TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 624/2015-RA

Sucre, 03 de noviembre de 2015


Expediente        : La Paz 123/2015

Parte Acusadora        : Damiana Guarachi Lupa

Parte Imputada        : Germán Héctor Ticona Callisaya y otra

Delitos        : Perturbación de posesión y otro


RESULTANDO


Por memorial presentado el 21 de julio de 2015, cursante de fs. 407 a 411, Germán Hector Ticona Callisaya y Elena Carmela Hilari Mamani, interponen recurso de casación impugnando el Auto de Vista 40/2015 de 17 de junio, de fs. 389 a 395 vta., pronunciado por la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso penal seguido por Damiana Guarachi Lupa contra los recurrentes, por la presunta comisión de los delitos de Perturbación de Posesión y Usurpación Agravada, previstos y sancionados por los arts. 353 y 355 del Código Penal (CP), respectivamente.


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


a)  En mérito a la acusación particular (fs. 3 a 5) y una vez desarrollada la audiencia de juicio oral, el Juez Primero de Sentencia en lo Penal del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, pronunció la Sentencia 001/2015 de 7 de enero (fs. 307 a 313 vta.), por la que declaró a Germán Héctor Ticona Callisaya y a Elena Carmela Hilari Mamani, autores de la comisión del delito de Perturbación de Posesión, previsto y sancionado por el art. 353 del CP, imponiéndoles la pena de dos años y seis meses de privación de libertad,  más el pago de costas, daños y perjuicios ocasionados a la víctima a calificarse en ejecución de sentencia, siendo declarados absueltos del delito de Usurpación Agravada, tipificado en el art. 355 del CP.


b)  La mencionada Sentencia, fue objeto de apelación restringida por los imputados Germán Hector Ticona Callisaya y Elena Carmela Hilari Mamani (fs. 355 a 362 vta.), que previo memorial de subsanación (fs. 380 a 382 vta.), fue resuelto por Auto de Vista 40/2015 de 17 de junio (fs. 389 a 395 vta.), pronunciado por la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, que declaró la improcedencia del recurso y confirmó la Sentencia impugnada.


c) Por diligencia de 13 de julio de 2015 (fs. 396), los recurrentes fueron notificados con el referido Auto de Vista y el 21 del mismo mes y año, formularon el recurso de casación que es objeto del presente análisis de admisibilidad.


II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN


De la revisión del recurso de casación, se extraen como motivos los siguientes:

1)  Los recurrentes refieren que un elemento esencial para la configuración del delito acusado es la Posesión del inmueble por parte de la presunta víctima; sin embargo, se tendría plenamente demostrado su posesión legítima del inmueble objeto del presente litigio, teniendo en relación a éste la calidad de inquilinos; por lo que, no existiría prueba contundente e indubitable para dictar Sentencia condenatoria en su contra. Empero, tales fundamentos no fueron considerados a momento de emitirse el Auto de Vista confutado en su primer considerando, más al contrario, confirmó que se dictaminó la Sentencia 001/2015 de 7 de enero, a partir de una “actividad mínima probatoria” (sic); generando contradicción con los Autos Supremos 66 de 27 de enero de 2006 y 319/2012 de 4 de diciembre.


2) Por otro lado, denuncian que el quinto considerando del Auto de Vista impugnado señala una presunta omisión en la fundamentación de las causales de apelación restringida descritas en los incs. 5) y 6) del art. 370 del Código de Procedimiento Penal (CPP), criterio parcial y sesgado del Tribunal de alzada, que no consideró que estos aspectos fueron precisados en apelación restringida, incluso “haciendo notar el error in judicando que incurriría la Sentencia No. 001/2015 al condenarnos sin que exista el elemento esencial  del delito consistente en que la acusadora demuestre la posesión y que por otro lado que nosotros actuaríamos sin tener derecho legítimo sobre el inmueble, es decir como inquilinos” (sic). Además, el Auto de Vista recurrido hace referencia al incumplimiento del pago de alquileres como un aspecto que construye la teoría del Juzgador, ratificada por el Tribunal de alzada, decisión ultra petita y al margen de su competencia; citan como precedentes contradictorios los Autos Supremos 66/2006 de 27 de enero y 319/2012 de 4 de diciembre, ambos de la Sala Penal Segunda.


3)  El Auto de Vista refiere en el quinto considerando, que no se habría especificado, qué pruebas no fueron valoradas, ni cuál el valor que debería dárseles a cada una de ellas; es decir, que habría una indebida fundamentación del recurso. Sin embargo, el “objeto de apelación restringida fue precisamente la ausencia de condición para que pueda configurarse el delito de perturbación de posesión” (sic); es decir, que la víctima se encuentre en posesión del bien inmueble y no simplemente demostrar el derecho propietario, aspecto que como se desarrolló en el motivo 1) no fue demostrado; citan como precedentes contradictorios los Autos Supremos 66/2006 de 27 de enero y 319/2012 de 4 de diciembre, ambos de la Sala Penal Segunda.


III. REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN


El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales como expresión de la determinación contenida en los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, correspondiendo a los sujetos procesales observar, a tiempo de interponer los recursos que la norma adjetiva prevé, las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.


En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia cuando éstos sean contrarios a otros precedentes pronunciados por sus Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el CPP, el recurso de casación dada su función nomofiláctica, tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia, a fin de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal, por razones de seguridad jurídica y respecto al derecho a la igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; labor reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia, resultando en el caso particular de las Salas Penales, que ante la interposición del recurso de casación, les corresponde en base al derechos objetivo establecer la existencia o no de contradicción entre el fallo impugnado con los precedentes invocados.

Para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:


i)   Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.


ii)  Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una  carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


Esto significa que, no basta la simple mención, invocación, trascripción del precedente, ni la fundamentación subjetiva del recurrente respecto a cómo cree que debió ser resuelta la alegación; sino, la adecuación del recurso indefectiblemente a la normativa legal, para que a partir de ello, este Tribunal de Justicia, pueda cumplir con su competencia (art. 419 del CPP), sin que pueda considerarse a este medio de impugnación una nueva oportunidad de revisión del fallo de mérito.


iii)  Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS


Conforme a lo señalado, se tiene que, los recurrentes fueron notificados con el Auto de Vista recurrido el 13 de julio de 2015, habiendo planteado recurso de casación el 21 del mismo mes y año, ante la Sala Penal Tercera; es decir, dentro de plazo legal y ante el mismo Tribunal cuya Resolución se cuestiona en el presente recurso, considerando que por Decreto Supremo 2435 de 1 de julio de 2015, se declaró feriado con suspensión de actividades laborales públicas y privadas el día miércoles 8 de julio de 2015 en el Departamento de La Paz, en razón de la visita al país del máximo representante de la Iglesia Católica, circunstancia que se adecua al art. 124 de la LOJ; es decir, suspensión de plazo procesal en la fecha indicada, por motivo de fuerza mayor. Correspondiendo ahora verificar el cumplimiento de los requisitos exigidos en los arts. 416 y 417 del CPP.


Con relación a los demás requisitos de admisibilidad, se establece que la parte recurrente si bien plantea tres motivos relativos a la falta de consideración de parte del Tribunal de alzada a los argumentos alegados en apelación, a la determinación adoptada en el Auto de Vista respecto a las causales de apelación previstas en los incs. 5) y 6) del art. 370 del CPP y a la conclusión asumida por dicho Tribunal en sentido de que el recurso de apelación adolecería de indebida fundamentación; todos ellos convergen en el planteamiento de que en el presente caso no se acreditó la posesión del inmueble en cuestión por la supuesta víctima, a cuyo efecto invoca los Autos Supremos 66 de 27 de enero de 2006 y 319/2012 de 4 de diciembre, que en el planteamiento del recurso señalan que existe el delito por el que fueron condenados cuando se demuestra la posesión del inmueble y no el derecho propietario, como fue asumido en el Auto de Vista impugnado, incurriendo el Tribunal de alzada en contradicción con los precedentes al declarar la improcedencia de su apelación restringida, advirtiéndose en consecuencia la concurrencia de los requisitos previstos por los arts. 416 y 417 del CPP, al invocarse precedentes y establecerse aún de manera escueta la probable contradicción con el Auto de Vista impugnado, correspondiendo en consecuencia la admisión del recurso para su análisis de fondo en los límites señalados en la presente Resolución.


Por último, con relación al incidente sobre actividad procesal defectuosa planteada en el Otrosí 1º de su memorial, cabe señalar que el planteamiento de la parte recurrente está orientada para que este Tribunal, imprima y resuelva un incidente, situación inadmisible de acuerdo al art. 50 del CPP, pues este máximo Tribunal Justicia no tiene competencia para pronunciarse al respecto y menos aún darle el trámite correspondiente; en consecuencia, al haberse planteado en el recurso de casación un incidente de actividad procesal defectuosa, considerando los requisitos para la admisión desarrollados en el acápite III de la presente resolución, se concluye que es inviable la tramitación del referido incidente.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 418 del CPP, declara ADMISIBLE el recurso de casación de fs. 407 a 411, interpuesto por Germán Hector Ticona Callisaya y Elena Carmela Hilari Mamani; asimismo, en cumplimiento del mencionado artículo en su segundo párrafo, dispone que por Secretaría de Sala se haga conocer a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado Plurinacional, mediante fotocopias legalizadas, el Auto de Vista impugnado, el Auto Complementario y el presente Auto Supremo. 


Regístrese, hágase saber y cúmplase.


Firmado


Magistrada Presidenta Dra. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrada Dra. Norka N. Mercado Guzmán 

Secretario de Sala Cristhian G. Miranda Dávalos

SALA PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA