TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 1039/2018-RRC

Sucre, 23 de noviembre de 2018


Expediente                                La Paz 31/2018        

Parte Acusadora                        Ministerio Público y otro

Parte Imputada                        : Marco Oscar Rodrí guez Guerra

Delitos                        Uso de Instrumento Falsificado y otro

Magistrado Relator                Dr. Edwin Aguayo Arando


RESULTANDO


Por memorial presentado el 3 de agosto de 2017, cursante de fs. 1064 a 1068 vta., Marco Oscar Rodríguez Guerra, interpone recurso de casación, impugnando el Auto de Vista 29/2017 de 26 de abril, de fs. 1057 a 1060, pronunciado por la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y Leoncio Poma Crespo contra Nancy Roxana Quisbert y el recurrente, por la presunta comisión de los delitos de Falsedad Ideológica, Falsificación de Documento Privado y Uso de Instrumento Falsificado, previstos y sancionados por los arts. 199, 200 y 203 del Código Penal (CP), respectivamente.


  I. DEL RECURSO DE CASACIÓN


I.1.  Antecedentes.


  1. Por Sentencia de 4/2015 de 27 de enero (fs. 990 a 1002 vta.), el Tribunal Séptimo de Sentencia del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, declaró a Marcos Oscar Rodríguez Guerra, autor de la comisión del delito de Uso de Instrumento Falsificado, previsto y sancionado por el art. 203 del CP, imponiendo la pena de dos años de reclusión, más cien días multa a razón de Bs. 5.- (cinco bolivianos) por día, más el pago de daños y perjuicios a favor de la víctima, respecto a Nancy Roxana Quisbert fue absuelta de pena y culpa de los delitos endilgados en su contra.


  1. Contra la mencionada Sentencia, el imputado Marcos Oscar Rodríguez Guerra (fs. 1013 a 1017), interpuso recurso de apelación restringida, resuelto por Auto de Vista 29/2017 de 26 de abril, dictado por la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, que declaró improcedentes las cuestiones planteadas y confirmó la Sentencia apelada, motivando la interposición del presente recurso de casación.


I.1.1. Motivo del recurso de casación.

       

Del memorial de recurso de casación y del Auto Supremo 505/2018-RA de 10 de junio, se extrae el motivo a ser analizado en la presente Resolución, conforme al mandato establecido en los arts. 398 del Código de Procedimiento Penal (CPP) y 17 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ).



El recurrente acusa que el Tribunal de apelación, no hizo un correcto control sobre la existencia de todos los elementos constitutivos del delito de Uso de Instrumento Falsificado, pues en el caso de autos, el Tribunal de apelación a tiempo de resolver la denuncia fundada en la existencia del defecto de sentencia previsto por el inc. 1) del art. 370 del CPP, habría argumentado que el impetrante fungió como apoderado de Gregoria Quispe Poma, sin referir cuál fue la acción que realizó y que se subsumiría al tipo penal acusado, al no señalar que uso fue el que le dio al documento cuestionado y dónde fue utilizado; aclara también, que su persona nunca fue apoderado de la señora que refiere el Tribunal de alzada, teniendo esa calidad únicamente el abogado Marco Antonio Gutiérrez Abrego, además que durante el juicio no se habría presentado prueba sobre la existencia de algún poder a su favor; asimismo, el Tribunal de apelación, habría confundido al abogado apoderado con el supuesto testigo falso; además, de señalar que su persona sería comprador conjuntamente con Betty del Carmen Chacón Guerra, al respecto transcribe la doctrina legal sentada por los Autos Supremos 444/2005 de 15 de octubre y 14/2014-RRC de 24 de marzo, refiriendo que los mismos, establecen que el Tribunal de apelación debe realizar el análisis sobre los elementos constitutivos del tipo penal, poniendo especial atención sobre el verbo rector de cada ilícito, lo cual en el caso de autos no habría sido cumplido por el Tribunal de alzada.


I.1.2. Petitorio.


El recurrente solicitó que se deje sin efecto el Auto de Vista impugnado.


I.2. Admisión del recurso.


Mediante Auto Supremo 505/2018-RA de 10 de julio, cursante de fs. 1087 a 1089 vta., este Tribunal admitió el recurso de casación interpuesto por el recurrente, para el análisis de fondo del motivo identificado precedentemente.


     II. ACTUACIONES PROCESALES VINCULADAS AL RECURSO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se tiene lo siguiente:


II.1.  Del recurso de apelación restringida.


Refiere que el autor del ilícito de Uso de Instrumento Falsificado, sólo puede ser un tercero; es decir, alguien distinto al autor de la Falsedad Material e Ideológica, de lo contrario constituiría una doble punición; asimismo, refiere que el ilícito referido es de pura actividad e instantáneo, que no requiere resultado. Continúa refiriendo que la errónea aplicación de la Ley sustantiva, se traduce en la ausencia de análisis sobre la teoría del delito, participación criminal y los elementos constitutivos del tipo penal referido, que el autor del mismo debe tener conocimiento de la falsedad y la voluntad de usarlo. El recurrente pide se le explique cuál es la acción realizada que modifica el mundo externo constitutivo del hecho antijurídico; es decir, cuáles son los elementos que llevan a concluir que su persona es autor del Delito de Uso de Instrumento Falsificado.


II.2.  Del Auto de Vista impugnado.


En el tercer párrafo del considerando II del Auto de Vista impugnado, el Tribunal de apelación identificó el agravio planteado por el acusado, bajo los siguientes términos: “Señala los defectos de la sentencia que habilitarían la apelación Restringida, art. 370 inc. 1) cual es la inobservancia o errónea aplicación de la ley sustantiva, declarando la sentencia que es autor del delito de uso de instrumento falsificado enumera los elementos del tipo penal a) que el documento sea falso, b) que se use, c) que el sujeto activo conozca de su falsedad, la protección alzaría a los instrumentos público como a los privados pudiendo ser falsos o adulterados, haciendo uso ante persona que se halle competente, es decir se consuma cuando se hace uso siendo un delito instantáneo no permanente, es un delito de pura actividad, así el autor del uso de documento falso o adulterado debe tener el conocimiento positivo de la falsedad del documento y la voluntad de usarlo como tal.” (sic).


El referido agravio fue resuelto por el Tribunal de apelación en el considerando III de la resolución impugnada, a cuyo fin el Ad quem, de manera previa se refirió a la jurisprudencia constitucional contenida en la Sentencia Constitucional 1075/2004-R de 24 de julio, referida los casos hipotéticos sobre la inobservancia o errónea aplicación de la Ley sustantiva, señalando de manera concreta respecto a la circunstancia planteada, que: “2do. Que, con relación a los defectos de la sentencia del art. 370 inc. 1) del Código de Procedimiento Penal, el inc. 1) del art. 370, que alude a la inobservancia o errónea aplicación de la ley sustantiva- están referidos a: 1) Inobservancia de la ley adjetiva, de la lectura de la apelación se pretende aplicar este aspecto argumentando que se consuma cuando se hace uso siendo un delito instantáneo no permanente, es un delito de pura actividad, así el autor del uso de documento falso o adulterado debe tener el conocimiento positivo de la falsedad del documento y la voluntad de usarlo como tal, sin embargo también es menester considerar que solo se limita a transcribir los otros tipos penales, pero de la lectura misma de las actas de juicio se habría comprobado la participación de éste como autor intelectual, con el conocimiento del fallecimiento de María Natividad Quispe Poma, habiendo concluido en una protocolización y transferencia de los inmuebles, así se ha demostrado en juicio tal cual se afirma a fs. 969 Vlta,  que el ciudadano apelante habría sido contratado por Gregoria Quispe Poma para realizar un trámite preliminar de reconocimiento de firmas y rúbricas sobre un documento de compra venta y confirmada sobre la existencia de las tres firmas, además que existe la certificación del Juzgado Segundo de Instrucción en lo Civil sobre la entrega de documento entregados al Dr. Marco Antonio Gutiérrez, siendo los hechos probados, que el señor apelante habría hecho firmar al testigo a ruego Marco Antonio Gutiérrez Obrego el documento para la presentación del segundo trámite de reconocimiento de firmas, constituyéndose ambos como apoderados de Gregoria Quispe Poma, además que el apelante habría llevado a la supuesta testigo presencial Manuela Mariaca de Leyton.” (sic).

III. FUNDAMENTACIÓN JURÍDICA Y VERIFICACIÓN DE LA POSIBLE CONTRADICCIÓN DENUNCIADA


Admitido el recurso de casación, corresponde emitir pronunciamiento de fondo, dentro de los límites establecidos en el Auto Supremo 505/2018-RA de 10 de junio, que admitió el primer motivo del recurso que es caso de autos, por cumplimiento de los requisitos previstos por los arts. 416 y 417 del CPP.


III.1. Análisis del caso en concreto.


El recurrente denunció que el Tribunal de apelación no controló la existencia de todos los elementos del delito de Uso de Instrumento Falsificado, que habría establecido que el de alzada debe prestar especial atención al verbo rector de cada ilícito y que, en el caso de autos, no se habría establecido cuál fue la acción que realizó, cómo y dónde utilizó el documento falso, por lo que la Sentencia contendría el defecto previsto por el inc. 1) del art. 370 del CPP.


El Auto Supremo 444/2005 de 15 de octubre, dictada dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público contra Roberto Carvalho Farias, por la presunta comisión el delito de Sustancias Controladas, que tuvo como hechos, que el Auto de Vista entonces impugnado, al haber confirmado la Sentencia de mérito, vulneró los arts. 48, inc. m) del art. 33 de la Ley 1008 e incs. 1), 5) y 6) del art. 370 del CPP, al no observar la defectuosa valoración de la prueba realizada por el A quo y el incumplimiento del art. 124 de la misma norma Adjetiva.


De lo descrito, se establece que no existe situación análoga entre el hecho motivo de autos, referido a la inobservancia del Tribunal de alzada, en cuanto a la supuesta inexistencia de todos los elementos constitutivos del ilícito de Uso de Instrumento Falsificado y los hechos que generaron la doctrina emitida a través del fallo invocado como precedente contradictorio, alude a la falta de control e inobservancia de la defectuosa valoración de la prueba, que daría lugar a la existencia de los defectos de Sentencia previstos por los incs. 1), 5) y 6) del art. 370 del CPP. Es decir, que mientras en el caso de autos, se acusa la falta de control sobre la presunta errónea aplicación del art. 203 del CP, en el caso del precedente invocado, se denunció la falta de control sobre la supuesta errónea aplicación de los arts. 173 y 124 de la Ley 1970. Situación que impide a este Tribunal ejercer su función unificadora de jurisprudencia; toda vez, que la supuesta norma erróneamente aplicada en el caso de autos es de carácter sustantivo, mientras que en el caso del precedente es adjetivo; por lo que no se podría establecer el supuesto sentido jurídico diverso en la aplicación de la norma, por la falta de existencia de una situación similar entre los hechos que motivan el caso de autos y los que promovieron la doctrina legal del precedente contradictorio.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 42.I.1 de la LOJ y lo previsto por el art. 419 del CPP, declara INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por Marco Oscar Rodríguez Guerra.


Regístrese, hágase saber y devuélvase.