TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                               S A L A  C I V I L



Auto Supremo: 442/2019

Fecha: 30 de abril de 2019

Expediente: LP-140-18-S

Partes: Daniel Choque Ticona y Jhon Edwin Choque Mamani. c/        Felisa Choque Ticona.

Proceso: Reivindicación.

Distrito: La Paz.

VISTOS: El recurso de casación de fs. 318 a 320, interpuesto por Felisa Choque Ticona, contra el Auto de Vista Nº 123/2018 de 23 de marzo, cursante de fs. 314 a 316, pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso ordinario de reivindicación, interpuesto por Daniel Choque Ticona y Jhon Edwin Choque Mamani contra la recurrente; la contestación al recurso de casación cursante de fs. 324 a 325 vta.; el Auto de concesión del recurso de 14 de septiembre de 2018 cursante a fs. 326, Auto Supremo de Admisión N° 1141/2018-RA de 20 de noviembre fs. 332 a 333 vta., lo inherente; y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO

1. Con base en la demanda de fs. 22 a 23 vta., subsanada a fs. 30, Daniel Choque Ticona y Jhon Edwin Choque Mamani, plantearon proceso ordinario de reivindicación; acción dirigida contra Felisa Choque Ticona, quien una vez citada, por memorial de fs. 62 a 65 vta., contestó en forma negativa e interpuso las acciones reconvencionales de anulabilidad por vicios del consentimiento del documento de anticipo de legítima de 12 de noviembre de 2013 y de la Escritura Pública Nº 961/2013 de 15 de noviembre, nulidad del anticipo de legítima y usucapión, las cuales fueron declaradas por no presentadas conforme el Auto de fecha 7 de junio de 2016 cursante de fs. 84 a 85; desarrollándose de esa manera el proceso hasta dictarse la Sentencia Nº 721/2016 de 27 de octubre, cursante de fs. 124 a 127, emitido por el Juez Público Civil y Comercial Quinto de la ciudad de La Paz que declaró IMPROBADA la demanda principal. Con costos y costas.

2. Resolución de primera instancia que fue recurrida en apelación por Daniel Choque Ticona y Jhon Edwin Choque Mamani a través del memorial de fs. 302 a 305; motivo por el cual la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, emitió el Auto de Vista Nº 123/2018 de 23 de marzo, cursante de fs. 314 a 316, que REVOCÓ en parte la sentencia apelada, y deliberando en el fondo declaró PROBADA la acción reivindicatoria  sobre los ambientes que la demandada Felisa Choque de Villca ocupa en el bien inmueble objeto de litis, otorgando en consecuencia el plazo de 10 días desde la ejecutoria de dicha resolución, para que la demandada entregue dichos ambientes, bajo alternativa de desapoderamiento, manteniéndose firme lo dispuesto respecto al pago de daños y perjuicios. Sin costas ni costos.

El Tribunal de alzada revocó la sentencia bajo los siguientes argumentos: respecto a los puntos 1 y 2 del recurso de apelación en lo referente a la reivindicación, de la revisión de las pruebas adjuntadas por la parte actora se evidencia que las mismas cumplieron con la carga probatoria, demostrando así con documento y registro de su derecho propietario uno de los presupuestos que dan lugar a la pretensión de la acción reivindicatoria concordante con los arts. 115.II y 1453.I, II y III, ambos del Código Civil.

Con relación al punto 3 el Ad quem sostuvo que de la revisión minuciosa de obrados se estableció que los apelantes demostraron con prueba literal consistente en el Folio Real N° 2.01.0.99.0096639 de fs. 105 a 106 que son legítimos propietarios del bien inmueble cuya reivindicación se pretende, empero la juez señaló como argumento válido para declarar improbada la demanda de que “no se habría demostrado la desposesión de los legítimos propietarios…”.

Al respecto la reivindicación es la acción judicial que puede ejercitar el propietario de una cosa contra las personas que la poseen sin ser propietarios. Por lo que el hecho de que padre de los actores haya permitido el ingreso de la demandada en el bien inmueble objeto de litigio, sin ser legítima propietaria del citado bien inmueble, no puede constituirse en fundamento válido y legal, para vulnerar el derecho propietario de los actores, quienes demostraron su legítimo derecho propietario con documentación consistente en el folio real de fs. 105 y 106, que cumple con el voto del art. 1296 y 1538 del Código Civil y la posesión ilegal que la demandada ostenta sobre una parte del bien inmueble cuya reivindicación se impetra, conforme se acreditó in situ en el acto de inspección ocular de fs. 115 y vta., de obrados.

CONSIDERANDO II:

DEL CONTENIDO DEL RECURSO DE CASACIÓN Y SU RESPUESTA

De las denuncias expuestas por la parte recurrente Felisa Choque de Villca, se extrae de manera ordenada y en calidad de resumen, las siguientes:

En el fondo.

1. Acusó que el Tribunal de alzada interpretó erróneamente el art. 1453 del Código Civil, cuando señaló que “no es preciso demostrar que haya estado en posesión y que se hubiera producido la eyección”; arguyendo en ese sentido que cuando su padre aún era propietario del inmueble este hubiese autorizado el ingreso de la recurrente al mismo, por lo que no sería evidente que ingresó ilegalmente sin título a las habitaciones.

Asimismo, aduce que su hermano demandante habría adquirido el inmueble por anticipo de legítima o adelanto de herencia, acto que considera ilegal ya que sus padres no podrían haber otorgado el bien inmueble a un solo hijo y nieto.

2. Denunció que el Tribunal de alzada violó el art. 1330 del Código Civil y 186 del Código Procesal Civil al no dar valor probatorio a las declaraciones testificales que ofrecieron Francisco Ticona y Máximo Choque Ticona, padre y hermano de la recurrente, quienes señalaron que Felisa Choque Ticona ingresó a ocupar las habitaciones del inmueble objeto de litis con autorización, mientras era propietario el padre de la demandada. Pruebas que debieron ser valoradas de acuerdo a lo establecido por ley.

Petitorio.

La recurrente solicita casar el Auto de Vista impugnado y en consecuencia se confirme la sentencia de primera instancia.

De la respuesta al recurso de casación.

La parte demandante contestó que el recurso de casación carece de asidero jurídico, se interpuso solo con la intención de causar lesión al ejercicio del derecho propietario de la parte demandante, haciendo notar que la recurrente ya no vive en el sótano, sino que abandonó el inmueble y reclama un reconocimiento de derecho inexistente. Instó el recurso de casación por supuestas interpretaciones erróneas de los arts. 1453 y 1330 del Código Civil, mismas que fueron claramente desvirtuadas, porque la causa opuesta por reivindicación es contra terceros que sin título estén en posesión de un bien inmueble en forma arbitraria y sin que exista la voluntad de los propietarios.

Solicitando negar la concesión del recurso porque el mismo no admite casación.   

CONSIDERANDO III:

DOCTRINA APLICABLE AL CASO

En mérito a la resolución a dictarse, corresponde desarrollar la doctrina aplicable.

III.1. De la procedencia de la acción reivindicatoria.

Corresponde citar el Auto Supremo Nº 259/2018 de 4 de abril que estableció:  “Sobre el presupuesto de la desposesión como requisito para la acción reivindicatoria corresponde citar el contenido del Auto Supremo Nº 299/2008 de 10 de diciembre, pronunciado por la extinta Corte Suprema de Justicia de la Nación, que ha estableció lo siguiente: "Que, la acción reivindicatoria intentada por los demandantes, se halla prevista en la disposición contenida en el artículo 1453 del Código Civil, en tal sentido, este Tribunal Supremo considera que la precitada norma legal al establecer entre las acciones en defensa de la propiedad a la acción reivindicatoria, señala que ésta se halla reservada al 'propietario que ha perdido la posesión de una cosa', es decir, que el primer requisito para la procedencia de la acción reivindicatoria, es la existencia de un derecho de propiedad sobre la cosa cuya reivindicación se demanda. Sólo aquél que demuestra ostentar derecho propietario puede reivindicar la cosa de quien la posea o detente. Derecho propietario, el cual, por su naturaleza, conlleva la 'posesión' emergente del derecho mismo, consiguientemente, no necesariamente debe estar en posesión corporal o natural del bien, habida cuenta de que tiene la 'posesión civil' que está integrada por sus elementos 'corpus y animus…”.

El art. 105 del Código Civil, describe lo siguiente: “(Concepto y alcance general)

I. La propiedad es un poder jurídico que permite usar, gozar y disponer de una cosa y debe ejercerse en forma compatible con el interés colectivo, dentro de los límites y con las obligaciones que establece el ordenamiento jurídico.

II. El propietario puede reivindicar la cosa de manos de un tercero y ejercer otras acciones en defensa de su propiedad con arreglo a lo dispuesto en el libro V del Código presente”, de acuerdo al concepto referido el derecho de propiedad otorga a su titular el ejercicio de las potestades de usar, gozar y disponer de un bien, mediante el cual el titular puede reivindicar la misma de manos de un tercero, sin que para ello se requiera haber estado en posesión anterior sobre el bien, siendo suficiente acreditar la propiedad debidamente inscrita en la oficina de Derechos Reales para efectos de su oponibilidad conforme señala el art. 1538 del Código Civil.”

CONSIDERANDO IV:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN

En mérito al recurso de casación interpuesto, corresponde absolver los agravios planteados por la recurrente:

1. Con relación a la acusación de errónea interpretación del art. 1453 de la norma sustantiva de la materia, ya que fue el padre de la recurrente quien autorizó su ingreso al inmueble objeto de litis mientras aún era el propietario del mismo.

Corresponde señalar que de fs. 8 a 10 vta., cursa el Testimonio de la Escritura Pública N° 961/2013 de 15 de noviembre, de donde se desprende un anticipo de legítima, suscrita por Francisco Choque Ticona y Leandra Ticona de Choque, en favor de los ahora demandantes Daniel Choque Ticona y Jhon Edwin Choque Mamani. Asimismo, de fs. 105 a 106 vta., se observa la Matrícula N° 2.01.0.99.0096639 en original, consistente en el registro de titularidad sobre el dominio en el asiento A-5 a nombre de Daniel Choque Ticona y Jhon Edwin Choque Mamani, de donde se entiende con meridiana claridad que la parte actora es legítima propietaria del bien inmueble que se pretende reivindicar.

A efectos de dar respuesta al reclamo interpuesto, se asume que la ahora recurrente al ingresar al inmueble objeto de litis con autorización de Francisco Choque Ticona padre de la demandada, lo hizo en calidad de tolerada según impetra el art. 90 del Código Civil, que indica que los actos de tolerancia no pueden servir de fundamento para adquirir la posesión. Por otro lado, el derecho propietario de Francisco Choque Ticona feneció cuando este transfirió el inmueble a favor de los demandantes.

Ahora bien, al momento que Felisa Choque Ticona perpetró actos de violencia contra su progenitor, cerrar las habitaciones con candados y cadenas e impedir el ingreso del mismo a las instalaciones del inmueble, tal como se tiene a fs. 137 (querella presentada por Francisco Choque Ticona), la misma realizó actos de posesión, entendiendo que tuvo una conducta como si fuera la propietaria del inmueble objeto del proceso, es decir, intervirtió su título de detentadora a propietaria. Por lo que siendo poseedora al no tener autorización de los titulares o haber adquirido el inmueble es aplicable el art. 1543 que defiende el derecho propietario.

Referente a la legítima que se reclama, aduciendo que su hermano demandante habría adquirido el inmueble por anticipo de legítima o adelanto de herencia, acto que considera ilegal ya que sus padres no podrían haber otorgado el bien inmueble a un solo hijo y nieto.

Esa situación es ajena al objeto del proceso, la cual solo estaba enfocada a la defensa de la propiedad y la restitución del inmueble a los titulares. Siendo cualquier otro argumento ajeno a la contienda.

Consiguientemente los reclamos devienen en infundados.

2. Respecto a la supuesta violación de los arts. 1330 del Código Civil y 186 del Código Procesal Civil al no dar valor probatorio a las declaraciones testificales que ofrecieron Francisco Choque Ticona y Máximo Choque Ticona, padre y hermano de la recurrente.

Si bien las declaraciones testificales señalaron que se otorgó autorización a la recurrente para ingresar como tolerada al inmueble objeto de litis, la misma al intervertir su situación mediante actos de violencia contra su progenitor y los titulares del inmueble objeto del proceso, generó una situación distinta de su ingreso al inmueble aspecto que juzgó el Tribunal de segunda instancia dando lugar al reclamo del derecho de propiedad.

No teniendo su reclamo asidero jurídico legal.

Finalmente, se dirá que la parte actora conforme se tiene en el apartado III.1 de la presente resolución cumplió con los presupuestos que hacen la acción reivindicatoria conforme el art. 1543 de nuestro compilado sustantivo civil. 

De la contestación al recurso de casación.

La parte actora señala que el recurso debe ser declarado inadmisible; se dirá que mediante Auto expreso se ha admitido el recurso de casación, tomando en cuenta la flexibilidad de criterios para considerar las acusaciones de la recurrente, esto bajo orientación de la Sentencia Constitucional Nº 2210/2012 de 08 de noviembre.

Por todas las consideraciones realizadas, corresponde emitir resolución para el recurso de casación, conforme a lo previsto por el art. 220.II de la Ley Nº 439 Código Procesal Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial, en aplicación a lo previsto en el art. 220.II del Código Procesal Civil (Ley N° 439), declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 318 a 320, interpuesto por Felisa Choque Ticona, contra el Auto de Vista Nº S-123/2018 de 23 de marzo, cursante de fs. 314 a 316, pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz. Con costas y costos.

Se regula honorario profesional del abogado que contestó el recurso de casación, en la suma de Bs.1.000.                                                                  

Regístrese, comuníquese y devuélvase.                                     

Relator: Mgdo. Dr. Marco Ernesto Jaimes Molina.