TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                              S A L A  C I V I L

Auto Supremo: 828/2016 - RI

Sucre: 18 de julio 2016

Expediente: O 55- 16 A

Partes: Jaime Riveros Humerez  c/ Aldo Cesar Lazarte Poma.

Proceso: pago de deuda.

Distrito: Oruro.


VISTOS: El recurso de casación de fs. 350 a 352, interpuesto por Aldo Cesar Lazarte Poma contra el Auto de Vista Nº 8/2016, de 28 de abril, cursante de fs. 345 a 347 y vta., pronunciado por el Juzgado Público Civil y Comercial Nº 7 del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, en el proceso sobre pago de deuda seguido por Jaime Riveros Humerez contra el recurrente, el Auto de fs. 356  que concedió el recurso, los antecedentes del proceso; y


I.- ANTECEDENTES DEL PROCESO:


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


Que tramitada la causa de referencia, mereció el Auto de 11 de junio de 2015, cursante de fs. 310 a 314, que anula obrados con reposición hasta fs. 74 de obrados, inclusive; en cuyo mérito providenció al escrito de fs. 72-73 de obrados, con el tenor dispuesto en la parte resolutiva del mismo; Resolución de primera instancia que al ser apelada por el demandante, fue resuelto por Auto de Vista  Nº 8/2016, de 28 de abril, cursante de fs. 345 a 347 y vta., que revoca el Auto apelado, y deliberando en el fondo rechazó el incidente de obrados interpuesto por el demandado; fallo que fue recurrido de casación por Aldo Cesar Lazarte Poma, que es objeto de análisis de los requisitos de admisibilidad.


II.- REQUISITOS DE ADMISIBILIDAD DEL RECURSO DE CASACIÓN:


Conforme a lo previsto en el art. 180 parágrafo II de la Constitución Política del Estado que garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales y ante la vigencia del Código Procesal Civil (Ley Nº 439), en cuya disposición transitoria sexta señala que a la vigencia plena de la mencionada ley se aplicarán conforme determina el art. 277 del Código Procesal Civil, se pasa a considerar los requisitos de admisibilidad previstos en el art. 274 de la mencionada norma procesal, conforme a lo siguientes puntos:


II.1.- Emitido el Auto de Vista de fs. 345 a 347 vta., se notifica al recurrente en fecha 3 de mayo de 2016(fs.348), habiendo presentado el recurso en fecha 13 de mayo de 2016 (timbre de fs. 350), esto dentro del plazo previsto en el art. 273 del Código Procesal Civil, recurso en el cual también se advierte que el recurrente identifica la Resolución impugnada; asimismo corresponde señalar que luego de la emisión del Auto, el demandante impugna la mencionada resolución, y ante la emisión del Auto de Vista que revoca el Auto apelado, y deliberando en el fondo rechazó el incidente de obrados, el demandado recurre de casación, que resulta ser permisible, conforme a esta  última decisión adoptada.


II.2.- Corresponde señalar que, los medios de impugnación previstos en el Código Procesal Civil responden a un sistema recursivo cuya regulación es de orden público, no pudiendo las partes litigantes ni los juzgadores alterar lo normado por ley.


El parágrafo II del art. 180 de la Constitución Política del Estado garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, empero, el ejercicio de ese derecho no debe concebirse como una potestad absoluta o ilimitada que atribuya al litigante la posibilidad de impugnar cuanta Resolución considere ser gravosa a sus intereses o hacerlo a través de cualquier medio de impugnación o en cualquier tiempo y forma, por el contrario ese derecho reconocido a nivel constitucional debe ser ejercido conforme a las previsiones, exigencias y condiciones previamente normadas por la ley procesal.


En ese sentido, el art. 250.I del Código Procesal Civil, establece como regla general lo siguiente: “Las resoluciones judiciales son impugnables, salvo disposición expresa en contrario”. A su vez, en el Art. 252 del mismo compilado de ley, se establece las clases de recursos que son reconocidos en nuestro sistema procesal: 1. Reposición. 2. Apelación. 3. Casación. 4. Compulsas. y 5. Revisión extraordinaria de sentencia.”


En cuanto al recurso de casación propiamente dicho, en el art. 270.I del Código Procesal Civil, se establece de manera general lo siguiente: “el recurso de casación procede para  impugnar autos de vista dictados en procesos ordinarios y en los casos expresamente señalados por Ley.”


II 3.- Corresponde analizar la Resolución recurrida si resulta ser una que admita recurso de casación.


En principio es menester considerar que, el nuevo Código Procesal Civil en vigencia a partir del 6 de febrero de 2016, dentro de las Disposiciones específicamente en la Disposición Transitoria Sexta. Establece sobre los (PROCESOS EN SEGUNDA INSTANCIA Y CASACION) y señala lo siguiente: “Al momento de la vigencia plena del Código Procesal Civil, en los procesos en trámite en segunda instancia y casación, se aplicará los dispuesto  en el presente Código”.


En virtud a ello, y de acuerdo al análisis la presente causa ha sido tramitada dentro de la vigencia del Nuevo Código Procesal Civil, el Auto de Vista objeto de recurso de casación fue dictado en fecha 28 de abril de 2016.


En ese contexto en el caso presente, el recurso de casación traído a colación proviene como emergencia de impugnaciones de resoluciones emitidas en ejecución de sentencia, es así que por Auto de Vista de 18 de noviembre de 2014 cursante de fs. 260 a 262 vta., el entonces Juez de Partido 5to. en lo Civil de Oruro, en apelación de la Sentencia de primera instancia, revocó la Resolución impugnada, declarando probada en parte la demanda, Auto de Vista que al no haber merecido recurso de casación, fue declarado ejecutoriado por Auto de fecha  12 de marzo de 2014 (fs. 264 vta.); sin embargo, el demandado de forma posterior a dichos actuados y en la etapa de ejecución, en la vía incidental interpuso nulidad de obrados por memorial de fs. 285 y vta. que fue resuelto por Auto de 11 de junio de 2015 que al ser apelado mereció el Auto de Vista de fs. 345 a 347 y vta., Resolución que al ser recurrido en casación, es objeto de análisis en cuanto a su admisibilidad.


Al respecto se tiene que, el art. 270 del Código Procesal Civil, en su párrafo I menciona que, el recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista dictados en procesos ordinarios y en los casos expresamente señalados por ley.

El merituado artículo, estipula los casos en que procede el recurso de casación. La primera es para impugnar Autos de Vista dictados en los procesos ordinarios con Sentencia, y la segunda es para impugnar Autos de Vista dictados en los procesos ordinarios sin sentencia pero con Autos Definitivos, en ese sentido el art. 260.I del citado Código Procesal Civil, establece: “La apelación tendrá efecto suspensivo solo en proceso ordinario cuando se trate de sentencias o autos que pongan fin al litigio, o hagan imposible su continuación.”

En el caso concreto el Auto de Vista  Nº 8/2016, de 28 de abril, fue dictado  en ejecución de sentencia, siendo este Auto sin duda ninguna, un Auto  que no corta el procedimiento ulterior en previsión a los alcances del art. 400 del C.P.C., consiguientemente en consideración a las normas descritas precedentemente, no permite que los fallos emitidos en ejecución de Sentencias, puedan ser impugnados con recurso de casación.


En ese entendido, el Tribunal de apelación debió considerar la aplicación de las normas previstas en la Ley  Nº 439 y en su caso denegar la concesión del recurso de casación, situación que no aconteció en el caso de Autos, motivo por el cual, este Tribunal se encuentra obligado en aplicar el art. 220.I num. 3) del C.P.C., debiendo declarar la improcedencia del recurso, tratándose que la pretensión principal debatida resulta ser una Resolución no recurrible.


II.4.- Análisis del contenido del recurso de casación.-


Al haber deducido que el Auto de Vista impugnado es una Resolución no recurrible de casación, ya no corresponde efectuar el análisis del contenido de los argumentos del recurso de casación.


Por lo que se deduce que al no ser la Resolución impugnada una recurrible de casación, corresponde emitir Resolución en la forma prevista en el art. 220.I num. 3) del Código Procesal Civil.


POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 42.I num. 1) de la Ley Nº 25 del Órgano Judicial y en aplicación del art. 277.I del Código Procesal Civil con relación al  220.I num. 3) del mismo cuerpo legal, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 350 a 352, interpuesto por Aldo Cesar Lazarte Poma contra el Auto de Vista Nº 8/2016, de 28 de abril, cursante de fs. 345 a 347 y vta., pronunciado por el Juzgado Público Civil y Comercial Nº 7 del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro. Con costas y costos.

Se regula honorarios profesionales del abogado en la suma de Bs. 1.000

Regístrese, notifíquese y devuélvase.