TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                  S A L A  C I V I L


Auto Supremo: 165 /2019-RA

Fecha: 27 de febrero de 2019

Expediente:        SC-13-19-S.

Partes: Orlando Parada Vaca y Carlos Enrique Parada Vaca c/ Dorys Vaca Vda. de

            Parada y Cristina Dos Santos Parada.

Proceso: Ordinario de acción de rescate en ejercicio del derecho de prelación.

Distrito: Santa Cruz.

VISTOS: El recurso de casación de fs. 524 a 526 interpuesto por Cristina Dos Santos Parada representada por Braulia Lidia Méndez Viveros y el recurso de casación de fs. 528 a 532 vta. planteado por Ana María Parada Vaca, ambos contra el Auto de Vista de fecha 11 de octubre de 2018, cursante de fs. 507 a 512, pronunciado por la Sala Primera Civil, Familia, Niñez y Violencia del Tribunal  Departamental de Justicia de Santa Cruz, en el proceso ordinario sobre acción de rescate en ejercicio del derecho de prelación seguido por  Orlando Parada Vaca y Carlos Enrique Parada Vaca contra las recurrentes, el Auto de concesión de fecha 08 de febrero de 2019 cursante a fs. 548, los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO

1. En base a la demanda cursante de fs. 61 a 64 vta., Orlando Parada Vaca y Carlos Enrique Parada Vaca iniciaron un proceso ordinario de acción de rescate en ejercicio del derecho de prelación; acción que fue dirigida contra Dorys Vaca Vda. de Parada y Cristina Dos Santos Parada, quienes una vez citadas, por memorial de fs. 100 a 102 y de fs. 106 a 108, Dorys Vaca Vda. de Parada presenta excepciones y contesta negativamente, y mediante Auto de fecha 20 de julio de 2016 se designó defensor de oficio de Cristina Dos Santos Parada al Dr. Gonzalo López Mendoza quien mediante memorial cursante a fs. 200 y vta., se apersonó al proceso; desarrollándose de esta manera el proceso hasta dictarse la Sentencia de fecha 3 de abril de 2018, cursante de fs. 416 a 419 vta., donde el Juez Público Civil y Comercial Nº 14 del Tribunal  Departamental de Justicia de Santa Cruz, declaró IMPROBADA la demanda de fs. 61 a 64 sobre acción de rescate y nulidad de los asientos A-3 y A-4 sobre la matrícula Nº 7011990010935 iniciada por Orlando Parada Vaca y Carlos Enrique Parada Vaca contra los herederos de Dorys Vaca Vda. Vaca, Gustavo Parada Vaca y Ana María Parada Vaca y Cristina Dos Santos Parada.

2. Resolución de primera instancia que al haber sido recurrida en apelación por Carlos Enrique Parada Vaca mediante memorial de fs. 430 a 435 y por Orlando Parada Vaca mediante memorial cursante de fs. 458 a 468; la Sala Primera Civil, Familia, Niñez y Violencia del Tribunal  Departamental de Justicia de Santa Cruz, emitió el Auto de Vista de fecha 11 de octubre de 2018, cursante de fs. 507 a 512, REVOCANDO totalmente la Sentencia de fecha 03 de abril de  2018 cursante de fs. 416 a 419 vta., deliberando en el fondo declara PROBADA la demanda de acción de rescate y nulidad de los asientos A-3 y A-4 sobre el inmueble ubicado en la Zona Central, Mza. 64, calle Aroma Nº 430 registrado en Derechos Reales bajo la matrícula Nº 70011990010935.

Asimismo, ante la solicitud de complementación y enmienda cursante a fs. 517 y vta. interpuesta por Ana María Parada Vaca, el citado Tribunal de Alzada emitió el Auto de fecha 26 de octubre de 2018 que cursa a fs. 518.

3. Fallo de segunda instancia que es recurrido en casación por Cristina Dos Santos Parada representada por Braulia Lidia Méndez Viveros mediante memorial de fs. 524 a 526 y por Ana María Parada Vaca según memorial de fs. 528 a 532 vta., recursos que son objeto de análisis en cuanto a su admisibilidad.

CONSIDERANDO II:

REQUISITOS DE ADMISIBILIDAD DEL RECURSO DE CASACIÓN

En el marco de lo preceptuado en el art. 180.II de la Constitución Política del Estado que garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, principio por el cual las partes pueden solicitar a otro juzgador superior que revise la resolución del inferior, con la finalidad de que se fiscalice no solo la decisión asumida sino también la legalidad de esta; empero, no se debe dejar de lado el hecho que este principio en determinados casos se encuentra limitado, por diferentes factores tal es el caso del recurso de casación que al ser asimilado a una nueva demanda de puro derecho, para su viabilidad o procedencia debe reunir ciertos requisitos establecidos por nuestro ordenamiento jurídico; en ese entendido y ante la vigencia plena de la Ley Nº 439 (Código Procesal Civil), corresponde a continuación, considerar los requisitos de admisibilidad que todo recurso de casación debe contener, conforme al procedimiento establecido en el art. 277  con relación a los arts. 271, 272, 273, 274 de la mencionada ley.

II.1. De la resolución impugnada.

Del análisis del Auto de Vista de fecha 11 de octubre de 2018, cursante de fs. 507 a 512 de obrados, se advierte que el mismo absuelve un recurso de apelación que fue interpuesto contra una sentencia dictada dentro de un proceso ordinario de acción de rescate en ejercicio del derecho de prelación; lo que permite inferir que la resolución recurrida se encuentra dentro de los casos de procedencia que establece el art. 270 del Código Procesal Civil.

II.2. Del plazo de presentación del recurso de casación.

Emitida la resolución recurrida (Auto de Vista), conforme se tiene de la papeleta de notificación de fs. 519 vta., se observa que Cristina Dos Santos Parada representada legalmente por Braulia Lidia Méndez Viveros, fue notificada en fecha 23 de noviembre de 2018, y como su recurso de casación fue presentado en fecha 02 de enero de 2019, tal cual se observa del timbre electrónico cursante a  fs. 524; así mismo conforme se tiene de la papeleta de notificación de fs. 519, se observa que Ana María Parada Vaca, fue notificada en fecha 23 de noviembre de 2018 y como su recurso fue presentado en fecha 02 de enero de 2019, tal cual se observa del timbre electrónico cursante a fs. 528, se infiere que dichos medios impugnatorios fueron presentados dentro del plazo previsto en el art. 273 del Código Procesal Civil, es decir dentro de los diez días hábiles, considerando que la vacación judicial fue del 07 al 31 de diciembre de 2018.

II.3. De la legitimación procesal.

De igual forma, se colige que los recurrentes, al margen de identificar  debidamente la resolución impugnada, es decir el Auto de Vista de fecha 11 de octubre de 2018, cursante de fs. 507 a 512; estos gozan de plena legitimación procesal para interponer sus respectivos recursos de casación, ello tomando en cuenta que la resolución impugnada emite un fallo revocatorio de la sentencia, de lo que se colige que la interposición de los referidos recursos de casación es completamente permisible, esto conforme al sistema de impugnación vertical así como lo establecido en los arts. 270 y 272 del Código Procesal Civil.

II.4. Del contenido del recurso de casación.

De la revisión del recurso de casación interpuesto por Cristina Dos Santos Parada representada por Braulia Lidia Méndez Viveros, se observa que en lo trascendental de dicho medio de impugnación acusa:

a) El Tribunal de Alzada incurrió en error de hecho sobre la apreciación y valoración de la prueba, pues antes de la audiencia preliminar y durante su sustanciación la recurrente demostró el carácter ganancial del inmueble motivo de litis con la finalidad de que se rechace el rescate de la totalidad de la cuota parte cedida en venta por la fallecida Dorys Vaca Vda. de Parada.

b) Que el Tribunal  de segunda instancia, incurrió en infracción de norma procesal y el principio constitucional de verdad material contenido en el art. 1 num. 16) del Código Procesal Civil, concordante con el art. 180.I de la Constitución Política del Estado, esencial para la garantía del debido proceso, puesto que no observó, ni valoró la escritura pública sobre una minuta aclarativa de transferencia de bien inmueble, que arrojaba elementos de convicción claros y contundentes hacia la realización del principio de verdad material.

Por todo lo expuesto, solicita se dicte resolución anulando el Auto de Vista. 

Por su parte Ana María Parada Vaca, en lo trascendental de su medio impugnatorio acusa:

a) Que el Auto de Vista lesiona el derecho a la propiedad privada, a la defensa, a la verdad material, la igualdad de las partes y el debido proceso, al no ser un reflejo correcto del proceso, ya que no valoró, ni tasó correctamente las pruebas aportadas, al margen de no contener decisiones precisas sobre la cosa litigiosa.

b) El Tribunal de Alzada de forma errónea interpretó lo establecido por el art. 1249.I del Código Civil al señalar la existencia de la caducidad manifiesta por la recurrente sobre la acción de rescate, al margen de mencionar que esta acción puede ser ejercida por los coherederos mientras dure el estado de indivisión hereditaria.

c) Manifiesta que siendo evidentes las irregularidades existentes en el proceso los vocales de forma ilegal y fuera de todo contexto legal amparándose en el art. 218.II del Código Procesal Civil fallaron declarando probada la acción de rescate y nulidad de asientos A-3 y A-4, sin anular los contratos que fueron demandados, mismos que son base de los asientos mencionados.

Por todo lo expuesto, solicitan se dicte resolución casando el Auto de Vista.

Por las consideraciones expuestas, se infiere que los recursos de casación resultan admisibles, correspondiendo en consecuencia su análisis y resolución conforme a derecho. 

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal  Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación del art. 277.II del Código Procesal Civil, ADMITE los recursos de casación de fs. 524 a 526  y de fs. 528 a 532 vta., interpuestos por Cristina Dos Santos Parada representada por Braulia Lidia Méndez Viveros y por Ana María Parada Vaca, respectivamente; ambos contra el Auto de Vista de fecha 11 de octubre de 2018, cursante de fs. 507 a 512, pronunciado por la Sala Primera Civil, Familia, Niñez y Violencia del Tribunal  Departamental de Justicia de Santa Cruz.

En atención a la carga procesal pendiente en esta sala, la causa aguarde turno para ulterior sorteo según prelación.

Regístrese, comuníquese y cúmplase.