TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 036/2018-RA

                               Sucre, 05 de febrero de 2018        


Expediente                : Potosí 51/2017

Parte Acusadora        : Ministerio Público y otro

Parte Imputada        : Orestes Álvarez Caro

Delito                : Violencia Familiar o Doméstica


RESULTANDO


Por memorial presentado el 19 de septiembre de 2017, cursante de fs. 299 a 300 vta., Orestes y Balois ambos de apellidos Álvarez Caro, interponen recurso de casación impugnando el Auto de Vista 40/17 de 18 de julio de 2017, de fs. 277 a 281 vta., pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y Anabeltina Alvarez Ordoñez contra los recurrentes, por la presunta comisión del delito de Violencia Intrafamiliar o Doméstica, previsto y sancionado por el art. 272 Bis. “con relación al numeral 1)” del Código Penal (CP).


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


  1. Por Sentencia 3/2017 de 9 de febrero (fs. 204 a 225), el Juez de Sentencia en lo Penal de Llallagua, declaró a Orestes y Balois ambos de apellidos Álvarez Caro, autores de la comisión del delito de Violencia Intrafamiliar o Doméstica, previsto y sancionado por el art. 272 Bis. “con relación al numeral 1)” del CP, imponiendo la pena de dos años y tres meses de reclusión, siendo concedido el beneficio de suspensión condicional de la pena.


  1. Contra la mencionada Sentencia, los imputados Orestes y Balois ambos de apellidos Álvarez Caro (fs. 227 a “224”), formularon recurso de apelación restringida, que previo memorial de subsanación (fs. 2487 a 249 vta.), siendo resuelto por Auto de Vista 40/17 de 18 de julio de 2017, emitido por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, que declaró improcedente el recurso intentado.


c)        Por diligencias de 12 de septiembre de 2017 (fs. 283), fueron notificados los recurrentes con el referido Auto de Vista; y, el 19 del mismo mes y año, plantearon el recurso de casación que es objeto del presente análisis de admisibilidad.


II. SOBRE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN


Del memorial del recurso de casación, se extraen los siguientes motivos:


  1. Bajo el acápite “PRIMER MOTIVO: VALORACION DEFECTUOSA DE LA PRUEBA Art. 370 Inciso 6 del Cód. de Proc. Penal “(sic), los recurrentes invocando el Auto Supremo 40/2017 de “118 de julio” (sic), expresan que la Sentencia emitida en la causa respecto a la prueba MP-3, omitió pronunciarse en forma intencional, pese a que describe una lesión de 2.3 cm. en la región ciliar izquierda con sutura, que contrastada con la declaración de Jessica Huaycani Mamani y el dictamen pericial de 28 de noviembre de 2016, que incluye el muestrario fotográfico, no se evidencia la descripción señalada en la prueba inicialmente identificada; agregando que el dictamen pericial 0A-2 de 1 de julio de 2016, realizado para establecer la autenticidad de las imágenes fotográficas tomadas a la víctima en dependencias de la FELCV, no evidencia lesión alguna con las características descritas en la prueba MP-3; además, que la prueba OA-BA-1 refiere la inexistencia de edemas y equimosis, como resultado de suturas.


  1. Previa referencia a aspectos relativos a la imposición de la pena y a la personalidad del autor, los recurrentes expresan: “Partiendo de esta conclusión del Tribunal de alzada, de la revisión de los fundamentos de la Sentencia en su integridad, el 359 del CPP, que señala en su parte pertinente que el tribunal valorará las pruebas producidas durante el juicio de un modo integral conforme a las reglas de la sana crítica y expondrá los razonamientos en que fundamenta su decisión, debiendo los jueces deliberar y votar respecto de todas las cuestiones, entre otras, la imposición de la pena aplicable” (sic); para luego referir que esta obligación fue soslayada por el Juzgador de Sentencia, de modo que lo esgrimido por el Tribunal de alzada de que se tomó en cuenta la personalidad de los querellados, las circunstancias y las consecuencias del delito, no resulta evidente, pues ninguno de esos argumentos fueron esgrimidos por el Juez de Sentencia; de modo que tal argumentación resulta insuficiente para justificar la imposición de la pena, incumpliendo con las exigencias mínimas de motivación.


III.        REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN


El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del Código de Procedimiento Penal (CPP).

       

En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia, a fin de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal, por razones de seguridad jurídica y respecto al derecho a la igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia, resultando en el caso particular de esta Sala Penal, que ante la interposición del recurso de casación, le corresponde en base al derecho objetivo, establecer la existencia o no de contradicción entre el fallo impugnado con los precedentes invocados.

Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:


i)        Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.


ii)        Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una  carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


Esto significa que, no basta la simple mención, invocación, trascripción del precedente, ni la fundamentación subjetiva del recurrente respecto a cómo cree que debió ser resuelta la alegación; sino, la adecuación del recurso indefectiblemente a la normativa legal, para que a partir de ello, este Tribunal de Justicia, pueda cumplir con su competencia (art. 419 del CPP), sin que pueda considerarse a este medio de impugnación una nueva oportunidad de revisión del fallo de mérito.


iii)        Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


IV.        ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS


En el caso de autos, se establece que ambos recurrentes fueron notificados con el Auto de Vista impugnado el 12 de septiembre de 2017, interponiendo su recurso de casación el 19 del mismo mes y año; es decir, dentro de los cinco días hábiles que les otorga la ley, en cumplimiento del requisito temporal exigido por el art. 417 del CPP, correspondiendo verificar el cumplimiento de los demás requisitos de admisibilidad.


En ese entendido, se advierte que en el primer motivo, los recurrentes alegan la existencia en la Sentencia, del defecto previsto en el art. 370 inc. 6) del CPP, efectuando precisiones respecto a la prueba MP3 en contraste con elementos probatorios emergentes de otra prueba pericial y testifical; no obstante, en el planteamiento sólo se invoca y glosa el Auto Supremo 40/2017 de “118 de julio”, incurriéndose en dos notorias deficiencias, pues por un lado los imputados omiten señalar cuál el agravio generado con la emisión del Auto de Vista emitido en la causa, teniendo en cuenta que en el sistema recursivo establecido en la norma procesal penal, es la resolución impugnable a través del recurso de casación y no así la sentencia emitida por el Tribunal de origen; y por otro, no establecen cuál la contradicción entre el Auto Supremo invocado que además no existe en la base de datos de este Tribunal con los datos proporcionados y la resolución emitida por el Tribunal de alzada, en inobservancia del art. 417 segundo párrafo del CPP.


Esta concurrencia de falencias implica la inobservancia a la técnica recursiva que debe observar todo recurrente de casación que no puede ser suplida de oficio por este Tribunal y determina la inviabilidad del análisis de fondo de la problemática planteada, por incumplimiento de los requisitos previstos por los arts. 416 y 417 del CPP.


En el segundo motivo, los recurrentes sin proporcionar de manera clara, ordenada y precisa los antecedentes del proceso, simplemente se abocan a cuestionar la conclusión que el Tribunal de alzada hubiese asumido con relación a la imposición de la pena, refiriendo que ninguno de los argumentos fueron esgrimidos por el Tribunal de Sentencia; en ese ámbito, se establece en casación la falta de invocación de un precedente contradictorio que además debió ser invocado en apelación restringida conforme el art. 416 del CPP, y por ende, la omisión de precisar la contradicción existente con la resolución impugnada de casación, incurriendo en omisiones que imposibilitan a este Tribunal ejercer la labor de contraste que la ley le asigna en la resolución de los recursos de casación; en cuyo mérito, tampoco corresponde el análisis de fondo del motivo.


Ante las evidentes deficiencias en la formulación del recurso de casación sujeto a análisis, que incluso se objetivizan en la mención de partes procesales ajenas al presente proceso y la cita de un tipo penal que no motiva la sustanciación de la presente causa, resulta conveniente que el abogado que suscribe el memorial  del recurso observe las previsiones de los arts. 4.2 y 5 de la Ley del Ejercicio de la Abogacía.




POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 418 del CPP, declara INADMISIBLE el recurso de casación, interpuesto por Orestes Álvarez Caro y Balois  Álvarez Caro, de fs. 299 a 300 vta. 


Regístrese, hágase saber y devuélvase.


Firmado


Magistrado Presidente Dr. Olvis Eguez Oliva

Magistrado Dr. Edwin Aguayo Arando 

Secretario de Sala Dr. Cristhian G. Miranda Dávalos