TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                         S A L A  C I V I L 



Auto Supremo: 658/2016

Sucre: 15 de junio 2016

Expediente: CB-119-15-A

Partes: COSECOB LTDA representada Néstor Arias Fernández c/ Rosario

            Zambrana Polo

Proceso: Cumplimiento de Contrato preliminar, fijación de plazo y precio

Distrito: Cochabamba


VISTOS: El recurso de casación en el fondo cursante de fs.  90 a 93 y vta., interpuesto por Néstor Arias Fernández en representación de la Cooperativa de Servicios en Construcciones Generales CONSECOG LTDA. contra el Auto de Vista REG/S.CII/AINT.086/27.07.2015 de fecha 27 de julio de 2015, cursante de fs. 85 a 87 y vta., pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, dentro del proceso Cumplimiento de Contrato Preliminar, fijación de plazo y precio seguido a instancia de COSECOB LTDA. Representada por Néstor Arias Fernández contra Rosario Zambrana Polo, la concesión del recurso de casación de fs. 95, los antecedentes del proceso; y


I.- ANTECEDENTES DEL PROCESO:


Que el Juez de Partido Cuarto en lo Civil de la ciudad de Cochabamba pronunció Auto definitivo, de fecha 28 de mayo de 2015, cursante a fs. 68, por el cual rechazó la demanda contenida en memorial de fecha 9 de febrero de 2015,  teniéndose la misma como no presentada, en consecuencia se procedió al desglose de la documentación acompañada por la parte actora, debiendo quedar en su lugar fotocopias simples bajo constancia escrita.


Contra el mencionado Auto Néstor Arias Fernández en representación de la Cooperativa de Servicios en Construcciones Generales “COSECOG LTDA.” Interpuso recurso de apelación cursante de fs. 70 a 72.


En conocimiento del mencionado recurso la Sala Civil Segunda del tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba pronuncio Auto de Vista REG/S.CII/AINT.086/27.07.2015 de fecha 27 de julio de 2015, cursante de fs. 85 a 87 y vta., por el cual CONFIRMÓ el Auto apelado, sin costas por no encontrarse admitida la demanda.


Contra la Resolución de Alzada, Néstor Arias Fernández en representación de CONSICOG LTDA, interpuso recurso de casación en el fondo, cursante de fs. 90 a 93 y vta., el cual se analiza


II.- DEL CONTENIDO DEL RECURSO DE CASACIÓN:


La Empresa recurrente interpuso recurso de casación en el fondo expresando los siguientes reclamos:


1.- Acusa que el Tribunal de Alzada en el Auto de Vista impugnado no tiene una adecuada fundamentación respondiendo los puntos apelados, tomando una decisión arbitraria y dictatorial


2.- La parte recurrente cuestiona que el Auto de Vista impugnado, establece que el objeto de la demanda sería llegar a suscribir el contrato definitivo del contrato de venta con la demandada en base a un precio determinado averiguable, refiriendo que el mismo no es conexo al petitorio de memorial de 9 de febrero de 2015, donde se solicitó la validez del contrato preliminar de fecha 18 de febrero de 2013, sostiene que esta interpretación no debería ser motivo de rechazo, debiendo aplicar el principio de derecho iura novit curia.


3.- Con relación a la cuantía refiere que este es una aspecto que no debió observarse, porque el reconocimiento judicial de firmas y rúbricas del documento privado, se realizó conforme lo establece el art. 19-c) de la Ley 1760, norma que no establece de forma clara y contundente la exigencia y validez de la cuantía señalada en proceso preparatorio de demanda, al respecto indica que una medida anticipada a un litigio que se tramitará dentro del ámbito contencioso, si corresponde exigir el estricto cumplimiento de la leyes reguladoras de cuantía. Sobre el mismo punto existen discrepancias entre la cuantía expresada en la medida preparatoria y la presente demanda, sin embargo este aspecto no es determinante como para que se rechace la cuantía.


4.- Sostiene que la finalidad del presente proceso es que suscriba el contrato definitivo, fijando en el mismo el precio y el plazo.

5.- Cita los arts. 178-1 y 180 de la Constitución Política del Estado y el derecho al acceso a la justicia que hace procedente la presente demanda.

Concluye su recurso solicitando casar el Auto de Vista disponiendo la admisibilidad de la demanda.  


De la Respuesta al Recurso de Casación:


No existe respuesta al recurso de casación.  

III.- DOCTRINA APLICABLE AL CASO:

III.1.- De la Motivación y Fundamento:

La Sentencia Constitucional Nº 0577/2012 de 20 de julio de 2012, determinó que la motivación de una Sentencia o cualquier otra Resolución judicial se encuentra relacionada directamente con el derecho al debido proceso y tutela judicial efectiva y que la motivación no tiene que ser ampulosa sino puede ser breve, así lo dispone la señalada Sentencia Constitucional, que expresamente indicó: “En efecto, el deber de motivación de los fallos supone un elemento fundamental del debido proceso, conforme ha expresado la SC 0012/2006-R de 4 de enero, al indicar: “La motivación de los fallos judiciales está vinculada al derecho al debido proceso y a la tutela jurisdiccional eficaz, (…) y se manifiesta como el derecho que tienen las partes de conocer las razones en que se funda la decisión del órgano jurisdiccional, de tal manera que sea posible a través de su análisis, constatar si la misma está fundada en derecho o por el contrario es fruto de una decisión arbitraria; sin embargo, ello no supone que las decisiones jurisdiccionales tengan que ser exhaustivas y ampulosas o regidas por una particular estructura; pues se tendrá por satisfecho este requisito aun cuando de manera breve, pero concisa y razonable, permita conocer de forma indubitable las razones que llevaron al Juez a tomar la decisión; de tal modo que las partes sepan las razones en que se fundamentó la Resolución; y así, dada esa comprensión, puedan también ser revisados esos fundamentos a través de los medios impugnativos establecidos en el ordenamiento…”.

III.2.- Del art. 327 del Código de Procedimiento Civil:


El art. 327 del Código de Procedimiento Civil establece que el Juez de la causa tiene el deber de observar en la demanda ciertos requisitos para que la misma sea admitida, los mismos que están referidos a la admisibilidad de la demanda, requisitos formales que la parte demandante debe dar cumplimiento con la finalidad de que la demanda sea clara y procedente entre los cuales se encuentran los hechos expuestos, el derecho, la cosa demandada y la petición señalada en términos claros y precisos entre otros. Esta verificación de ciertas condiciones formales de una demanda, se encuentran dentro de las facultades que tiene el Juez al realizar un primer estudio de admisibilidad y en caso de incumplimiento conforme lo determina el art. 333 del Código de Procedimiento Civil cuando la demanda no se ajuste a las reglas establecidas, el Juez podrá ordenar de oficio se subsanen los defectos dentro de un plazo prudencial que fije bajo apercibimiento de que  si no se subsanen se la tendrá por no presentada, por lo que claramente se establece que frente a la interposición de la demanda el Juez tiene el deber ineludible de efectuar un primer examen de admisibilidad, el cual incluso puede ir más allá de ese análisis de cumplimiento de presupuestos de admisibilidad intrínsecos o formales.

Sobre el tema el Auto Supremo Nº 324/ 2013, de fecha 20 de junio de 2013  orientó: “frente a la interposición de una demanda el Juez tiene el deber de efectuar un primer examen de admisibilidad, el cual, según la citada norma, parecería limitarse a la verificación del cumplimiento de las reglas referidas a la forma de la demanda como acto de postulación, establecidas en el artículo 327 del Código de Procedimiento Civil. No obstante lo que se desprende de la literalidad de la norma transcrita, la doctrina y la jurisprudencia han reconocido de manera concordante que la facultad del Juez puede ir más allá de ese análisis de cumplimiento de presupuestos de admisibilidad extrínsecos o formales y, extenderse a los requisitos de admisibilidad intrínsecos, e incluso a los de fundabilidad o procedencia de la pretensión….Una vez deducida una determinada pretensión el Juez no queda automáticamente conminado a admitirla y promover en consecuencia el proceso, debe en principio analizar la concurrencia de los presupuestos procesales y el cumplimiento de las formas necesarias de las que debe estar revestido al acto de demanda. Constituye pues un juicio netamente formal que se realiza es ante  cualquier análisis sobre el fondo de la pretensión y está relacionado con el poder reconocido al Juez de sanear el proceso lo más pronto posible, para librarlo de impedimentos y óbices formales y facilitar el rápido y ordenado pasaje a las etapas vinculadas al mérito. En consecuencia, en este examen de admisibilidad el Juez deberá tener en cuenta, por ejemplo, si el conocimiento de la demanda que se le presenta es de su competencia o no; si la demanda se ajusta a las reglas previstas por el artículo 327 del Código de Procedimiento Civil.

IV.- FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Del contenido del recurso de casación se extrae que la empresa recurrente cuestiona el Auto definitivo de rechazo de demanda pronunciado por el Juez A quo el mismo que ha sido confirmado por el Tribunal de Alzada en ese sentido daremos respuesta al recurso de casación  remontándonos a los antecedentes del proceso:

1.-Sobre el reclamo de que el Auto de Vista no tiene una adecuada fundamentación, diremos que conforme la doctrina aplicable en el punto III.1 se manifiesta en el derecho que tienen las partes de saber las razones o motivos en que se funda la decisión del órgano jurisdiccional  que llevaron al juzgador de tal manera que sea posible a través de su análisis si la misma está fundada en derecho, en el caso presente el Tribunal de Alzada en el Auto de Vista impugnado expreso las razones o motivos por los cuales confirmó el Auto definitivo impugnado, manifestando “que la demanda tiene como objeto determinar las pretensiones del actor mediante documentación idónea que acredite la viabilidad de su pretensión con claridad precisión y estudio de contrario el actor debe asumir las consecuencias de las omisiones y negligencias o incongruencias, así como la posibilidad de rechazo de la demanda por incumplimiento de algunas informalidades prevista para la tramitación de las demandas ordinarias de cumplimiento de contrato”. De lo referido se establece que el Auto de Vista si cumplió con la fundamentación adecuada refiriendo de manera clara las razones por la cuales confirmó el Auto de rechazo de demanda así como contestando lo puntos de apelados, no siendo evidente que no tenga una fundamentación adecuada.

2.-Con relación a este punto diremos que recurrente interpuso la presente demanda la misma que tiene como pretensión jurídica el cumplimiento del contrato de venta, refiriendo que suscribió un contrato preliminar con la demandada Rosario Zambrana Polo donde acordaron voluntariamente la venta de 22.000 Mts.2, ubicados en la zona de Piñami, Provincia Quillacollo del Departamento de Cochabamba, cada metro por la  suma de $us. 58 y el plazo lo fijarían una vez emitida la aprobación de la regularización del proyecto habitacional “Santa María”, por la Alcaldía de Quillacollo, sin embargo la demandada nunca cumplió con la suscripción del contrato definitivo, más por el contrario habría desprestigiado a la Empresa CONSECOG, realizando publicaciones en el Matutino “Los Tiempos” comunicando a la opinión pública que la empresa recurrente habría incumplido el acuerdo preliminar de la compra de terreno, así como en una segunda publicación habría indicado que no se construirá el condominio Santa María de propiedad privada, de igual manera habría retirado de la Alcaldía Municipal de Quillacollo el trámite administrativo de aprobación y fraccionamiento de la granja agrícola y consiguiente aprobación de planos del condominio, a pesar de esta situación la empresa recurrente con el afán de solucionar el problema interpuso la presente demanda solicitando al Juez de la causa declare probada la misma disponiendo expresamente la validez del contrato preliminar de compromiso de venta de lotes de terreno de 18 de febrero de 2013, la determinación del precio mediante informe pericial de oficio, conforme dispone el art. 612 del C.C., y el señalamiento del plazo toda vez que no se ha convenido plazo para la celebración del contrato definitivo, más el resarcimiento de los daños y perjuicios.

Planteada la demanda la misma fue observada por el Juez de la causa por providencia de fecha 13 de febrero de 2013, cursante a fs. 57 vta., disponiendo que con carácter previo se cumpla lo dispuesto en los num. 5), 6), 7) 8) 9) del art. 327 Código de Procedimiento  Civil, observaciones que la parte actora refiere subsanar por memorial de fs. 59 a 61, teniendo como proveído que se dé cumplimiento preciso a los incisos 5 y 8 del art. 327 del Código de Procedimiento Civil, subsanando la parte demandante, indicando que la pretensión de la demanda es la suscripción definitiva del contrato de compra venta y la cuantía es de $us. 85.000, recibiendo como respuesta el Auto de rechazo a la demanda cursante a fs. 68, Auto definitivo que ha sido confirmado por el Tribunal de Alzada.

En mérito a los antecedentes expuestos se evidencia que el Juez de la causa conforme lo establece la doctrina aplicable en el punto III.2. Realizó un primer estudio de admisibilidad de la demanda verificando los requisitos formales habiendo rechazado la demanda porque la pretensión de la parte demandada ha sido modificada, con relación a la demanda cursante de fs. 54 a 57, puesto que  la cosa demandada en un primer momento era el cumplimiento del contrato preliminar y en segundo momento conforme el memorial de fs. 67 resulta ser la suscripción del contrato definitivo, y en mérito a ello el recurrente no expreso con claridad la cosa demandada puesto que esta segunda aclaración entra en contradicción con el memorial de demanda de fs. 54 a 57, razón por la cual el recurrente no cumplió con el num. 5) del art. 327 del Código de Procedimiento Civil.

3.-Con relación a la cuantía aspecto que reclama el recurrente, se debe tener en cuenta que el demandante tampoco es claro respecto a la cuantía, puesto que señala  en realidad dos cuantías una en la presente causa de Bs 85.000 y otra en medida de preliminar de emplazamiento de reconocimiento de firmas y rúbricas donde el recurrente hace mención a la suma de $us.100.000, requisito que en el momento en que se interpuso la demanda era necesario porque regía el viejo sistema de la cuantía, por no encontrarse en vigencia plena el Código Procesal Civil, requisito que si bien no resulta transcendental en este nuevo sistema,  sin embargo la demanda interpuesta debió cumplir en expresar con claridad la pretensión jurídica u objeto del proceso, considerando además que el Juez A quo observó en dos oportunidades la demanda.

4.- Al respecto diremos que la empresa recurrente manifiesta que la pretensión de la presente demanda es la suscripción del contrato definitivo, fijando el precio y el plazo, sin embargo en el planteamiento inicial de su demanda su pretensión fue el cumplimiento del contrato preliminar, en todo caso siendo este reclamo repetitivo nos remitimos a la respuesta expresada en el punto 2 de la presente Resolución.

5.-En cuanto que se vulneraron los arts. 178.I y del 180.I de la Constitución Política del Estado ambos artículos se refieren a los principios sobre los cuales se sustenta la justicia ordinaria, sin embargo el Juez de la causa al observar la demanda y el Tribunal de Alzada al confirmar el Auto de rechazó de la misma,  no vulneraron los referidos artículos sino por el contrario dentro de sus atribuciones conforme lo expresa el art. 327 del Código de Procedimiento Civil tenían las facultades de observar requisitos de admisibilidad extrínsecos o formales, los mismos que necesariamente debieron ser observados para que el proceso se tramite con la suficiente claridad.

Consiguientemente, los de instancia al haber  rechazado la demanda y confirmar el Tribunal de Alzada han obrado correctamente, por lo que no se evidencia la vulneración de  los arts. 178.I y 180.I  de la Constitución Política del Estado

Por lo expuesto corresponde emitir fallo en base al art. 220.II del Código Procesal Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación del art. 220.II del Código de Procesal Civil, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo cursante de fs. 90 a 93 y vta., interpuesto por Néstor Arias Fernández en representación de la Cooperativa de Servicios en Construcciones Generales CONSECOG LTDA. contra el Auto de Vista REG/S.CII/AINT.086/27.07.2015 de fecha 27 de julio de 2015, cursante de fs. 85 a 87 y vta., pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba. Sin costas ni costos.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Duran