TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                        S A L A  C I V I L


Auto Supremo: 276/2019-RA

Fecha: 25 de marzo de 2019

Expediente: SC-29-19-A

Partes: Julio César Romero Paniagua, Augusta Romero Paniagua en

            representación de Regina Montenegro Gómez c/ Hermes

             Cuéllar Añez y Ana María Miranda de Cuéllar.

Proceso: Nulidad de contratos y cancelación de sus inscripciones en Derechos

               Reales.

Distrito: Santa Cruz. 


VISTOS: El recurso de casación de fs. 680 a 682, presentado por Julio César Romero Paniagua, Augusta Romero Paniagua en representación de Regina Montenegro Gómez, impugnando el Auto de Vista de 17 de septiembre 2018, pronunciado por la Sala Tercera Civil, Familiar, de la Niñez y Violencia Intrafamiliar del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz (fs. 675 a 677), en el proceso ordinario de nulidad de contratos y cancelación de sus inscripciones en Derechos Reales, seguido por Julio César Romero Paniagua y Augusta Romero Paniagua contra Hermes Cuéllar Añez y Ana María Miranda de Cuéllar, contestación de fs. 686 a 689 vta., Auto de concesión de 21 de febrero de 2019 cursante a fs. 691; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO

1. Augusta Romero Paniagua en representación de Julio César Romero Paniagua y Regina Montenegro Gómez, demandó a Hermes Cuéllar Añez y Ana María Miranda de Cuéllar, (fs. 38 a 39, fs. 84, fs. 86 y Fs. 88 a 89, subsanada de fs. 196 a 197.) por nulidad de contratos y cancelación de registros en Derechos Reales, contestando negativamente los demandados mediante memoriales de fs. 64 a 72, fs. 144 a 152 vta., 164 vta., 217 a 225 vta., 240 y vta. y fs. 294 a 301,  rechazando la demanda y oponiendo excepciones.

Tramitado así el proceso ordinario hasta la audiencia preliminar de juicio oral, en la que el Juez Público Civil y Comercial 11º  de Santa Cruz de la Sierra, pronunció el auto interlocutorio definitivo de 10 de mayo de 2018, cursante de fs. 640 a 646, que declaró  en primer término el desistimiento de la acción, pretensión y derecho sobre la demanda de nulidad de contrato a instancia de la codemandante Regina Montenegro Gómez, asimismo, PROBADA la excepción de prescripción interpuesta por los demandados, por lo que estableció no continuar con el trámite del proceso, declarándose IMPROBADA la demanda interpuesta.

Resoluciones que generaron la apelación de Julio César Romero Paniagua y Augusta Romero Paniagua, mediante escrito de fs. 651 a 653.

2. El 17 de septiembre de 2018 la Sala Tercera Civil, Familiar, de la  Niñez y Violencia Intrafamiliar del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz por el Auto de Vista CONFIRMÓ totalmente las resoluciones emitidas en 10 de mayo de 2018

3. Resolución de segunda instancia que fueron recurridas en casación por la parte demandante, mediante memorial de fs. 680 a 682, recurso que es objeto de análisis en cuanto a su admisibilidad.

CONSIDERANDO II:

ADMISIBILIDAD DEL RECURSO DE CASACIÓN

En el marco de lo preceptuado por el art. 180.II de la Constitución Política del Estado que garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, principio por el cual las partes pueden solicitar a otro juzgador superior que revise la resolución del inferior con la finalidad de que se fiscalice no solo la decisión asumida sino también su legalidad; empero, no se debe dejar de lado el hecho de que este principio, en determinados casos se encuentra limitado por diferentes factores, tal es el caso del recurso de casación que, al ser asimilado a una nueva demanda de puro derecho, deben ser analizados ciertos requisitos establecidos por nuestro ordenamiento jurídico haciendo una interpretación integral de los arts. 271 al 274 del Código Procesal Civil, concluyéndose que los requisitos a ser analizados son que la resolución admita recurso de casación, el plazo de interposición del recurso, la legitimación procesal para impugnar y el contenido o expresión de reclamos en el recurso de casación.

II. 1. De la resolución impugnada. Análisis de impugnabilidad

En autos, se trata de un Auto de Vista pronunciado en relación al recurso de apelación presentado por la parte demandante, contra el auto interlocutorio definitivo pronunciado en la audiencia preliminar de 10 de mayo de 2018, que declaró  en primer término el desistimiento de la acción, pretensión y derecho sobre la demanda de nulidad de contrato a instancia de la codemandante Regina Montenegro Gómez, asimismo, PROBADA la excepción de prescripción interpuesta por los demandados, por lo que estableció no continuar con el trámite del proceso, declarándose IMPROBADA la demanda interpuesta; por consiguiente, se encuentra dentro de la previsión contenida en el art. 270 del Código Procesal Civil.


II. 2. Del plazo y cómputo de la presentación del recurso de casación

De la revisión de antecedentes se tiene que, la parte recurrente cumplió con el requisito del plazo para la interposición del recurso de casación; habida cuenta que habiendo sido notificada el 10 de enero de 2019 con el Auto de Vista de 17  de Septiembre de 2018, presentando su recurso de casación de fs. 680 a 682, el 21 de enero de 2019; es decir, en vigencia del plazo de diez días señalado por el art. 273 del Código Procesal Civil.


II. 3. De la legitimación procesal

En el caso de Autos, Julio César Romero Paniagua, Augusta Romero Paniagua en representación de Regina Montenegro Gómez, tienen legitimación procesal en razón de ser parte principal en el proceso en su calidad de parte demandante en el proceso de nulidad de contratos y cancelación de sus inscripciones en los registros de Derechos Reales.  


II. 4. Del contenido del recurso de casación

Los recurrentes interpusieron recurso de casación, extractándose del mismo, los siguientes reclamos:

Recurso de casación en el fondo

1. Acusaron interpretación errónea y aplicación indebida de la ley porque la escritura pública no llegó a perfeccionarse por faltar en el protocolo la firma de los vendedores y de uno de los testigos instrumentales, cuya inscripción en Derechos Reales sería ilícita; porque previamente debió perfeccionarse al tenor de lo prescrito en el art. 491 num. 2) del Código Civil.

2. Demandaron apreciación errónea de las pruebas, de hecho y de derecho con referencia a la certificación emitida por la Notaria de fs. 37, donde se evidencian que faltan las firmas de los vendedores así como de uno de los testigos instrumentales, por lo que la mencionada Escritura Pública no llegó a perfeccionarse lo que inhabilita a extender el segundo testimonio. En ese entendido refirieron que dicha escritura pública nunca salió a  la vida jurídica, no se perfeccionó, por lo que los demandados de forma ilícita, forzaron la obtención ilegal de esta escritura para registrarla en Derechos Reales.

Concluyeron solicitando se resuelva en el fondo casando el Auto de Vista.

Así planteados los agravios por la recurrente, se concluye que, en la forma, ha cumplido con la fundamentación exigida por los arts. 271.II y 274.I.nums. 2) y 3) del Código Procesal Civil, por lo cual, es admisible.


POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 num. 1) de la Ley del Órgano Judicial, y en aplicación del art. 277.II del Código Procesal Civil, dispone la ADMISIÓN del recurso de casación de fs. 680 a 682, presentado por Julio César Romero Paniagua, Augusta Romero Paniagua en representación de Regina Montenegro Gómez, impugnando el Auto de Vista, pronunciado el 17 de septiembre de 2018 por la Sala Tercera Civil, Familiar, de la  Niñez y Violencia Intrafamiliar del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz.

En atención a la carga procesal de esta sala, la causa aguarde turno para ulterior sorteo según prelación.

Regístrese, comuníquese y cúmplase.