TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                            S A L A   C I V I L




Auto Supremo: 287/2016

La Paz: 01 de abril 2016

Expediente: LP-96-15-S

Partes: Miriam Catalina Chipana Solíz. c/ René Mamani Paco.  

Proceso: Divorcio.

Distrito: La Paz.


VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 138 a 141 vta., interpuesto por René Mamani Paco contra el Auto de Vista Nº S-100/2015 de 02 de abril de 2015, cursante de fs. 134 a 135, pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, en el proceso ordinario de Divorcio seguido por Miriam Catalina Chipana Solíz contra René Mamani Paco, la respuesta al recurso de fs. 143 a 144, la concesión de fs. 145, los antecedentes del proceso, y;


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO:


I.1. El Juez Tercero de Partido de Familia de la ciudad de El Alto-La Paz, dictó la Sentencia Nº 500/2014 de 19 de septiembre de 2014, cursante de fs. 111 a 112, declarando Probada la demanda de fs. 10 a 11 de obrados, en consecuencia disuelto el vínculo matrimonial que une a René Mamani Paco y Miriam Catalina Chipana Solíz por la causal del art. 131 del Código de Familia, debiendo en ejecución del presente fallo cumplirse con lo dispuesto con el Código de Familia en su parte pertinente a la desvinculación. En ejecución de sentencia se dispone la cancelación de la partida matrimonial por ante el Servicio de Registro Cívico, de conformidad al art. 398 del Código de Familia. Se homologa la Resolución Nº 214/14 de fecha 7 de abril de 2014 de fs. 54 para su fiel y estricto cumplimiento por las partes.


I.2. Resolución de primera instancia que es apelada por la parte demandada René Mamani Paco, mediante escrito de fs. 117 a 118 y vta., que mereció el Auto de Vista Nº S-100/2015 de 02 de abril de 2015, cursante de fs. 134 a 135, que en lo relevante fundamenta que la Sentencia de primer grado determinó homologar la resolución de medidas provisionales, fallo que en relación a la asistencia familiar fijada a favor de su hija menor, estableció que el progenitor debe pagar la suma de Bs. 500, determinación que puesto en conocimiento del demandado  no fue objeto de impugnación por lo mismo adquirió ejecutoria por el transcurso del tiempo, lo que revela que las medidas provisionales asumidas en esa ocasión no le ocasionaba agravio alguno; que el recurrente tampoco hizo conocer a la autoridad su interés de que la medida provisional tomada, sea modificada en su favor disminuyendo la asistencia familiar fijada a favor de su hija a la suma de Bs. 100, tampoco proporcionó los medios probatorios del caso, es correcta la decisión asumida por la autoridad jurisdiccional al homologar la resolución de medidas provisionales, no corresponde al Tribunal de Alzada ingresar a considerar aspectos que no han sido resueltos por el inferior, máxime si en cuanto a las literales de fs. 67 a 79, que refiere el recurrente no han sido tomadas en cuenta, en aplicación del art. 381 del CPC ha sido rechazada, decisión que tampoco ha sido objeto de observación alguna por el indicado recurrente; que la asistencia familiar no causa estado y puede ser revisado en cualquier tiempo, aún en ejecución de sentencia de ahí que el recurrente tiene la vía expedita para acudir ante la A quo, para pedir la revisión del monto de asistencia familiar; que lo propio ocurre con el régimen de visitas establecido en las mencionadas resoluciones, a cuyo efecto corresponderá el cumplimiento no sólo por la parte actora, sino principalmente por el demandado de la orden de oficio al Servicio Departamental de Gestión Social para que realice el estudio biopsicosocial del grupo familiar; concluyendo que  no son evidentes las infracciones acusadas en el memorial de recurso; por lo que en ese antecedente confirma en todas sus partes la Sentencia apelada, con costas.


I.3. Resolución de alzada que es recurrida de casación en la forma y en el fondo por la parte demandada, que obtiene el presente análisis.


II. DEL CONTENIDO DEL RECURSO DE CASACIÓN Y SU RESPUESTA:


De las presuntas infracciones que expone la parte recurrente, se extrae en calidad de resumen lo siguiente:


1. Denuncia falsa y errónea aplicación e interpretación del art. 21 del Código de Familia.


2. Acusa violación del art. 389 del Código de Familia.


3. Denuncia violación del art. 391 del Código de Familia y art. 374 del Código de Procedimiento Civil.

Por lo expuesto, solicita casar el Auto de Vista impugnado y deliberando en el fondo fijar la asistencia familiar de Bs. 100.


II.3. De la respuesta al recurso de casación:


Del contenido del memorial de contestación al recurso de casación, en lo pertinente y esencial se resume lo siguiente:


1. Recurso improcedente, que el recurso extraordinario en la forma y en el fondo es improcedente porque no cumple con los requisitos previstos por el art. 258-2 del CPC, puesto que no puntualiza la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error, ya se trate de recurso de casación en el fondo, en la forma o en ambos.


En la especie, el recurso debió especificar en qué consiste el recurso de casación en el fondo y en que en la forma y de ninguna manera plantear afirman recurso de nulidad “en la forma y en el fondo”, sin puntualizar cual en el fondo y cual en la forma; luego hace mención a la supuesta violación de normas sustantivas y adjetivasen forma desordenada.


Por otra parte, el recurso hace alusión a la violación de varias normas sustantivas y adjetivas, empero ninguna de ellas han sido citadas y aplicadas en el Auto de Vista; por tanto mal podría acusar de haber sido vulneradas, puesto que el recurso debe contener las normas aplicadas en el Auto de Vista y no normas que no han sido mencionadas.


En consecuencia no es necesario ingresar en el fondo del recurso por vulnerar el principio de congruencia, dando lugar a que se declare improcedente con imposición de costas.


2. Recurso infundado, que el recurrente ha sido debidamente notificado con todas las actuaciones y nunca se presentó a expresar lo que ahora arguye sin sustento en su recurso por lo que la A quo ante su incomparecencia injustificada y en aplicación del art.64 de la Ley Nº 1760 determinó las medidas en su rebeldía teniendo por ciertos los hechos alegados por la parte actora y considerando en esencia la situación de las necesidades de la menor por no encontrarse en posibilidad de procurarse los medios propios de subsistencia.


Que no tenía por qué considerarse las necesidades de estudio del demandante como pretende en su confusión puesto que no corresponde, en cambio la A quo tuvo presente como interés superior las necesidades de la menor, por lo que no existe falsa y errónea aplicación del art. 21 del Código de Familia.


Finalmente refiere que la asistencia familiar es de oportuno y obligatorio cumplimiento y que no puede postergarse por ningún pretexto bajo alternativa de ley.


Por lo que en caso de no declarar improcedente, solicita declarar infundado. 


III. DOCTRINA APLICABLE AL CASO:

En el Auto Supremo Nº 374/2015 de 02 de Junio se ha señalado que: El parágrafo II del art. 164 de la Constitución Política del Estado, preceptúa: “La ley será de cumplimiento obligatorio desde el día de su publicación, salvo que en ella se establezca un plazo diferente para su entrada en vigencia”.        

La Ley Nº 603, Código de las Familias y del Proceso Familiar, de 19 de noviembre de 2014, en su Disposición Transitoria Segunda, establece: “I. Entrarán en vigencia al momento de la publicación del presente Código, las siguientes normas que alcanzan inclusive a los procesos judiciales en trámite en primera y segunda instancia, y en ejecución de fallos:…b) Régimen del divorcio y desvinculación conyugal, y disposiciones conexas del presente Código”.

La publicación de la Ley Nº 603, por la Gaceta Oficial del Estado Plurinacional de Bolivia, data de fecha 24 de noviembre de 2014.

El inc. a) del art. 434 del Código de las Familias y del Proceso Familiar, determina que el divorcio se encuentra catalogado como proceso extraordinario.

Por su parte, el art. 444 del precitado Código de las Familias y del Proceso Familiar, señala: “Presentada la apelación, previo traslado a la parte contraria, la autoridad judicial remitirá al superior los actuados correspondientes. Contra el Auto de Vista, no procede el recurso de casación”. Precepto normativo que claramente establece que los fallos emitidos en segunda instancia en proceso de divorcio no puedan ser impugnados con recurso de casación.

Criterio que ha sido reiterado en el Auto Supremo Nº 105/2016 de 04 de febrero.

IV. FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:


De la revisión de los datos que informan al proceso se tiene que el Auto de Vista ahora impugnado, fue emitido por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, en fecha 02 de abril de 2015 (fs. 134 a 135) fecha que resulta posterior a la vigencia de la Ley Nº 603 que  fuera publicado en fecha 24 de noviembre de 2014, lo que quiere decir que el Auto de Vista ha sido emitido en vigencia de la Ley Nº 603, siendo así dicha Resolución nació como un acto jurídico procesal que no puede ser impugnado mediante recurso de casación conforme a la disposición normativa contenida en el art. 444 del Código de las Familias y del Proceso Familiar.

En virtud a la referida Disposición Transitoria Segunda de la Ley Nº 603, se dispone la vigencia anticipada de ciertas normas del mencionado compilado de Familias, entre ellas el relativo al régimen de divorcio y desvinculación conyugal, que inclusive alcanza a los procesos judiciales en trámite en primera y segunda instancia, es decir, respecto de los procesos que se encuentren en trámite al momento de su vigencia, así como en ejecución de fallos, normas que sin duda incide en el sistema recursivo o de impugnaciones.

Siendo evidente que el Tribunal Ad quem, al haber éste concedido el recurso de casación mediante el Auto de fs. 145, no tuvo en cuenta lo dispuesto por la Disposición Transitoria Segunda del citado Código de las Familias y del Proceso Familiar, menos observó lo dispuesto en el art. 434 y parte “in fine” del art. 444 del señalado Código de las Familias y del Proceso Familiar, siendo que en aplicación de dichas disposiciones debía denegar la concesión del recurso en base al parágrafo II del art. 399 de la ley 603, código de las familias y del proceso familiar, que señala: “II. El tribunal negará directamente la concesión del recurso cuando: a) Hubiere sido interpuesto después de vencido el plazo. b) La resolución impugnada no admita recurso de casación…”, de consiguiente, este Tribunal se encuentra constreñido en aplicar el art. 401 parágrafo I inc. a) del  Código de las Familias y del Proceso Familiar, debiendo declarar la improcedencia del recurso, tratándose que la pretensión principal debatida resulta ser una Resolución no recurrible.

Por los fundamentos precedentemente vertidos, corresponde emitir fallo conforme a lo previsto en el art. 401.I inc. a) del Código de las Familias y del Proceso Familiar.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 401.I inc. a) del Código de las Familias y del Proceso Familiar, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 138 a 141 vta., interpuesto por René Mamani Paco contra el Auto de Vista Nº S-100/2015 de 02 de abril de 2015, cursante de fs. 134 a 135, pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz. Con costas y costos. 

Se regula honorario profesional en la suma de Bs. 1.000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani