TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 937/2016-RA

Sucre, 24 de noviembre de 2016


Expediente                : La Paz 93/2016

Parte Acusadora        : Carmen Victoria Villacorta de Aliaga

Parte Imputada        : Gregoria Ángela Mamani Cari

Delitos                : Allanamiento de Domicilio y otro


RESULTANDO


Por memorial presentado el 5 de agosto de 2016, que cursa de fs. 576 a 583 vta., Carmen Victoria Villacorta de Aliaga, interpone recurso de casación, impugnando el Auto de Vista 23/2016 de 4 de marzo, de fs. 567 a 569 vta., pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso penal seguido por la recurrente contra Gregoria Ángela Mamani Cari, por los delitos de Allanamiento de Domicilio y Daño Calificado, previstos y sancionados por los arts. 298 y 358 inc. 2), ambos del Código Penal (CP).


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


a) Por Sentencia 22/2010 de 4 de octubre (fs. 417 a 423), el Juez Tercero de Sentencia de la entonces Corte Superior de Justicia de La Paz, declaró a la imputada Gregoria Ángela Mamani Cari, autora del delito de Daño Calificado, previsto y sancionado por el art. 358 inc. 2) del CP, imponiendo la pena de tres años de reclusión, con costas y daños a calificarse en ejecución de Sentencia; siendo absuelta del delito de Allanamiento de Domicilio o sus Dependencias, previsto y sancionado por el art. 298 del CP, sin costas por ser excusable.


b) Contra la mencionada Sentencia, la imputada (fs. 461 a 464 vta.) y la acusadora particular (fs. 469 a 471 vta.), interpusieron recursos de apelación restringida, que fueron resueltos por Auto de Vista 11/2011 de 21 de febrero (fs. 506 a 508 vta.), que fue dejado sin efecto por el Auto Supremo 778/2015-RRC de 5 de noviembre (fs. 556 a 562); en cuyo mérito, la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dictó el Auto de Vista 23/2016 de 4 de marzo (fs. 567 a 569 vta.), que declaró improcedentes las cuestiones planteadas y confirmó la Sentencia apelada.


c) Por diligencia de 29 de julio de 2016 (fs. 574), la recurrente fue notificada con el Auto de Vista impugnado y el 5 de agosto del mismo año, interpuso el recurso de casación que es objeto del presente análisis de admisibilidad.


II. SOBRE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN


Del memorial de recurso de casación que cursa de fs. 576 a 583 vta., se extraen los siguientes motivos del recurso de casación:


1) La recurrente alega que en apelación restringida reclamó la inobservancia y errónea aplicación de la ley sustantiva, por la equivocada adecuación de la conducta de la imputada en el delito de Allanamiento de Domicilio, incurriendo el Juez en el defecto de Sentencia previsto en el art. 370 inc. 1) del Código de Procedimiento Penal (CPP), ya que entendió el juzgador que la acusada tendría un supuesto derecho propietario, sin considerar que la persona que ingresa con violencia a un lugar habitado por otro, así sea propietario se configura el allanamiento, por ingresar arbitrariamente; además, que el supuesto derecho propietario no es causal de eximente; este defecto fue mantenido por el Tribunal de alzada al emitir su resolución, con escasa fundamentación confirmando la sentencia, al ignorar el hecho de que se dictó una sentencia contradictoria, incoherente al admitir copias simples de títulos ejecutoriales pertenecientes a terceras personas y fuera de tiempo, sin considerar sus documentos que demuestran el derecho propietario.


2) Aduce también que en apelación restringida denunció que la sentencia se basó en hechos inexistentes al no haberse demostrado mediante prueba el derecho propietario de la acusada, ante ello el Tribunal de apelación infringió la norma procesal contenida en el art. 370 incs. 4) y 6) del CPP, permitiendo la incorporación de prueba presentada fuera de plazo como son simple copias de títulos que no le corresponden a la imputada, sosteniendo que “ambas son propietarias”, esto denota que no se subsumió correctamente la conducta de la acusada en el delito que le correspondía como es el Allanamiento, sin que haya correspondido su absolución.


3) Arguye que el Tribunal Departamental revalorizó la prueba en completa transgresión de las normas procedimentales, cuya competencia es de los Jueces y Tribunales de sentencia y no así de los tribunales de alzada, no pudiendo las pruebas someterse a una nueva valoración.


4) Dice que en apelación restringida denunció la fundamentación contradictoria de la sentencia, ya que al haber obrado la acusada con violencia y destruido el muro perimetral ajeno en la sentencia, se ignora este hecho porque supuestamente ambas serian propietarias; asimismo, añade que la acusada no ofreció prueba pero se concluye que ambas serian propietarias, ante esta contradicción el Tribunal de alzada asevera ilógicamente por la carencia de asidero legal en su respuesta, ya que al no fundamentar jurídicamente y legalmente esta afirmación se convierte en una opinión personal.


Finalmente, cita como precedentes contradictorios los Autos Supremos 660/2014 de 20 de noviembre de 2014, 371/2015 de 12 de junio, 304/2012-RRC de 23 de noviembre, 384 de 26 de septiembre de 2005, 200 de 24 de agosto de 2012 y 277/2008 de 13 de agosto, pidiendo se deje sin efecto el Auto de Vista impugnado y se emita nuevo fallo conforme la doctrina legal aplicable.


III. REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN


El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.


En este contexto, el art. 416 del Código Procesal de la Materia, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia, a fin de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal, por razones de seguridad jurídica y respecto al derecho a la igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia, resultando en el caso particular de esta Sala Penal, que ante la interposición del recurso de casación, le corresponde en base al derecho objetivo, establecer la existencia o no de contradicción entre el fallo impugnado con los precedentes invocados.

Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:


i) Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.


ii) Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una  carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


Esto significa que, no basta la simple mención, invocación, trascripción del precedente, ni la fundamentación subjetiva del recurrente respecto a cómo cree que debió ser resuelta la alegación; sino, la adecuación del recurso indefectiblemente a la normativa legal, para que a partir de ello, este Tribunal de Justicia, pueda cumplir con su competencia (art. 419 del CPP), sin que pueda considerarse a este medio de impugnación una nueva oportunidad de revisión del fallo de mérito.


iii) Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS


En el caso de autos se constata que la recurrente -acusadora particular- cumplió con el requisito relativo al plazo para la interposición del recurso de casación; toda vez, que fue notificada el 29 de julio de 2016 con el Auto de Vista impugnado, presentando el recurso de casación el 5 de agosto del mismo año; es decir, dentro del plazo de los cinco días que otorga la ley.


En relación a los motivos primero, segundo y cuarto, la recurrente en síntesis denuncia, que el Tribunal de alzada sobre los agravios planteados en apelación restringida: a) Inobservancia o errónea aplicación de la ley sustantiva, al considerar el Juez que la imputada tendría un derecho propietario y que al haber ingresado con violencia a lugar habitado se constituye en allanamiento, sin ser el derecho propietario causal de eximente de responsabilidad, resolución mantenida por el Tribunal de apelación emitiendo su resolución, con escasa fundamentación e ignorando que se dictó una sentencia contradictoria; b) Que la sentencia se basó en hechos inexistentes, sin demostrar mediante prueba el derecho propietario de la imputada, posibilitando el Tribunal Departamental la incorporación de prueba fuera de plazo, pero que no demuestra ningún derecho de propiedad y sosteniendo que ambas partes habrían acreditado el derecho propietario; y, c) Por la fundamentación contradictoria de la sentencia, señalando que no se presentó prueba por la acusada y luego referir que ambas serian propietarias; validando el Tribunal ad quem esta decisión, pero sin asidero legal en su respuesta, al no fundamentar jurídicamente y legalmente la afirmación de propiedad de ambas partes, se convierte solo en una opinión personal. Invocando al efecto, como precedentes los Autos Supremos 660/2014 de 20 de noviembre de 2014, 371/2015 de 12 de junio, 304/2012-RRC de 23 de noviembre, 384 de 26 de septiembre de 2005, 200 de 24 de agosto de 2012 y 277/2008 de 13 de agosto.


En ese sentido se debe tener presente que de acuerdo a lo señalado en el acápite III inc. ii) de esta Resolución, por determinación del art. 416 del CPP, la invocación del precedente contradictorio debe realizarse a momento de la formulación del recurso de apelación restringida, correspondiendo a la parte recurrente en casación, observar la carga procesal de señalar en términos claros y precisos, la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado.


Ahora bien, en los presentes motivos se evidencia que los presuntos defectos denunciados [defectos de sentencia establecidos en el art. 370 incs. 1), 4), 5) y 6) del CPP] por la parte recurrente, hubiesen surgido al momento de pronunciarse la Sentencia; entonces, los precedentes debieron ser invocados a tiempo de interponer el recurso de apelación restringida, situación que no sucedió; por lo que, se advierte que se incumplió la citada norma legal, lo que conlleva la inviabilidad del análisis de fondo de estos motivos.


Respecto al tercer motivo, la recurrente principalmente reclama que el Tribunal de alzada hubiera revalorizado la prueba, transgrediendo las normas procesales, al ser de competencia de Jueces y Tribunales de Sentencia, estando impedido de revalorizar nuevamente la prueba; al efecto, si bien invoca los Autos Supremos 660/2014 de 20 de noviembre de 2014, 371/2015 de 12 de junio, 304/2012-RRC de 23 de noviembre, 384 de 26 de septiembre de 2005, 200 de 24 de agosto de 2012 y 277/2008 de 13 de agosto, omite establecer con precisión, cuál la contradicción entre los precedentes invocados en relación a lo determinado en el Auto de Vista impugnado, conforme a la exigencia establecida en el art. 416 del CPP, para que este Tribunal, en virtud a la competencia que le asigna el art. 419 del CPP, con relación al art. 42 de la LOJ, en caso de ser evidente la denuncia efectuada, ingrese al análisis de fondo del recurso de casación y proceda a enmendar posibles errores y omisiones cometidas por el Tribunal de apelación, requisito ineludible para decretar la admisibilidad del recurso y que se constituye en una obligación que tiene trascendental importancia, pues desde ahí, partirá el análisis de contradicción a efectuarse en una resolución de fondo, sin que dicha exigencia quede cumplida con la simple glosa parcial del contenido de los precedentes como sucede en el caso de autos; por lo que la recurrente incurrió en una omisión que no puede ser suplida de oficio por esta Sala Penal.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 418 del CCP, declara  INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Carmen Victoria Villacorta de Aliaga, cursante de fs. 576 a 583 vta. 


Regístrese, hágase saber y devuélvase.


Firmado


Magistrada Presidenta Dra. Norka N. Mercado Guzmán 

Magistrada Dra. Maritza Suntura Juaniquina

Secretario de Sala Cristhian G. Miranda Dávalos

SALA PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA