TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 004/2018

Sucre, 12 de enero de 2018


Expediente        : Tarija 38/2017 

Parte Acusadora        : Ministerio Público y otro

Parte Imputada        : Hernán Humberto Barroso Antelo 

Delito        : Defraudación Aduanera


RESULTANDO


Por memorial presentado el 11 de enero de 2018, Hernán Humberto Barroso Antelo, solicita corrección procesal, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y la Aduana Nacional de Bolivia contra el recurrente, por la comisión del delito de Defraudación Aduanera, previsto y sancionado por el art. 178 inc. c) del Código Tributario (CT).


  1. ARGUMENTOS DE LA SOLICITUD DE CORRECCIÓN


Al amparo de lo establecido por los arts. 167 y 168 del Código de Procedimiento Penal (CPP) e invocando la jurisprudencia contenida en los Autos Supremos 290/2017 de 19 de abril y 104/2017 de 20 de febrero, señala que el Auto Supremo 848/2017-RA de 31 de octubre admitió todos los motivos de su recurso de casación; sin embargo de ello, afirma que dicha resolución argumentó: “…Respecto a la invocación del Auto de Vista 185/2014 de 26 de diciembre, indicando que fue ejecutoriada por Auto Supremo 454/2015-RRC de 29 de junio, no será considerada en el análisis de fondo; toda vez, que el recurrente si bien indica que el referido precedente se encuentra ejecutoriado; no obstante, tenía la carga procesal de adjuntarlo aspecto que no ocurrió”; al respecto, refiere que esa afirmación es errónea porque de la revisión del Anexo I, presentado como prueba en su recurso de casación de fs. 5 a 9, cursa copia del Auto de Vista 185/2014 de 26 de diciembre; además, afirma que se debe tener en cuenta que dicho Auto de Vista fue dictado en el mismo proceso y fue ejecutoriado por el Auto Supremo 454/2015-RRC de 29 de junio, motivos por los cuales solicita que se subsane el error visualizado y en justicia se tome en cuenta como precedente contradictorio el Auto de Vista 185/2014 de 26 de diciembre, invocado como precedente contradictorio dentro del tercer motivo de su recurso de casación.


  1. DE LOS FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN


Planteada la solicitud de corrección procesal, corresponde a este Tribunal resolver la problemática planteada de manera fundada en observancia del art. 124 del CPP.


De la petición del recurrente se advierte que el mismo pretende por la vía de la corrección modificar el Auto Supremo 848/2017-RA de 31 de octubre, respecto del tercer motivo de dicha resolución; al respecto, es pertinente tener en cuenta los siguientes argumentos de orden legal:


El tercer motivo de dicho recurso de casación fue admitido para el análisis en el fondo respecto del precedente (Auto Supremo 251/2012 de 17 de septiembre) que toca como temática central la aplicación del art. 178 del CT, que engloba el análisis de todo lo atinente a la supuesta comisión de dicho ilícito (así se encuentra admitido dicho motivo para el análisis de fondo); ahora bien, el recurrente pretende con esta solicitud un nuevo juicio de admisibilidad en esta etapa del proceso, sobre el mismo motivo (la aplicación del art. 178 del CT); lo cual generaría si el caso amerita, la admisibilidad de un precedente que ingresará a revisar la misma temática ya admitida, lo cual carecería de trascendencia y de ser viable desnaturalizaría la fase de la admisibilidad, que a la fecha se encuentra concluida.


También se debe tener en cuenta que para observar e/o impugnar un Auto Supremo, es preciso el empleó del primer párrafo del art. 125 del CPP, que señala: “El juez o tribunal de oficio podrá aclarar las expresiones oscurassuplir alguna omisión o corregir cualquier error material o de hecho, contenidos en sus actuaciones y resoluciones, siempre que ello no importe una modificación esencial de las mismas”. (sic).


De lo anterior se establece que la normativa procesal penal, reconoce a las partes la facultad de solicitar la Explicación, Complementación y Enmienda de las resoluciones judiciales, tanto de las Sentencias como de Autos Interlocutorios, respecto a los fundamentos de fallo, sin que con ello se pretenda la modificación del fondo de la Resolución, pues tiene naturaleza altamente restrictiva.


Por otra parte, el párrafo segundo del precitado artículo, establece como plazo para la presentación de la solicitud, el primer día hábil luego de la notificación. Debiendo entender que este mecanismo es el idóneo para: a) La explicación, tiene el objetivo de volver más claro o comprensible lo manifestado en un fallo, es decir, ante una redacción poco clara, general, obscura o ambigua, las partes podrán pedir a la autoridad que emitió Resolución, explicación respecto a su  contenido; b) La complementación busca completar alguna expresión o suplir olvido, que no tenga como efecto la modificación del resultado; c) La enmienda, tiene por objetivo rectificar algún error material o de hecho; es decir, sólo se pueden enmendar errores elementales de transcripción, cálculo en operaciones aritméticas, expresión, fechas, nombres, mecanografía (typeo/tipeo), lugares, etc., teniendo siempre en cuenta, que los errores deben ser apreciables y claros, sin que se requiera acudir a interpretación de normas o juicios de valor para percibirlos y que no provoquen la modificación en el resultado del fallo.


Por otro lado, es preciso observar que desde el punto de vista doctrinal, la preclusión es un instituto jurídico, en virtud del cual, la parte dentro del proceso se encuentra imposibilitada de ejercer un derecho fuera del momento oportuno en que pudo haberlo hecho; en consecuencia, una vez concluidos los términos para hacer uso de alguna actuación procesal que estaba puesta a su alcance, no resulta posible acudir a los mismos por haberse perdido dicho derecho.

Edgardo Pallares, sostiene que la preclusión: "Es la situación procesal que se produce cuando alguna de las partes no haya ejercido oportunamente y en la forma legal, alguna facultad o algún derecho procesal o cumplido, alguna obligación de la misma naturaleza". También explica este autor que "… el término judicial es el tiempo en que un acto procesal debe llevarse a cabo para tener eficacia y valor legal".

Al respecto, si el impetrante consintió los extremos referidos y no fueron objetados a través del medio idóneo, dentro del principio de disposición de los derechos, no compete a este Tribunal reeditar un acto procesal de autoridad consentido como ocurre en el sub lite, porque no interesa al orden público sino a la esfera privada de los justiciables. No siendo posible ello; además por preclusión, retozar a fases consumadas cuando no se han comprometido ni vulnerado en ellas, normas adjetivas que causen indefensión a los contendientes. Así se encuentran orientados los arts. 16. I. II. y 17. III. de la Ley de Organización Judicial (LOJ) y en el Auto Supremo 284/2016-RRC de 21 de abril.


En consecuencia, con relación a todos los aspectos abordados; se tiene que el pretender por la vía de la corrección, realizar un nuevo juicio de admisibilidad respecto de un precedente contradictorio invocado en el tercer motivo de su recurso de casación, modificaría con su resultado sustancialmente el Auto Supremo 848/2017 de 31 de octubre respecto de dicho precedente, lo cual no está permitido por previsión de la parte final del primer párrafo del art. 125 del CPP que establece: “…siempre que ello no importe una modificación esencial de los mismos”; por otro lado, el no haber hecho uso de la previsión contenida en el art. 125 del CPP (Explicación, Complementación y Enmienda) hace ver que el impetrante no acudió a la vía idónea y como consecuencia de ello mostró su conformidad con el resultado de la resolución ahora impugnada; en consecuencia, por las puntualizaciones realizadas no corresponde dar curso a lo pretendido.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, de conformidad con el art. 44 del CPP, resuelve declarar NO HA LUGAR a la solicitud de corrección procesal del Auto Supremo 848/2017 de 31 de octubre, interpuesta por Hernán Humberto Barroso Antelo.

 

Regístrese y hágase conocer.


Firmado


Magistrado Presidente Dr. Olvis Eguez Oliva

Magistrado Dr. Edwin Aguayo Arando 

Secretario de Sala Dr. Cristhian G. Miranda Dávalos