TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                               S A L A   C I V I L



Auto Supremo: 641/2019        

Fecha: 04 de julio de 2019

Expediente: SC-13-19-S.

Partes: Orlando Parada Vaca y otro c/ Dorys Vaca Vda. de Parada y otra. 

Proceso: Rescate en ejercicio del derecho de prelación.                                      

Distrito: Santa Cruz.

VISTOS: Los recursos de casación en el fondo que cursan de fs. 524 a fs. 526 por Braulia Lidia Mendez Viveros y Cristina Dos Santos Parada y de fs. 528 a 532 vta., interpuesto por Ana María Parada Vaca contra el Auto de Vista Nº 360/2018 de 11 de octubre cursante de fs. 507 a 512, pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, en el proceso ordinario sobre acción de rescate en ejercicio del derecho de prelación, seguido por Orlando Parada Vaca contra  las recurrentes, el Auto de concesión a fs. 548 y el desistimiento de la pretensión en el proceso, planteado por Carlos Enrique Parada Vaca, cursante a fs. 561 y el auto en el que se acepta el desistimiento a fs. 562. 

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO

1. Orlando Parada Vaca y Carlos Enrique Parada Vaca, mediante memorial cursante de fs. 61 a 64, interpusieron demanda ordinaria de rescate en ejercicio del derecho de prelación contra Dorys Vaca Vda. de Parada y Cristina Dos Santos Parada, de quienes la primera opuso excepción de litispendencia, además repelió la demanda cursante de fs. 100 a 102 y a la  co-demandada se le asignó defensor de oficio, tramite que culminó con la Sentencia Nº 11/2018 de 3 de abril, pronunciado por el Juez Público Civil y Comercial Nº 14 de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra en la que declaro IMPROBADA la demanda (fs. 416 a 419 vta.).

2. Ante la insatisfacción con el citado fallo, la parte demandante impugnó mediante escritos de apelación de fs. 430 a 435 y de fs. 458 a 468 vta., motivando la emisión del Auto de Vista Nº 360/2018 de 11 de octubre, por el cual las autoridades judiciales de segunda instancia, revocaron totalmente la sentencia y declararon probada la demanda, con el fundamento principal que los demandantes al tener la calidad de co-herederos contaban con el derecho de prelación para la compra del inmueble; consiguientemente, antes de efectuar la venta a un extraño la vendedora debió previamente notificar su intención de venta a los co-herederos, al no haber procedido de dicha manera, consideraron viable el rescate a la adquirente, según el art. 1249 del Código Civil. 

En ese contexto histórico procesal se analiza el recurso de casación y se emite la presente decisión.

CONSIDERANDO II:

DEL CONTENIDO DEL RECURSO DE CASACIÓN Y CONTESTACIÓN

II.1. Del reclamo de Cristina Dos Santos Parada.

Del recurso de casación en el fondo.

El recurso fue formulado en la modalidad de forma y por ello, solicitó la anulación del Auto de Vista; sin embargo, del contenido del recurso se advierte que el agravio está relacionado al objeto del litigio y no a la imperfección de la actividad, por cuya razón el recurso se subsume en el fondo. 

1. Objetó que los vocales no consideraron que el 50% de la cosa vendida es ganancial, por lo tanto, solo procedería el rescate del 10 % del bien, pero en ningún caso el 60 % o la totalidad del bien inmueble, extremo reclamado oportunamente de fs. 406 a 408 y de fs. 411 a 413 de obrados.

Añade que la escritura pública de fs. 18 a 21 fue omitida de valoración misma que demuestra la ganancialidad del inmueble, por lo que considera infringida la verdad material y los arts. 1 num. 16) del Código Procesal Civil y 180.I de la Constitución Política del Estado.

II.2. Del agravio de Ana María Parada Vaca.

Del recurso de casación en el fondo.

1. Denunció que a la muerte de Orlando Parada Méndez (1992), le sucedieron su esposa Dorys Vaca Vda. de Parada y sus hijos Orlando Parada Vaca, Carlos Enrique Parada Vaca, Gustavo Parada Vaca y Ana María Parada Vaca, quienes heredaron el bien inmueble con la superficie de 211.38 m.2 registrado con Matrícula Computarizada Nº 7.01.1.99.0010935. Posteriormente su madre (Dorys Vaca Vda. de Parada) transfirió el 60 % del inmueble en favor de Cristina Dos Santos Parada, porque el 50 % le correspondía como bien propio y el 10 % en su condición de heredera, por lo que, el rescate solo debió proceder respecto al 10 % de la cuota hereditaria. 

2. Que el plazo para solicitar el rescate caducaría a los dos meses desde la notificación o el conocimiento de la venta según lo previsto en el art. 1249 del Código Civil, venta del que tuvieron conocimiento los demandantes el año 2013 según la confesión efectuada en la demanda, siendo falsa la afirmación de que la acción de rescate no caduca en tanto dure la copropiedad hereditaria.

3. Acuso que los Vocales anularon los asientos A-3 y A-4 sin previa anulación de los contratos, lo cual resulta ilegal, porque para anular los contratos debe procederse como rigen los arts. 546 y 547 del Código Civil.         

II.3. Contestación.

Los demandantes no respondieron a los recursos de casación.

CONSIDERANDO III:

DOCTRINA APLICABLE AL CASO

III.1. Derecho de prelación.

Respecto al derecho de prelación el art. 1249 del Código Civil estipula: ¨I. El coheredero que quiere vender su cuota o parte de ella a un extraño, debe notificar su propuesta de venta a los otros coherederos, los cuales tienen derecho de prelación y deben ejercerlo en el plazo de dos meses desde las notificaciones. Si se omite la notificación los coherederos pueden rescatar la cuota del adquirente o ulterior causahabiente mientras dura el estado de indivisión hereditaria. II. Si quieren ejercer el rescate varios coherederos la cuota se les asigna a todos ellos en partes iguales.¨. 

Sobre la temática Gonzalo Castellanos Trigo, en el libro: Derecho de Sucesiones  conforme al Código Civil Boliviano, Editorial Gaviota del Sur, Sucre-Bolivia, pág. 395, escribe: ¨Esta norma en estudio da la posibilidad que si alguno de los herederos vendiere a un extraño su derecho hereditario, antes de la partición, podrán todos o cualquiera  de los coherederos subrogarse en lugar del comprador, reembolsándole el precio de la compra, con tal que lo verifiquen hasta antes que se realice la partición.¨

¨Una vez realizada la partición de los bienes y consolidados los derechos de los coherederos, ya no es posible ejercer el derecho de preferencia o prelación, porque la misma sólo puede ejercitarse mientras dure el estado de indivisión hereditaria.¨  

Según la doctrina, el instituto de la prelación responde a la noción de conservar la herencia entre los co-herederos o familiares y evitar a terceros o personas desconocidas. A ello podemos añadir otras razones como la necesidad de continuar viviendo en el inmueble sucesorio o la afectividad positiva que representa.     

CONSIDERANDO IV:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN

En el fondo.

Los recursos contienen similar reclamo por lo que se brinda única respuesta para evitar una reiteración innecesaria de argumentos.

Del reclamo de Cristina Dos Santos Parada.

Que los Vocales no consideraron que el 50% de la cosa vendida es ganancial, por lo tanto, solo procedería el rescate del 10 % del bien.

Del agravio de Ana María Parada Vaca.

1. Acerca de que a la muerte de Orlando Parada Méndez (1992), le sucedieron su esposa Dorys Vaca Vda. de Parada y sus hijos Orlando Parada Vaca, Carlos Enrique Parada Vaca, Gustavo Parada Vaca y Ana María Parada Vaca, quienes heredaron el bien inmueble que tiene la superficie de 211.38 m.2 registrado con Matrícula Computarizada Nº 7.01.1.99.0010935. Posteriormente su madre (Dorys Vaca Vda. de Parada) transfirió el 60 % del inmueble en favor de Cristina Dos Santos Parada, porque el 50 % le correspondía como bien propio y el 10 % en su condición de heredera, consecuentemente, el rescate solo debió proceder respecto al 10 % de la cuota hereditaria.

De la prueba cursante de fs. 5 a 10, se establece que el 21 de abril de 1952 Dorys Vaca contrajo nupcias con Orlando Parada Méndez, posteriormente el 4 de febrero de 1992 fallece este último, habiendo sido declarados herederos del bien inmueble motivo de litigio Dorys Vaca Vda. de Parada y sus hijos Orlando Parada Vaca, Carlos Enrique Parada Vaca, Gustavo Parada Vaca y Ana María Parada Vaca.

El 18 de agosto de 2004, Dorys Vaca Vda. de Parada transfiere el 50% del antedicho inmueble (bien ganancial), a Cristina Dos Santos Parada, aclarando mediante Testimonio Nº 883/2012 que dicha venta también comprende el derecho sucesorio (fs.14 a 21).

Teniendo en cuenta lo anotado, por un lado, queda nítidamente establecido que Dorys Vaca Vda. de Parada, vendió el 50 % del bien inmueble por ser ganancial y propietaria de dicho porcentaje, actuando en el marco del art. 176 del Código de las Familias; consecuentemente, no puede ser cuestionado y mucho menos ser objeto de rescate.

Respecto a la venta del 10 % cuota que le correspondía de la masa hereditaria. Se tiene que la extensión del inmueble alcanza a 211.38 m2 del cual, a Cristina Dos Santos Parada le fue transferido el 60%, quedando para los coherederos Orlando Parada Vaca, Carlos Enrique Parada Vaca, Gustavo Parada Vaca y Ana María Parada Vaca el 40% (84.55 m2.) en concreto el 10% por cabeza que significa 21.13 m2.

Ahora bien, ante el hipotético de ordenar el rescate el demandante solo tendrá el 20% del inmueble, lo que representa 42.27 m2, de superficie que no alcanza a la extensión mínima requerida para construir (150 m2), de acuerdo a lo establecido por el art. 305 del Código de Urbanismo y Obras; consiguientemente, queda claro que tampoco podrá conservarlo siendo inminente a futuro que la división y partición del inmueble concluya en subasta pública, por ser indivisible, resultando irrazonable e insulso disponer el rescate del 10%, porque dicha porción no le será útil para construir y conservar el inmueble, al ser esa la finalidad de la norma en la que sustenta su pretensión, como se explicó en el punto de la doctrina legal aplicable.  

Por lo que el reclamo tiene sustento legal.                 

2. En cuanto a que el plazo para solicitar el rescate caducaría a los dos meses desde la notificación o el conocimiento de la venta según lo previsto en el art. 1249 del Código Civil.

El art. 1249 del Código Civil, con claridad establece que los coherederos pueden rescatar la cuota, en tanto dure la indivisión sucesoria y como se sabe dicho acontecimiento aún no se produjo; no obstante, no tiene utilidad práctica disponer el rescate como se explicó antes y como prescribe el art. 30 num. 7) de la Ley del Órgano Judicial.     

3. Sobre la acusación de que los vocales anularon los asientos A-3 y A-4 sin previa anulación de los contratos, lo cual resulta ilegal, porque para anular los contratos debe procederse como rigen los arts. 546 y 547 del Código Civil. 

Los vocales dispusieron la anulación de los asientos A-3 y A-4 como lógica consecuencia del rescate dispuesto; sin embargo, teniendo en cuenta el razonamiento asumido, tampoco corresponde la anulación dispuesta.          

POR TANTO: El Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, Sala Civil, con la facultad conferida por el art. 42.I num.1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial, en aplicación a lo previsto en el art. 220.IV del Código Procesal Civil, CASA el Auto de Vista Nº 360/2018 de 11 de octubre, y resolviendo en el fondo mantiene la Sentencia Nº 11/18 de 3 de abril, y declara improbada la demanda de rescate y la nulidad de los asientos  A-3 y A-4 de la Matrícula Computarizada Nº 7.01.1.99.0010935. Con costas y costos a favor de la parte demandada.

Sin responsabilidad.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.  

Relator: Mgdo. Marco Ernesto Jaimes Molina.