TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 522/2016

Sucre, 12 de julio de 2016


Expediente                : Chuquisaca 5/2016

Parte Acusadora        : Ministerio Público

Parte Imputada        : Kevin Arnold Toledo Morales

Delito                : Corrupción de Menores


RESULTANDO


Por memorial presentado el 11 de julio de 2016, Kevin Arnold Toledo Morales,  solicita Explicación y Complementación del Auto Supremo 377/2016-RA de 23 de mayo, de fs. 196 a 199, que resolvió el recurso de casación formulado contra el Auto de Vista 74/016 de 1 de marzo de 2016, de fs. 169 a 172 vta., emitido por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca.


I. MOTIVO DE LA SOLICITUD


El impetrante solicita se explique, complemente y enmiende el “punto V. análisis sobre el cumplimiento de dichos requisitos” (sic), puesto que existe obscuridad en las premisas tomadas en cuenta; ya que la explicación dada a los motivos que generaron el recurso, no están claras, están confusas y las mismas carecen de logicidad.

II. ANÁLISIS Y RESOLUCIÓN DE LA SOLICITUD


II.1. Cumplimiento de Requisitos.


El primer párrafo del art. 125 del Código de Procedimiento Penal (CPP), señala, que: “El juez o tribunal de oficio podrá aclarar las expresiones obscuras, suplir alguna omisión o corregir cualquier error material o de hecho, contenidos en sus actuaciones y resoluciones, siempre que ello no importe una modificación esencial de las mismas”. (Las negrillas nos pertenecen).


De lo anterior, se establece que la normativa procesal penal reconoce a las partes la facultad de solicitar la explicación, complementación y enmienda de las resoluciones judiciales con el fin de que el Tribunal, tanto de las Sentencias como de Autos Interlocutorios, respecto a los fundamentos de fallo; sin que, con ello se pretenda la modificación del fondo de la Resolución, pues tiene naturaleza altamente restrictiva.


Por otra parte, el párrafo segundo del precitado artículo, establece como plazo para la presentación de la solicitud, el primer día hábil luego de la notificación, correspondiendo en consecuencia, con carácter previo al pronunciamiento verificar el cumplimiento del plazo.


II.2. Examen y Resolución.


De obrados, se establece que el Auto Supremo 377/2016-RA de 23 de mayo, fue notificado al solicitante, el 8 de julio de 2016 (fs. 200), quien -sobre el referido fallo- presentó memorial solicitando Explicación, Complementación y Enmienda, el 11 del mismo mes y año; es decir, al día siguiente hábil de su legal notificación, tomando en cuenta que conforme al art. 123 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), únicamente los días lunes a viernes son considerados como días hábiles. Establecido de esta manera el cumplimiento del plazo legal por parte del impetrante; correspondiendo en consecuencia, emitir pronunciamiento sobre las cuestiones solicitadas.


A objeto de realizar el análisis de la Explicación, Complementación y Enmienda solicitados, conviene recordar que: a) La explicación, tiene el objetivo de volver más claro o comprensible lo manifestado en un fallo; es decir, ante una redacción poco clara, general, obscura o ambigua, las partes podrán pedir a la autoridad que emitió Resolución, explicación respecto a su contenido; b) La complementación, busca completar alguna expresión o suplir algún olvido (que no tenga como efecto la modificación del resultado; y, c) La enmienda, tiene por objetivo rectificar algún error material o de hecho; es decir, sólo se pueden enmendar errores elementales de transcripción, cálculo en operaciones aritméticas, expresión, fechas, nombres, mecanografía (typeo/tipeo), lugares, etc., teniendo siempre en cuenta, que los errores deben ser apreciables y claros, sin que se requiera acudir a interpretación de normas o juicios de valor para percibirlos y que no provoquen la modificación en el resultado del fallo.


En el marco legal precedentemente señalado y los alcances insertos en el art. 125 del CPP, teniendo en cuenta que el motivo de solicitud que alega el solicitante es genérico; por lo que, menciona únicamente que en el acápite V del Auto Supremo 377/2016-RA de 23 de mayo, existiría obscuridad en las premisas tomadas en cuenta y que la explicación a los motivos del recurso de casación que devinieron en su inadmisibilidad no están claras y están confusas; empero, el solicitante no refiere qué motivo o expresión es obscura o no está clara, menos explica por qué carecería de logicidad; toda vez, que dicho acápite contiene de manera clara el análisis respecto a los tres motivos identificados en el recurso de casación interpuesto, constituyéndose en una solicitud que no precisa en cuál de estos motivos analizados en el fallo, precisa aclararse o volverse más comprensible; asimismo, no refiere qué expresión no está completa o merece suplirse alguna omisión en el que hubiere incurrido este Tribunal; por otra parte, no indica qué error cometió este Tribunal que necesite ser enmendado, más al contrario, se evidencia que la Resolución objeto de la solicitud es clara, completa, guarda coherencia en su integridad y no requiere mayor precisión; por ello, no corresponde dar lugar a la solicitud realizada. 


Por otra parte, este Tribunal advierte que en el encabezamiento del Auto Supremo 377/2016-RA, que contiene la identificación del proceso, se consignó erróneamente el nombre imputado como “Kevin Arnold Toledo Calderón”, cuando debió ser Kevin Arnold Toledo Morales, correspondiendo en aplicación del art. 125 del CPP, enmendar dicho dato.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, de conformidad al art. 125 del CPP, resuelve declarar: NO HA LUGAR a la solicitud de Explicación y Complementación del Auto Supremo 377/2016-RA de 23 de mayo, impetrado por Kevin Arnold Toledo Morales; y, enmendar el apellido materno del imputado consignado erróneamente como “Calderón” a Morales; por lo que, en lo demás se mantiene firme e incólume el fallo.


Regístrese y hágase conocer.


Firmado


Magistrada Presidenta Dra. Norka N. Mercado Guzmán 

Magistrada Dra. Maritza Suntura Juaniquina

Secretario de Sala Cristhian G. Miranda Dávalos

SALA PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA