TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 470/2015-RA

Sucre, 06 de julio de 2015


Expediente        : Oruro 8/2015

Parte Acusadora        : Empresa Minera Huanuni

Parte Imputada        : Alexander Choque Nina 

Delito        : Hurto


RESULTANDO


Por memorial presentado el 25 de marzo de 2015, cursante de fs. 92 a 94, Christian Alejandro Ojeda Ibañez, en representación legal de la Empresa Minera Huanuni, interpone recurso de casación impugnando el Auto de Vista 23/2014 de 20 de noviembre, de fs. 77 a 79, pronunciado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, dentro del proceso penal que sigue la Empresa Minera Huanuni contra Alexander Choque Nina, por el presunto delito de Hurto, previsto y sancionado por el art. 326 inc. 4) del Código Penal (CP).


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


  1. Una vez desarrollado y concluido el juicio oral y público el Juez de Partido Ordinario, Sentencia, Liquidador, Niñez y Adolescencia, Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Huanuni del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, pronunció la Sentencia 02/2014 de 7 de febrero (fs. 104 a 109 vta.), por la que absolvió de culpa y pena a Alexander Choque Nina, en cumplimiento del art. 363 inc. 2) del Código de Procedimiento Penal (CPP), por el delito de Hurto, previsto y sancionado en el art. 326 inc. 4) del CP.


  1. La mencionada Sentencia, fue objeto de apelación restringida por Anabel Jimena Galarza Ocaña, en representación legal de la Empresa Minera Huanuni (fs. 111 a 112), resuelto por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, a través de Auto de Vista 23/2014 de 20 de noviembre, que declaró improcedente el recurso planteado; por ende, confirmó la Sentencia apelada.


  1. Notificada la parte recurrente con la Resolución de alzada el 18 de marzo de 2015 (fs. 81), interpuso recurso de casación, el 25 del mismo mes y año, motivo del presente análisis de admisibilidad.


II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN


Del memorial de recurso de casación, se extraen los siguientes motivos.


  1. Previa descripción de los puntos apelados, denuncia que el Auto de Vista recurrido, al igual que el Juez de Sentencia, no le dan el valor suficiente a las declaraciones expresadas por los testigos de cargo (cuyas atestaciones describió), quienes identificaron al acusado cuando portaba mineral y fue aprehendido en flagrancia, sobre todo si la parte acusada no generó ninguna prueba testifical de descargo; a cuyo efecto, cita el Auto Supremo 171/2012-RRC de 24 de julio, en el que se establecieron las reglas de la sana crítica, asegurando que en su caso, el Juez de Sentencia no valoró la producción de prueba en juicio, pese a existir las referidas declaraciones; sin embargo, el Tribunal de alzada, advertido de esa mala valoración probatoria, debió fundamentar de manera adecuada el porqué de la improcedencia de la apelación restringida.


Asimismo, denuncia que la denuncia descrita constituye defectos absolutos; por lo que, cita el Auto Supremo 637/2013 de 13 de noviembre, transcribiendo su contenido.


  1. El Auto de Vista se limita a señalar que la denuncia de falta de congruencia entre la acusación y la Sentencia, en el que se cuestionó que a Alexander Choque Nina se le acusó por la comisión del delito de Hurto, previsto y sancionado en el art. 326 inc. 4) del CP y no por el art. 16 inc. g) de la Ley General del Trabajo y art. 9 inc. g) de su Reglamento, no vulneraron los preceptos de los arts. 348, 362 y 365 del CPP; por cuanto, la Sentencia absolutoria fue emitida ante la inexistencia de elementos probatorios aportados en la investigación, que acrediten la comisión del delito de Hurto atribuido al acusado, respecto a lo cual, cita el Auto Supremo 196/2005 de 3 de junio, que señala “el Tribunal de Alzada en caso de advertir defectuosa valoración de la prueba debe especificar con claridad el quebrantamiento de las reglas de la sana crítica” (sic), afirmando que en el caso analizado el Tribunal de alzada omitió valorar con meridiana claridad que el Juez de Sentencia en la fundamentación de la Resolución valoró erradamente que el acusado, quien interpuso una demanda laboral, haya sido restituido a su fuente laboral al no haber sido demostrada la infracción de las citadas normas de la Ley General del Trabajo y su Reglamento; no obstante, el mismo Juez de Sentencia fue quien intervino en el proceso laboral, habiendo emitido en primera instancia la Sentencia 03/2011 de “19 de 2011”, declarando improbada la aludida demanda; por lo que, afirma que el Juez de mérito es incongruente con sus mismos actos.


III.        REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN


El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales como expresión de la determinación contenida en los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, correspondiendo a los sujetos procesales observar, a tiempo de interponer los recursos que la norma adjetiva prevé, las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.


En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia cuando éstos sean contrarios a otros precedentes pronunciados por sus Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el CPP, el recurso de casación dada su función nomofiláctica, tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia, a fin de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal, por razones de seguridad jurídica y respecto al derecho a la igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; labor reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia, resultando en el caso particular de las Salas Penales, que ante la interposición del recurso de casación, les corresponde en base al derechos objetivo establecer la existencia o no de contradicción entre el fallo impugnado con los precedentes invocados.

Para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:


  1. Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.


  1. Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


Esto significa que, no basta la simple mención, invocación, trascripción del precedente, ni la fundamentación subjetiva del recurrente respecto a cómo cree que debió ser resuelta la alegación; sino, la adecuación del recurso indefectiblemente a la normativa legal, para que a partir de ello, este Tribunal de Justicia, pueda cumplir con su competencia (art. 419 del CPP), sin que pueda considerarse a este medio de impugnación una nueva oportunidad de revisión del fallo de mérito.


iii)        Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS


Conforme dispone el art. 417 del CPP, el plazo máximo para la interposición del recurso de casación es de cinco días, que de acuerdo al art. 130 del mismo cuerpo normativo citado, empieza a correr a partir del día siguiente de practicada la notificación con la resolución recurrida, computándose sólo los días hábiles. En autos, se constata que la Empresa recurrente fue notificada con la Resolución de alzada el 18 de marzo de 2015, habiendo presentado recurso de casación el 25 del mismo mes y año, ante la Sala Penal Primera; es decir, dentro del plazo legal y ante la misma Sala que emitió el Auto de Vista impugnado.


Ahora bien, con relación a los demás requisitos establecidos para la admisión del recurso de casación, es preciso verificar si cumplió con las exigencias normadas en los arts. 416 y 417 del CPP. Así, con relación al primer motivo de casación, en primer lugar, el recurrente acusa que el Auto de Vista, no le dio valor suficiente a las declaraciones testificales de cargo, las que identificaron al acusado cuando portaba mineral y fue aprehendido en flagrancia, correspondiendo que el Tribunal de alzada, advertido de la mala valoración probatoria, fundamente adecuadamente las razones para declarar la improcedencia de la apelación restringida, a cuyo efecto, cita y transcribe el contenido del Auto Supremo 171/2012-RRC de 24 de julio, referido a las reglas de la sana crítica, el cual denuncia no fue observado en su caso por cuanto el Juez de Sentencia no valoró la prueba testifical referida, ante lo cual el Tribunal de alzada no fundamentó su decisión para declarar la improcedencia de la referida impugnación, explicación que, aunque escueta, permite el análisis de fondo de la problemática planteada, vía contrastación jurisprudencial, resultando el motivo admisible.


Con relación al Auto Supremo 637/2013 de 13 de noviembre, el impugnante no especificó los alcances de la presunta contradicción del Auto de Vista recurrido y la aplicación que pretende, razones por la que no será considerado en la resolución de fondo.

Respecto al segundo motivo de casación, en el que asevera que con relación a la denuncia de incongruencia entre la acusación y la Sentencia, el Auto de Vista se limitó a expresar que la Resolución absolutoria fue dictada ante la inexistencia de elementos probatorios aportados en la investigación, sin valorar que el Juez de Sentencia, en su fundamentación valoró erradamente que el acusado haya sido restituido a su fuente laboral al no haber sido demostrada la infracción para su retiro, cuando fue el mismo Juez de Sentencia quien emitió Resolución de primera instancia en la demanda laboral, declarándola improbada; a cuyo efecto, cita el Auto Supremo 196/2005 de 3 de junio, referido a la obligación del Tribunal de alzada de especificar con claridad el quebrantamiento de las reglas de la sana crítica, en caso de advertir defectuosa valoración probatoria, razonamiento que no se tomó en cuenta en su caso, debido a que el Tribunal de alzada omitió valorar con meridiana claridad que el Juez de Sentencia en la fundamentación de la resolución de mérito, valoró erradamente la circunstancia de la demanda laboral y que haya sido restituido a su fuente de trabajo, no obstante que la misma autoridad jurisdiccional, declaró improbada la citada demanda.


Al respecto, se advierte que el recurrente, cumplió suficientemente con la carga procesal de explicar los alcances de la presunta contradicción con la doctrina legal invocada, a cuyo efecto, al igual en el caso anterior, corresponde declarar su admisibilidad.


POR TANTO

La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 418 del CPP, declara ADMISIBLE el recurso de casación de fs. 92 a 94, formulado por Christian Alejandro Ojeda Ibañez en representación legal de la empresa minera Huanuni; asimismo, en cumplimiento del mencionado artículo en su segundo párrafo, dispone que por Secretaría de Sala se haga conocer a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado Plurinacional, mediante fotocopias legalizadas: el Auto de Vista 23/2014 de 20 de noviembre, de fs. 77 a 79, así como el presente Auto Supremo. 

Regístrese, hágase saber y cúmplase.


Firmado


Magistrada Presidenta Dra. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrada Dra. Norka N. Mercado Guzmán 

Secretario de Sala Cristhian G. Miranda Dávalos

SALA PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA