TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                          S A L A   C I V I L



Auto Supremo: 159/2019-RI                                                                 Sucre: 27 de febrero 2019                                                 

Expediente: SC-17-19-S                                                                         

Partes: Miguelina López Montes, Prima Melardine Montes y Felicia Arauz Montes c/ Basilia Montes Aramayo.                                  

Proceso: Declaración de interdicción.

Distrito: Santa Cruz.

VISTOS: El recurso de casación de fs. 594 a 596, interpuesto por Miguelina López Montes y Prima Melardine Montes; contra el Auto de Vista Nº 44/2018 de fecha 30 de agosto de 2018, cursante de fs. 592 a 592 vta., pronunciado por la Sala Cuarta Civil, Comercial, Familia, Niñez, Adolescencia y Violencia Intrafamiliar Doméstica y Pública del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso extraordinario sobre declaración de interdicción, seguido por las recurrentes en contra de Basilia Montes Aramayo; el Auto de Concesión del recurso de fecha 31 de enero de 2019, cursante en fs. 604; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO

1. En base al memorial de demanda de fs. 12 a 13 subsanado por el escrito de fs. 58 y ampliado mediante el memorial de fs. 107 a 108 vta., Miguelina López Montes, Felicia Arauz Montes y Prima Melardine Montes, iniciaron proceso extraordinario sobre declaración de interdicción; acción que fue dirigida en contra de Basilia Montes Aramayo, quien una vez citada, contestó de forma negativa a la demanda a través del memorial de fs. 273 a 275 vta., desarrollándose de esta manera el proceso hasta dictarse la Sentencia Nº 027/2018 de fecha 15 de marzo, cursante de fs. 548 a 554 y su auto complementario de fs. 555, donde el Juez Público Mixto de Familia, Niñez y Adolescencia y Sentencia Penal Nº 1 de Yapacaní perteneciente al Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz declaró IMPROBADA la demanda antes referida.

2. Resolución de primera instancia que al haber sido recurrida de apelación por Miguelina Lopez Montes y Prima Melardine Montes; la Sala Cuarta Civil, Comercial, Familia, Niñez, Adolescencia y Violencia Intrafamiliar o Doméstica y Publica del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, emitió el Auto de Vista Nº 044/2018 de fecha 30 de agosto de 2018, cursante de fs. 592 a 592 vta., por la que declaró la sustracción de materia en la presente causa.

3. Resolución de segunda instancia que fue recurrida en casación por Miguelina Lopez Montes y Prima Melardine Montes, mediante el memorial de fs. 594 a 596; recurso que es objeto de análisis en cuanto a su admisibilidad.

CONSIDERANDO II:

DEL CONTENIDO DEL RECURSO DE CASACION

1. Citando la Sentencia Constitucional Nº 1057/2011-R de 01 de julio, acusan la errónea valoración de la prueba, señalando que el Ad quem al dictar la resolución recurrida, no tuvo en cuenta las pruebas documentales emitidas por el S.L.I.M. y menos valoró las pruebas periciales adjuntas al expediente para llegar a un adecuado juzgamiento de la problemática de fondo, conforme las reglas probatorias.

2. Denuncian la incorrecta interpretación de las pruebas anexadas por el S.L.I.M. y el I.D.I.F., arguyendo que estas son entidades que cuentan con jurisdicción y competencia para realizar los estudios periciales vinculados al objeto de la presente causa. 

3. Finalmente refieren que no se consideró que la interdicción es un proceso a través del cual se evidencia el deterioro del estado de salud mental de una persona, dando lugar a la incapacidad de obrar siempre y cuando su capacidad cognoscitiva este afectada, de tal manera que se encuentre limitada a entender y comprender las consecuencias jurídicas de sus actos; situación que sostienen, es evidenciada en los estudios periciales del S.L.I.M. y el I.D.I.F., cuya valoración fue denunciada supra.

En base a lo expuesto solicitan se remitan obrados ante este Tribunal de Casación para que, tras una compulsa cabal de todos los agravios causados por la resolución recurrida, se dicte nuevo Auto de Vista.

Respuesta al recurso de casación.

No cursa contestación al recurso de casación.

CONSIDERANDO III:

DOCTRINA APLICABLE AL CASO

III.1. De las resoluciones que pueden ser objeto de recurso de casación bajo la óptica de la Ley N° 603.

Sobre el tema en cuestión, previamente corresponde señalar que, si bien el principio de impugnación se configura, como un principio regulador para los recursos consagrados por las leyes procesales con la finalidad de corregir, modificar, revocar o anular los actos y resoluciones judiciales que ocasionen agravios alguna de las partes, y por principio constitucional todo acto jurisdiccional es impugnable, sin embargo no es menos evidente, que ese principio no es absoluto para todos los proceso e instancias, debido a que se encuentra limitado, por la misma ley, ya sea, por el tipo de proceso, por la clase o naturaleza de la resolución, y tomando en cuenta la trascendencia de la decisión, sin que ello implique afectar el derecho de las partes, sino de la búsqueda de una mayor celeridad en las causas que se tramitan.

En ese entendido el art. 364.I del Código de las Familias y del Proceso Familiar señala: “Las resoluciones judiciales son impugnables de acuerdo a las disposiciones previstas en el presente Código”, norma que otorga un criterio generalizador para el tema de recursos, orientando en sentido de que las resoluciones judiciales son impugnables, de acuerdo a lo que determine o permita la Ley 603; ahora en consonancia con lo referido de la última parte de la norma citada, tratándose del recurso de casación, el art. 392.I del mismo Código es claro al establecer que: “El recurso de casación procede para impugnar autos de vista en los casos previstos en el presente código”, advirtiéndose a partir de ello, de forma explícita, que el recurso de casación procede en los casos expresamente establecidos por ley.

En ese entendido y tomando en cuenta que la Ley N° 603, ha establecido un nuevo esquema procedimental, generando dentro de estas diversas clases de procesos, como ser el proceso ordinario, proceso extraordinario y el proceso por resolución inmediata, cabe señalar que en este nuevo esquema, se advierte que dentro del trámite inherente al proceso ordinario, el art. 432 del mencionado Código de las Familias y del Proceso Familiar, hace viable el recurso de casación, es decir, casos en los que se tramite un proceso ordinario inherente a las acciones desarrolladas en el art. 421 de la misma Ley N° 603, esto a contrario sensu no sucede en otros procesos donde la norma no reconoce o en su caso no permite la procedencia de este recurso, debido a la naturaleza de la causa, tal cual es el proceso extraordinario o por resolución inmediata.

De ahí que la jurisprudencia de este Tribunal de Casación en otros casos análogos haya concluido señalando que: “…el recurso de casación dentro de los alcances de la Ley N° 603, solamente procederá contra Autos de Vista que resuelvan un Auto Definitivo, Sentencias o que anularen todo lo obrado (…) únicamente en los procesos ordinarios”.  (103/2018 de fecha 06 de marzo).

CONSIDERANDO IV:

DE LOS FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCION

Expuesta como está la doctrina aplicable al presente caso, considerando la recurribilidad de la resolución impugnada corresponde precisar los siguientes aspectos de orden legal.

En principio cabe señalar que los medios de impugnación previstos en el Código de las Familias y del Proceso Familiar responden a un sistema recursivo cuya regulación es de orden público, no pudiendo las partes litigantes ni los juzgadores alterar lo normado por ley, en ese marco el ejercicio del derecho de impugnación garantizado por el art. 180.II de la Constitución Política del Estado, no debe concebirse como una potestad absoluta o ilimitada que atribuya al litigante la posibilidad de impugnar cuanta Resolución considere ser gravosa a sus intereses o hacerlo a través de cualquier medio de impugnación o en cualquier tiempo y forma, por el contrario ese derecho reconocido a nivel constitucional debe ser ejercido conforme a las previsiones, exigencias y condiciones previamente normadas por la ley procesal; así como en los casos en que existe limite absoluto del principio de impugnación como la ley cuando esta dispone los casos en que una Resolución no es recurrible.

En ese marco, en el presente caso, se puede evidenciar que la pretensión planteada por las actoras Miguelina Lopez Montes, Felicia Arauz Montes y Prima Melardine Montes gira en torno a la declaración de interdicción de su señora madre Basilia Montes Aramayo (demandada) por encontrarse la misma en un estado mental senil por su edad avanzada; entonces, partiendo de ese contexto, tomando en cuenta lo expresado en la doctrina aplicable, se puede establecer que de acuerdo a las disposiciones inmersas en el Código de las Familias y del Proceso Familiar (Ley Nº 603), el proceso de declaración de interdicción se encuentra catalogado como un proceso extraordinario conforme expresa el art. 434 inc. g); acción que de acuerdo a su art. 444 de la misma norma, no admite recurso de casación, resultando en consecuencia inviable a todas luces la admisión del recurso de casación planteado por la parte demandante, al no encontrarse dentro de los marcos de procedencia determinados por ley.

Correspondiendo en consecuencia declarar la improcedencia del recurso y emitir resolución en la forma prevista en el art. 220.I núm. 3) del Código Procesal Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el Art. 42.I num. 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto en el art. 220.I num. 3) del Código Procesal Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 594 a 596, interpuesto por la Miguelina Lopez Montes y Prima Melardine Montes contra el Auto de Vista Nº 044/2018 de fecha 30 de agosto de 2018, cursante de fs. 592 a 592 vta., pronunciado por la Sala Cuarta Civil, Comercial, Familia, Niñez, Adolescencia y Violencia Intrafamiliar o Doméstica y Pública del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz. Sin costas ni costos.

Regístrese, notifíquese y cúmplase.