TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 149/2018-RRC

Sucre, 20 de marzo de 2018


Expediente        : Santa Cruz 73/2017

Parte Acusadora        : Ministerio Público y otro  

Parte Imputada        :        Aldo Zacarías Murillo Contreras y otro 

Delitos                : Violación de Niño, Niña o Adolescente y otros  

Magistrado Relator        : Dr. Olvis Eguez Oliva


RESULTANDO


Por memorial presentados el 3 de diciembre de 2015, cursante de fs. 429 a 431, a Mariano Herbas Tandique, interpone recurso de casación, impugnando el Auto de Vista 7/2015 de 9 de octubre, de fs. 421 a 424 vta., pronunciado por la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y la Defensoría de la Niñez y Adolescencia contra Aldo Zacarías Murillo Contreras y el recurrente, por la presunta comisión de los delitos de Violación en Estado de Inconciencia, Violación de Niño, Niña o Adolescente y Abuso Deshonesto, previstos y sancionados por los arts. 308 ter, 308 bis. y 312 del Código Penal (CP), respectivamente.


I. DEL RECURSO DE CASACIÓN


I.1.  Antecedentes.


  1. Por Sentencia 10/2015 de 2 de marzo (fs. 390 a 395 vta.), el Tribunal de Sentencia de la Provincia Obispo Santistevan del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, declaró a los imputados Aldo Sacarías Murillo Contreras, autor de la comisión del delito de Violación en Estado de Inconciencia y Mariano Herbas Tandique, autor de los delitos de Violación de Niño, Niña o Adolescente y Abuso Deshonesto, previstos y sancionados por los arts. 308 ter., 308 bis y 312 del CP, imponiéndoles la pena de diez y  veinte años de presidio, respectivamente, ambos sin derecho a indulto.


  1. Contra la mencionada Sentencia, los imputados Aldo Zacarías Murillo Contreras (fs. 401 a 405 vta.) y Mariano Herbas Tandique (fs. 407 a 408 vta.), formularon recursos de apelación restringida, que fueron resueltos por Auto de Vista 7/2015 de 9 de octubre, dictado por la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, que declaró admisible e improcedente el recurso de Aldo Zacarías Murillo Contreras e inadmisible el recurso de Mariano Herbas Tandique, motivando la interposición del presente recurso de casación.


I.1.1. Motivo del recurso de casación.


Del memorial de recurso de casación y del Auto Supremo 582/2017-RA de 10 de agosto, se extrae el motivo a ser analizado en la presente Resolución, conforme al mandato establecido en los arts. 398 del Código de Procedimiento Penal (CPP) y 17 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ).


El recurrente refiere que la Sala Penal Tercera, mediante el Auto de Vista impugnado en ningún momento se pronunció en el fondo de pedido en la apelación restringida; y sin embargo, al amparo del 408 del CPP, declaró inadmisible su recurso por haber sido interpuesto fuera de plazo; al respecto, menciona que se debe tener en cuenta que el Tribunal de apelación se basó en la fecha del memorial, que era errónea y no consignaron la fecha del cargo de recepción del memorial, fecha que era correcta. Al respecto, en el otrosí señala que la fecha de la presentación de su recurso de apelación restringida data de 13 de marzo de 2015 a horas 11:30, por lo que el cómputo para declarar inadmisible se encuentra errado.


I.1.2. Petitorio.


El recurrente solicita se deje sin efecto el Auto de Vista impugnado y se disponga la emisión de uno nuevo, acorde a la jurisprudencia establecida.


I.2. Admisión del recurso.


Mediante Auto Supremo 582/2017-RA de 10 de agosto, cursante de fs. 454 a 457, este Tribunal admitió el recurso de casación formulado por Mariano Herbas Tandique, para su análisis de fondo.


II. ACTUACIONES PROCESALES VINCULADAS AL RECURSO


De la atenta revisión de los antecedentes venidos en casación y precisado el ámbito de análisis del recurso, se establece lo siguiente:


II.1.  De la Sentencia.


Por Sentencia 10/2015 de 2 de marzo (fs. 390 a 395 vta.), el Tribunal de Sentencia de la Provincia Obispo Santistevan del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, declaró a los imputados Aldo Sacarías Murillo Contreras, autor de la comisión del delito de Violación en Estado de Inconciencia y Mariano Herbas Tandique, autor de los delitos de Violación de Niño, Niña o Adolescente y Abuso Deshonesto, previstos y sancionados por los arts. 308 ter., 308 bis y 312 del CP, imponiéndoles la pena de diez y  veinte años de presidio, respectivamente, ambos sin derecho a indulto.


Llegándose a probar que el 5 de agosto del 2012, Juan Carlos Rodríguez Castro, denuncia en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC),  de Montero a Aldo Sacarías Murillo Contreras de (17 años de edad), por el delito de Violación, siendo la víctima su sobrina MMPC de (16 años de edad), hecho ocurrido en circunstancias en que la menor, el 4 de agosto al promediar las 16:00, salió con su hermana APPC de (14 de años de edad) del domicilio de su tío en Montero, argumentando ir al colegio para hacer tareas; sin embargo, invitada por uno de sus compañeros, APPC se fue a festejar el cumpleaños con el primo del referido compañero, Wilson Gil Choque, llegando a un inmueble voluntariamente proceden a consumir bebidas alcohólicas, entre las 17:00 y las 18:00,  decidieron ir a la cancha a seguir bebiendo, lugar donde Aldo Sacadas Murillo Contreras y MMPC de (16 años de edad) mantienen relaciones sexuales, en presencia de APPC, un amigo de ellos y Wilson Gil Choque. Las menores se trasladan al residencial Latino de propiedad de la madre de una de sus compañeras, debido al estado de ebriedad MMPC, se duerme, siendo recogida por Juan Carlos Rodríguez Castro y llevada a la clínica San Antonio, colocándole un suero debido a su estado.


Asimismo, se comprobó que MMPC, fue abusada por su tío Mariano Herbas Tandique en el año 2007, cuando tenía once años y ella entraba a su cuarto a mirar televisión, en ese tiempo ella y su padre vivían en la casa de su abuela.


Finalmente, se ha probado que Mariano Herbas Tandique, había cometido el delito de Abuso Deshonesto contra sus sobrinas que responden a los nombre de Eliana Faviola Cayo Rodríguez y Natali Castro Segovia.


II.2.        De la apelación restringida.


Siendo notificado el 2 de marzo de 2015, Mariano Herbas Tandique, interpuso recurso de apelación restringida el 13 de marzo de 2015, manifestando en síntesis que existe inobservancia y errónea aplicación de la ley adjetiva, referente a la valoración de los elementos de prueba, actividad, que debió ser efectuada en apego a lo previsto por el art. 173 del CPP; es decir, bajo las reglas de la sana critica, justificando y fundamentando adecuadamente las razones por las cuales se les otorga determinado valor, en base a la apreciación conjunta y armónica de toda la prueba esencial producida.

II.3. Del Auto de Vista impugnado.


La Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dictó el Auto de Vista impugnado, por el que declaró admisible e improcedente el recurso de Aldo Zacarías Murillo Contreras, e inadmisible el recurso de Mariano Herbas Tandique, al haber sido interpuesto fuera del plazo legal que señala el art. 408 del CPP, al tenor de la última parte del art. 399 del CPP. 


III.        VERIFICACIÓN DE VULNERACIÓN DE DERECHOS Y GARANTÍAS CONSTITUCIONALES


En el presente caso, el imputado Mariano Herbas Tandique, denuncia que la Sala Penal Tercera, mediante el Auto de Vista en ningún momento se pronunció en el fondo de lo impetrado en la apelación restringida; sin embargo, declaró inadmisible su recurso por haber sido interpuesto fuera de plazo, sin tomar en cuenta la fecha de su presentación, por lo que realizó un incorrecto cómputo del plazo, en vulneración de sus derechos y garantías; en consecuencia, corresponde verificar dicho extremo.


III.1.        Sobre el plazo procesal para formular el recurso de apelación     restringida.


El Código de Procedimiento Penal en su art. 408, textualmente señala: “El recurso de apelación restringida será interpuesto por escrito, en el plazo de quince días de notificada la sentencia”.


Ahora bien, de conformidad al art. 130 de la referida norma procesal penal: Los plazos son improrrogables y perentorios, salvo disposición contraria a este Código”, a su vez los párrafos tercero y cuarto del citado artículo señalan: “Los plazos determinados por días comenzarán a correr al día siguiente de practicada la notificación y vencerán a las veinticuatro horas del último día hábil señalado. Al efecto, se computará sólo los días hábiles, salvo que la ley disponga expresamente lo contrario o que se refiera a medidas cautelares, caso en el cual se computarán días corridos”. Además, la última parte de la citada disposición legal establece que: “Los plazos sólo se suspenderán durante las vacaciones judiciales y podrán declararse en suspenso por circunstancias de fuerza mayor debidamente fundamentadas que hagan imposible el desarrollo del proceso” (las negrillas nos corresponden).  


En ese contexto, esta temática fue desarrollada por este Tribunal Supremo de Justicia en el Auto Supremo 22/2014 de 17 de febrero, en cuyo texto estableció lo siguiente: “De lo dispuesto por los artículos 130 y 408 del Código de Procedimiento Penal, se infiere que el plazo procesal para formular el recurso de apelación restringida es de quince días hábiles, comenzará a correr al día siguiente de practicada la notificación y vencerá a las veinticuatro horas del último día señalado, teniendo presente para el cómputo solo los días hábiles y no así los inhábiles, constituidos por los días sábado, domingo, feriados, los que se hallen incluidos en el periodo de vacación judicial; y, los días que mediante resolución expresa de autoridad competente, dispongan la suspensión de actividades judiciales; un entendimiento contrario que provoque indebidamente la declaración de inadmisibilidad del recurso, implica desconocer el principio de impugnación reconocido por el artículo 180.II de la Constitución Política del Estado, lo que constituye defecto absoluto no susceptible de convalidación conforme dispone el artículo 169 inciso 3) del Código de Procedimiento Penal”.


Conforme lo señalado, queda establecido que el plazo para la interposición de un recurso de apelación restringida, es de quince días a computarse desde el día siguiente de notificada la Sentencia y siendo el plazo fijado en días, ese cómputo únicamente comprende los días hábiles; es decir, de lunes a viernes, descontando en consecuencia los sábados, domingos y también los días feriados, siempre y cuando el día feriado se presente o coincida con un día hábil.


III.2. El principio de impugnación.


Respecto al caso en análisis, inicialmente es preciso establecer la normativa penal aplicable, en este sentido se debe observar que el art. 180.II de la CPE, señala: “Se garantiza el principio de impugnación en  los procesos judiciales.”; por otro lado el art. 124 del CPP, establece: “Las Sentencias y autos interlocutorios serán fundamentados. Expresarán los motivos de hecho y derecho en que basan sus decisiones y el valor otorgado a los medios de prueba. La fundamentación no podrá ser reemplazada por la simple relación de los documentos o la mención de los requerimientos de las partes.”; el art. 398 del CPP, establece: “Los Tribunales de alzada circunscribirán sus resoluciones a los aspectos cuestionados en la resolución”; a su turno el art. 399 del CPP, advierte: “Si existe defecto u omisión de forma, el tribunal de alzada lo hará saber al recurrente, dándole un término de tres días para que lo amplíe o corrija, bajo apercibimiento de rechazo. Si el recurso es inadmisible lo rechazará sin pronunciarse sobre el fondo”.


De la normativa precitada, se establece con claridad que la impugnación no sólo es un derecho reconocido por la normativa procedimental en la materia, sino es un principio garantizado constitucionalmente; en consecuencia, toda impugnación merece un fallo debidamente fundamentado y motivado, que responda de forma puntual y clara a cada una de las denuncias planteadas en los recursos, previéndose inclusive; que en caso, de que el planteamiento del recurso sea defectuoso, el Tribunal de alzada, se encuentra obligado a hacer conocer ese aspecto al recurrente y concederle el plazo de tres días para subsanar los yerros, los que deben ser expresados de forma clara por el Tribunal.

Asimismo, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en su art. 8 señala: "Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo, ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la Constitución o la ley".

Por su parte, el art. 8.2. inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos que establece que “toda persona tiene derecho de: recurrir del fallo ante el juez o tribunal superior" y en su art. 25 refiere que “toda persona tiene derecho a un recurso sencillo y rápido o a cualquier otro recurso efectivo ante los Jueces o Tribunales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales”.

Ahora bien, conforme lo desarrollado, se debe entender que, un mal cómputo de plazos podría derivar en la indefensión de las partes, por ello es imprescindible que quien sea competente para verificar ese aspecto, debe realizar el cálculo correspondiente de manera responsable, tomando en cuenta la normativa legal vigente, así en el caso de la apelación restringida, el Tribunal de apelación, debe verificar si se procedió a la notificación personal con la Sentencia a todas las partes procesales y si se entregó una copia del citado fallo, pues únicamente a partir de ello puede computarse el plazo de quince días para presentar impugnación, plazo que además debe constar por escrito, como exige la norma, lo contrario implica defecto absoluto [art. 169 inc. 3) del CPP] por vulneración al debido proceso, así como denegación de justicia, por infracción al principio de impugnación garantizado por el art. 180 parágrafo I de la Constitución Política del Estado (CPE) y el Bloque de Constitucionalidad.

III.3. Análisis del caso concreto.

       

De la revisión del motivo en examen y que fue admitido por flexibilización,  en razón de haberse denunciado vulneración de derechos y garantías constitucionales, se advierte que el recurrente expresa como agravio que la Sala Penal Tercera mediante el Auto de Vista impugnado, en ningún momento se pronunció en el fondo de lo impetrado en su apelación restringida; sin embargo, al amparo del 408 del CPP, declararon inadmisible su recurso por haber sido interpuesto el mismo fuera de plazo; al respecto, menciona que se debe tener en cuenta que el Tribunal de apelación se basó en la fecha del memorial, la misma que era errónea y no consignaron la fecha del cargo de recepción del memorial, fecha que era correcta. Al respecto, señala que la fecha de la presentación de su recurso de apelación restringida data de 13 de marzo de 2015 a horas 11:30, por lo que el cómputo para declarar inadmisible se encuentra errado.


Ante una posible vulneración de los derechos del recurrente, examinados los antecedentes, se establece que emitida la Sentencia, se procedió a su notificación personal al imputado Mario Herbas Tandique el 2 de marzo de 2015, conforme se advierte a fs. 399. 


Por otra parte, del cargo de presentación cursante a fs. 408 vta. del recurso de apelación restringida del imputado, se constata que, presentó apelación restringida contra la Sentencia el 13 de marzo de 2015; aspecto que, es coincidente, con el proveído de la misma fecha que dispuso que se notifique a las partes con el referido recurso.


Sin embargo, el Tribunal de alzada, sin mayor argumentación, indicó que no se cumplieron con los plazos establecidos para la presentación de la apelación restringida; empero, de la verificación del  cómputo, con base en lo desarrollado en líneas precedentes, se verifica  que Mariano Herbas Tandique, fue notificado personalmente con la Sentencia el 2 de marzo de 2015 y que presentó su recurso el 13 de marzo de 2015; es decir, al noveno día, estando dentro de los quince días de su legal notificación; por tanto, interpuso su recurso de apelación restringida en plazo previsto por Ley, encontrándose dentro del plazo previsto por el art. 408 del CPP; por consiguiente, las afirmaciones del Tribunal de alzada no responden a un correcto computo de plazos,  implicando la existencia de un defecto absoluto [art. 169 inc. 3) del CPP] por vulneración al debido proceso, así como denegación de justicia, por infracción al principio de impugnación garantizado por el art. 180 parágrafo I de la CPE y el Bloque de Constitucionalidad, debiendo el Tribunal de alzada previo examen de admisibilidad, pronunciarse sobre el recurso de apelación restringida planteado conforme a derecho, deviniendo en consecuencia el motivo de casación en fundado.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 419 del CPP, declara FUNDADO el recurso de casación interpuesto por Mariano Herbas Tandique, cursante de fs. 439 a 442, con los fundamentos expuestos precedentemente; y, en aplicación del art. 419 del CPP, DEJA SIN EFECTO el Auto de Vista 07 de 09 de octubre de 2015, con relación al cómputo de plazos efectuado respecto al recurso de apelación restringida de Mariano Herbas Tandique, de fs. 421 a 424 vta.,  disponiendo que la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, previo sorteo y sin espera de turno, pronuncie nuevo Auto de Vista en el marco de lo dispuesto, en conformidad a la doctrina legal establecida en la presente Resolución.


A los efectos de lo previsto por el art. 420 del CPP, hágase conocer mediante fotocopias legalizadas el presente Auto Supremo a los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado Plurinacional, para que por intermedio de sus Presidentes, pongan en conocimiento de los Jueces en materia Penal de su jurisdicción.


En aplicación del art. 17.IV de la LOJ, por Secretaría de Sala, comuníquese el presente Auto Supremo al Consejo de la Magistratura.


Regístrese, hágase saber y cúmplase.


Firmado


Magistrado Relator Dr. Olvis Eguez Oliva

Magistrado Dr. Edwin Aguayo Arando 

Secretario de Sala Dr. Cristhian G. Miranda Dávalos