TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 265/2015-RA

Sucre, 10 de abril de 2015


Expediente        : Tarija 22/2015

Parte Acusadora        : Javier Felipe Barrenechea Piñeiro

Parte Imputada        : Santos Yevara Barrios y otros

Delitos        : Despojo y otros


RESULTANDO


Por memorial presentado el 2 de marzo de 2015, cursante de fs. 559 a 567, Santos Fabian Yevara Barrios, Policarpio Yevara Barrios, Bertha Gabriela Yevara Barrios y Gabriel Nieves, interponen recurso de casación impugnando el Auto de Vista 166/2014 de 5 de diciembre, de fs. 550 a 553 vta., pronunciado por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, dentro del proceso penal seguido por Javier Felipe Barrenechea Piñeiro contra los recurrentes y Juan Yebara Barrios, por la presunta comisión de los delitos de Despojo, Perturbación de Posesión y Alteración de Linderos, previstos y sancionados por los arts. 351, 352 y 353 del Código Penal (CP), respectivamente.


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece:


  1. Desarrollada la audiencia de juicio oral y público, por Sentencia 12/2013 de 23 de julio (fs. 501 a 507 vta.), la Juez Segundo de Sentencia del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, declaró a Santos Fabian Yevara Barrios, Policarpio Yevara Barrios, Bertha Gabriela Yevara Barrios y Gabriel Nieves, autores de la comisión del delito de Despojo, previsto y sancionado por art. 351 del CP, imponiéndoles la sanción de dos años y seis meses de privación de libertad, más costas y daños averiguables en ejecución de Sentencia y, absueltos de culpa y pena por los delitos de Perturbación de Posesión y Alteración de Linderos, previstos por los arts. 353 y 352 del CP; igualmente declaró a Juan Yevara Barrios, absuelto por los delitos de Despojo, Alteración de Linderos y Perturbación de Posesión.

  1. Contra la mencionada Sentencia, los acusados interpusieron recurso de apelación restringida (fs. 516 a 522 vta.), resuelto por el Auto de Vista 166/2014 de 5 de diciembre (fs. 550 a 553 vta.), emitida por la Sala Penal Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, que declaró sin lugar el recurso de apelación restringida y confirmó en su integridad la Sentencia apelada.


  1. El 23 de febrero de 2015 (fs. 557 vta.), fueron notificados los recurrentes con el Auto Complementario impugnado y el 2 de marzo del mismo año, interpusieron recurso de casación.


II. MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN


De la revisión de los antecedentes venidos en casación, se extraen los siguientes motivos:


  1. Acusan, VIOLACION DEL DEBIDO PROCESO EN SU ELEMENTO A LA MOTIVACIÓN DE LAS RESOLUCIONES (sic), refiriendo que las Sentencias Constitucionales 0410/2013, 0683/2013 y 0780/2014, señalan los requisitos mínimos que toda resolución debe contener para ser considerada como fundamentada. El Auto de Vista impugnado, no observó estos requisitos mínimos al momento de resolver los dos primeros agravios expresados en el recurso de apelación restringida; en el considerando III; solo hizo mención a lo alegado por las partes, no explicó las pruebas  y  aspectos que han sido tomados en cuenta para asumir las conclusiones generales, en particular sobre el argumento central referido a la excepción de prejudicialidad, vulnerando de esta forma el debido proceso en su componente al derecho de contar con una resolución motivada; invoca al efecto los Autos Supremos 111 de 31 de enero de 2007 y 317 de 30 de octubre de 2012.


Por otra parte, refiere que el Auto de Vista en el parágrafo II.2 resuelve el agravio referido al incidente de nulidad por defecto absoluto, el Tribunal de alzada de manera muy sencilla, sustenta su decisión en lo realizado por el Juzgador sin indicar de manera precisa porqué arriba a esa conclusión, generando la existencia de defectos absolutos.


  1. Denuncian igualmente VIOLACIÓN DEL DERECHO A DEBIDO PROCESO EN SU ELEMENTO A UNA RESOLUCIÓN CONGRUENTE (sic), sobre la base del Auto Supremo 124/2013 de 10 de mayo, alega incongruencia omisiva del Auto de Vista impugnado, porque: i) No está relacionado con el fundamento central de los dos agravios expresados en el recurso de apelación referidos a la excepción de prejudicialidad e incidente de nulidad por defecto absoluto y valoración incorrecta de la prueba  que no fueron explicados, constituyendo el defecto absoluto de acuerdo a lo dispuesto por el art. 169 inc. 3) del Código de Procedimiento Penal (CPP). ii) Que los agravios fueron planteados objetivamente en el plazo establecido para la apelación restringida. iii) Se planteó de manera clara dos agravios siendo resueltas sin motivación razonable, realizando observaciones de forma para evitar resolver el fondo. iv) Que el Tribunal de alzada al observar la forma y asumir conclusiones, no explica las razones concretas ni argumentación sobre la resolución de los agravios en el fondo, incurriendo en el defecto absoluto conforme el art. 169 inc. 3) del CPP.


  1. Como tercer motivo, alega VIOLACIÓN AL DERECHO A LA DEFENSA PORQUE LA ACUSACIÓN ERA GENÉRICA (sic), que de acuerdo al art. 341 del CPP, la acusación no cumple con todos los requisitos de admisibilidad, aspecto sobre el cual, la juzgadora debía realizar el control respectivo, exigiendo se observe las exigencias de acuerdo a los parámetros contemplados en la Sentencia Constitucional 0760/2003-R de 4 de junio, mediante una descripción detallada de los hechos. Asimismo, la descripción genérica realizada por la acusación, lesiona su derecho a la defensa, porque no existe certeza de las acciones concretas que cada imputado realizó, habiéndose englobado a todos, sin especificar lugares, tiempos y modos solo se basa en un relato vago que debe ser revisado.


III.        REQUISITOS QUE DEBEN CUMPLIRSE PARA HACER VIABLE LA ADMISIBILIDAD DEL RECURSO DE CASACIÓN


El art. 180.II de la CPE, garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.


En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia a fin de asegurar la vigencia del principio de igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de LOJ, que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia.


Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:


i)        Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.


ii)        Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


iii)        Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.

El precepto legal contenido en el citado art. 417 del CPP, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE LOS REQUISITOS DE ADMISIÓN


En el caso de autos, se establece que el 23 de febrero de 2015, los recurrentes fueron notificados con el Auto Complementario impugnado y el 2 de marzo del mismo año, formularon recurso de casación; es decir, dentro del plazo de cinco días hábiles que les otorga la ley, cumpliendo con el requisito temporal previsto por el art. 417 del CPP.


Los recurrentes, en los dos primeros motivos que aglutinados, acusan violación del debido proceso en sus componentes a la debida fundamentación y congruencia, que a su criterio constituyen defectos absolutos en los que hubiere incurrido el Auto de Vista impugnado a tiempo de resolver los dos agravios expresados en el recurso de apelación restringida, referidos a la excepción de prejudicialidad e incidente de defecto absoluto de la querella, respaldados en Sentencias Constitucionales y Autos Supremos que invocan como precedentes contradictorios; al efecto, al haberse acusado supuestas vulneraciones que parten del Tribunal de alzada a tiempo de resolver la apelación incidental por una excepción e incidente, el esquema procesal penal recursivo diseñado, no permite su conocimiento por vía casacional, cuando está reservada al conocimiento y resolución de recursos de apelación restringida derivadas de las Salas Penales de los Tribunales Departamental de Justicia y según lo dispuesto por el art. 403 del CPP, las resoluciones de apelación incidental no admiten recurso ulterior, de manera que este Tribunal de casación no tiene competencia para pronunciarse al respecto, por cuanto estas resoluciones solo son susceptibles de apelación incidental de acuerdo a lo que dispone el art. 394 del CPP, cuando dispone que las resoluciones judiciales serán recurribles en los casos expresamente establecidos por este código; por consiguiente corresponde declarar su inadmisión porque no se encuentran comprendidos en los alcances de los arts. 416 y 417 del CPP.


En cuanto al tercer motivo, los recurrentes no tomaron en cuenta el art. 416 del CPP, que dispone; el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista dictados por las Cortes Superiores hoy Tribunales Departamentales- de Justicia, contrarios a otros precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores Tribunales Departamentales- de Justicia o por la Sala Penal de la Corte Suprema Tribunal Supremo- de Justicia, sin haberse hecho siquiera mención al Auto de Vista recurrido del que resultare alguna vulneración; que a dicha inobservancia, se suma el hecho de haberse omitido invocar precedente alguno conforme las exigencias establecidas en el acápite III de la presente resolución, cuya obligación procesal le era inherente, aspectos que revisten una evidente carencia de técnica recursiva.


De lo expuesto precedentemente y por las falencias advertidas, se establece que el recurso de casación deducido, no cumple con los requisitos procesales legalmente exigidos para su admisión.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 418 del CPP, declara INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por Santos Fabian Yevara Barrios, Policarpio Yevara Barrios, Bertha Gabriela Yevara Barrios y Gabriel Nieves, de fs. 559 a 567.


Regístrese, hágase saber y devuélvase.


Firmado


Magistrada Presidenta Dra. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrada Dra. Norka N. Mercado Guzmán 

Secretario de Sala Cristhian G. Miranda Dávalos

SALA PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA