TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                 S A L A  C I V I L


Auto Supremo: 60/2019-RI

Fecha: 04 de febrero de 2019

Expediente: SC-5-19-S

Partes: Cooperativa de Ahorro y Crédito Andrés Ibáñez Ltda. y otros c/ Yola

             Aurelia Aramayo Choquevillca.

Proceso: Reivindicación y otros.

Distrito: Santa Cruz

VISTOS: El recurso de casación de fs. 612 a 621, interpuesto por Yola Aurelia Aramayo Choquevillca; contra el Auto de Vista Nº 172/2018 de 2 de octubre, cursante de fs. 550 a 553 vta., pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso sobre reivindicación y otros, seguido por la Cooperativa de Ahorro y Crédito “Andrés Ibáñez Ltda.” y otros contra la recurrente; el Auto de concesión de fs. 629; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO.

1. Con base al memorial de demanda de fs. 46 a 48 subsanada de fs. 64 a 66, se inició proceso de acción reivindicatoria, negatoria, desocupación y entrega de bien inmueble en contra de Yola Aurelia Aramayo Choquevillca quien una vez citada con la demanda, contestó de forma negativa y al mismo tiempo interpuso demanda reconvencional a través del memorial cursante de fs. 90 a 94 vta.; desarrollándose de esta manera el proceso hasta dictarse Sentencia de 19 de abril de 2018, cursante de fs. 507 a 511 vta., donde el Juez Público Civil y Comercial Nº 19 de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, declaró PROBADA la demanda sobre acción reivindicatoria, negatoria, desocupación y entrega de bien inmueble y PROBADA EN PARTE la acción reconvencional sobre reconocimiento de pago de mejoras,  con las decisiones descritas en dicho fallo. 

2. Resolución de primera instancia que al haber sido recurrido en apelación por Yola Aurelia Aramayo Cho quevillca, mediante memorial de fs. 515 a 523 vta.; resuelto mediante Auto de Vista Nº 172/2018 de 2 de octubre, cursante de fs. 550 a 553 vta., pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, que en su parte dispositiva declara inadmisible el recurso de apelación.  

3. Fallo de segunda instancia que fue recurrida en casación por Yola Aurelia Aramayo Choquevillca, mediante el memorial de fs. 612 a 621, recurso que es objeto de análisis en cuanto a su admisibilidad. 

CONSIDERANDO II:

DEL CONTENIDO DEL RECURSO DE CASACIÓN.

De la revisión del recurso de casación de fs. 612 a 621, interpuesto por Yola Aurelia Aramayo Choquevillca, se desprende que la recurrente expone como reclamos entre otros, lo siguiente:  

a) Acusa que el Tribunal de apelación no consideró el art. 32 del Código Procesal Civil, ya que los representantes de la entidad financiera actuaron dentro del proceso sin personería, en sentido que la misma ya se encuentra en liquidación, por lo que su representación correspondía a la comisión liquidadora y no así a la actual representación que carecería de personería. 

b) Señala que el verdadero propietario del inmueble objeto de la litis es el Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz, en base a las documentales de fs. 294 a 303, que fueron presentadas en el proceso, pero que no fueron consideradas, por lo que se vulneran los arts. 60 y 366 núm. 2 del Código Procesal Civil.

c) Alega que se realizaron varios peritajes sobre el inmueble, con la finalidad de realizar un avaluó de las construcciones y proceder a la indemnización por mejoras introducidas, las que concluyeron con un monto de $us. 21.138,60 (Veintiún Mil Ciento Treinta y Ocho 60/100 Dólares Americanos) y $us. 21.242,48 (Veintiún Mil Doscientos Cuarenta y Dos 48/100 Dólares Americanos) pero que extrañamente el juez ordenó el pago ínfimo de $us. 11.198,03 (Once Mil Ciento Noventa y Ocho 03/100 Dólares Americanos) aspecto que va en contra a sus intereses.   

En base de lo expuesto, solicitó al Tribunal Supremo de Justicia que en cuanto a la forma anule obrados conforme al art. 220.III. núm. 1 inc. c) del Código Procesal Civil, por falta de personería de los representantes de la entidad financiera, en cuanto al fondo casando en lo principal conforme al art. 220.IV del adjetivo procesal civil por la inadecuada valoración de la prueba y declare probada su demanda.

DE LA RESPUESTA AL RECURSO DE CASACIÓN.

Alega que respecto a la personería de los representantes de la entidad demandante debe considerarse los arts. 41 y 43 del Código Procesal Civil

En relación a la supuesta propiedad del inmueble objeto de la litis, señala que actualmente su registro se encuentra independiente del Municipio, y que su derecho propietario deviene de la inscripción de Derechos Reales con la Matrícula Nº 7.01.1.01.0003829, asiento A-2, del 20 de junio del 2009, mismo que fue adquirido por documento privado, con reconocimiento de firmas de 03 de diciembre de 2008, realizado por la Notaría de Fe Pública Nº 98, Silda Amalia Méndez Obando, por lo que se debe aplicar el antecedente jurisprudencial A.S. Nº 414/14, que señala que el propietario de un bien inmueble para reivindicar, no requiere otra condición más que acreditar su derecho de propiedad debidamente registrado en Derechos Reales.

Refieren en alusión que el juez hubiera otorgado un monto de $us. 11.198,03 (Once Mil Ciento Noventa y Ocho 03/100 Dólares Americanos), alejándose de la prueba pericial, se debe considerar que se estableció dicho monto en base, no solamente a las pericias dentro del proceso, sino también sobre la inspección ocular que se realizó a dicho inmueble, aspecto que generó el monto de indemnización por mejoras que esclareció el A quo en su sentencia.

Por lo que solicitan se declare inadmisible o improcedente el recurso de casación.

CONSIDERANDO III:

DOCTRINA APLICABLE AL CASO.

III.1. De la procedencia del recurso de casación ante una Resolución de Inadmisible pronunciada en Auto de Vista.

El Auto Supremo: 1313/2016-RI, de 15 de noviembre 2016, ha razonado sobre el tema en cuestión en sentido de que: “…refiere que interpone recurso de casación…vinculados a refutar la decisión de fondo asumida en la causa… Sin embargo, no advierte que el Auto de Vista Nº 285/2016, en su parte decisoria ha concretado la inadmisibilidad del recurso de apelación por falta de expresión de agravios, es decir, que el Ad quem al realizar el examen de forma del recurso de apelación ha concluido por la inadmisibilidad del recurso por falta de expresión de agravios, por lo que…se entiende que no ha ingresado a considerar la decisión de fondo de la Sentencia, en ese antecedente correspondía a la parte ahora recurrente cuestionar en la forma los fundamentos y la determinación asumida en el auto de vista y vincular su denuncia al error in procedendo peticionar en definitiva la nulidad de la Resolución de Vista, lo que no se ha hecho en la especie”.

En relación a lo anterior, es también preciso señalar que la Ley Nº 439 del Código Procesal Civil, instituyó sobre las formas establecidas de la Resolución del Auto de Vista, es así que en su art. 218.II. núm. 1 inc. b), establece la forma de Resolución de la Inadmisibilidad por falta de expresión de agravios, cuando el Tribunal de apelación emite resolución, lógicamente se entiende que el Ad quem no ha ingresado a considerar aspectos de fondo asumidos por el A quo en Sentencia, y ante dicho decisorio, lo que corresponde a la parte recurrente es cuestionar en el recurso de casación en la forma, los fundamentos y la determinación del Tribunal de Alzada y en definitiva vincular su denuncia con la petición de la nulidad del Auto de Vista.

CONSIDERANDO IV:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN.

Respecto a la admisibilidad del recurso de casación, corresponde realizar las siguientes apreciaciones:

En el caso de Autos, se advierte que el recurso de casación interpuesto por Yola Aurelia Aramayo Choquevillca, contiene reclamos que hacen al fondo de la causa, sin considerar que el Auto de Vista Nº 172/2018 de 2 de octubre, cursante de fs. 550 a 553 vta., en su parte decisoria dispuso la inadmisibilidad del recurso de apelación por falta de expresión de agravios conforme lo establece el art. 218.II. núm. 1 inc. b) del Código Procesal Civil, lo que implica que el Tribunal de Alzada no ingresó a considerar la decisión de fondo asumida por el Juez de la causa y menos ha valorado prueba alguna; en ese entendido si la parte ahora recurrente consideraba que la resolución de alzada (Auto de Vista) le generaba algún agravio, ésta debió cuestionar en la forma los fundamentos que sustentan dicha decisión y demostrar que sí formuló agravios en su recurso de apelación, conforme se ha explicado en el punto III.1. de la doctrina legal aplicable en la presente resolución, y no así aspectos que hacen al fondo de la controversia como el error de hecho en la apreciación de la prueba, por lo que no se puede pretender que este Tribunal de Casación ingrese a considerar aspectos de fondo que fueron analizados únicamente por el juez A quo.

Bajo ese razonamiento, se infiere que la recurrente no comprendió la naturaleza de la decisión asumida por los Jueces de Alzada en el Auto de Vista, puesto que ninguno de los reclamos inmersos en su recurso de casación se encuentran vinculados a las causales de casación previstas en el art. 271.II del Código Procesal Civil, por lo que, tampoco identifica de manera concreta la infracción legal en relación a la decisión de forma (inadmisibilidad del recurso por falta de expresión de agravios) asumida por el Ad quem, de donde se concluye que la recurrente tampoco expresa la Ley o leyes infringidas, violadas o aplicadas indebida o erróneamente interpretadas, menos especifica en qué consiste la infracción, la violación, falsedad o error en la resolución de segunda instancia en relación a la determinación asumida por el Ad quem, soslayando de esta manera los requisitos imprescindibles de admisibilidad que se encuentran previstos por el art. 274.I.núm. 3 del Código Procesal Civil; por lo que se concluye que al no haber dado cumplimiento la recurrente a la norma procesal referida, este Tribunal se encuentra compelido a declarar la improcedencia del recurso.

Por lo expuesto, corresponde a este Tribunal emitir Resolución en la forma prevista por los arts. 277.I y 220.I.núm. 4 del Código Procesal Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 42.I.núm. 1 de la Ley N° 025 concordante con el art. 277.I del Código Procesal Civil, y en aplicación de los arts. 220.I.núm. 4 del mismo cuerpo legal, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 612 a 621, interpuesto por Yola Aurelia Aramayo Choquevillca contra el Auto de Vista Nº 172/2018 de 2 de octubre, cursante de fs. 550 a 553 vta., pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz. Con costas y costos.

Se regula el honorario profesional del abogado de la parte demandante en Bs. 1.000 (Mil 00/100 Bolivianos).

Regístrese, notifíquese y devuélvase.