TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                               S A L A  C I V I L


Auto Supremo: 155/2019-RI

Fecha: 25 de febrero de 2019

Expediente: SC-11-19-S

Partes: Martha Cuellar de Igarashi  c/ Sayuri Igarashi Cuellar

Proceso: Cumplimiento de obligación por simulación relativa

Distrito: Santa Cruz

VISTOS: El recurso de casación de fs. 306 a 310 vta., interpuesto por Martha Cuellar de Igarashi por medio de su representante; contra el Auto de Vista Nº 169/2018 de 28 de septiembre, cursante de fs. 299  a 300 vta., pronunciado por la Sala Civil, Comercial, Familiar, Niñez y Adolescencia, Violencia Intrafamiliar, Doméstica y Pública Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso ordinario de cumplimiento de obligación por simulación relativa, seguido por la recurrente contra Sayuri Igarashi Cuellar; la concesión de fs. 315; los antecedentes del proceso y todo lo inherente;

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO.

1. En base al memorial de demanda de fs. 80 a 86, aclarada de fs. 89 a 95, se inició proceso de cumplimiento de obligación por simulación dirigida contra Sayuri Igarashi Cuellar, quien contestó a la demanda de fs. 101 a 102 vta.; desarrollándose de esta manera el proceso hasta dictarse sentencia de fs. 232 a 235, donde el Juez Público en lo Civil y Comercial Nº 5 de la Capital, declaró IMPROBADA la demanda.

2. Resolución de primera instancia que al haber sido recurrida en apelación por la demandante de fs. 236 a 244; la Sala Civil, Comercial, Familiar, Niñez y Adolescencia, Violencia Intrafamiliar, Domestica y Publica Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, emitió el Auto de Vista  N° 0169/2018 de 28 de septiembre, de fs. 299 a 300 vta., por la que CONFIRMÓ totalmente la sentencia, con costas.

3. Falló de segunda instancia que fue recurrida en casación  por la demandante de fs. 306 a 310, recurso que es objeto de análisis en cuanto a su admisibilidad.

CONSIDERANDO II:

DEL CONTENIDO DEL RECURSO DE CASACIÓN.

Refiere que ha sido erróneamente interpretada la pretensión, debido a que no se ha demandado la nulidad, ya que el proceso fue iniciado para que  su hija cumpla con la obligación, emergente del convenio verbal de reconocer que la casa le pertenece a la demandante.

Que ninguna de las autoridades ha tratado de conocer cuál es la real y verdad histórica de proceso.

No se consideró que la poder-conferente no es sujeto de crédito y esa fue la razón, por la que acordaron con la demandada que la compra se la realizaría a su nombre, es por eso que se pactó un acuerdo entre madre e hija, hechos demostrados, porque desde que tenía 15 años la demandada ministró la  cuenta bancaria donde retiraba los dineros necesarios para su manutención que fue ella (demandante) quien pago los estudios incluyendo la graduación, extremos que no han sido debidamente compulsado, ya que no se aplicó el principio de verdad material establecido en el A.S. Nº 309/2016.

De la respuesta a los recursos de casación.

Que sustanciado el recurso de casación la parte contraria no contestó al mismo, no correspondiendo en  consecuencia mayor análisis.

CONSIDERANDO III:

DOCTRINA APLICABLE AL CASO.

III.1 De los plazos procesales.

El criterio aplicable a los efectos del cómputo y el plazo es que anteriormente el art. 257 del Código de Procedimiento Civil, de manera textual establecía que el Recurso de Casación se interpondrá dentro del plazo de ocho días, en dicho plazo, a efectos de su cómputo se aplica lo dispuesto por el art. 90.II del Nuevo Código Procesal Civil, que a la letra refiere: “Los plazos transcurrirán en forma ininterrumpida, salvo disposición contraria. Se exceptúan los plazos cuya duración no exceda los quince días, los cuales solo se computarán los días hábiles. En el cómputo de los plazos que excedan los quince días se computarán los días hábiles e inhábiles”. De la letra y espíritu de la nueva norma aplicable, se establece que en el caso del recurso de casación se toma en cuenta simplemente los días hábiles a efectos de su cómputo, ya que, se trata de un plazo menor a 15 días.

Así también los plazos responden a razones de seguridad y certeza en el desarrollo del trámite,  permitiendo la preclusión de las diversas etapas que se van cumpliendo; siendo necesario el establecimiento de los mismos y el orden consecutivo en que deben realizarse los distintos actos procesales, ya que de lo contrario las partes carecerían de certidumbre acerca de las exactas oportunidades en que les corresponde hacer valer sus alegaciones y pruebas en las cuales sustentan sus respectivos derechos, con desmedro de la garantía constitucional de la defensa en juicio que ello supone.

Como dice Hugo Alsina, "el proceso es un conjunto de actos de procedimientos ejecutados por las partes y el Juez, que cada uno de ellos determina diversos estadios de aquél y no cabe duda que declarar la preclusión de uno de ellos requiere como condición que el plazo sea preciso, y el momento desde el cual corre a través de su notificación se encuentre claramente fijado".

Bajo esas prerrogativas, se concluye que los plazos procesales pueden computarse por días, así como de momento a momento. Para el caso de los plazos procesales que se cuentan por días, el término comienza a correr desde el día hábil siguiente a la notificación y culmina el último momento hábil del día que corresponde; mientras que para los plazos que se cuentan de momento a momento, el cómputo se inicia desde el momento de la notificación y culmina en la hora similar del día en que se cumplen los concedidos como plazo.

CONSIDERANDO IV:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN.

Encontrándonos en fase de admisibilidad es menester analizar si el recurso  se encuentra planteado dentro del plazo establecido por ley, por lo que corresponde realizar las siguientes puntualizaciones:

Es necesario enfatizar que acorde a lo establecido en el art. 273 del Código Procesal Civil,- el recurso de casación se interpondrá dentro del plazo de diez computables a partir de la notificación con el Auto de Vista,- asimismo de acuerdo a lo señalado en la doctrina aplicable el citado plazo será computado conforme a lo establecido en el art. 90 de la citada norma, esto debido a que los plazos procesales tiene por fin generar seguridad y certeza de que en el proceso las fases se irán cumpliendo ordenadamente, para obtener la preclusión por cada etapa superada, es por eso que para el recurso de casación a efectos del cómputo se toma en cuenta simplemente los días hábiles, al tratarse de un plazo menor a 15 días.

Del análisis del proceso se desprende que con el Auto de Vista Nº 169/2018 de 28 de septiembre todos los sujetos procesales fueron notificados en fecha 06 de noviembre de 2018, tal cual acredita el formulario de notificaciones de fs. 305 y vta., sin embargo la demandante presentó su recurso de casación en fecha 28 de noviembre de 2018, tal como se desprende del timbre electrónico visible a fs. 306, es decir después de vencido el plazo, ya que su plazo fenecía en fecha 20 de noviembre de 2018, antecedente que acredita que el recurso en análisis ha sido presentado de forma extemporánea.

En consecuencia al haber sido planteado el recurso fuera del plazo establecido en el art. 273 del Código Procesal Civil, corresponde emitir resolución acorde a lo normado en el art. 220.I.1 de la citada Ley, no resultando necesario pronunciarse sobre los otros puntos inherentes a la estructura  o admisibilidad.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I núm. 1 de la Ley Nº 25 del Órgano Judicial y en aplicación del art. 220.I núm. 1 del Código Procesal Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 306 a 310 vta., interpuesto por Martha Cuellar de Igarashi por medio de su representante; contra el Auto de Vista Nº 169/2018 de 28 de septiembre, cursante de fs. 299  a 300 vta., pronunciado por la Sala Civil, Comercial, Familiar, Niñez y Adolescencia, Violencia Intrafamiliar, Doméstica y Pública Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz. Sin costas ni cost os, por no existir respuesta al recurso.

Regístrese, notifíquese y cúmplase.