TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 093/2015-RA

Sucre, 10 de febrero de 2015


Expediente        : Tarija 7/2015

Parte acusadora        : Ministerio Público y otra

Parte imputada        : Cecilio Rivera Ortiz

Delito        : Violación de Niño, Niña o Adolescente


RESULTANDO


Por memorial presentado el 6 de enero de 2015, cursante de fs. 254 a 262 vta., Cecilio Rivera Ortiz, interpone recurso de casación, impugnando el Auto de Vista 020/2014 de 24 de noviembre, de fs. 235 a 239, pronunciado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio Público y María Leonor Martínez Vásquez contra el recurrente por la presunta comisión del delito de Violación de Niño, Niña o Adolescente, previsto y sancionado por el art. 308 Bis del Código Penal (CP).


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


  1. En mérito a las acusaciones pública (fs. 9 a 11) y particular de María Leonor Martínez Vásquez (fs. 128 a 129 vta.); y, desarrollada la audiencia de juicio oral y público, el Tribunal Segundo de Sentencia de la entonces Corte Superior de Distrito Judicial de Tarija, pronunció la Sentencia 14/2011 de 8 de junio (fs. 182 a 188), declarando a Cecilio Rivera Ortiz, culpable de la comisión del delito de Violación de Niña, Niño o Adolescente, previsto y sancionado en el art. 308 Bis del CP, condenándole a la pena privativa de libertad de quince años, a ser cumplido en el penal de “Morros Blancos” de Tarija, con costas a favor del Estado y el pago de daños y perjuicios a la víctima.


  1. Contra la mencionada Sentencia, el imputado presentó recurso de apelación restringida (fs. 214 a 216 vta.), que fue resuelto por Auto de Vista 020/2014 de 24 de noviembre (fs. 235 a 239) dictado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, que declaró sin lugar y confirmó la Sentencia apelada.


  1. Notificado el recurrente con el referido Auto de Vista el 29 de diciembre de 2014 (fs. 252 vta.), interpuso recurso de casación el 6 de enero de 2015, que es motivo del presente análisis de admisibilidad.


II. DELOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN


Del memorial que cursa de fs. 254 a 262 vta., se extraen los siguientes motivos:


  1. El recurrente, previa cita de los Autos Supremos 724 de 26 de noviembre de 2004 y 342 de 28 de agosto de 2006, de los cuales trascribe la doctrina legal aplicable, como primer motivo, expresa que el Auto de Vista carece de motivación y fundamentación; por cuanto, no cumplió con los requisitos de ser expresa, clara, completa, legítima y lógica, afirma, que en apelación restringida denunció que la Sentencia se sustentó en una valoración e interpretación equivocada de la prueba, sosteniendo que, de la lectura del considerando III de la Resolución impugnada, se limitó a realizar una copia de lo expresado por el Tribunal de Sentencia, sin emitir un juicio propio respecto a los agravios de la apelación restringida, demostrando una total ausencia de razonamiento, no expresando el contenido crítico, valorativo ni lógico, tampoco explicó criterio propio respecto del porqué las alegaciones de la apelación restringida no son razonables, contraviniendo al Auto Supremo 14 de 26 de enero de 2007, debido a que realizó una descripción parcial y sesgada del contenido de la Sentencia, una simple cita de nombres de las personas que declararon en juicio y copiar su contenido fragmentado, indicando solamente la prueba documental, sin expresar razones justificantes del porqué las declaraciones son veraces, pues debió expresar de manera sencilla el valor de cada una de las pruebas.


Agrega además, que el Auto de Vista, no expresó razonamiento alguno sobre las pruebas introducidas con relación a los aspectos constitutivos del tipo penal, no considerando que el Tribunal de sentencia infringió el deber de dictar un fallo acorde a las exigencias legales, habida cuenta que no habría motivado la existencia del delito ni su participación, aspecto también omitido por el Tribunal de apelación puesto que afirma-no consignó el contenido crítico, valorativo ni lógico respecto a la existencia del delito de violación ni expresó que hechos, conductas o pruebas demostraron la existencia del dolo, no existiendo fundamentación fáctica, descriptiva ni jurídica que establezca su participación y culpabilidad en la comisión del delito, al efecto invoca los Autos Supremos 21 de 26 de enero de 2007 y 236 de 7 de marzo de 2007


  1. Como segundo motivo, el recurrente denuncia que no se especificó en la Sentencia menos en el Auto de Vista la fecha en el que se hubiere consumado el delito de Violación, limitándose el Tribunal simplemente a consignar citas parciales sin que se haya cumplido la obligación de realizar una subsunción y se encuadre los hechos al tipo penal por el cual fue condenado, resultando contrario al Auto Supremo 431 de 11 de octubre de 2006 y 281 de 15 de octubre de 2012.


III. REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE  CASACIÓN


El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; empero, “El derecho a recurrir es un derecho condicionado, su ejercicio va a depender de la concurrencia de los presupuestos y requisitos legalmente establecidos” (Rosa Pascual Los recursos en el Código de Procedimiento Penal); por lo cual los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, deben observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del Código de Procedimiento Penal (CPP).


Dentro de ese mismo contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia a fin de asegurar la vigencia del
principio de igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia.


Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:


i)        Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la Resolución impugnada.


ii)        Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una  carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


iii)        Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 del CPP, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS


Con relación al primer requisito, respecto al plazo para la interposición del recurso de casación, el recurrente fue notificado con el Auto de Vista impugnado mediante orden instruida, el 29 de diciembre de 2014 (fs. 252 vta.), presentando el recurso de casación el 6 de enero de 2015, conforme el cargo a fs. 262 vta.; en consecuencia, tomando en cuenta que el plazo se computa sólo días hábiles, el recurso fue interpuesto dentro del plazo que establece el art. 417 del CPP, correspondiendo analizar los demás requisitos de fondo.


Con relación al primer motivo, el recurrente denuncia que el Auto de Vista carece de fundamentación; por cuanto, no cumplió con los requisitos de ser expresa, clara, completa, legítima y lógica, ante su denuncia referida a que la Sentencia se sustentó en una valoración e interpretación equivocada de la prueba, no expresando razonamiento alguno sobre las pruebas introducidas con relación a los aspectos constitutivos del tipo penal que demuestre la existencia del dolo; limitándose, a realizar una copia de lo expresado por el Tribunal de Sentencia, reemplazando la motivación por una remisión a otros actos, sin emitir un juicio propio respecto a los agravios denunciados, no expresando el contenido crítico, valorativo y lógico del porqué las alegaciones de la apelación restringida no son razonables, invocando como precedentes contradictorios los Autos Supremos 724 de 26 de noviembre de 2004, 342 de 28 de agosto de 2006 y 14 de 26 de enero de 2007, referidos a la obligación que tienen los jueces y tribunales de motivar y fundamentar la resolución, cumpliendo los requisitos de ser expresa, clara, completa, legítima y lógica, aspectos que no hubiese cumplido el Tribunal de apelación.


También invoca los Autos Supremos 21 de 26 de enero de 2007 y 236 de 7 de marzo de 2007, referidos a que los delitos para ser considerados como tales, deben reunir todas las condiciones exigidas para cada tipo penal; lo que implica, que el recurrente en observancia de la carga procesal asignada por ley, señala las contradicciones que existen en su planteamiento, entre el Auto de Vista recurrido y los precedentes invocados explicación que amerita que el motivo sea admisible para su análisis de fondo.


En lo referente al segundo motivo, en el que denuncia que el Tribunal de alzada ni el de sentencia habrían especificado la fecha en el que se hubiere consumado el delito de Violación, no cumpliendo la obligación de realizar una subsunción que se encuadre al tipo penal por el cual fue condenado, al efecto el recurrente invoca los Autos Supremos 431 de 11 de octubre de 2006 y 281 de 15 de octubre de 2012; empero, se evidencia que el presunto agravio hubiera surgido ante la emisión de la Sentencia; entonces, los precedentes debieron ser invocados a tiempo de interponerse el recurso de apelación restringida, y en casación, la parte recurrente tenía la carga procesal de señalar en términos claros; y, precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y los precedentes invocados, conforme establece el art. 416 del CPP, situación que no sucedió; en consecuencia, al no haberse observado la norma legal precedentemente citada, se tiene que el presente motivo no cumplió con los requisitos ordinarios de admisión, sin que la omisión en la que incurrió la recurrente pueda ser suplida de oficio; consecuentemente, este motivo resulta inadmisible.


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 418 del CPP, declara ADMISIBLE el recurso de casación formulado por Cecilio Rivera Ortiz, únicamente con relación al primer motivo del acápite II de la presente Resolución; asimismo, en cumplimiento del mencionado artículo en su segundo párrafo, dispone que por Secretaría de Sala se haga conocer a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado Plurinacional, mediante fotocopias legalizadas: el Auto de Vista 020/2014 de 24 de noviembre cursante de fs.235 a 239, así como el presente Auto Supremo.


Regístrese, hágase saber y cúmplase.


Firmado


Magistrada Presidenta Dra. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrada Dra. Norka N. Mercado Guzmán 

Secretario de Sala Cristhian G. Miranda Dávalos

SALA PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA