TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 477/2017-RA

Sucre, 27 de junio de 2017


Expediente                : Tarija 22/2017

Parte Acusadora        : Máxima Torrez Cuellar y otros

Parte Imputada        : Félix Cuellar Álvarez y otro

Delitos                : Difamación, Calumnias e Injurias


RESULTANDO


Por memorial presentado el 13 de abril de 2017, cursante de fs. 222 a 226, Máxima Tórrez Cuellar, Aida Natalia Tórrez Cuellar, Javier Hernán Cuenca Sanabria, Jaqueline Soraya Cuenca Sanabria y Fortunata Sanabria Villa Vda. de Cuenca, interponen recurso de casación impugnando el Auto de Vista 15/2017 de 28 de marzo de fs. 200 a 203 vta., pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, dentro del proceso penal seguido por los recurrentes contra Félix Cuellar Álvarez y Abel Yamil Torrejón Vilca, por la presunta comisión de los delitos de Difamación, Calumnias e Injurias, previstos y sancionados por los arts. 282, 283 y 287 del Código Penal (CP), respectivamente.


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


  1. Por Sentencia 01/2016 de 3 de noviembre (fs. 167 a 171), el Juez Primero Público Civil y Comercial de Yacuiba del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, declaró a Félix Cuellar Álvarez y Abel Yamil Torrejón Vilca, autores y culpables de la comisión de los delitos de Calumnias cometidas contra Máxima Tórrez Cuellar, e Injurias contra Aida Natalia Salces Tórrez, Javier Hernán Cuenca Sanabria y Fortunata Sanabria Villa Vda. de Cuenca, previstos y sancionados por los arts. 283 y 287 del CP, imponiendo la pena privativa de libertad de dos años y cien días multa al primero y tres años y trescientos días multa al segundo, a razón de Bs. 10.- por día, con costas a favor del Estado y de los querellantes y absueltos de los delitos de Difamación e Injurias en relación a los querellantes y de Calumnias en relación a Jaqueline Soraya Cuenca Sanabria. 


  1. Contra la mencionada Sentencia, los imputados Félix Cuellar Álvarez y Abel Yamil Torrejón Vilca (fs. 181 a 188 vta.), formularon recurso de apelación restringida, que fue resuelto por Auto de Vista 15/2017 de 28 de marzo, dictado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, que declaró con lugar el recurso planteado y en consecuencia anuló la Sentencia apelada, disponiendo el reenvío ante el Juzgado siguiente en número de Yacuiba.


  1. Por diligencias de 5 de abril de 2017 (fs. 206 y vta.), los recurrentes fueron notificados con el referido Auto de Vista; y, el 13 del mismo mes y año, interpusieron el recurso de casación, que es objeto del presente análisis de admisibilidad.



II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN


De la revisión del recurso de casación, se extraen los siguientes motivos:


  1. Los recurrentes alegan falta y errónea fundamentación de todos los agravios invocados en apelación restringida. Refieren que cuatro fueron los motivos denunciados por los apelantes; sin embargo, los motivos referidos al incidente de actividad procesal defectuosa contra la acusación y auto de apertura de juicio, así como el relativo a la inobservancia de las reglas de congruencia entre la Sentencia y la acusación, no fueron absueltos por el Tribunal de alzada, omitiendo pronunciarse al respecto, incurriendo en vulneración a los arts. 124 y 398 del Código de Procedimiento Penal (CPP), como defecto absoluto. Invocan la doctrina legal establecida en el Auto Supremo 297/2012 de 20 de noviembre, referido a la incongruencia omisiva o fallo corto.  


  1. Denuncian que el Tribunal de alzada declaró con lugar el agravio referido a la exclusión probatoria de prueba documental de descargo, argumentando erróneamente que el Juez de mérito actuó incorrectamente al no permitir el ingreso de dicha prueba, sin permitir que ejerzan su derecho a la defensa y que no correspondía negarles indebidamente la judicialización de la prueba material; cuando a decir de los recurrentes, lo que hizo el Juez de instancia fue delimitar los delitos y la pertinencia de la prueba, pues no se estaba ingresando a determinar quién tenía mejor derecho. Invocan y transcriben de manera parcial, como precedente contradictorio el Auto Supremo 131/2007 de 31 de enero. 

  1. Refieren que con relación a la denuncia de falta de enunciación del hecho objeto del juicio o su determinación circunstanciada, agravio previsto en el inc. 3) del art. 370 del CPP, el Tribunal de alzada concluyó que la Sentencia condenatoria impugnada no alcanza la exigencia legal de determinación del hecho y circunstancias que hayan sido objeto del juicio, y que el Juez no puede incluir hechos no contemplados en alguna de las acusaciones; en consecuencia, declara con lugar dicho agravio; empero, los recurrentes arguyen que el Juez no sólo actuó correctamente sino que realizó una descripción de los hechos en forma concreta por lo que no era evidente que se haya infringido el inc. 3) del art. 370 del CPP.


  1. Con relación a la denuncia de falta de fundamentación de la Sentencia o que esta sea insuficiente o contradictoria, señalan que los apelantes no invocaron en ningún momento el inc. 5) del art. 370 del CPP; sin embargo, el Tribunal de alzada, de oficio, determinó que la Sentencia emitida carecía de fundamentación; y que dicho actuar constituye un defecto absoluto no susceptible de convalidación conforme lo señala el art. 169 inc. 3) del CPP. Invocan el Auto Supremo 331/2013-RRC de 16 de diciembre, que establece que los tribunales de alzada están obligados a pronunciar sus resoluciones conforme a ley, estándoles prohibido pronunciarse sobre aspectos que no fueron denunciados o reclamados.


  1. Denuncian también que el Tribunal de alzada emitió resolución totalmente parcializada y por demás atentatoria a sus derechos, por cuanto, dentro de la


    demanda de reparación de daño, se pronunció de manera ultra petita, al determinar la restitución del bien inmueble objeto del delito de Despojo, situación que motivó la interposición de una acción de Amparo Constitucional, en el que se les concedió la tutela y se dejó sin efecto el Auto de Vista emitido por la referida Sala.


III.        REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN


El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.


En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación dada su función nomofiláctica, tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia, a fin de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal, por razones de seguridad jurídica y respecto al derecho a la igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia, resultando en el caso particular de la Sala Penal, que ante la interposición del recurso de casación, les corresponde en base al derecho objetivo, establecer la existencia o no de contradicción entre el fallo impugnado con los precedentes invocados.


Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:


i)          Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.


ii)         Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


Esto significa que, no basta la simple mención, invocación, trascripción del precedente, ni la fundamentación subjetiva del recurrente respecto a cómo cree que debió ser resuelta la alegación; sino, la adecuación del recurso indefectiblemente a la normativa legal, para que a partir de ello, este Tribunal de Justicia, pueda cumplir con su competencia (art. 419 del CPP), sin que pueda considerarse a este medio de impugnación una nueva oportunidad de revisión del fallo de mérito.


iii)         Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS.


El Tribunal Supremo de Justicia, en cumplimiento de la primera parte del art. 418 del CPP, debe examinar si se cumplieron con los requisitos de admisión previstos por los arts. 416 y 417 del CPP, para con su resultado, declarar admisible o inadmisible el recurso; esta labor tiene trascendental importancia a objeto de que este Tribunal, abriendo su competencia pueda confrontar, sobre la base de criterios ciertos y objetivos, la veracidad o no de cada uno de los motivos que hacen al recurso de casación.


El art. 416 del CPP, contiene las condiciones de tiempo que configuran al recurso de casación, determinando a ese fin el término de cinco días computables a partir de la notificación con el Auto de Vista eventualmente impugnado; tal lapso conforme la estructuración de cómputo de tiempos prevista por la Ley procesal penal en su art. 130, manifiesta que “los plazos son improrrogables y perentorios salvo disposición expresa”, de este contenido se concluye que el sistema de recursos en Bolivia, reconoce en esa temática que los mismos son: a) Legales, pues su determinación se encuentra prevista en la regulación de cada medio recursivo en particular; b) Improrrogables, dado que se encuentra impedida la prolongación del plazo originariamente fijado para su presentación; y, c) Perentorios, que significa que cumplido su término, la posibilidad de interponer


recurso, se extingue, precluyendo en consecuencia la oportunidad para ejercer el derecho a impugnar. En conclusión la articulación del recurso de casación fuera de los términos legales establecidos, implica su inadmisibilidad en virtud de su presentación extemporánea.


En el presente caso, con referencia al requisito temporal relativo al plazo para la interposición del recurso de casación, se advierte que los querellantes Máxima Tórrez Cuellar, Aida Natalia Tórrez Cuellar, Javier Hernán Cuenca Sanabria, Jaqueline Soraya Cuenca Sanabria y Fortunata Sanabria Villa Vda. de Cuenca, fueron notificados con el Auto de Vista impugnado el 5 de abril de 2017, conforme se evidencia de la diligencia que cursa a fs. 206 y vta.; presentando el memorial de su recurso el 13 del mismo mes y año, pese a que el plazo vencía a las 24 horas del 12 de abril de 2017. De lo anterior, este Tribunal concluye que los recurrentes presentaron su recurso de casación fuera del plazo de los cinco días previsto por el art. 417 del CPP; en cuyo mérito, ante la formulación extemporánea del recurso de casación pretendido, corresponde a este Tribunal declarar su inadmisibilidad, por incumplimiento de lo preceptuado anteriormente.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 418 del CPP, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por  Máxima Tórrez Cuellar, Aida Natalia Tórrez Cuellar, Javier Hernán Cuenca Sanabria, Jaqueline Soraya Cuenca Sanabria y Fortunata Sanabria Villa Vda. de Cuenca, de 222 a 226. 


Regístrese, hágase saber y devuélvase.


Firmado


Magistrada Presidenta Dra. Norka N. Mercado Guzmán 

Magistrada Dra. Maritza Suntura Juaniquina

Secretario de Sala Dr. Cristhian G. Miranda Dávalos