TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                        S A L A C I V I L



Auto Supremo: 64/2019-RA

Fecha: 06 de febrero de 2019

Expediente: SC-9-19-S

Partes: Celestina Acuña Gómez c/ Ángela Patricia Renjifo Quispe y Mario López

            Pinto.

Proceso: Mejor derecho propietario, desocupación, entrega de inmueble y

              cancelación de partida en Derechos Reales.

Distrito: Santa Cruz 

VISTOS: El recurso de casación de fs. 291 a 294 vta., presentado por Ángela Patricia Renjifo Quispe, impugnando el Auto de Vista Nº 0150/2018 pronunciado el 10 de septiembre, por la Sala Cuarta Civil, Comercial, Familia, Niñez, Adolescencia y Violencia Intrafamiliar, Doméstica y Pública del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz (fs. 284 a 287 vta.) en el proceso ordinario de mejor derecho propietario, desocupación, entrega de inmueble y cancelación de partida en Derechos Reales, seguido por Celestina Acuña Gómez contra Ángela Patricia Renjifo Quispe y Mario López Pinto, Auto de concesión de 9 de enero de 2019 cursante a fs. 303; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I.

ANTECEDENTES DEL PROCESO

  1. Celestina Acuña Gómez demandó a Ángela Patricia Renjifo Quispe y Mario López Pinto, (fs. 36 a 39 y subsanada a fs. 44 y vta.) por mejor derecho propietario, desocupación, entrega de inmueble y cancelación de partida en Derechos Reales, excepcionando la codemandada mediante memorial de fs. 49 a 50 vta., asimismo, respondió negativamente e interpuso demanda reconvencional por mejor derecho propietario y el pago de daños y perjuicios ocasionados (fs. 90 a 97).


Tramitado así el proceso ordinario hasta la emisión de la Sentencia Nº 376/16 de 31 de julio de 2017 cursante de fs. 230 a 234 vta.) que declaró PROBADA EN PARTE LA DEMANDA de mejor derecho propietario, desocupación y entrega del inmueble e IMPROBADA la demanda de cancelación de partida en Derechos Reales.


Resolución de primera instancia que generó la apelación de la parte demandada mediante escrito de fs. 251 a 258.


  1. El 10 de septiembre de 2018 la Sala Cuarta Civil, Comercial, Familia, Niñez, Adolescencia, Violencia Intrafamiliar, Doméstica y Pública del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz por el Auto de Vista Nº 0150/2018 CONFIRMÓ el Auto de 17 de julio del 2017 y REVOCÓ EN PARTE LA SENTENCIA, en consecuencia, declaró PROBADA respecto a la cancelación de la matrícula computarizada Nº 7.01.1.06.0037631 registrada en Derechos Reales el 11 de noviembre de 2011.


  1. Resolución de segunda instancia que fue recurrida en casación por Angela Patricia Renjifo Quispe mediante memorial de fs. 291 a 294 vta., recurso que es objeto de análisis en cuanto a su admisibilidad.

CONSIDERANDO II.

ADMISIBILIDAD DEL RECURSO DE CASACIÓN

En el marco de lo preceptuado por el art. 180.II de la Constitución Política del Estado que garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, principio por el cual las partes pueden solicitar a otro juzgador superior que revise la resolución del inferior con la finalidad de que se fiscalice no solo la decisión asumida sino también su legalidad; empero, no se debe dejar de lado el hecho de que este principio, en determinados casos se encuentra limitado por diferentes factores, tal es el caso del recurso de casación que, al ser asimilado a una nueva demanda de puro derecho, deben ser analizados ciertos requisitos establecidos por nuestro ordenamiento jurídico haciendo una interpretación integral de los arts. 271 al 275 del Código Procesal Civil, concluyéndose que los requisitos a ser analizados son que la resolución admita recurso de casación, el plazo de interposición del recurso, la legitimación procesal para impugnar y el contenido o expresión de reclamos en el recurso de casación.

II. 1. De la resolución impugnada. Análisis de impugnabilidad.


En autos, se trata de un Auto de Vista pronunciado en relación al recurso de apelación presentado por la parte demandada, hoy recurrente, contra la Sentencia Nº 376/16, que declaró, probada en parte la demanda de mejor derecho propietario, desocupación y entrega de inmueble; por consiguiente, se encuentra dentro de la previsión contenida en el art. 270 del Código Procesal Civil.


II. 2. Del plazo y cómputo de la presentación del recurso de casación.


De la revisión de antecedentes se tiene que, la parte recurrente cumplió con el requisito del plazo (art. 273 Código Procesal Civil) para la interposición del recurso de casación; habida cuenta que habiendo sido notificada el 6 de noviembre de 2018 con el Auto de Vista Nº 0150/2018 pronunciado el 10 de septiembre, presentó el recurso de casación de fs. 284 a 287 vta., el 19 de noviembre de 2018; es decir, en vigencia del plazo de diez días señalado por el art. 273 del Código Procesal Civil.


II. 3. De la legitimación procesal.


En el caso de Autos, Ángela Patricia Renjifo Quispe, tiene legitimación procesal en razón de ser parte principal en el proceso en su calidad de demandada en el proceso de mejor derecho propietario, desocupación, entrega de inmueble y cancelación de partida en Derechos Reales.  


II. 4. Del contenido del recurso de casación.


La recurrente expresó que interpone recurso de nulidad o casación, extractándose los siguientes reclamos:

Recurso de Casación.

1. Atribuyó que el Tribunal de alzada vulneró los arts. 108.II y 265.I del Código Procesal Civil referidos al debido proceso y a tener una debida fundamentación de forma y fondo, porque debió examinar y resolver la existencia de algún vicio de forma o fondo y no solamente limitarse a nombrarlo, puesto que la apelación formulada por el incidente de nulidad nunca debió ser resuelta por el A quo sino por el Tribunal de alzada.

2. Acusó vulneración del art. 1507 del Código Civil, en su vertiente prescripción de la demandante y que el Tribunal habría creado su propia jurisprudencia al sostener que los derechos patrimoniales no prescriben, siendo que la recurrente excepcionó en dos oportunidades, por prescripción por caducidad de derechos y porque su derecho para formular por esta vía ya prescribió por imperio de la ley, por lo que el juzgador habría realizado una fundamentación extrapetita.

3. Demandó por vulneración y omisión por desconocer a los terceros interesados que no fueron tomados en cuenta en el proceso siendo que la vendedora Felipa Vargas Ramírez como Fidel Días Ortega, debieron ser llamados hasta el final de la contienda, con el objetivo de descubrir con toda claridad que la demandante sabía y conocía que ese mismo inmueble fue entregado y sabía quiénes lo habitaban.

4. Inculpó que el Auto de Vista vulneró el art. 265.I del Código Procesal Civil, por actuar extrapetita, al revocar la sentencia en favor de la parte demandante sin que exista ninguna petición.

En ese sentido la anulación dispuesta por el Ad quem no es justificable, motivo por el cual, y toda vez que existen cuestiones de fondo que no fueron analizadas, corresponde anular el Auto de Vista recurrido.

Petitorio

Solicitó anular el Auto de Vista de 10 de septiembre, dictando uno nuevo, valorando los agravios contenidos en el recurso de apelación o en su defecto ingrese al fondo de la controversia casando la resolución recurrida y declarando probado el incidente de nulidad de 4 de septiembre de 2017.     

Así planteados los agravios por la recurrente, se concluye que, en la forma, ha cumplido con la fundamentación exigida por los arts. 271.II. y 274.I.núm. 2 y 3 del Código Procesal Civil, por lo cual, es admisible.


POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42 núm. 1 de la Ley del Órgano Judicial, y en aplicación del art. 277.II. del Código Procesal Civil, dispone la ADMISIÓN del recurso de casación de fs. 291 a 294 y vta., presentado por Ángela Patricia Renjifo Quispe, impugnando el Auto de Vista Nº 0150/2018, pronunciado el 10 de septiembre, por la Sala Cuarta Civil, Comercial, Familia, Niñez, Adolescencia, Violencia Intrafamiliar, Doméstica y Pública del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz.

En atención a la carga procesal de esta sala, la causa aguarde turno para ulterior sorteo según prelación.

Regístrese, comuníquese y cúmplase.