TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 444/2015-RRC

Sucre, 29 de junio de 2015


Expediente                        : La Paz 22/2015

Parte Acusadora                : Ministerio Público y otro

Parte Imputada                : Nicolás Huallpa Laura

Delito                           : Lesiones Gravísimas

Magistrada Relatora        : Dra. Maritza Suntura Juaniquina


RESULTANDO


Por memorial presentado el 16 de enero de 2015, cursante de fs. 937 a 944 vta., Nicolás Huallpa Laura, interpone recurso de casación impugnando el Auto de Vista 101/2014 de 9 de diciembre, de fs. 887 a 888, pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y Benancio Quispe Quispe contra el recurrente, por la presunta comisión del delito de Lesiones Gravísimas, previsto y sancionado por el art. 270 incs. 2), 3) y 4) del Código Penal (CP).


I. DEL RECURSO DE CASACIÓN


I.1. Antecedentes


  1. Desarrollada la audiencia de juicio oral y público, por Sentencia 008/2014 de 11 de junio (fs. 817 a 820 vta.), el Tribunal Primero de Sentencia de El Alto del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, declaró a Nicolás Huallpa Laura, autor de la comisión del delito de Lesiones Gravísimas, previsto y sancionado por el art. 270 incs. 2), 3) y 4) del CP, condenándole a cumplir la pena de cuatro años de presidio, más el pago de costas a favor del Estado y la reparación del daño civil a favor de la víctima, averiguables en ejecución de Sentencia.


  1. Contra la mencionada Sentencia, el imputado Nicolás Huallpa Laura, interpuso recurso de apelación restringida (fs. 848 a 855 vta.), resuelto por el Auto de Vista 101/2014 de 9 de diciembre (fs. 887 a 888), pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, que declaró inadmisible la impugnación, motivando la interposición del recurso de casación que se resuelve en la presente Resolución.


I.1.1. Motivos del recurso


Del recurso de casación y del Auto Supremo 219/2015-RA de 31 de marzo, se extrajo el siguiente motivo, sobre el cual este Tribunal circunscribirá su análisis conforme al mandato establecido en los arts. 398 del Código de Procedimiento Penal (CPP) y 17 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ):


El recurrente denuncia que se produjo defecto absoluto por vulneración de su derecho a impugnar, limitándosele su derecho a la defensa, el principio pro actione, principio de congruencia, seguridad jurídica y debido proceso; por cuanto, el Auto de Vista recurrido, no habría dado cumplimiento a lo dispuesto por el art. 124 del CPP, contradiciendo los Autos Supremos 34 de 7 de febrero de 2009, 87 de 26 de marzo de 2013 y 99/2012 de 4 de mayo; menos dio correcta interpretación al cómputo y término del plazo para la interposición del recurso de apelación restringida, conforme establecen los arts. 130 y 408 del CPP, en contradicción con el Auto Supremo 152/2012-RCC de 5 de julio, que establecerían el actuado que da inicio al plazo fatal para la interposición del recurso de apelación restringida.


Sostiene que fue notificado de forma personal con la Sentencia 008/2014, el 18 de agosto (fs. 823); y el 25 de agosto del mismo año, se le notificó con el voto fundamentado de la disidencia del juez técnico respecto de la Sentencia emitida en su contra (fs. 824), fecha desde la cual a su criterio debió reiniciarse el cómputo del plazo para la interposición del recurso de alzada, en el entendido de que el “Auto Fundamentado de Disidencia se constituye en un Auto Complementario de una Sentencia en materia penal” (sic), porque se trataría de los mismos hechos; pese a ello, el Tribunal de alzada, luego de haberse llevado a cabo la audiencia de fundamentación oral, conforme previene el art. 412 del CPP,  desconociendo la diligencia de notificación, declaró inadmisible su recurso por extemporáneo, haciendo un errado cómputo de los plazos y “CON UNA SUPUESTA FUNDAMENTACIÓN QUE ES CONFUNDIDA POR SUS AUTORIDADES POR UNA SIMPLE REDACCIÓN DE ANTECEDENTES” (sic),  lo que constituiría defecto absoluto tal cual prevé el art. 169 inc. 3) del CPP.


I.1.2. Petitorio


El recurrente solicita se dicte Auto Supremo dejando sin efecto el Auto de Vista  impugnado, disponiendo que el mismo Tribunal previo sorteo y sin espera de turno dicte nueva Resolución, conforme los datos del proceso y en cumplimiento a la doctrina penal aplicable, de acuerdo a lo previsto por el art. 419 del CPP y previas las formalidades de ley.


I.2. Admisión del recurso


Mediante Auto Supremo 219/2015-RA de 31 de marzo, cursante de fs. 952 a 954, este Tribunal admitió el recurso formulado por el recurrente, para su análisis de fondo.


II. ACTUACIONES PROCESALES VINCULADAS AL RECURSO


De la atenta revisión de los antecedentes venidos en casación, se tiene lo siguiente:


II.1.        Por Sentencia 008/2014 de 11 de junio (fs. 817 a 820 vta.), el Tribunal Primero de Sentencia de El Alto del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, declaró a Nicolás Huallpa Laura, autor de la comisión del delito de Lesiones Gravísimas, previsto y sancionado por el art. 270 incs. 2), 3) y 4) del CP, condenándole a cumplir la pena de cuatro años de presidio, más el pago de costas a favor del Estado y la reparación del daño civil a favor de la víctima, averiguables en ejecución de Sentencia.


II.2.        El 18 de agosto de 2014 (fs. 823), el imputado Nicolás Huallpa Laura, de forma personal fue notificado con la referida Sentencia.


II.3.  El 25 de agosto de 2014 (fs. 824), el imputado fue notificado con el “voto disidente de 11 de junio de 2014” (sic).


II.4. El 15 de septiembre de 2014 (fs. 848 a 855 vta.), el imputado Nicolás Huallpa Laura interpuso recurso de apelación restringida (fs. 848 a 855 vta.).


II.5.        Remitidos los antecedentes al Tribunal de alzada, la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, por Auto de Vista 101/2014, declaró inadmisible el recurso planteado por haberse interpuesto después del término legal establecido en el art. 408 del CPP; bajo el siguiente fundamento: “…conforme se tiene del formulario de notificación de fs. 823 del Cuaderno de Acusación, se puede evidenciar que el Nicolás Huallpara Laura fue notificado de forma personal con la Sentencia No. 008/2014 el lunes 18 de agosto de 2014, empezando el cómputo de la presentación del recurso el día martes 19 de agosto de 2014, cómputo en el que se omite los sábados, domingos y los feriados, por cuyo extremo los quince días fenecía el 8 de septiembre de 2014” (sic), para luego agregar: “…sin embargo conforme se tiene del memorial de apelación restringida de fs. 848-855 Vlta. del Cuaderno de Acusación, por el cual el Señor Nicolás Huallpara Laura interpuso recurso de apelación restringida contra la Sentencia No. 088/2014 en fecha 15 de septiembre de 2014 cursante a fs. 817-820 Vlta. del Cuaderno de Acusación. Es decir que interpuso dicha apelación 5 días después del término establecido por el art. 408 del Código de Procedimiento Penal” (sic).


III. VERIFICACIÓN DE CONTRADICCIÓN DEL AUTO DE VISTA IMPUGNADO CON LOS PRECEDENTES INVOCADOS


Extractado el motivo del recurso interpuesto, este Tribunal deberá resolver si evidentemente el Tribunal de alzada, no dio cumplimiento a lo dispuesto por el art. 124 del CPP; por cuanto en el planteamiento del recurrente, declaró inadmisible su recurso de apelación arguyendo que fue presentado de forma extemporánea, sin efectuar una correcta interpretación de los arts. 130 y 408 del CPP, al no haber considerado la notificación con el voto fundamentado de la disidencia del juez técnico respecto de la Sentencia emitida en su contra, fecha desde la cual debió reiniciarse el cómputo del plazo para la interposición del recurso de alzada, en el entendido de que el “Auto Fundamentado de Disidencia se constituye en un Auto Complementario de una Sentencia en materia penal” (sic). En virtud del motivo acusado, corresponde determinar si se incurrió en contradicción con los precedentes invocados por el recurrente.


III.1.        De los precedentes invocados.


En cuanto al Auto Supremo 34 de 7 de febrero de 2009, fue dictado por la Sala Penal Segunda de la ex Corte Suprema de Justicia, en la resolución de un recurso de casación formulado en un proceso seguido por los delitos de Apropiación Indebida y Abuso de Confianza, donde se observó que el Tribunal de apelación no resolvió todos los fundamentos del recurso de apelación restringida, como el de falta de continuidad del juicio oral, situación por la que la resolución de alzada fue dejada sin efecto, en mérito a la siguiente doctrina legal aplicable: “La falta de fundamentación del Auto de Vista sobre los puntos apelados por el recurrente constituye un defecto absoluto que vulnera al debido proceso y las garantías de las partes, pues lo más importante es dejar bien delimitado el tema sobre el cual se adoptó la decisión respectiva bajo el principio de congruencia o correlación necesaria de la sentencia con los elementos contenidos en las fases de demanda y acusación”.


Respecto al Auto Supremo 87 de 26 de marzo de 2013, fue dictado por la Sala Penal Primera de este Tribunal Supremo de Justicia, en un proceso tramitado por el delito de Estelionato, donde se constató la vulneración del art. 124 del CPP, así como de la garantía del debido proceso y el derecho a la seguridad jurídica, razón por la cual estableció la siguiente doctrina legal aplicable: “De acuerdo a la jurisprudencia, todo Auto de Vista debe contener la debida fundamentación y motivación, cumplir con los parámetros de especificidad, claridad, completitud, legitimidad y logicidad, debiendo, sentar las bases jurídicas, legales (normativa constitucional, sustantiva y/o adjetiva), doctrínales y jurisprudenciales (las últimas cuando sea pertinente) que sustenten su decisorio y explicitar en la resolución los razonamientos lógicos respecto al por qué las citadas normas o razonamientos se ajustan al caso en concreto, es decir, se deben señalar las razones, circunstancias y motivos considerados para satisfacer de manera adecuada la pretensión de las partes, pudiendo acudir a la cita de obrados a efectos de respaldar o explicar la fundamentación y motivación vertida, sin que se pretenda que dichas citas o transcripciones se constituyan en toda la fundamentación y motivación del fallo, sino debe distinguirse con claridad el trabajo racional realizado por la autoridad que emita la resolución.


Asimismo, la falta de pronunciamiento respecto de un motivo de alzada, sin que exista decisión razonable o "decisión implícita", implica, de igual manera, defecto absoluto y vulnera el artículo 398 de la Ley Nro. 1970. En consecuencia, la indebida fundamentación y motivación del Auto de Vista, así como la falta de pronunciamiento ya aludida, implica defecto absoluto inconvalidable al tenor del artículo 169 inciso 3) del Código de Procedimiento Penal”.


El Auto Supremo 99/2012 de 4 de mayo, fue dictado por la Sala Penal Primera de este máximo Tribunal de Justicia, ante la constatación de que el Auto de Vista recurrido, no efectuó su labor de fundamentación, como tampoco respondió a todos los puntos denunciados por el recurrente, estableciendo la siguiente doctrina legal aplicable: “Es obligación del Tribunal de Apelación, realizar adecuada motivación en las resoluciones que pronuncie, debiendo todo Auto de Vista contener suficiente fundamentación, circunscribiéndose a los puntos denunciados en el recurso de apelación restringida, los cuales serán absueltos uno a uno con la debida motivación y en base de argumentos jurídicos individualizados y sólidos, a fin de que se pueda inferir una respuesta con los criterios jurídicos correspondientes al caso, sin que la argumentación vertida sea evasiva o incongruente; cumpliendo con los parámetros de especificidad, claridad, completitud, legitimidad, logicidad que se encuentran determinados en el Auto Supremo Nro. 12 de 30 de enero de 2012, lo contrario constituye un vicio de ncongruencia omisiva (citra petrita o ex silentio) que vulnera lo establecido por los arts. 124 y 398 del Código de Procedimiento Penal”.


Finalmente, el Auto Supremo 152/2012-RRC de 5 de julio, fue emitido por la Sala Penal Segunda de este Tribunal, que en casación constató que la decisión asumida por el Tribunal de alzada de declarar la inadmisibilidad del recurso de apelación restringida con el argumento de que su presentación fue extemporánea, fue ilegal; por cuanto, no consideró que el recurrente formuló una solicitud de complementación, explicación y enmienda; en consecuencia, el plazo de los quince días previsto por el art. 408 del CPP, comenzó a correr al día siguiente de practicada la notificación con la resolución que resolvió su solicitud, situación por la que dejó sin efecto el Auto de Vista recurrido, sentando la siguiente doctrina legal aplicable: Una vez emitida la sentencia por parte del Juez o Tribunal de Sentencia y efectuadas las respectivas notificaciones, en ejercicio de la facultad prevista por el art. 125 del CPP, las partes podrán solicitar explicación, complementación y enmienda dentro del primer día hábil posterior a su notificación, correspondiendo a la autoridad judicial emitir el respectivo pronunciamiento defiriendo o rechazando la pretensión a través de una resolución emitida de manera fundamentada en los términos exigidos por el art. 124 del cuerpo legal citado y que forma parte constitutiva e indisoluble de la decisión judicial respecto a la cual se hace uso de la facultad prevista por la Ley Adjetiva Penal.


Ahora bien, la notificación con esa resolución determina el inicio del cómputo del plazo para la interposición del recurso de apelación restringida; lo que implica, que el término de quince días previsto por el art. 408 del CPP, empieza a correr al día siguiente de practicada la notificación con el Auto que resuelva la solicitud de complementación, explicación y enmienda, conforme las previsiones del art. 130 parágrafo tercero del citado Código, sin que sea relevante que la determinación del Juez o Tribunal de Sentencia conceda o rechace la pretensión.


Este entendimiento asumido por este Tribunal encargado de desarrollar la interpretación de la legalidad ordinaria, se funda en la necesidad de asumir una interpretación acorde al principio de favorabilidad en consideración a que la Constitución Política del Estado, al establecer normas relativas a la jurisdicción ordinaria, garantiza en su art. 180.II el principio de impugnación en los procesos judiciales que, de acuerdo a la doctrina, se considera fundamental en todo procedimiento; por tanto, cualquier acto del órgano jurisdiccional que resulte lesivo al interés de las partes y en consecuencia le cause agravios, le permite impugnar los mismos con el propósito que se enmienden los errores o vicios en los que se haya incurrido. Tal es la relevancia de este principio, que en instrumentos internacionales se asume que la impugnación se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determina el art. 8.2 inc. h) de la Convención Americana de Derechos Humanos y el art. 14.5 del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos.


Por otra parte, este entendimiento garantiza la igualdad de las partes para ejercer durante el proceso las facultades y los derechos que les asisten, en los términos señalados en el art. 119 de la Constitución Política del Estado, pues asumir el criterio de supeditar el inicio del cómputo del plazo para interponer el recurso de apelación restringida a la decisión que vaya a tomar el Juez o Tribunal de Sentencia respecto a la solicitud de complementación, explicación y enmienda, generaría discrecionalidad cuando no arbitrariedad de parte del tribunal competente, cuando quede a su criterio resolver sobre la admisibilidad o no del recurso de apelación restringida” (Las negrillas y el resaltado nos corresponden).


III.2. El derecho a recurrir o impugnar.


En cuanto, al derecho de impugnación, la Constitución Política del Estado lo reconoce y garantiza como uno de los elementos constitutivos del debido proceso, previsto en el art. 180.II, que refiere que “Se garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales”; asimismo, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en su art. 8 señala: “Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo, ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la Constitución o la ley”; además, en el art. 8.2. inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos establece que toda persona tiene derecho de: recurrir del fallo ante el juez o tribunal superior; y, en su art. 25 refiere que toda persona tiene derecho a un recurso sencillo y rápido o a cualquier otro recurso efectivo ante los jueces o tribunales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales.


Así también lo estableció la Corte Interamericana de Derechos Humanos en la Sentencia Herrera Ulloa Vs. Costa Rica, que señaló en su párrafo 158: "La Corte considera que el derecho de recurrir del fallo es una garantía primordial que se debe respetar en el marco del debido proceso legal, en aras de permitir que una sentencia adversa pueda ser revisada por un juez o tribunal distinto y de superior jerarquía orgánica. El derecho de interponer un recurso contra el fallo debe ser garantizado antes de que la sentencia adquiera calidad de cosa juzgada. Se busca proteger el derecho de defensa otorgando durante el proceso la posibilidad de interponer un recurso para evitar que quede firme una decisión que fue adoptada con vicios y que contiene errores que ocasionarán un perjuicio indebido a los intereses de una persona".


Ahora bien, resulta menester señalar que el principio de impugnación, se objetiviza con la regulación de los distintos recursos previstos por la norma procesal penal, de modo que la impugnación precisa de una serie de requisitos formales como el plazo en que debe plantearse, la adecuación del recurso a la resolución judicial que se impugna, la indicación expresa del agravio, la sustentación de la pretensión impugnatoria, entre otros, de modo que si estos requisitos no se cumplen, originan la inadmisibilidad del recurso; es consecuencia, la impugnación está sujeta a un plazo perentorio dentro del cual debe plantearla el interesado, siendo inadmisible si se formula extemporáneamente, pues resulta obvio que el legislador establezca requisitos condicionantes de tiempo, entre otros, a los fines de evitar aquellos excesos que pudieran impedir la posibilidad de conseguir un fallo dentro de un tiempo razonable, sin que estas exigencias impliquen un desconocimiento al derecho que tienen las partes de recurrir las decisiones judiciales adoptadas en la sustanciación del proceso; en este ámbito, el art. 396 del CPP, al establecer las normas generales relativas al régimen de recursos, dispone en su inc. 3) que éstos se interpondrán, en las condiciones de tiempo y forma que se determina en dicho Código, con indicación de los aspectos cuestionados de la resolución.


III.3.        Sobre el plazo procesal para formular el recurso de apelación restringida.


El Código de Procedimiento Penal, en su art. 408 del CPP, textualmente señala: “El recurso de apelación restringida será interpuesto por escrito, en el plazo de quince días de notificada la sentencia”.


Ahora bien, de conformidad al art. 130 de la referida norma procesal penal: “Los plazos son improrrogables y perentorios, salvo disposición contraria a este Código”, a su vez, los párrafos tercero y cuarto del citado artículo señalan: “Los plazos determinados por días comenzarán a correr al día siguiente de practicada la notificación y vencerán a las veinticuatro horas del último día hábil señalado. Al efecto, se computará sólo los días hábiles, salvo que la ley disponga expresamente lo contrario o que se refiera a medidas cautelares, caso en el cual se computarán días corridos” (Las negrillas nos corresponden).  


Sobre el particular, este Tribunal Supremo de Justicia en el Auto Supremo 22/2014 de 17 de febrero, estableció lo siguiente: “De lo dispuesto por los artículos 130 y 408 del Código de Procedimiento Penal, se infiere que el plazo procesal para formular el recurso de apelación restringida es de quince días hábiles, comenzará a correr al día siguiente de practicada la notificación y vencerá a las veinticuatro horas del último día señalado, teniendo presente para el cómputo solo los días hábiles y no así los inhábiles, constituidos por los días sábado, domingo, feriados, los que se hallen incluidos en el periodo de vacación judicial; y, los días que mediante resolución expresa de autoridad competente, dispongan la suspensión de actividades judiciales; un entendimiento contrario que provoque indebidamente la declaración de inadmisibilidad del recurso, implica desconocer el principio de impugnación reconocido por el artículo 180.II de la Constitución Política del Estado, lo que constituye defecto absoluto no susceptible de convalidación conforme dispone el artículo 169 inciso 3) del Código de Procedimiento Penal” (Las negrillas son nuestras).


Conforme lo señalado, queda establecido que el plazo para la interposición de un recurso de apelación restringida, es de quince días a computarse desde el día siguiente de notificada la Sentencia, o desde el día siguiente de la notificación con el Auto que resolviere una solicitud de explicación, complementación y enmienda, si la hubieren formulado, conforme esta Sala precisó en el Auto Supremo 152/2012-RRC de 5 de julio, invocado por la parte recurrente en el presente recurso, cuya parte relevante fue glosada en el acápite III.1. de la presente Resolución.


III.4.        Análisis del caso en concreto.


Sintetizada la denuncia traída a casación, el recurrente reclama que el Tribunal de alzada, no dio cumplimiento a lo dispuesto por el art. 124 del CPP, ya que declaró inadmisible su recurso de apelación e indicó que fue presentado de forma extemporánea, sin efectuar una correcta interpretación de los arts. 130 y 408 del CPP; habida cuenta, que el 18 de agosto de 2014,

fue notificado de forma personal con la Sentencia y el 25 del mismo mes y año, con el voto de disidencia del juez técnico respecto de la Sentencia emitida en su contra, fecha desde la cual en su criterio debió reiniciarse el cómputo del plazo para la interposición del recurso de apelación, en el entendido de que el “Auto Fundamentado de Disidencia se constituye en un Auto Complementario de una Sentencia en materia penal” (sic).


Previamente, resulta pertinente establecer que por voto disidente se entiende a  aquella opinión divergente que emite el miembro de un Tribunal con respecto a la decisión tomada por la mayoría; es decir, que un miembro del Tribunal no coincide con la argumentación que asumió la mayoría, expresando su desacuerdo que podría ser parcial o total; sin embargo, la Resolución a una solicitud de explicación, complementación y enmienda, es un Auto que puede explicar, complementar, enmendar o no la decisión inicial, resultando en consecuencia, ambas actuaciones completamente distintas; así respecto al voto disidente, esta Sala mediante Auto Supremo 768/2014-RRC de 30 de diciembre, señaló: “Por último, en cuanto al argumento de los recurrentes, en sentido de que el Tribunal de alzada no consideró el voto disidente del Juez Técnico, corresponde expresar, que tratándose de tribunales colegiados como sucede en el caso de los Tribunales de sentencia en el país, las decisiones se adoptarán por mayoría, debiendo las disidencias fundamentarse expresamente por escrito, conforme las previsiones del art. 359 del CPP; sin embargo, el planteamiento y resolución del recurso de apelación restringida, se fundarán únicamente en la determinación asumida por la mayoría de votos, habida cuenta que la validez de la disidencia no afecta en ningún modo a los efectos que la resolución impugnada pueda tener…”.


Ingresando al análisis del presente recurso, se evidencia que dictada la Sentencia condenatoria 08/2014 de 11 de junio, el 18 de agosto del mismo año, el recurrente fue notificado de forma personal, para luego el 25 del mismo mes de 2014, ser notificado con el voto disidente de 11 de junio de ese año; habiendo, presentando su recurso de apelación restringida el 15 de septiembre de 2014, y remitidos los antecedentes al Tribunal de alzada, la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, por Auto de Vista 101/2014 de 9 de diciembre, declaró inadmisible su recurso, con el argumento de haber sido interpuesto después del término legal establecido por el art. 408 del CPP.


Esta relación necesaria de antecedentes, permiten constatar a este Tribunal Supremo de Justicia, que la decisión asumida por el Tribunal de alzada, no resulta contradictoria al Auto Supremo 152/2012-RRC de 5 de julio invocado por el recurrente; por cuanto, conforme se desarrolló en el apartado jurídico III.1, el referido precedente estableció que el plazo para la interposición del recurso de apelación restringida se computa desde el día siguiente de la notificación con el Auto de Complementación y enmienda a la sentencia si la hubiere; empero, en el caso de autos, ninguna de las partes procesales solicitó la explicación, complementación o enmienda a la sentencia emitida por el Tribunal de juicio; entonces, el recurrente no puede pretender que se asimile el voto disidente a la sentencia con un Auto que resuelve una solicitud enmarcada en las previsiones del art. 125 del CPP, al constituir actuaciones distintas como se precisó precedentemente.


Además de lo anterior, se observa que el Tribunal de alzada obró de manera correcta respecto al cómputo de los plazos, por cuanto, habiendo sido notificado el recurrente con la sentencia condenatoria el 18 de agosto de 2014, conforme prevé el art. 408 del CPP, tenía el plazo de quince días para interponer su recurso de apelación restringida, plazo que comenzó a correr desde el día siguiente hábil de la notificación con la sentencia, y no así, desde la notificación con el voto disidente como erradamente cree el recurrente; de modo que el plazo para la formulación de su recurso feneció el lunes 8 de septiembre de 2014, descontando los días sábados y domingos, conforme prevé el art. 130 del CPP, situación por la que, el Tribunal de alzada declaró correctamente la inadmisibilidad de su recurso de apelación restringida, toda vez que constató, que no fue interpuesto dentro del término legal establecido por el art. 408 del CPP.


Ahora bien, respecto a que el Auto de Vista recurrido no habría dado cumplimiento a lo dispuesto por el art. 124 del CPP, se observa que el Tribunal de alzada declaró la inadmisibilidad del recurso de apelación restringida interpuesto por el recurrente, bajo el fundamento de que conforme el formulario de notificación de fs. 823, evidenció que el recurrente fue notificado de forma personal con la Sentencia 008/2014 el lunes 18 de agosto de 2014, empezando el cómputo de la presentación del recurso el día martes 19 de agosto de 2014, cómputo en el que se omitió los sábados, domingos y los feriados, por cuyo extremo los quince días fenecía el 8 de septiembre de 2014. También dejó constancia de que el recurrente interpuso el recurso de apelación restringida el 15 de septiembre de 2014; es decir, cinco días después del término establecido por el art. 408 del CPP; por lo que se advierte, una fundamentación concisa y clara, habiendo la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, actuado en el marco de sus atribuciones y en todo caso en observancia y cumplimiento de la doctrina legal aplicable de los precedentes invocados por el propio recurrente conforme se desarrolló en el apartado III.1 de esta Resolución, puesto que, cumplió con el presupuesto de fundamentación inmerso dentro del ámbito del derecho al debido proceso, que exige que toda resolución judicial sea debidamente fundamentada, cumpliendo con lo previsto por el art. 124 del CPP; por cuanto, a partir de un correcto cómputo de plazos, precisó las razones por las cuales concluyó que el recurso de apelación interpuesto por el recurrente fue presentado fuera del plazo previsto por el art. 408 del CPP.


Por los fundamentos expuestos, este Tribunal llega a la conclusión de que la Resolución recurrida no incurrió en contradicción con los precedentes invocados en el acápite III.1., de esta Resolución, ni en falta de fundamentación u omisión de una correcta interpretación de los arts. 130 y 408 del CPP; por cuanto, no se limitó el derecho a la defensa ni a la seguridad jurídica como alegó el recurrente, deviniendo en consecuencia el presente recurso en infundado. 


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 42.I.1 de la LOJ y lo previsto por el art. 419 del CPP, declara INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por Nicolás Huallpa Laura.


Regístrese, hágase saber y devuélvase.


Firmado


Magistrada Relatora Dra. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrada Dra. Norka N. Mercado Guzmán 

Secretario de Sala Cristhian G. Miranda Dávalos

SALA PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA