TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 100/2018

Sucre, 28 de febrero de 2018


Expediente                : Potosí 21/2017

Parte Acusadora        : Ministerio Público y  otro

Parte Imputada        : Primo Vargas Mamani y otro

Delitos                : Incumplimiento de Deberes


RESULTANDO


VISTOS: La excusa del Magistrado de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, los antecedentes y:


CONSIDERANDO: Que, el Magistrado de la Sala Penal Dr. Edwin Aguayo Arando en su excusa de 8 de febrero de 2018 (fs. 755), citando el art. 316 inc. 1) del Código de Procedimiento Penal (CPP) y el art. 27.7 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), en razón a que fue abogado patrocinante de los acusadores particulares desde la primera fase del proceso hasta la antes del inicio del juicio oral.


Cabe destacar que el art. 120.I de la Constitución Política del Estado (CPE), establece como una garantía jurisdiccional el que: “Toda persona tiene derecho a ser oída por una autoridad jurisdiccional competente, independiente e imparcial…”; bajo esta premisa debe considerarse que el art. 318 del CPP, impone a la autoridad jurisdiccional, la obligación de excusarse cuando se encuentre bajo alguna de las causales establecidas en el art. 316 de la referida norma adjetiva penal, dado que estas hacen entrever que el elemento de imparcialidad que compone el Juez natural, se encuentra en tela de duda y su fin es resguardar los derechos y garantías constitucionales de las partes.


CONSIDERANDO: Que de la normativa vigente y los antecedentes del proceso, se llega a la siguiente conclusión:


Que el art. 316 inc. 1) del CPP, establece entre las causales de excusa y recusación el: “Haber intervenido en el mismo proceso como juez, fiscal, abogado, mandatario, denunciante, querellante, perito o testigo…” (el subrayado nos pertenece), similar previsión se encuentra establecida en el art. 27.7 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ). En ese orden, conforme se puede evidenciar en el cuaderno procesal a fs. 3, 15, 76 vta., 182, 221, entre otras, el Magistrado Edwin Aguayo Arando, patrocinó como abogado particular a los acusadores dentro la presente causa, hecho que resultaría contrario al principio de imparcialidad en caso que el Magistrado continúe conociendo el presente proceso hasta su resolución, puesto que comprometería su imparcialidad.


En consecuencia, recogiendo los criterios predichos, corresponde atender favorablemente la excusa del Magistrado de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, por encontrarse en la causal prevista por el art. 316 inc. 1) del CPP, y el art. 27.7 de la LOJ.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 42.2 de la LOJ y normas conexas, declara LEGAL la excusa formulada por el Magistrado de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia Dr. Edwin Aguayo Arando, de 8 de febrero de 2018, cursante a fs. 755, quedando separado del conocimiento de la presente causa.


Regístrese, hágase saber y cúmplase.


Firmado


Magistrado Presidente Dr. Olvis Eguez Oliva

Magistrado Dr. Juan Carlos Berrios Albizu 

Secretario de Sala Dr. Cristhian G. Miranda Dávalos