TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                      S A L A  C I V I L


Auto Supremo: 262/2019-RA        

Fecha: 14 de marzo de 2019

Expediente: SC-23-19-S.

Partes: María Gaby Cortez Villena y otras c/ Roxana Farel Severiche de Cortez

            y otro.  

Proceso: Cumplimiento de contrato.                                     

Distrito: Santa Cruz.


VISTOS: El recurso de casación que cursa de fs. 172 a 182 vta., interpuesto por Amparito Cintia Cortez de miranda y Sandra del Rosario Cortez de soto contra el Auto de Vista Nº 204/2018 de 3 de diciembre, pronunciado por Sala Civil y Comercial Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, en el proceso civil de cumplimiento de contrato seguido por las recurrentes y otra contra Roxana Farel Severiche de Cortez y Adhemar Justiniano Farel, la concesión de fs. 191 y todo lo inherente: 

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO


I.1. María Gaby Cortez Villena, Amparito Cintia Cortez de Miranda  y Sandra del Rosario Cortez de Soto, a través de representante legal, interpusieron demanda de cumplimiento de contrato  de fs. 24 a 25 vta., en contra de Roxana Farel Severiche de Cortez y Adhemar Justiniano Farel, quienes repelieron la demanda y reconvinieron de nulidad de contrato transaccional, trámite que  concluyó con la Sentencia Nº 117/2018 de 23 de agosto, (fs. 134 a 142) que declaró improbada la demanda y probada la demanda reconvencional.

I.2. Ante su insatisfacción con dicho fallo, la parte demandante apeló emitiéndose el Auto de Vista Nº 204/2018 de 3 de diciembre, por el que se confirmó la sentencia. Determinación también recurrida en casación por la parte demandante y que es motivo de análisis de la presente resolución respecto a los requisitos de admisibilidad.


CONSIDERANDO II:

PRESUPUESTOS DE ADMISIBILIDAD DEL RECURSO DE CASACION

En el marco de lo preceptuado en el art. 180.II de la Constitución Política del Estado que garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, principio por el cual las partes pueden solicitar a otro juzgador superior que revise la resolución del inferior, con la finalidad de que se fiscalice no solo la decisión asumida sino también la legalidad de esta; empero, no se debe dejar de lado el hecho de que este principio en determinados casos se encuentra limitado por diferentes factores, tal es el caso del recurso de casación que al ser asimilado a una nueva demanda de puro derecho para su viabilidad y procedencia debe reunir ciertos requisitos establecidos en nuestro ordenamiento jurídico; en ese entendido y ante la vigencia plena de la Ley Nº 439 (Código Procesal Civil), corresponde a continuación, considerar los requisitos de admisibilidad que todo recurso de casación debe contener, conforme al procedimiento establecido en el art. 277 y los requisitos establecidos en los art. 271, 272, 273 y 274 de la mencionada ley.

II.1. De la resolución impugnada.

De conformidad al art. 270.I del Código Procesal Civil, el recurso de casación procede contra autos de vista emitidos en procesos ordinarios y en los casos establecidos por ley, el auto de vista impugnado es emergente de un proceso civil doble ordinario de cumplimiento de contrato y reconvencional de nulidad de contrato razón por la cual cumple ese presupuesto. 

II.2. Del plazo de presentación del recurso de casación.

De acuerdo a la diligencia de notificación cursante a fs. 171 del expediente, se establece que las recurrentes fueron notificadas con  el Auto de Vista  el 16 de enero de 2019, el recurso de casación  de acuerdo al timbre electrónico de fs. 172, fue presentado el 25 de enero de 2019, en el plazo establecido en el art. 273 del Código Procesal Civil, es decir; dentro los diez días hábiles. 

II.3. De la legitimación procesal.

Los recurrentes mediante su escrito de casación identifica los agravios precisados en el punto 4 de la presente resolución, que consideran les ocasionaron, por lo que cuenta con legitimación procesal en los términos del artículo 272 parágrafo II del Código Procesal Civil.

II.4.- Del Contenido del recurso de casación.

Del escrito de casación saliente a fs. 172 a 182 vta., se identifica a las demandantes Amparito Cintia Cortez Miranda y Sandra del Rosario Cortez de Soto como recurrentes, quienes formulan sus agravios: en la forma, acusando que la demanda reconvencional invoca causa ilícita, consiguientemente, la controversia debió ser resuelta en dicho parámetro y no bajo la figura de falta de forma, máxime cuando dicha causal no figuraba entre los hechos a probar, habiéndose otorgado más de lo pedido.

También objeta que el auto de vista no está debidamente motivado y fundamentado porque concedió algo distinto a la pretensión.  Asimismo,  ofreció y desarrolló prueba pericial fuera del plazo legal. 

En el fondo,  apuntó que los jueces de instancia interpretaron erróneamente el art. 549 num. 3) del Código Civil,  porque los hechos sustentados en la demanda no se acomodan a la causa ilícita. 

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 277 parágrafo II  del Código Procesal Civil en relación al artículo 42.I num.1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial, ADMITE  el recurso de casación que cursa de fs. 172 a 182 vta., interpuesto por Amparito Cintia Cortez de Miranda y Sandra del Rosario Cortez de Soto contra el Auto de Vista Nº 204/2018 de 3 de diciembre, pronunciado por Sala Civil y Comercial Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz.

En atención a la carga procesal de esta Sala, la causa aguarde turno para ulterior sorteo según prelación.

Regístrese, comuníquese y cúmplase.