TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 316/2016-RRC

Sucre, 21 de abril de 2016


Expediente                        Santa Cruz 96/2015

Parte Acusadora                Miguel Jhonny Nogales Viruez

Parte Imputada                : Denny Luna Pizarro Vargas

Delitos                        : Apropiación indebida y otro

Magistrada Relatora        : Dra. Norka Natalia Mercado Guzmán


RESULTANDO


Por memorial presentado el 5 de octubre de 2015, cursante de fs. 286 a 288 vta., Denny Luna Pizarro Vargas, interpone recurso de casación impugnando el Auto de Vista 47 de 19 de junio de 2015, de fs. 276 a 278 vta. y su Auto Complementario de fs. 282 a 283, pronunciado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso penal seguido por Miguel Jhonny Nogales Viruez contra la recurrente, por la presunta comisión de los delitos de Apropiación Indebida y Abuso de Confianza, previstos y sancionados por los arts. 345  y 346 del Código Penal (CP), respectivamente.


I. DEL RECURSO DE CASACIÓN


I.1. Antecedentes


1) Por Sentencia 40 de 9 de diciembre de 2014 (fs. 232 a 242), el Juez Segundo de Sentencia en lo Penal de la Capital de Santa Cruz, declaró a Denny Luna Pizarro Vargas, autor de la comisión de los delitos de Apropiación Indebida y Abuso de Confianza, previstos y sancionados por los arts. 345 y 346 del CP, imponiéndole la pena de tres años y tres meses de reclusión, más el pago de costas averiguables en ejecución de Sentencia.


2) Contra la mencionada Sentencia, el imputado formuló recurso de apelación restringida (fs. 245 a 247), resuelto por el Auto de Vista 47 de 19 de junio de 2015 (fs. 276 a 278 vta.), pronunciado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, que declaró admisible e improcedente el citado recurso y confirmó la Sentencia apelada, motivando la formulación del recurso de casación.


I.2.Del motivo del recurso de casación


Del memorial de casación y del Auto Supremo 756/2015-RA de 2 de diciembre (fs. 303 a 305), se tiene el siguiente motivo a ser analizado:


El recurrente denuncia errónea interpretación del art. 20 del CP, transcribiendo los principios del Juez natural establecidos en la Sentencia Constitucional 491/2003-R de 15 de abril, puntualizando como fundamentos de su reclamo, lo siguiente: a) La existencia de un contrato civil, lo que demuestra una relación de carácter contractual civil y no penal; b) En el mismo contrato, las partes aceptaron la vía civil para exigir su cumplimiento mediante demanda ejecutiva; c) El derecho penal es de última ratio; d) La jurisprudencia ordinaria y constitucional ha desarrollado sobre la iniciación de una acción penal cuando existen hechos que demuestran la relación de carácter contractual civil.


I.1.2. Petitorio.


El recurrente, solicita se “case” el Auto de Vista impugnado.


I.2. Admisión del recurso.


Por Auto Supremo 756/2015-RA de 2 de diciembre, este Tribunal declaró admisible el recurso de casación interpuesto por el imputado de fs. 286 a 288 vta.


II. ACTUACIONES PROCESALES VINCULADAS AL RECURSO


II.1.De la Sentencia.


Por Sentencia 40 de 9 de diciembre de 2014 (fs. 232 a 242), el Juez Segundo de Sentencia en lo Penal de la Capital de Santa Cruz, declaró a Denny Luna Pizarro Vargas, autor de la comisión de los delitos de Apropiación Indebida y Abuso de Confianza, previstos y sancionados por los arts. 345 y 346 del CP, imponiéndole la pena de tres años y tres meses de reclusión, más el pago de costas averiguables en ejecución de Sentencia.


II.2.Recurso de apelación restringida.


Contra la mencionada Sentencia, el imputado Denny Luna Pizarro Vargas, formuló recurso de apelación restringida bajo el siguiente argumento entre otros:


En el punto III de su recurso de apelación restringida, a tiempo de denunciar inobservancia y errónea aplicación de la ley sustantiva, defecto previsto por el inc. 1) del art. 370 del CPP, señala que el Juez de Sentencia no tuvo en cuenta que su conducta es atípica y no sancionable por la vía penal, sino que se trata de actos de orden civil que corresponde dilucidarlos en esa vía.


II.3. Del Auto de Vista impugnado


La apelación restringida fue resuelta por Auto de Vista 47 de 19 de junio de 2015, pronunciado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz de la Sierra, declaró admisible e improcedente el recurso planteado, bajo los siguientes fundamentos expuestos en el segundo párrafo del quinto considerando de la Resolución impugnada:


“QUE, el imputado recurrente dice que su conducta no se adecua a ninguno de los tipos penales, y al contrario se trataría de actos meramente de orden civil; al respecto diremos que ese aspecto legal ya fue considerado y resuelto por el Juez inferior a tiempo de dictar el auto interlocutorio donde resuelve las excepciones de falta de acción, incompetencia en razón de la materia y cosa juzgada, y contra dicho fallo judicial el imputado no hizo reserva de recurrir, y tampoco menciona los agravios sufridos en su apelación restringida de fs. 245 a 247, lo cual impide que este Tribunal pueda ingresar a considerar aspectos o agravios que no fueron mencionados en su recurso” (sic).


III. VERIFICACIÓN DE LA POSIBLE CONTRADICCIÓN ENTRE EL MOTIVO PLANTEADO Y EL PRECEDENTE INVOCADO


El recurso de casación formulado por el imputado, fue admitido por precedente, ante la denuncia de contradicción entre el Auto de Vista y la Sentencia con relación a lo señalado por el Auto Supremo 319 de 24 de agosto de 2006, pues el caso había dilucidado un tema de carácter civil; en cuyo mérito, corresponde analizar y resolver el motivo contenido en el recurso de casación, conforme los límites establecidos en el Auto Supremo 756/2015-RA de 2 diciembre. A ese fin, resulta menester efectuar una precisión sobre la labor de contraste en el recurso de casación por parte del Tribunal Supremo.


III.1. La labor de contraste en el recurso de casación.


Conforme lo dispuesto por los arts. 42.I inc. 3 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ) y 419 del CPP, las Salas especializadas tienen la atribución de sentar y uniformar la jurisprudencia, cuando un Auto de Vista dictado por uno de los Tribunales Departamentales de Justicia, sea contrario a otros precedentes pronunciados por los otros Tribunales Departamentales de Justicia o por la Sala Penal del Tribunal Supremo.


El art. 416 del CPP, preceptúa: “Se entenderá que existe contradicción, cuando ante una situación de hecho similar, el sentido jurídico que le asigna el Auto de Vista recurrido no coincida con el del precedente sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance”. En ese ámbito, este Tribunal a través del Auto Supremo 322/2012-RRC de 4 de diciembre, puntualizó: “Cuando la norma se refiere a una situación de hecho similar, considera esta Sala que el legislador se refiere a supuestos fácticos análogos, siendo necesario precisar que en materia sustantiva el supuesto fáctico análogo exige que el hecho analizado sea similar; en cambio, en material procesal el supuesto fáctico análogo se refiere a una problemática procesal similar.


La atribución de este Tribunal, de sentar y unificar jurisprudencia, contiene íntima y estrecha relación con la garantía constitucional contenida en el art. 119.I de la CPE, que garantiza el ejercicio pleno del principio de igualdad de las partes ante el Juez dentro de las jurisdicciones del Estado, así como garantizar seguridad jurídica en la predictibilidad de las decisiones de los tribunales y un igual tratamiento jurídico a los ciudadanos. En resumen la labor de sentar doctrina legal a partir del recurso de casación dentro de la jurisdicción ordinaria, se sintetiza en: a) Respeto a la seguridad jurídica; b) Realización del principio de igualdad; y, c) Unidad y uniformidad en la aplicación del derecho por parte de los servidores judiciales en la jurisdicción ordinaria.


Por otro lado, la doctrina legal a ser dictada por este Tribunal en el supuesto caso de verificar la existencia de contradicción entre la Resolución impugnada y los precedentes invocados como contradictorios; será de aplicación obligatoria para los Tribunales y jueces inferiores y sólo podrá modificarse por medio de una nueva resolución dictada con motivo de otro recurso de casación, en previsión de lo dispuesto por el 420 del CPP.


III.2.Análisis del caso concreto.


El recurrente a tiempo de denunciar que en el caso de autos se le condenó por un tema que deriva de una relación contractual de carácter civil, invocó como precedente contradictorio:


El Auto Supremo 319 de 24 de agosto de 2006, dictado dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y otra contra FMS y otros, por la presunta comisión del delito de Estafa y otro, el cual tuvo como hechos fácticos que: El Tribunal de mérito incurrió en errónea aplicación de la norma sustantiva, al condenar al entonces imputado, por los delitos de Estafa y Estelionato, por cuanto no tomó en cuenta que éste actuó por mandato y en representación de los propietarios del bien inmueble dado en anticrético, quienes le otorgaron poder notariado para vender, alquilar, entre otros.


En el caso de autos, el imputado denuncia que existe una relación contractual entre la parte querellante y su persona, por lo que el cumplimiento de dicha relación contractual reconocimiento de deuda- debió pedirse en la vía civil y no conocerse el mismo en la vía penal: Conforme lo expuesto en el acápite III.1 de la presente Resolución, cuando se denuncia errónea aplicación de la norma sustantiva, el supuesto fáctico análogo debe ser similar al hecho que originó la doctrina legal aplicable del precedente invocado; situación que en el caso de autos no acontece; primero, porque el precedente invocado contiene análisis de los tipos penales de Estafa y Estelionato, cuyos elementos son disímiles a los que componen los delitos de Apropiación Indebida y Abuso de Confianza, que fueron juzgados en el caso de autos; y, segundo, porque en el precedente invocado, se juzgó un hecho por la otorgación en anticrético de un bien inmueble, en el este Tribunal constató que el imputado no habría acomodado su conducta a los tipos penales de Estafa y Estelionato debido a que contaba con un poder notariado emitido en favor del imputado por los propietarios; mientras que en el caso de autos, el imputado cuestiona que los hechos a él endilgados debieron ventilarse en la vía civil, ante la existencia de un contrato civil y no penal, circunstancias que sin duda difieren sustancialmente del hecho resuelto en el precedente invocado.


Por lo expuesto, no existiendo una situación de hecho similar entre el motivo traído en casación y el precedente invocado, no es posible efectuar la labor de contraste jurisprudencial asignada a este Máximo Tribunal de Justicia ordinaria, correspondiendo declarar infundado el recurso de casación.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 42.I.1 de la LOJ y lo previsto por el art. 419 del CPP, declara INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por Denny Luna Pizarro Vargas contra el Auto de Vista 47 de 19 de junio de 2015.


Regístrese, hágase saber y devuélvase.


Firmado


Magistrada Relatora Dra. Norka N. Mercado Guzmán 

Magistrada Dra. Maritza Suntura Juaniquina

Secretario de Sala Cristhian G. Miranda Dávalos

SALA PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA