TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA PENAL

AUTO SUPREMO Nº 006/2015-RA

Sucre, 06 de enero de 2015


Expediente                : La Paz 165/2014        

Parte acusadora        : Ministerio Público y otro

Parte imputada        : Santos Ramírez Valverde

Delitos                : Uso Indebido de Influencias y otro


RESULTANDO


Por memoriales presentados el 5 y 6 de junio de 2014, cursantes de fs. 598 a 603 y 610 a 611 vta., Rafael Luis Sejas Cárdenas, en representación del Ministerio de Relaciones Exteriores, por una parte y por otra el Ministerio Público, interponen recursos de casación, impugnando el Auto de Vista 74/2013 de 20 de septiembre (fs. 554 a 556), pronunciado por la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso penal que siguen las instituciones recurrentes contra Santos Ramírez Valverde, por la presunta comisión de los delitos de Uso Indebido de Influencias y Tráfico de Migrantes, previstos y sancionados por los arts. 281 ter y 146 del Código Penal (CP).

I. ANTECEDENTES DEL PROCESO


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


a)        Concluido el juicio oral, se pronunció la Sentencia 26/2012 de 12 de diciembre (fs. 449 a 455 vta.), complementada por Auto de 12 de marzo de 2013 (fs. 461), que declaró a Santos Ramírez Valverde, absuelto por la comisión de los delitos de Uso Indebido de Influencias y Tráfico de Migrantes previstos en los arts. 281 ter y 146 del CP, sin costas.

b)        Contra la citada Sentencia, el Ministerio Público y el Ministerio de Relaciones Exteriores, presentaron recurso de apelación restringida (fs. 462 a 463 vta. y 509 a 512 vta.), los que fueron resueltos mediante Auto de Vista 74/2013 de 20 de septiembre, que declaró admisibles e improcedentes las cuestiones planteadas y confirmó la Sentencia.


c)        Notificados los representantes del Ministerio Público y Ministerio de Relaciones Exteriores con el Auto de Vista 74/2013, el 29 de mayo de 2014 (fs. 558), después de más de ocho meses de emitido el fallo, presentaron recursos de casación que es motivo del presente análisis de admisibilidad.


II. DE LOS MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN


De los memoriales que cursan de fs. 598 a 603 y 610 a 611 vta., se extraen los siguientes motivos de los recursos de casación:


II.1. Recurso de casación del Ministerio de Relaciones Exteriores 


Invocando los Autos Supremos 051/2013-RRC de 1 de marzo y 065/2013 de 11 de marzo, denuncia que el Tribunal de alzada, no se pronunció sobre el fondo de los puntos cuestionados en el recurso de apelación restringida, vulnerándose el debido proceso en sus componentes de la debida fundamentación, la garantía de la tutela judicial efectiva y de acceso a la justicia previsto en el art. 115 de la Constitución Política del Estado y los principios de legalidad, igualdad, seguridad jurídica, congruencia y contradicción, incurriendo en el defecto absoluto señalado en los arts. 167 y 169 inc. 3) del CPP, en inobservancia de los arts. 407 y 398 del CPP, esto debido a que los puntos apelados no merecieron una debida fundamentación, traducidos en la denuncia de defectos de Sentencia relativos a la escasa valoración de los medios de prueba e incompleta exposición de los motivos de derecho y doctrinales respecto al tipo penal de Uso Indebido de Influencias y ausencia de valoración de la prueba MP-4, por cuanto se limitó a exponer la finalidad de la apelación restringida, concluyendo que las observaciones efectuadas no fueron específicas, ni se refirió cuál debió ser la aplicación u observancia correcta de la ley; igualmente sostuvo que la Sentencia no vulneró el art. 124 del Código de Procedimiento Penal (CPP); empero, sin expresar el control iter lógico que siguió el juzgador ni la logicidad, mucho menos por qué no hubo vulneración de las reglas de la sana crítica; finalmente, aseveró que el Tribunal enmarcó la conducta del acusado de manera correcta, sin explicar las razones de ello y si la citada Sentencia se rigió en la valoración armónica y conjunta de la prueba, en observancia de la reglas de la lógica, la psicología y la experiencia, dentro del marco de la razonabilidad y equidad.


Continúa afirmando que el Tribunal de alzada no efectuó la labor de control de valoración de la prueba en contravención al Auto Supremo 171/2012 de 24 de julio, 562/2004 y 91/2006, por cuanto se omitió realizar una fundamentación suficiente y motivada, exponiendo con claridad las razones y fundamentos legales que sustentaron su decisión, conforme el entendimiento de las Sentencias Constitucionales 1484/2011-R de 10 de octubre, 1365/2005-R de 31 de octubre y 1301/2010-R de 13 de septiembre.


II.2. Recurso de casación del Ministerio Público


  1. La recurrente luego de señalar que el Tribunal de Sentencia y el de alzada, hicieron oídos sordos a varias transgresiones que debieron observar en su momento, denunció que la Sentencia y el Auto de Vista carecen de suficiente fundamentación vulnerando el art. 124 del CPP; la Sentencia en el acápite de personalidad del imputado hizo referencia al relato del imputado y el mismo fue tomado como base para la absolución, aspecto prohibido por el art. 93 del CPP, lo propio en la fundamentación de la Sentencia que lo, tomó como prueba; por otra parte, no se consideró que la nota de 20 de abril de 2006 remitida a la Cancillería, determinó el tráfico de influencias, puesto que el imputado en su condición de abogado conocía que con ese hecho, habría cumplido “compromisos” con los ciudadanos chinos a sabiendas que no era posible su tramitación. 


  1. Denuncia errónea aplicación de la ley sustantiva, porque el Tribunal de Sentencia, no encuadró en forma clara el hecho con el tipo penal como determina el Auto Supremo 21 de 26 de enero de 2007, referido a la aplicación de la ley sustantiva; en el caso, el Tribunal de Sentencia valoró la declaración del imputado y parcializó el conflicto penal considerando que la conducta del imputado no transgrede la norma penal, a sabiendas que el imputado provocó una expectativa de los ciudadanos chinos “que no sabemos si habrían prometido agradecimientos en sus diferentes gradaciones que esto conlleva, cuando el beneficio es cuantioso al poder haberse constituido en nuestro país; aspecto conocido públicamente” (sic).



III. REQUISITOS QUE HACEN VIABLE LA ADMISIÓN DEL RECURSO DE  CASACIÓN


El art. 180.II de la Constitución Política del Estado CPE, garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, que se constituye a su vez en una garantía judicial conforme lo determinan los arts. 8.2 inc. h) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; debiendo los sujetos procesales, a tiempo de interponer los distintos recursos que la norma adjetiva prevé, observar las condiciones de tiempo y forma establecidas por la ley conforme la disposición contenida en el art. 396 inc. 3) del CPP.


En este contexto, el art. 416 del CPP, establece que el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista, dictados por los Tribunales Departamentales de Justicia, que sean contrarios a otros precedentes pronunciados por las Salas Penales de estos Tribunales o del Tribunal Supremo de Justicia; entendiéndose que existe contradicción cuando en una situación de hecho similar, el sentido jurídico que se asigna al Auto de Vista impugnado no coincida con el o los precedentes invocados, sea por haberse aplicado normas distintas o una misma norma con diverso alcance; pues debe tenerse presente, que en el actual régimen de recursos establecido por el Código de Procedimiento Penal, el recurso de casación dada su función nomofiláctica, tiene como función que el Tribunal Supremo de Justicia desarrolle la tarea de unificar la jurisprudencia, a fin de garantizar la aplicación correcta y uniforme de la ley penal, por razones de seguridad jurídica y respecto al derecho a la igualdad, de forma que todo ciudadano tenga la certeza y seguridad que la norma procesal y material será efectivamente aplicada por igual; además, esta labor se halla reconocida por el art. 42 de la LOJ, que establece entre otras atribuciones de las Salas especializadas de éste Tribunal, la de sentar y uniformar jurisprudencia, resultando en el caso particular de las Salas Penales, que ante la interposición del recurso de casación, les corresponde en base al derecho objetivo, establecer la existencia o no de contradicción entre el fallo impugnado con los precedentes invocados.

Por otra parte, para la admisibilidad del recurso de casación es menester observar los requisitos prescritos en los arts. 416 y 417 del citado cuerpo legal, cuales son:


i)        Interposición del recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a la notificación con el Auto de Vista impugnado o en su caso con el Auto de Complementación, ante la Sala que emitió la resolución impugnada.


ii)        Invocación del precedente contradictorio a tiempo de la interposición del recurso de apelación restringida, debiendo el recurrente señalar en términos claros y precisos la contradicción existente entre el Auto de Vista impugnado y el precedente invocado; es decir, este requisito constituye una carga procesal para el recurrente de efectuar la debida fundamentación sobre la existencia de precedentes contradictorios entre la resolución judicial impugnada con otros precedentes consistentes en Autos Supremos emitidos por las Salas Penales del Tribunal Supremo de Justicia o Autos de Vista pronunciados por los Tribunales Departamentales de Justicia; los cuales deberán ser expuestos de forma clara y precisa, a partir de la comparación de hechos similares y de las normas aplicadas con sentidos jurídicos diversos; especificando en qué consisten los defectos del pronunciamiento impugnado, las disposiciones inobservadas o erróneamente aplicadas, cuáles serían los preceptos que debieran aplicarse y la solución pretendida.


Esto significa que, no basta la simple mención, invocación, trascripción del precedente, ni la fundamentación subjetiva del recurrente respecto a cómo cree que debió ser resuelta la alegación; sino, la adecuación del recurso indefectiblemente a la normativa legal, para que a partir de ello, este Tribunal de Justicia, pueda cumplir con su competencia (art. 419 del CPP), sin que pueda considerarse a este medio de impugnación una nueva oportunidad de revisión del fallo de mérito.


iii)        Como única prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación restringida, pues el precedente contradictorio deberá ser invocado a tiempo de su interposición; a menos que la Sentencia le fuera inicialmente favorable a la parte y por lo tanto aquella resolución judicial no le genere agravio alguno, sino que éste surge en apelación cuando se dictó el Auto de Vista; caso en el cual, el recurrente tiene la carga procesal de invocar el precedente contradictorio en el momento de interponer el recurso de casación.


El precepto legal contenido en el citado art. 417 de la Ley Adjetiva Penal, concluye señalando que el incumplimiento de dichos requisitos determinará la declaración de inadmisibilidad del recurso.


IV. ANÁLISIS SOBRE EL CUMPLIMIENTO DE DICHOS REQUISITOS


El recurso de casación, condiciona su admisión al cumplimiento de los requisitos previstos en los arts. 416 y 417 del CPP, constituyendo el plazo para su interposición y la obligación de señalar la contradicción con los precedentes citados en términos precisos, requisitos que deben ser examinados por el Tribunal Supremo de Justicia, porque del cumplimiento de los mismos depende que esta instancia, declare admisible o inadmisible el recurso, situación que tiene trascendental importancia a objeto de que este Tribunal pueda confrontar sobre la base de criterios ciertos y objetivos, la veracidad o no de cada uno de los motivos que hacen al recurso de casación.


IV.1.        Del recurso de casación del Ministerio de Relaciones Exteriores 


En el caso de autos, se constató que la entidad recurrente cumplió con el requisito relativo al plazo para la interposición del recurso de casación, por cuanto con el Auto de Vista fue notificada el 29 de mayo de 2014 (fs. 558), después de 8 meses y nueve días de emitido el fallo, aspecto que llama la atención debido a la falta de control del Tribunal de alzada respecto al personal de apoyo jurisdiccional, interponiendo el recurso de casación el 5 de junio de 2014, conforme consta en el cargo de fs. 603; en consecuencia, dentro del plazo de cinco días que establece el art. 416 del CPP, correspondiendo verificar el cumplimiento de los demás requisitos.


Con relación al motivo en cuestión, denuncia que el Tribunal de alzada, no se pronunció sobre el fondo de los puntos cuestionados en el recurso de apelación restringida, tildándolo de defecto absoluto, por cuanto en apelación restringida invocó defectos de Sentencia relativos a escasa valoración de los medios de prueba e incompleta exposición de los motivos de derecho y doctrinales respecto al tipo penal de Uso Indebido de Influencias y ausencia de valoración de la prueba MP-4; asimismo, omitió fundamentar su decisión respecto a la denuncia sobre la valoración de la prueba, a cuyo efecto invocó como precedentes contradictorios  los Autos Supremos 051/2013-RRC de 1 de marzo y 065/2013 de 11 de marzo, explicando que existe contradicción por cuanto el Auto de Vista recurrido no realizó una fundamentación suficiente y motivada, exponiendo con claridad las razones y fundamentos legales que sustentaron su decisión provocando con dicho acto indefensión de la víctima por cuanto no tiene certeza que el juez de instancia obró conforme a derecho, argumentos que sumado a la exposición de antecedentes, viabiliza el análisis de fondo de lo expuesto.


Con relación a la cita de las Sentencias Constitucionales invocadas por el recurrente, conforme al contenido del art. 416 del CPP, los mismos no serán considerados al no constituir precedente contradictorio.

V.1.        Del recurso de casación del Ministerio Público


De la revisión de antecedentes procesales, se advierte que el Ministerio Público fue notificado con el Auto de Vista 74/2013 el 29 de mayo de 2014 (fs. 558) y presentó el recurso de casación el 6 de junio de 2014 (ver cargo de fs.611 vta.); es decir, después de seis días; en consecuencia, fuera del plazo establecido en el art. 417 del CPP, razón por la cual el recurso deviene en inadmisible.  


POR TANTO


La Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 418 del CPP, declara ADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por el Ministerio de Relaciones Exteriores; asimismo, en cumplimiento del mencionado artículo en su segundo párrafo, dispone que por Secretaría de Sala se haga conocer a las Salas Penales de los Tribunales Departamentales de Justicia del Estado Plurinacional, mediante fotocopias legalizadas: el Auto de Vista impugnado y el presente Auto Supremo.


Se emite el presente Auto Supremo en la fecha, por baja medica de la Magistrada Dra. Maritza Suntura Juaniquina.


Regístrese, hágase saber y cúmplase.


Firmado


Magistrada Presidenta Dra. Maritza Suntura Juaniquina

Magistrada  Dra. Norka N. Mercado Guzmán 

Secretario de Sala Cristhian G. Miranda Dávalos

SALA PENAL DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA