TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

            S A L A   C I V I L



Auto Supremo: 967/2016

Sucre: 18 de agosto 2016                

Expediente: LP-204-15-S

Partes: Juan Antonio José Ayoroa Yanguas c/

             Rosemari Scorpo Pescara

Proceso: Divorcio

Distrito: La Paz


VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 189 a 190, interpuesto por Rosemari Scorpo Pescara de Ayoroa impugnando el Auto de Vista Nº  S-239/2015 de fecha 26 de junio, pronunciado por  la Sala Civil Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso de Divorcio seguido a instancia de Juan Antonio José Ayoroa Yanguas contra Rosemari Scorpo Pescara, la respuesta al recurso de fs. 194, la concesión de fs. 197, los antecedentes del proceso y:

I.- ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Tramitado el proceso el Juez de Partido Segundo de Familia  pronunció Sentencia Nº 300/2014, de fecha 25 de agosto, cursante de fs. 129 a 131 y vta., por la cual declaró IMPROBADA la demanda 9-10, subsanada a fs. 11, interpuesta por la causal del art. 131 del Código Familia. En consecuencia declara subsistente el vínculo jurídico matrimonial que une a los esposos Juan Antonio José Ayoroa Yanguas y Rosemari Scorpo Pescara. Asimismo se dejó sin efecto, la Resolución Nº 062/2014 de fs. 70 a 71 de obrados por la que se determinó las medidas provisionales

El Auto de Vista Nº S-239/2015, de fecha 26 de junio, cursante de fs. 185 a 186, Revoco la Sentencia Nº 300/2014, de fecha 25 de agosto, cursante de fs. 129 a 131 y vta., con los fundamentos de que las pruebas presentadas por la parte demandante, así como el mismo apersonamiento del hijo de nombre Juan Antonio Ayoroa Scorpo conjuntamente Rosemari Scorpo de Ayoroa, de fs. 68 mediante el cual solicita la demandada otorgar la tenencia de su hijo menor a su persona, que los horarios de visitas sean irrestrictos y por último se fije una asistencia familiar a su favor de Bs. 5.000 para ambos hijos, siendo de esta manera el ánimo tanto de la parte demandante y de la parte demandada, en no continuar con su matrimonio, las mismas que no dan muestras de reconciliación y de las declaraciones testificales de fs. 79-81 las mismas que refieren que no conocen a la demandada y no la habrían visto, solo al demandante solo por un lapso de más de dos años y en ese sentido se tiene que el ánimo por el cual intentaron constituir una vida en común o sea en matrimonio, quedó truncado por el carácter del esposo, como se pudo evidenciar de las pruebas que se tiene en el proceso, sin llegar a existir una reconciliación para darle continuidad al mismo, por lo tanto revoco la Sentencia declarando PROBADA la demanda interpuesta por Juan Antonio José Ayoroa Yanguas y Rosemari Scorpo Pescara y en su mérito se dispuso la cancelación de la Partida Matrimonial, inscrita en la Oficialía 2140, Libro 2-86, por otra parte se homologo la Resolución Nº 062/2014 de fs. 70-71, con la modificación de que se excluye de la asistencia familiar a la esposa. 

Contra la mencionada resolución de Alzada la recurrente Rosemari Scorpo Pescara de Ayoroa interpuso recurso de casación en el fondo, cursante de fs. 189 a 190 el cual se analiza

II.-DEL CONTENIDO DEL RECURSO DE CASACIÓN:

1.- La recurrente denuncia que la Sala que conoció el recurso de apelación planteada por el actor aplicó el art. 205 de la Ley 603, norma que no podía aplicarse ya que la misma entra en vigor anticipado en algunas normas en noviembre de 2014 y la demanda fue interpuesta en fecha 14 de enero de 2013, por lo que solo podía aplicarse el Código de Familia, habiendo aplicado mal la Ley 603.

2.- Indica que en el proceso no se ha probado la separación por más de dos años y que el Tribunal de Alzada solo habría valorado el hecho de que su hijo habría solicitado la fijación de asistencia familiar, sin que ello hubiera probado el tiempo de separación. Igualmente señala que el art. 466 del Código de Procedimiento Civil que el Juez recibirá las declaración de cinco testigos de los propuestos por cada parte sobre cada uno de los hechos o puntos sustanciales fijados por él, en el caso de Autos solo existen dos declaraciones las mismas que no pueden crear certeza de la separación porque solo son dos y no hacen prueba tal cual refiere el mencionado artículo.

Concluye su recurso solicitando a este Tribunal casar el Auto de Vista y deliberando en el fondo declarar subsistente el vínculo conyugal

De la respuesta del recurso:

Menciona que la recurrente denuncia la aplicación errónea del art. 205 del Código de Familias, cuando dentro de las disposiciones finales de la mencionada norma indica claramente la aplicación de esta norma en las demandas ya iniciadas y su adecuación a su procedimiento.

Dentro de los principios a los que debe adecuarse un proceso familiar se encuentra el de verdad material no debiendo el Juez encerrarse únicamente en lo alegado por las partes, sino buscar la verdad de los hechos y la demandada no ha podía desvirtuar el hecho de que estamos separados hace más de nueve años, asimismo resulta inaceptable que la demandada pretenda apoyarse en lo establecido por el art. 466 del Código de Procedimiento Civil, pues en esta norma se establece un número máximo de dos declaraciones y la Juez de primera instancia ha determinado que solo se reciba dos declaraciones, cuando se había ofrecido más testigos.


Refiere también que el recurso de casación presentado por la recurrente se encontraría fuera del plazo establecido en el art. 257 del Código de Procedimiento Civil, razón por la cual debería declararse el mismo improcedente.

III.- DOCTRINA APLICABLE AL CASO:

III.-1.- De la ley como límite al derecho de impugnación:

Si bien el derecho a la impugnación se configuran en los recursos consagrados por las leyes procesales para corregir, modificar, revocar o anular los actos y  resoluciones judiciales que ocasionen agravios a alguna de las partes, por principio todo acto jurisdiccional es impugnable, sin embargo no es menos evidente, que obedece en algunos casos a cuestiones de trascendencia de la resolución e incluso la necesidad de salvar dilaciones innecesarias del proceso, por cuestiones de celeridad y el tipo de los procesos, sin que tenga que afectarse por eso el derecho de las partes.

En este sentido en el caso del proceso de divorcio o desvinculación de  la unión libre (divorcio o ruptura unilateral) que se encuentra catalogado como un proceso extraordinario conforme lo determina el art. 434 de la Ley Nº 603, por lo que el art. 444 de la precitada ley constituye un límite al derecho a la impugnación que la ley proclama, al señalar que respecto a la apelación en el proceso extraordinario: “Presentada la apelación, previo traslado a la parte contraria, la autoridad judicial remitirá al superior los actuados correspondientes. Contra el Auto de Vista, no procede el recurso de casación”. Precepto normativo que claramente establece que los fallos emitidos en proceso de divorcio o desvinculación de unión libre no puedan ser impugnados con recurso de casación.

III.2.- Del Código de las Familias y del Proceso Familiar y su Vigencia Anticipada:

El Código de las Familias y del Proceso Familiar establecido por la Ley Nº 603 de 19 de noviembre de 2014, en su Disposición Transitoria Segunda, establece: “I.- Entrarán en vigencia al momento de la publicación del presente Código, las siguientes normas que alcanzan inclusive a los procesos judiciales en trámite en primera y segunda instancia, y en ejecución de fallos: b) Régimen del divorcio y desvinculación conyugal, y disposiciones conexas del presente Código”, y en el caso de la citada ley la publicación por la Gaceta Oficial del Estado Plurinacional de Bolivia, data de fecha 24 de noviembre de 2014.

En este entendido, se tiene que conforme al nuevo Código de las Familias y del Proceso Familiar (Ley 603), el divorcio y la desvinculación de unión libre se encuentra catalogado como un proceso extraordinario conforme lo determina en su art. 434. Por otra parte, el art. 444 del precitado Código, señala: “Presentada la apelación, previo traslado a la parte contraria, la autoridad judicial remitirá al superior los actuados correspondientes. Contra el Auto de Vista, no procede el recurso de casación”. Precepto normativo que claramente establece que los fallos emitidos en proceso de divorcio puedan ser impugnados con recurso de casación

Es en virtud a la referida Disposición Transitoria Segunda de la Ley Nº 603 de 19 de noviembre de 2014, que se dispone la vigencia anticipada de ciertas normas del mencionado compilado de Familias, entre ellas el relativo al régimen de divorcio y desvinculación conyugal, que inclusive alcanza a los procesos judiciales en trámite en primera y segunda instancia, es decir, respecto de los procesos que se encuentren en trámite al momento de su vigencia, así como en ejecución de fallos, normas que sin duda incide en el sistema recursivo o de impugnaciones.

Por otra parte, el art. 399.II de la Ley Nº 603 que señala: II. El tribunal negará directamente la concesión del recurso cuando: a) Hubiere sido interpuesto después de vencido el plazo. b) La resolución impugnada no admita recurso de casación…”, faculta al Tribunal de Segunda Instancia a negar la concesión del recurso de casación sobre Autos de Vista que resuelven la apelación en los procesos de divorcio y desvinculación conyugal, ya que resultan ser una resolución no recurrible.

IV.- FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

En el caso de Autos, teniendo en cuenta que el mismo se trata de un proceso de divorcio, el derecho a la impugnación se encuentra restringido por la Ley 603, que establece en el art. 444 que el Auto de Vista no admite recurso de casación,  en ese sentido la Resolución de Alzada  de fs. 185 a 186, fue pronunciada el 26 de junio de 2015 por el Tribunal Ad quem, al haber éste concedido el recurso de casación mediante Auto de fecha 6 de Octubre de 2015, cursante a 197, no tuvo en cuenta lo dispuesto por la Disposición Transitoria Segunda del citado Código de las Familias y del Proceso Familiar, menos observó lo dispuesto en el art. 434 y parte in fine del art. 444 del señalado Código de las Familias y del Proceso Familiar, siendo que en aplicación de dichas disposiciones debía denegar la concesión del recurso en base al parágrafo II del art. 399 del Código de Procedimiento Civil, que señala: II. El tribunal negará directamente la concesión del recurso cuando: a) Hubiere sido interpuesto después de vencido el plazo. b) La resolución impugnada no admita recurso de casación…”, sin embargo de ello, este Tribunal se encuentra constreñido en aplicar el art. 401.I inc. a) del  Código de las Familias y del Proceso Familiar, debiendo declarar la improcedencia del recurso, tratándose que la pretensión principal debatida resulta ser una Resolución no recurrible.

Por los fundamentos precedentemente vertidos, corresponde emitir fallo conforme a lo previsto en el art. 401.I inc. a) del Código de las Familias y del Proceso Familiar.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 401.I inc. a) del Código de las Familias y del Proceso Familiar, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo de fs. 189 a 190, interpuesto por Rosemari Scorpo Pescara de Ayoroa impugnando el Auto de Vista  Nº S-239/2015 de 26 de junio, pronunciado por  la Sala Civil Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz. Con costas y costos.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgda. Rita Susana Nava Duran.