 25 de agosto de 2006 y 217/2014-RRC de 4 de junio, que precisan que la autoridad de grado se halla obligada a una valoración individual y confrontativa con el universo probatorio, actos que deben ser plasmados en la argumentación de la sentencia y sobre la que se realizará un eventual juicio de legalidad por la autoridad procesalmente superior. Como de igual forma orientan que una vez asignado el valor individual de la prueba, la autoridad que emita sentencia, debe apreciar ese valor en concordancia y convergencia con los demás elementos de prueba, sin que tal operación pueda ser ejercitada por los Tribunales de apelación, por restricción del principio de inmediación.


El Auto de Vista impugnado, toma una dirección contraria a esa doctrina legal ya que omite su deber de control sobre la valoración probatoria conjunta de la prueba en sentencia, empero solo “hace referencia y justifica la valoración individual de la prueba de descargo y omite pronunciarse sobre la valoración conjunta y armónica…sobre la confrontación sobre la confrontación del universo probatorio, no hace referencia alguna a que todas las conclusiones de la sentencia fueron basados solo en la prueba del Ministerio Público y la víctima” (sic).


Con esa base cuestiona la no inclusión de las aseveraciones de los testigos de descargo pese a ser declaradas creíbles y por qué el testimonio de la víctima resulta creíble si la “contrapericia” ejercitada por la defensa concluyó que el test de credibilidad y la pericia fueron defectuosas.


  1. Apelando a la flexibilización de requisitos de admisibilidad del recurso de casación, por vulneración al derecho a la defensa, el recurrente alega que tal derecho fue vulnerado al haberse declarado precluida la oportunidad de excluir la pericia psicológica en juicio oral, sin que ninguna norma prohíba que ese ejercicio procesal sea realizado en esa etapa. Asimismo, refiere que el momento idóneo para la práctica de exclusiones probatorias, es justamente el juicio oral, ya que en fases anteriores únicamente se cuenta con elementos de convicción.


Precisa que el derecho a la defensa postulados por los arts. 115.II y 117.II de la Constitución Política del Estado (CPE), fue restringido, pues ilegalmente se limita la oposición de exclusiones probatorias en juicio oral, fase idóneamente única, para ese fin; así como, neutraliza los medios defensivos expresados en los arts. 209 y 210 del CPP, estos son, objetar y proponer puntos de pericia.


  1. Planteando de nueva cuenta flexibilización de requisitos de casación, el recurrente denuncia la existencia de defecto absoluto por ausencia de una debida fundamentación y motivación del Auto de Vista cuestionado, ya que tal deber legal es reemplazado “…con la transcripción del agravio para luego realzar escuetas y nada claras argumentaciones que no responden a los cuestionamientos [señalados en] apelación restringida” (sic).


Precisa que los motivos tercero y cuarto del recurso de apelación restringida (omisión de valoración conjunta de la prueba en sentencia, y no consideración que la prueba aportada en juicio denotó la existencia de contradicción e inconsistencia en el testimonio de la víctima, respectivamente), fueron declarados improcedentes a partir de una fundamentación insuficiente e incompleta, toda vez que, en el caso del tercer motivo, omitió dar respuesta al reclamo de inexistencia de valoración probatoria conjunta, respondiendo que la misma se hallare (fs. 309 a 315), sector en el que solo se encuentra la individual; y, para el cuarto motivo, el Tribunal de apelación no dio respuesta a su reclamo de vulneración a “los elementos de la lógica y la ciencia” [sic] en torno a la defectuosa valoración de las pruebas MP.DP 7 Dictamen Pericial Psicológico y el “Contrainforme Pericial”; aspectos ambos, que en la narración del recurso, se adecuan a la conceptualización contenida en los Autos Supremos 396/2014-RRC de 18 de agosto y 500/2014-RRC de 11 de septiembre; es decir, incongruencia omisiva y obligación de fundamentar las sentencias de manera expresa, legítima, clara, completa y lógica.


  1. Contradicción a la doctrina legal del Auto Supremo 270/2013-RRC de 17 de octubre, que dispone que “el tribunal de apelación al resolver un recurso de apelación restringida en el que se denuncia la existencia de defecto de sentencia porque se basó en medios o elementos probatorios no incorporados legalmente a juicio, debe bajo el principio de verdad material…ponderar si la prueba observada…como espuria tiene o no la característica de esencial o decisiva en el fallo emitido por el juez o tribunal de sentencia…debe determinarse si eliminando hipotéticamente ese elemento de juicio, la resolución recurrida…está fundada en otros elementos de convicción que le brinden el necesario respaldo jurídico” (sic).


Se alega que el Auto de Vista impugnado al momento de resolver los motivos primero y segundo de apelación restringida, omitió la labor de “ponderación o evaluación de si la prueba alegada como ilegal…tiene o no el carácter de esencial” (sic), brindando en contrapartida argumentos esquivos.   

III.        REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN


El art. 180.II de la CPE, garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.


En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación dada su función nomofiláctica, tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia, a fin de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal, por razones de seguridad jurídica y respecto al derecho a la igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia, resultando en el caso particular de la Sala Penal, que ante la interposición del recurso de casación, les corresponde en base al derecho objetivo, establecer la existencia o no de contradicción entre el fallo impugnado con los precedentes invocados.


Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:


i)          Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.


ii)         Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


Esto significa que, no basta la simple mención, invocación, trascripción del precedente, ni la fundamentación subjetiva del recurrente respecto a cómo cree que debió ser resuelta la alegación; sino, la adecuación del recurso indefectiblemente a la normativa legal, para que a partir de ello, este Tribunal de Justicia, pueda cumplir con su competencia (art. 419 del CPP), sin que pueda considerarse a este medio de impugnación una nueva oportunidad de revisión del fallo de mérito.


iii)         Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


Sin embargo, existen situaciones de flexibilización de los requisitos de admisibilidad del recurso de casación que permite abrir excepcionalmente la competencia en aquellos casos en los que se denuncie la existencia de graves y evidentes infracciones a los derechos de las partes y que constituyan defectos absolutos no susceptibles de convalidación; posibilidad que se justifica teniendo presente: a) Que el fin último del derecho es la justicia; b) La tarea encomendada por ley al Tribunal Supremo referida precedentemente; c) La necesidad de precautelar se observen las normas procesales que son de orden público y de cumplimiento obligatorio que prevén no se cometan actos procesales defectuosos, teniendo en cuenta que conforme la disposición contenida en el art. 115.II de la CPE, el Estado garantiza entre otros, los derechos al debido proceso y a la defensa; y, d) Las disposiciones relativas a la nulidad de actos procesales previstas por el art. 17 de la LOJ.


Este entendimiento, no implica que el recurrente se limite en el recurso de casación a formular una simple denuncia de actividad procesal defectuosa sin la debida fundamentación; por el contrario, en este tipo de situaciones, la parte recurrente deberá formular las denuncias vinculadas a la existencia de defectos absolutos, teniendo la obligación de cumplir con las siguientes exigencias: a)  proveer los antecedentes de hecho generadores del recurso; b) precisar el derecho o garantía constitucional vulnerado o restringido; c) detallar con precisión en qué consistente la restricción o disminución del derecho o garantía; y, d) explicar el resultado dañoso emergente del defecto.


Cabe destacar que esta doctrina de flexibilización de los requisitos de admisibilidad y permisibilidad de activar el recurso de casación ante la denuncia de defectos absolutos adoptada por este Tribunal, ha sido ratificada por el Tribunal Constitucional en las Sentencias Constitucionales 1112/2013 de 17 de Julio, 0128/2015-S1 de 26 de febrero y 0326/2015-S3 de 27 de marzo, entre otras, al señalar que guarda conformidad con los valores de justicia e igualdad y el principio de eficacia de los derechos fundamentales, entre ellos el acceso a la justicia y la justicia material, última que exige adoptar criterios que permitan enmendar y reparar la afectación grave de derechos y garantías constitucionales ocurridas en la tramitación de los procesos.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS


En el caso de autos se advierte que el recurrente fue notificado con el Auto de Vista impugnado el 19 de enero de 2018, interponiendo su recurso de casación el 29 del mismo mes y año; es decir, dentro del plazo de los cinco días hábiles que le otorga la ley, en cumplimiento del requisito temporal exigido por el art. 417 del CPP; toda vez, que el 22 de enero fue declarado feriado nacional por la fundación del nuevo Estado Plurinacional de Bolivia, por lo que corresponde verificar el cumplimiento de los demás requisitos de admisibilidad.


Con relación a los motivos primero y tercero, sobre una misma situación de hecho, que es la negativa del Tribunal de apelación de considerar el defecto absoluto de vulneración del derecho a la defensa por la vulneración de los arts. 115 y 117 de la CPE, 209 y 210 del CPP, habiendo la Sentencia tomado en cuenta una pericia que se afirma no fue notificada, el recurrente pretende la censura del Auto de Vista que impugna, planteando en primer término contradicción con el Auto de Vista 327/2016 de 20 de septiembre, pronunciado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, pues ante esa situación de hecho similar, la misma instancia resolvió de dos maneras opuestas y contrarias; y, en segundo término, invocando flexibilización de requisitos para la admisión del recurso de casación por defecto absoluto sentado en la vulneración de su derecho a la defensa.


Cabe destacar que la Sala Penal tiene por admitido el tercer motivo por cuanto el recurrente cumple de manera suficiente con la argumentación exigida para la apertura de competencia en vía de flexibilización. Es visible el señalamiento de los antecedentes de hecho generadores del reclamo (se precisa el elemento cuestionado que es el trámite otorgado a la realización del Dictamen Pericial Psicológico MP.DP- 7, y el trato procesal brindado, la negativa de considerar su exclusión probatoria alegando preclusión de derecho); el derecho o garantía constitucional vulnerado o restringido (el derecho a la defensa postulado en los arts. 115 y 117 de la CPE y el curso procesal emergente de los arts. 209 y 210 del CPP); se detalla con precisión en qué consistente la restricción o disminución del derecho o garantía (la consideración de aquel Dictamen, generó la limitación de un medio de defensa en juicio oral; y, neutralizó su derecho a cuestionar y proponer puntos de pericia); y por último, de explicar el resultado dañoso emergente del defecto (referidos en esencia a los resultados que emergieron de esa consideración).


Asimismo, el primer motivo de casación será declarado inadmisible, habida cuenta que si bien se expone la contradicción pretendida e incluso se acompaña copia del precedente contradictorio invocado, no es menos cierto que esos datos recaen en insuficientes ante la incertidumbre de si el fallo de contraste se halla ejecutoriado y pasado en autoridad de cosa juzgada, o fue dejado sin efecto a consecuencia de decisiones ya sea en esta jurisdicción o bien en la jurisdicción constitucional; no pudiendo en consecuencia, efectuarse ejercicio de contraste alguna, en los términos expuestos en los arts. 41 y ss del CPP, ante la eventualidad de una labor nomofiláctica imprecisa.

 

Respecto al segundo motivo de casación, se desarrolla la posible contradicción entre el Auto de Vista 008/18 y los Autos Supremos 202/2013 de 16 de julio, 308 de 25 de agosto de 2006 y 217/2014-RRC de 4 de junio, los que en resumen- brindan lineamientos sobre la labor de valoración de la prueba de parte de jueces y tribunales de sentencia, así como, la competencia y deber de los Tribunales de apelación en los supuestos de denuncia de yerros en esa valoración. De igual forma se aduce que el Auto de Vista fue contrario a esas doctrinas, por cuanto, omitió el control sobre la valoración integral de la prueba, haciendo simple referencia a la valoración individual de descargo, sin verter criterio sobre la no consideración de las atestaciones descargo pese a ser declaradas creíbles y las razones de por qué el testimonio de la víctima resulta creíble si otras pruebas concluyeron que el test de credibilidad y la pericia fueron defectuosas.


En el caso de los tres precedentes invocados, el recurrente cumple de modo suficiente con las exigencias del art. 417 del CPP, esto es, describir de manera precisa la situación de hecho similar que se repute contradictoria, haciendo que este motivo sea declarado admisible


Sobre el cuarto motivo, solicitando flexibilización de requisitos de admisibilidad, se denuncia la existencia de defecto absoluto por ausencia de fundamentación y motivación del Auto de Vista cuestionado, asegurando que los motivos tercero y cuarto del recurso de apelación restringida fueron declarados improcedentes a partir de una fundamentación insuficiente e incompleta, toda vez que, en el caso del tercer motivo, se omitió dar respuesta al reclamo de inexistencia de valoración probatoria conjunta, respondiendo que la misma se hallase (fs. 309 a 315), cuando ello no fuera evidente; y, para el cuarto motivo, sobre vulneración a los elementos de la lógica y la ciencia en torno a la valoración de las pruebas MP.DP-7 Dictamen Pericial Psicológico y el “Contraiforme Pericial”, el Tribunal de alzada no exhibió respuesta. En este particular, de igual manera son vistos los requisitos que hacen pasible la flexibilización de requisitos procesales, dado que se identifica: los antecedentes de hecho generadores del recurso (el reclamo de esos motivos de apelación y la inexistencia de respuesta); el derecho o garantía constitucional vulnerado o restringido (la garantía del debido proceso y el derecho a una tutela judicial efectiva contenidos en los arts. 115.II y 117.I de la CPE, en la vertiente del derecho a una resolución motivada y congruente); el detalle sobre qué consistente la restricción o disminución del derecho o garantía (ausencia de respuesta con base fáctica y jurídica en el marco del debido proceso); y, explica el resultado dañoso emergente del defecto (existencia de incongruencia omisiva que hace inútil la utilización de medios de defensa que cuestionen los actos del proceso).


Se deja sentado que el análisis del presente motivo no abordará el análisis en relación a los Autos Supremos 396/2014-RRC de 18 de agosto y 500/2014-RRC de 11 de septiembre, por cuanto los mismos, son expresados a lo largo del motivo de modo referencial y en apoyo al argumento central de existencia de defecto absoluto.


Finalmente en lo que es el quinto motivo, se recurre la posible contradicción a la doctrina legal del Auto Supremo 270/2013-RRC de 17 de octubre, por su incumplimiento, ya que a pesar de que la misma dispone la obligación de los tribunales de apelación de resolver denuncias de defectos de sentencia basadas en consideración de medios o elementos probatorios no incorporados legalmente a juicio, a partir del ejercicio de determinar si eliminando hipotéticamente ese elemento de juicio, la resolución recurrida se hallase fundada en otros elementos de convicción que le brinden el necesario respaldo jurídico, el Auto de Vista 008/18 omitió la labor de “ponderación o evaluación de si la prueba alegada como ilegal…tiene o no el carácter de esencial” (sic), brindando en contrapartida argumentos esquivos. De este modo se precisa la situación de hecho similar reputada como contradictoria, cumpliendo las exigencias que la norma procesal dispone para este tipo de casos.    



POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 418 del CPP, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Erick Ronald Frías Sardán, de fs. 406 a 424 vta., únicamente para el análisis de los motivos segundo, tercero, cuarto y quinto. En cumplimiento del mencionado artículo en su segundo párrafo, dispone que por Secretaría de Sala se haga conocer a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado Plurinacional, mediante fotocopias legalizadas el Auto de Vista impugnado y el presente Auto Supremo.


Regístrese, hágase saber y cúmplase.


Firmado


Magistrado Presidente Dr. Olvis Eguez Oliva

Magistrado Dr. Edwin Aguayo Arando 

Secretario de Sala Dr. Cristhian G. Miranda Dávalos