TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 668/2015-RA

Sucre, 27 de noviembre de 2015


Expediente                : La Paz 158/2015

Parte Acusadora        : Ministerio Público y otro

Parte Imputada        : Arturo Quispe Pucho y otra

Delito                : Daño Calificado


RESULTANDO


Por memoriales presentados el 3 y 7 de septiembre de 2015, cursantes de fs. 897 a 899 vta., y 901 a 903 vta., Pedro Domingo Elio Luna Sillerico y Arturo Quispe Pucho; respectivamente, interponen recursos de casación impugnando el Auto de Vista 44/2015 de 24 de junio de fs. 888 a 890 vta., pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y Pedro Domingo Elio Luna Sillerico contra  Arturo Quispe Pucho y Florencia Loza Mamani, por la presunta comisión del delito de Daño Calificado, previsto y sancionado por el art. 358 inc. 2) del Código Penal (CP).


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


a)   En mérito a las acusaciones pública (fs. 182 a 185), y particular (fs. 187 a 190 vta.), y una vez concluida la audiencia de juicio oral, el Tribunal Cuarto de Sentencia de El Alto del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, pronunció la Sentencia 10/2015 de 16 de enero (fs. 836 a 842), por la que declaró al imputado Arturo Quispe Pucho, autor y culpable de la comisión del delito de Daño Calificado previsto y sancionado por el art. 358 inc. 2) del CP, condenándole a la pena privativa de libertad de cuatro años de reclusión a cumplir en el penal de “San Pedro” de La Paz, con costas a favor del Estado y reparación del daño civil a favor de la víctima; asimismo, absolvió de culpa y pena a la imputada Florencia Loza Mamani por la presunta comisión del delito endilgado, con costas conforme a los arts. 363 inc. 2) y 364 del Código de Procedimiento Penal (CPP).


b)  Contra la mencionada Sentencia, el acusador particular Pedro Domingo Elio Luna Sillerico (fs. 848 a 849 vta.) y el imputado Arturo Quispe Pucho (fs. 859 a 863 vta.), interpusieron recursos de apelación restringida, resueltos por Auto de Vista 44/2015 de 24 de junio (fs. 888 a 890 vta.), dictado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, que declaró improcedentes los recursos planteados; en consecuencia, confirmó la Sentencia impugnada.


c)   Notificado el imputado Arturo Quispe Pucho con el referido Auto de Vista (891), solicitó explicación, complementación y enmienda, petición que fue rechazada por Auto de 19 de agosto de 2015, siendo notificado con esta determinación el 31 de agosto de 2015 (fs. 895 vta.), interpuso recurso de casación el 7 de septiembre del mismo año; respecto, al acusador Pedro Domingo Elio Luna Sillerico fue notificado con la Resolución recurrida, así como con el Auto complementario el 31 de agosto de 2015 (fs. 895), presentando su recurso de casación el 3 de septiembre de la referida gestión, que son objeto del presente análisis de admisibilidad.


II. DE LOS MOTIVOS DE LOS RECURSOS DE CASACIÓN


De la revisión de los recursos de casación, se extraen los siguientes motivos:


II.1. Recurso de casación de Pedro Domingo Elio Luna Sillerico. 


1)   Refiere que el Auto de Vista declaró improcedente en el fondo su recurso de apelación restringida por inobservancia de los arts. 396, 407, 408 y 416 del CPP, sin cumplir con lo señalado en el art. 399 de la citada Ley, negándoles la oportunidad de ampliar o corregir errores. Al respecto invoca el Auto Supremo 595 de 26 de febrero de 2003 y 174 de 19 de junio de 2013.


2)  Por otro lado denuncia, que el Tribunal de alzada evadió responder a los cuestionamientos de su apelación restringida; por cuanto, la Resolución recurrida en su punto 1, incisos: a) sin fundamento, refiere que el Tribunal de Sentencia para la aplicación de la pena consideró las agravantes y las atenuantes por lo que su cuestionamiento resulta impertinente; b) señala que el Tribunal de alzada no puede rever los hechos ni valorizar pruebas de manera que no es atendible su pedido; c) señala que la observación es confusa y que no puede ser atendida, porque debió realizarse durante la sustanciación del juicio cuando lo cierto es que se reclamó en el juicio y fue rechazada por el Tribunal de juicio; de ahí, que considera, que su pedido debió ser atendido; empero, el Auto de Vista contestó de forma evasiva; y en los puntos 7 y 8 alegó que los miembros del Tribunal Cuarto de Sentencia de El Alto habrían actuado correctamente al haber atenuado la pena y haber absuelto a la coacusada por ser insuficiente las pruebas aportadas; criterio, que considera contradictorio a los Autos Supremos 189/2012 de 8 de agosto y 278/2012 de 31 de octubre.


3)  Refiere, que como aclaración sobre el cumplimiento de los requisitos a la presentación de su recurso de apelación antes de que se emitiera la resolución impugnada, presentó memorial el 19 de mayo de 2015 en la que afirma, invocó como precedentes contradictorios los Autos Supremos 99 de 24 de marzo de 2005, 326/2012 de 12 de noviembre, 12/2012 de 30 de enero, 64/2012-RRC de 19 de abril, 50/2013-RRC de 1 marzo, 466/2014-RRC de 17 de septiembre, 502/2014-RRC de 24 de septiembre, 30/2012 de 29 de febrero, señalando la contradicción en la que incurrió el Tribunal de sentencia respecto a sus denuncias referidas a que la Sentencia incurrió en los defectos del art. 370 del CPP contenidos en los incisos: i) 5); sin embargo, el Tribunal de alzada confirmó la Sentencia, no considerando que si bien, se señaló la aplicación de las agravantes y atenuantes; empero, no se sustentó su resultado siendo que las atenuantes eran mínimas con relación a las agravantes, lo cual hace ver que se dio una pena muy leve, cuando lo que correspondía era imponérsele seis años de reclusión; por estas circunstancias, señaló, que se incurrió en contradicción de los Autos Supremos 99 de 24 de marzo de 2005, 326/2012 de 12 de noviembre, 12/2012 de 30 de enero, 64/2012-RRC de 19 de abril y 50/2013-RRC de 1 de marzo; y, ii) 6), porque existió una valoración defectuosa de la prueba testifical de cargo; por cuanto, señaló la sentencia que ninguno de los testigos habría hecho referencia a la participación de la acusada Florencia Loza Mamani; sin embargo, el acta de juicio oral de 3 de diciembre de 2014, evidenciaría que el testigo Julio Ramos Chana manifestó que conocía a ambos esposos (Arturo Quispe Pucho y Florencia Loza Maman); asimismo, Sonia Arteaga señaló que también la imputada Florencia Loza Mamani había ocasionado junto con su esposo el coimputado Arturo Quispe Pucho el daño a la propiedad privada del querellante, con objetos contundentes como refieren los relatos; a cuya temática asevera, invocó los Autos Supremos 466/2014-RRC de 17 de septiembre, 502/2014-RRC de 24 de septiembre y 30/2012 de 29 de febrero.


II.2.Recurso de casación de Arturo Quispe Pucho.


a)  Refiere, deficiencias de la Sentencia como ser: i) La acusación particular señaló que las paredes de su inmueble se destruyeron a las 19:30 a 20:30; sin embargo, los testigos señalaron que el hecho ocurrió a las tres de la tarde; ii) Otros testigos, como ser: Hilarión Martela Bautista indicaron que el hecho ocurrió el 28 noviembre de 2010 y Julio Ramos Chana dijo que fue el 27 del mismo mes y año cuando el hecho fue el 19 de noviembre; y, iii) No se demostró que el inmueble sea de propiedad de la víctima, al contrario se evidenció que el inmueble corresponde al imputado; asimismo, no se constató que el hecho se cometió en despoblado, en banda o cuadrilla, con violencia en las personas, o amenazas graves como exige el tipo penal de Daño Calificado, previsto y sancionado por el art. 358 inc. 2) del CP, aspectos no observados por el Tribunal de apelación, siendo su obligación cuidar que se observe la legalidad.


b)  Reclama, que la acusación fue presentada fuera de plazo y la Sentencia con fundamentos contradictorios rechazó su solicitud de extinción de la acción penal por duración máxima del proceso sin tener en cuenta el derecho a contar con una decisión en plazo razonable que ponga fin a la persecución penal ya que en el proceso transcurrieron cuatro años, situación que vulnera el art. 115 del Constitución Política del Estado (CPE).


c)   Denuncia, que el Auto de Vista y su Auto complementario, infringen el art. 124 del CPP; por cuanto, en su apelación habría demostrado que la sentencia no tiene fundamentación, a cuyo efecto, asevera, correspondía anular la misma y disponer al reposición del proceso. Al respecto invoca el Auto Supremo 444/2005 de 16 de octubre.


d)  El Auto de Vista, infringe el art. 173 del CPP; toda vez, que el Tribunal de alzada no realizó el control de legalidad procesal que instruya al Tribunal de mérito aplique lo establecido en el referido artículo al estar obligados a valorar toda la prueba de descargo, una por una, otorgándole valor correspondiente en forma individual y conjunta y el no hacerlo constituye defecto absoluto. Con relación a la temática plateada invoca como precedente contradictorio los Autos Supremos 308/2005 de 25 de agosto y 2/2013 de 31 de enero.


e)  Finalmente refiere, que el Auto de Vista infringió el art. 398 del CPP; por cuanto, no se hubiere pronunciado a su reclamo cuestionado en apelación restringida referido a la resolución de rechazo de la excepción de extinción de la acción penal por duración máxima del proceso emitida por el Tribunal de primera instancia; observación a la cual, el Auto de Vista no se mencionó, pese a haberlo repetido en su fundamentación oral. Con relación a este motivo invoca el Auto Supremo 88 de 25 de abril y 12 de 30 de enero, ambos de 2012.


Finalmente, el recurrente aparte de los referidos Autos Supremos, cita el 444/2005 de 15 de octubre y 308/2005 de 25 de agosto.


III. REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN


El art. 180.II de la CPE, garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.


En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación dada su función nomofiláctica, tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia, a fin de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal, por razones de seguridad jurídica y respecto al derecho a la igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia, resultando en el caso particular de las Salas Penales, que ante la interposición del recurso de casación, les corresponde en base al derecho objetivo, establecer la existencia o no de contradicción entre el fallo impugnado con los precedentes invocados.


Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:


i)   Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.



ii)  Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


Esto significa que, no basta la simple mención, invocación, trascripción del precedente, ni la fundamentación subjetiva del recurrente respecto a cómo cree que debió ser resuelta la alegación; sino, la adecuación del recurso indefectiblemente a la normativa legal, para que a partir de ello, este Tribunal de Justicia, pueda cumplir con su competencia (art. 419 del CPP), sin que pueda considerarse a este medio de impugnación una nueva oportunidad de revisión del fallo de mérito.


iii)  Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la Sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


Sin embargo, existen situaciones de flexibilización de los requisitos de admisibilidad del recurso de casación que permite abrir excepcionalmente la competencia en aquellos casos en los que se denuncie la existencia de graves y evidentes infracciones a los derechos de las partes y que constituyan defectos absolutos no susceptibles de convalidación; posibilidad que se justifica teniendo presente: a) Que el fin último del derecho es la justicia. b) La tarea encomendada por ley al Tribunal Supremo referida precedentemente. c) La necesidad de precautelar se observen las normas procesales que son de orden público y de cumplimiento obligatorio que prevén no se cometan actos procesales defectuosos, teniendo en cuenta que conforme la disposición contenida en el art. 115.II de la CPE, el Estado garantiza entre otros, los derechos al debido proceso y a la defensa. d) Las disposiciones relativas a la nulidad de actos procesales previstas por el art. 17 de la LOJ.


Este entendimiento, no implica que el recurrente se limite en el recurso de casación a formular una simple denuncia de actividad procesal defectuosa sin la debida fundamentación; por el contrario, en este tipo de situaciones, la parte recurrente deberá formular las denuncias vinculadas a la existencia de defectos absolutos, teniendo como obligación el proveer los antecedentes de hecho generadores del recurso, detallar con precisión la restricción o disminución del derecho o garantía, precisando el mismo y finalmente explicar el resultado dañoso emergente del defecto, así como las consecuencias procesales cuya relevancia tenga connotaciones de orden constitucional.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS


Conforme a lo normado en el art. 417 del CPP, el plazo máximo para la interposición del recurso de casación es de cinco días, verificándose en el presente caso que el acusador Pedro Domingo Elio Luna Sillerico fue notificado con el Auto de Vista recurrido y su Auto Complementario el 31 de agosto de 2015 (fs. 895), presentando su recurso el 3 de septiembre del mismo año; así también, el imputado Arturo Quispe Pucho fue notificado con el Auto de Complementación a la Resolución recurrida el 31 de agosto de 2015 (fs. 895 vta.), presentando su recurso el 7 de septiembre de la misma gestión, extremo que evidencia que dicho medio de impugnación se planteó dentro del plazo legal, correspondiendo por lo tanto, verificar a continuación el cumplimiento de los demás requisitos.


IV.1. Recurso de casación de Pedro Domingo Elio Luna Sillerico.


Con relación al primer motivo, refirió que el Auto de Vista declaró improcedente en el fondo su recurso de apelación restringida, por inobservancia de los arts. 396, 407, 408 y 416 del CPP, sin dar cumplimiento con lo señalado en el art. 399 de la citada norma, negándoles la posibilidad de ampliar o corregir errores. Sobre este motivo invocó como precedente contradictorio el Auto Supremo 174/2013 de 19 de junio que estaría referido a que el Tribunal de alzada antes de resolver el fondo del recurso de apelación restringida debe cumplir con lo que establece el art. 399 del CPP, lo contrario implicaría vulneración a las normas del debido proceso; aspecto que a decir del recurrente habría sido inobservado por el Tribunal de apelación; en la argumentación del recurso, se evidencia que el recurrente explicó la posible contradicción de la Resolución recurrida con relación al precedente invocado, en tal sentido, se observa que cumplió con los requisitos previstos por los arts. 416 y 417 del CPP, resultando admisible el presente motivo.


En cuanto, al Auto Supremo 595 de 26 de febrero de 2003, no será considerado en la resolución de fondo; por cuanto, el mismo, no contiene doctrina legal aplicable susceptible de contrastación, ya que, fue declarado infundado; por tanto, rechazada la impugnación que fue motivo de análisis, razonamiento que se encuentra establecido en el Auto Supremo 571/2014-RA de 15 de octubre.


Respecto del segundo motivo, en el que reclama que el Auto de Vista respondió de forma evasiva a los cuestionamientos de su recurso de apelación restringida, fundamentos que se encuentran en el punto 1 incs. a); b); c); agregando además que en los puntos 7 y 8 el Auto de Vista sin fundamento señaló, que los miembros del Tribunal Cuarto de Sentencia de El Alto habrían actuado correctamente al haber atenuado la pena y haber absuelto a la coacusada por ser insuficiente las pruebas aportadas; al respecto, invoca el Auto Supremo 189/2012-RRC de 8 de agosto, que estaría referido a que no existiría fundamentación en el Auto de Vista cuando se evidencia que en el mismo el Tribunal de alzada no se hubiere pronunciado sobre el fondo de los puntos cuestionados; en la fundamentación del motivo, se observa que el recurrente explicó la posible contradicción; en consecuencia, este motivo resulta también admisible.


En cuanto, al Auto Supremo 278 de 31 de octubre de 2012; no será considerado en la resolución de fondo; por cuanto, el recurrente se limitó a citarlo, no explicando en qué consistiría la posible contradicción.


Con relación al tercer motivo, en el que refiere que como aclaración sobre el cumplimiento de los requisitos a la presentación de su recurso de apelación, presentó memorial el 19 de mayo de 2015 en la que invocó como precedentes contradictorios los Autos Supremos 99 de 24 de marzo de 2005, 326/2012 de 12 de noviembre, 12/2012 de 30 de enero, 64/2012-RRC de 19 de abril, 50/2013-RRC de 1 marzo, 466/2014-RRC de 17 de septiembre, 502/2014-RRC de 24 de septiembre, 30/2012 de 29 de febrero, señalando la contradicción en la que hubiere incurrido el Tribunal de sentencia respecto a sus denuncias referidas a que la Sentencia incurrió en los defectos del art. 370 del CPP contenidos en los incisos 5) y 6). Sobre este motivo, invoca los Autos Supremos 99 de 24 de marzo de 2005, 326/2012 de 12 de noviembre, 12/2012 de 30 de enero, 64/2012-RRC de 19 de abril, 50/2013-RRC de 1 marzo, 466/2014-RRC de 17 de septiembre, 502/2014-RRC de 24 de septiembre, 30/2012 de 29 de febrero; empero, el recurrente se limitó a su mera enunciación, no observándose la explicación de contradicción que impone la ley, puesto que, no basta con citar los Autos Supremos; sino, corresponde explicar por qué considera que el Auto de Vista recurrido contradijo los entendimientos de los precedentes invocados, para que con esos insumos este Tribunal pueda ingresar a verificar si existe o no contradicción, aspecto que no ocurrió en el presente motivo; en consecuencia, deviene en inadmisible.


IV.2. Recurso de casación de Arturo Quispe Pucho.


Respecto al primer motivo, en la que reclama que el Tribunal de apelación no hubiere observado, la existencia de deficiencias de la Sentencia en cuanto a la valoración de la prueba testifical de Hilarión Martela Bautista y Julio Ramos Chana; además, de la mala aplicación del art. 358 inc. 2) del CP; al respecto, se advierte la falta de invocación de precedente contradictorio alguno; por tanto, menos explicó las contradicciones en la que hubiera incurrido el Auto de Vista; situación, por lo que, el presente motivo deviene en inadmisible. 

Con relación al segundo  motivo, en el que observó que la acusación fue presentada fuera de plazo y que la Sentencia con fundamentos contradictorios rechazó su solicitud de extinción de la acción penal por duración máxima del proceso sin tener en cuenta el derecho a contar con una decisión en plazo razonable que ponga fin a la persecución penal ya que en el proceso transcurrieron cuatro años, vulnerando el art. 115 del CPE. Respecto del presente motivo no se encuentra dentro de los parámetros establecidos para la admisibilidad que permita ingresar a conocer el fondo del recurso, pues su argumentación corresponde de un lado, a actuados procesales ocurridos en la etapa de juicio y que hubieran sido objeto para la emisión de la Sentencia de mérito; en ese entendido, no se apertura la competencia de este Tribunal para analizar agravios únicamente vinculados a la Sentencia; por cuanto, de acuerdo al art. 416 del CPP, el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista emitidos por los Tribunales Departamentales de Justicia contrarios a otros precedentes pronunciados por otros Tribunales Departamentales de Justicia o por el Tribunal Supremo de Justicia; en consecuencia, el referido motivo no es susceptible de ser analizado en el fondo, deviniendo en inadmisible.


Con relación al tercer motivo, señaló que el Auto de Vista y su Auto complementario infringieron el art. 124 del CPP; ya que, en su apelación habría demostrado que la sentencia no contenía fundamentación, situación por la que, asevera, correspondía anular la misma y disponer la reposición del proceso. Con relación a este motivo, si bien el recurrente invocó como precedente contradictorio el Auto Supremo 444/2005 de 16 de octubre; sin embargo, se limitó a transcribirlo, omitiendo explicar cuál la contradicción con los argumentos del Auto de Vista impugnado y el precedente citado, falencia que no puede ser suplida de oficio, situación por la que deviene en inadmisible.


Respecto del cuarto motivo, en el que denuncia que el Auto de Vista hubiera infringido el art. 173 del CPP, por no realizar el control de legalidad procesal que instruya al Tribunal de mérito aplique lo establecido en el referido artículo al estar obligados a valorar toda la prueba, una por una, otorgándole valor correspondiente en forma individual y conjunta y el no hacerlo constituye defecto absoluto. Sobre este reclamo, el recurrente invoca los Autos Supremos 308/2005 de 25 de agosto y 2/2013 de 31 de enero; empero, buscado el primero en el registro de Autos Supremos de la gestión 2005 en las Salas Penales Primera y Segunda, ninguno corresponde a la fecha que refiere el recurrente, y si bien existe el número de Auto Supremo; empero, corresponden a resoluciones de admisibilidad; en consecuencia, no contienen doctrina legal aplicable; y, respecto al segundo Auto Supremo que cita el recurrente, se advierte que corresponde a una Resolución que fue declarado infundado; es decir, que tampoco contiene doctrina legal que pudiera ser contrastado en el análisis de fondo.


Por otra parte, con relación a la mera enunciación de defecto absoluto, el recurrente olvida exponer en qué consiste; de ello se entiende, explicar cómo entiende que se materializó el agravio alegado; y, cuál es el resultado dañoso, consecuentemente al no haberse cumplido con los presupuestos de admisibilidad ni flexibilización establecidos y explicados por este Tribunal en el acápite III, este motivo deviene en inadmisible.


Con relación al quinto motivo, referido a que el Auto de Vista hubiere  infringido el art. 398 del CPP; por cuanto, no se hubiere pronunciado sobre su denuncia referida a la resolución de rechazo de la excepción de extinción de la acción penal por duración máxima del proceso emitida por el Tribunal de primera instancia, pese haberlo repetido en su fundamentación oral; sobre este reclamo, el recurrente, invoca el Auto Supremo 88/2012 de 25 de abril, que estaría referido a que se vulnera el art. 398 del CPP cuando el Tribunal de alzada no se pronunciare a todos los puntos impugnados; de donde se observa que el recurrente explicó la posible contradicción de la Resolución recurrida con relación al precedente invocado, en tal sentido, ante el cumplimiento del requisito previstos por el segundo párrafo del art. 417 del CPP, este motivo deviene en admisible.


En cuanto a la invocación de los Autos Supremos 12 de 30 de enero de 2012, 444/2005 de 15 de octubre y 308/2005 de 25 de agosto, no serán considerados en la resolución de fondo; toda vez, que el recurrente se limitó únicamente a citarlos.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 418 del CPP, declara ADMISIBLES los recursos de casación interpuestos por: Pedro Domingo Elio Luna Sillerico; únicamente con relación a los motivos primero y segundo; y, Arturo Quispe Pucho, solamente en lo que respecta al quinto motivo; respectivamente, asimismo, en cumplimiento del mencionado artículo en su segundo párrafo, se dispone que por Secretaría de Sala se haga conocer a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado Plurinacional, mediante fotocopias legalizadas, el Auto de Vista impugnado y el presente Auto Supremo. 


Regístrese, hágase saber y cúmplase


Firmado


Magistrada Presidenta Dra. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrada Dra. Norka N. Mercado Guzmán 

Secretario de Sala Cristhian G. Miranda Dávalos

SALA PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA