TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 434/2015-RA

Sucre, 29 de junio de 2015


Expediente                : La Paz 80/2015        

Parte acusadora        : Ministerio Público y otra

Parte imputada        : Wilfredo Freddy Soria Aliaga

Delito                : Homicidio


RESULTANDO


Por memorial presentado ante Notaria de Fe Pública el 28 de abril de 2015, cursante de fs. 871 a 873, Blanca Campos Mariscal, interpone recurso de casación impugnando el Auto de Vista 11/2015 de 16 de marzo de fs. 867 a 868 vta., pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y la recurrente en contra de Wilfredo Freddy Soria Aliaga, por la presunta comisión del delito de Homicidio, previsto y sancionado por el art. 251 del Código Penal (CP).


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


  1. En mérito a las acusaciones pública (fs. 5 a 7 vta.) y particular (fs. 13 a 16 vta.), una vez desarrollada la audiencia de juicio oral y público, el Tribunal Primero de Sentencia de la ciudad de El Alto del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, pronunció la Sentencia 07/2012 de 20 de septiembre (fs. 672 a 683), por la que, declaró al imputado Wilfredo Freddy Soria Aliaga, autor del delito de Encubrimiento de Homicidio, en virtud del art. 171 con relación al art. 251, ambos del CP, condenándole con la pena de privación de libertad de dos años de reclusión, más costas a favor del Estado y reparación del daño civil a favor de la víctima; por otra parte, se le concedió el perdón judicial en observancia del art. 368 del Código de Procedimiento Penal (CPP).

  1. Contra la mencionada Sentencia y su correspondiente Auto de Explicación, Complementación y Enmienda, la acusadora particular Blanca Campos Mariscal (fs. 690 a 694) y el imputado Wilfredo Freddy Soria Aliaga (fs. 696 a 698 vta.), interpusieron recursos de apelación restringida, resueltos por Auto de Vista 24/2013 de 05 de abril (fs.729 a 730 vta.), que fue dejada sin efecto por Auto Supremo 197/2013-RRC de 25 de julio (fs. 758 a 764), motivando la emisión del Auto de Vista 69/2013 de 16 de septiembre (fs. 768 a 770), que fue dejado sin efecto por Auto Supremo 41/2014 de 26 de febrero (fs. 811 a 817 vta.), en cuyo efecto se emitió el Auto de Vista 36/2014 de 5 de mayo (fs. 821 a 823), que fue dejado sin efecto por Auto Supremo 769/2014-RRC de 19 de diciembre (fs. 855 a 862); como consecuencia, la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, pronunció el Auto de Vista 11/2015 de 16 de marzo (fs. 867 a 868 vta.), que anuló totalmente la Sentencia impugnada y ordenó la reposición del juicio por otro Tribunal de Sentencia.


  1. Notificada la recurrente con el referido Auto de Vista el 21 de abril de 2015 (fs. 869), interpone recurso de casación el 28 del mismo mes y año (fs. 871 a 873), que es motivo del presente análisis de admisibilidad.

II. SOBRE EL MOTIVO DEL RECURSO DE CASACIÓN


Del recurso de casación, se extrae el siguiente motivo:


La recurrente, efectuando inicialmente una relación de antecedentes fácticos y procesales desde la emisión de la Sentencia, Autos de Vista y Autos Supremos, bajo el acápite “Fundamentos del recurso de casación” (sic), refiere, que ante la emisión del Auto de Vista 36/2014, que disponía cinco años de privación de libertad para el acusado por el delito de Complicidad en Homicidio, el imputado recurrió en casación arguyendo que la referida resolución carecía de fundamentación, respecto al cambio del delito de Encubrimiento por el de Complicidad y la agravante de la pena, reclamo que la ahora recurrente, considera incongruente; habida cuenta, que afirma- el cambio se suscitó en Sentencia, no así en alzada, fallo que habría sido dejado sin efecto por Auto Supremo 769/2014-RRC, que estableció, que el Juzgado de Sentencia aplicó erróneamente el principio iura novit curia al cambiar el tipo penal de Homicidio por el de Encubrimiento, ya que, habría modificado sustancialmente el hecho, ocasionando falta de congruencia entre la acusación y la sentencia.


Continuando con el fundamento de su recurso, hace constar que su persona como acusadora interpuso recurso de apelación reclamando la errónea aplicación del principio iura novit curia, en la que habría incurrido el Tribunal de sentencia respecto a la subsunción de la conducta del imputado; por cuanto, cambió el tipo penal de Homicidio por Encubrimiento, disponiéndose por Auto Supremo 769/2014-RRC, que el Tribunal de alzada emita nuevo Auto de Vista, analizando si la variación en que incurrió el Tribunal de Sentencia implicó una modificación o inclusión de hechos que no habrían sido contemplados en la acusación; sin embargo, la recurrente extraña, dicho análisis en el Auto de Vista ahora impugnado, de donde arguye, que no existe fundamentación sobre lo ordenado, afirmando, que tampoco existe fundamentación sobre su apelación en cuanto a su reclamo, de porqué se dictó Sentencia por un tipo penal diferente al acusado, no estableciéndose si su planteamiento fue correcto o no; por cuanto, lo que se habría investigado sería la muerte de su hermano, sustanciándose el juicio por ese hecho, no habiéndose invocado nuevos hechos; careciendo la resolución ahora recurrida de fundamentación; a cuyo efecto, invoca los Autos Supremos 448/2007 de 12 de septiembre, “443/2007 de septiembre” (sic), afirma, que además, inobservó los arts. 413 y 414 del CPP; por cuanto, el defecto habría surgido en sentencia; por lo que, a su criterio no era necesario anular todo el proceso, pudiendo el Tribunal de alzada dictar resolución directamente observando los principios de congruencia y motivación, caso contrario tendría que modificar su acusación por el delito de Encubrimiento para que coincida con la Sentencia, ocasionándole vulneración de sus derechos de acceso a la justicia, celeridad procesal, a una Resolución fundamentada y al debido proceso, invocando al efecto los Autos Supremos 349/2011 de 15 de junio y 344/2011 de 15 de junio. 


III. REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE CASACIÓN


El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; empero, “El derecho a recurrir es un derecho condicionado, su ejercicio va a depender de la concurrencia de los presupuestos y requisitos legalmente establecidos” (Rosa Pascual Los recursos en el Código de Procedimiento Penal); por lo cual los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, deben observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.


Dentro de ese mismo contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia a fin de asegurar la vigencia del principio de igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia.

Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:


i)        Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la Resolución impugnada.


ii)        Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


iii)        Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS


Con relación al primer requisito respecto al plazo para la interposición de recurso de casación, la recurrente fue notificada con el Auto de Vista impugnado, el 21 de abril de 2015 (fs. 869), presentó el recurso de casación ante Notaria de Fe Pública el 28 del mismo mes y año (fs. 873 vta.); es decir, dentro del plazo de cinco días que establece el art. 417 del CPP.


Ahora bien, la recurrente denuncia que el Auto de Vista recurrido, incurrió en falta de fundamentación e inobservancia de los arts. 413 y 414 del CPP; por cuanto, no habría cumplido con lo dispuesto por el Auto Supremo 769/2014-RRC, dictado en el caso de autos, que hubiere ordenado analice si la variación del tipo penal que efectuó el Tribunal de Sentencia implicó una modificación o inclusión de hechos que no habrían sido contemplados en la acusación; como tampoco, habría fundamentado respecto al reclamo efectuado en su recurso de apelación, referido a la errónea aplicación del principio iura novit curia, en la que habría incurrido el Tribunal de sentencia en relación a la subsunción de la conducta del imputado; por cuanto, emitió sentencia cambiando el tipo penal de Homicidio por Encubrimiento, no estableciendo la resolución recurrida, si su planteamiento fue correcto o no; toda vez, que se sustanció el juicio por la muerte de su hermano, no habiéndose invocado nuevos hechos o hechos no investigados; por cuanto, a criterio de la recurrente no era necesario anular todo el proceso, pudiendo el Tribunal de alzada directamente dictar resolución observando los principios de congruencia y motivación, lo contrario implicaría modificar su acusación por el delito de Encubrimiento para que coincida con la Sentencia, ocasionándole a su decir, vulneración de sus derechos de acceso a la justicia, celeridad procesal, a una Resolución fundamentada y al debido proceso.


Sobre este motivo se evidencia que la recurrente invoca como precedentes contradictorios los Autos Supremos 448/2007 de 12 de septiembre, 349/2011 de 15 de junio y 344/2011 de 15 de junio; el primero estaría referido a que la falta de fundamentación en las resoluciones implica un defecto absoluto, explicando que el Auto de Vista recurrido carece de fundamentación; el segundo y tercer precedente invocados manifiesta, se refieren a que el Tribunal de apelación puede reparar directamente la inobservancia de la ley o su errónea aplicación, cuestionando al respecto que el Tribunal de alzada pudo resolver directamente la problemática al tratarse de aspectos de derecho en aplicación a los arts. 413 y 414 del CPP; consecuentemente, efectuada la labor de contraste entre los precedentes invocados y la Resolución impugnada, se establece que el recurso cumplió a cabalidad los requisitos previstos por los arts. 416 y 417 del CPP, correspondiendo declarar su admisibilidad para el análisis de fondo.


Con relación a la invocación del Auto Supremo “443/2007 de septiembre” (sic), la recurrente no precisó la fecha de su emisión; por lo que, no corresponde sea considerado en la resolución de fondo.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 418 del CPP, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Blanca Campos Mariscal de fs. 871 a 873; asimismo, en cumplimiento del segundo párrafo del art. 418 del CPP, dispone que por Secretaría de Sala se haga conocer a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado Plurinacional, mediante fotocopias legalizadas, el Auto de Vista impugnado y el presente Auto Supremo.


Regístrese, hágase saber y cúmplase.

Firmado


Magistrada Presidenta Dra. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrada Dra. Norka N. Mercado Guzmán 

Secretario de Sala Cristhian G. Miranda Dávalos

SALA PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA