TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 222/2016-RA

Sucre, 21 de marzo de 2016


Expediente                : La Paz 10/2016

Parte Acusadora        : María Concepción Estrada Vda. de Quino y otros

Parte Imputada        : Dora Mancilla de Ticona y otro

Delitos                : Abuso de Confianza y otro


RESULTANDO


Por memorial presentado el 11 de diciembre de 2015, cursante de fs. 276 a 280 vta., Dora Mancilla de Ticona y Arturo Porfirio Ticona Chaina, interponen recurso de casación impugnando el Auto de Vista 62/2015 de 29 de agosto, de fs. 264 a 267, pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso penal seguido por María Concepción Estrada Vda., de Quino, Jimena Marizol Quino Estrada y Karina Carmiña Quino Estrada contra los recurrentes, por la presunta comisión de los delitos de Abuso de Confianza y Despojo, previstos y sancionados por los arts. 346 y 351 del Código Penal (CP), respectivamente.


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


a) Por Sentencia 24/2014 de 18 de noviembre (fs. 258 a 269), la Jueza Segunda de Sentencia del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, declaró a Dora Mancilla de Ticona y Arturo Porfirio Ticona Achaina, absueltos de la comisión de los delitos de Abuso de Confianza y Despojo, tipificados por los arts. 346 y 351 del CP.

b) Contra la mencionada Sentencia, la parte acusadora María Concepción Estrada Vda., de Quino, Jimena Marisol Quino Estrada y Karina Carmiña Quino Estrada, interpusieron recurso de apelación restringida (fs. 288 a 290), resuelto por el Auto de Vista 62/2015 de 29 de agosto (fs. 264 a 267), pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, que declaró procedente el citado recurso y anuló totalmente la Sentencia.


c) El 4 de diciembre de 2015 (fs. 268), fueron notificados los recurrentes con el referido Auto de Vista y el 11 del mismo mes y año, interpusieron recurso de casación.


II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN


Del recurso de casación, se extraen los siguientes motivos:


1) Los recurrentes (previa una transcripción integral del Auto de Vista impugnado, que está relacionado a la deficiente estructura de la Sentencia, referidos a que el Juez no hubiera precisado el hecho objeto de juicio y no hubiere tomado en cuenta la verdad material); argumentan que la conclusión de los Vocales no es evidente porque en Sentencia si se habría señalado el objeto de juicio que es la negativa a la devolución del bien inmueble que se encuentra ubicada en la calle Sorata 1165 de villa victoria, y si se han referido a los contratos de arrendamiento y anticresis con una relación sucinta de los hechos que han sucedido. Y con relación a que tampoco se hubiere tomado en cuenta la verdad material, manifiestan que los querellantes tenían la obligación de probar no solo la existencia de los hechos sino la participación de los acusados, porque la carga de prueba correspondía a quienes acusan del ilícito. Además, que los actores habrían ofrecido abundante prueba documental de cargo que no tenía ninguna relación con los delitos acusados.


2) Denuncian (luego de una transcripción del Auto de Vista recurrido, en el que se concluyó que evidentemente solo existe una descripción de toda la prueba de cargo y de descargo, tanto pericial como documental pero con una defectuosa valoración de la misma y que tampoco se hubiera hecho la conclusión pertinente); argumentando que el Juez a quo si ha cumplido con los arts. 173 y 171 del Código de Procedimiento Penal (CPP), al valorar las pruebas de cargo consistentes en el Folio Real, Cartas Notariales, Formulario Único de Recaudaciones, Testimonio de Declaratoria de Herederos y otros, que no tienen relación con los ilícitos motivos del juicio oral.


3) Reclaman (una vez realizada la copia de la Resolución de alzada, en el que se concluye que solo existe transcripción de los arts. 346 y 351 del CP, que no se interpretó correctamente y no se hubiere fundamentado jurídicamente porque se los absuelve); justificando que en la Sentencia si se ha efectuado una correcta interpretación de las normas, con el argumento de que no se subsumió su conducta a los tipos penales, en razón de que ocupan el inmueble por título posesorio, sin violencia, amenaza o engaño, pues el hecho de permanecer en el inmueble no constituye despojo y que la prueba aportada no sería suficiente.


4) Una vez relacionado el Auto de Vista (que está referida a la fundamentación de la pena, en el que se concluyó que se debió hablar de la pena  y no de la autoría); refieren que eso es evidente, al manifestar que no se ha demostrado con prueba objetiva la autoría, prevista en el art. 20 del CP, lo que no puede interpretarse como defecto procesal no convalidable, ya que en todo el desarrollo el juicio, las querellantes no habrían cumplido la parte tercera del art. 6 del CPP, con lo que hubieran podido demostrar la verdad material de los hechos.


5) Acusan (previamente transcrito el Auto de Vista, relativo a la insuficiente y contradictoria fundamentación de la Sentencia, en el que se determinó que evidentemente la Juez no habría establecido los motivos de hecho y de derecho, conforme el art. 124 del CPP y el Auto Supremo 353/2011 de 20 de junio); arguyendo que el vocal relator habría indicado que debe cumplir con las formalidades del art. 360 del CPP, ingresando en contradicción al transcribir el titulo fundamentación de la pena, ingresando en negligencia, sin describir cuales serían los actos negligentes en lo que hubiere incurrido el Juez a quo.


6) Refieren (copiado el Auto de Vista impugnado, referido a que la apelación restringida interpuesta seria con el solo afán de evitar la ejecutoria de la Sentencia, en el que se concluyó que no corresponde porque el recurso es un derecho reconocido por la Constitución Política del Estado); argumentando que no tiene nada que ver con el derecho reconocido por la Constitución Política del Estado.


7) Reclaman (una vez realizada la transcripción parte del Auto de Vista recurrido, en el que se refirió en cuanto al contenido y estructura de la Sentencia que no cumple con el requisito previsto en el art. 360 inc. 3) del CPP, porque no se encuentra debidamente motivada y fundamentada conforme art. 124 del CPP); que los vocales habrían manifestado que la Sentencia ha cumplido a cabalidad los arts. 123, 124 y 360 del CPP, basándose en el sistema de libre apreciación y la sana crítica racional.


8) Acusan (luego de transcribir el Auto de Vista recurrido, relacionado a la fundamentación de la absolución a favor de los acusados, en el que se determinó que es incompleta porque el Juez no habría establecido con precisión los motivos para su decisión, ni habría separado la fundamentación para cada uno de los delitos); refiriendo que el Juez ha realizado la debida fundamentación, que los acusados no habrían incurrido en los delitos acusados, haciendo relación de los documentos presentados por los acusadores particulares, que se limitaron a demostrar su derecho propietario y los montos de dinero que recibieron por concepto de alquileres y anticresis.


9) Finalmente, los recurrentes hacen la transcripción del Auto de Vista impugnado los puntos 5 y 6 que están referidos a los precedentes contradictorios citados por los apelantes y al análisis del contenido del recurso y la respuesta con relación a la Sentencia, respectivamente, con la justificación de que no ha sido viable porque el Juez ha observado las garantías del debido proceso y la seguridad jurídica.


En su otrosí, invocan como precedentes contradictorios, la Sentencia Constitucional 198/2014 de 30 de enero y los Autos Supremos 145/2013-RRC, 74/2013 y 126/2013-RRC.


III. REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN


El art. 180.II de la CPE, garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.


En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose, que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación dada su función nomofiláctica, tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia, a fin de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal, por razones de seguridad jurídica y respecto al derecho a la igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia, resultando en el caso particular de las Salas Penales, que ante la interposición del recurso de casación, les corresponde en base al derecho objetivo, establecer la existencia o no de contradicción entre el fallo impugnado con los precedentes invocados.

Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del CPP, cuales son:


i) Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.


ii) Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una  carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


Esto significa que, no basta la simple mención, invocación, transcripción del precedente, ni la fundamentación subjetiva del recurrente respecto a cómo cree que debió ser resuelta la alegación; sino, la adecuación del recurso indefectiblemente a la normativa legal, para que a partir de ello, este Tribunal de Justicia, pueda cumplir con su competencia (art. 419 del CPP), sin que pueda considerarse a este medio de impugnación una nueva oportunidad de revisión del fallo de mérito.


iii) Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS


En el caso de autos, se establece que el 4 de diciembre de 2015 (fs. 268), fueron notificados los recurrentes con el Auto de Vista impugnado y el 11 del mismo mes y año, interpusieron recurso de casación; es decir, dentro del plazo de los cinco días hábiles que le otorga la ley, cumpliendo con el requisito temporal previsto por el art. 417 del CPP.


En cuanto al cumplimiento de los demás requisitos, se tiene:


Respecto a los nueve motivos, referidos a que no es evidente lo afirmado por el Tribunal de alzada: que en Sentencia no se haya señalado el objeto de juicio, tampoco hubiese tomado en cuenta la verdad material; que no se haya valorado la prueba; tampoco interpretado y fundamentado correctamente los arts. 346 y 351 del CP; que la fundamentación de la pena no se puede interpretar como defecto procesal inconvalidable; el no ser evidente la insuficiente y contradictoria fundamentación de la Sentencia; el recurso de apelación restringida interpuesta con el afán de evitar la ejecutoria que no tiene nada que ver con el derecho reconocido por la Constitución Política del Estado; que la estructura de la Sentencia no haya cumplido con los arts. 123, 124 y 360 del CPP; de que no es cierto que la fundamentación de absolución sea incompleta; y, con relación a los puntos 5 y 6 del Auto de Vista recurrido vinculados a los precedentes contradictorios citados por los apelantes y al análisis del contenido del recurso y la respuesta con relación a la Sentencia, respectivamente, de que no ha sido viable porque se ha observado el debido proceso y la seguridad jurídica. En respuesta a los nueve motivos, cabe recordar que el recurso de casación es una institución procesal de puro derecho, extraordinario y limitado, y no una tercera instancia, y por lo mismo, los recurrentes tienen la obligación de cumplir con presupuestos mínimos que la ley exige; en el presente caso, los recurrentes a efectos de sustentar su recurso en su otrosí, invocan como precedente contradictorio, la Sentencia Constitucional 198/2014 de 30 de enero, Resolución que no constituye un precedente valido, porque contraviene lo dispuesto por el art. 416 del CPP, que establece: “El recurso de casación procede para impugnar autos de vista dictados por las Cortes Superiores de Justicia contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores o por la Sala Penal de la Corte Suprema”. (El subrayado es nuestro). Es decir, los únicos precedentes que contienen doctrina legal aplicable son los Autos de Vista y los Autos Supremos y no las Sentencias Constitucionales. Asimismo, los recurrentes han invocado como precedentes contradictorios, los Autos Supremos 145/2013-RRC y 126/2013-RRC, resoluciones que no contienen una doctrina legal aplicable, porque los mismos fueron declarados infundados. Finalmente, los impugnantes si bien citan, el Auto Supremo 74/2013; sin embargo, omiten explicar de manera precisa y concreta, la presunta contradicción entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado, siendo que sólo se limitaron hacer mención del precedente, sin ninguna intención de explicar y fundamentar la posible contradicción. Por lo que no cumple con los requisitos formales establecidos por los arts. 416 y 417 del CPP; en consecuencia, corresponde determinar su inadmisibilidad.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 418 del CPP, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Dora Mancilla de Ticona y Arturo Porfirio Ticona Chaina, de fs. 276 a 280 vta.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.


Firmado


Magistrada Presidenta Dra. Norka N. Mercado Guzmán 

Magistrada Dra. Maritza Suntura Juaniquina

Secretario de Sala Cristhian G. Miranda Dávalos

SALA PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA