TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                           S A L A   C I V I L




Auto Supremo: 205/2016

Sucre: 11 de marzo 2016

Expediente: O-35-15-A

Partes: Edelfrida  Cardozo  García  Vda.  De  Arispe. c/  Víctor Hugo Arispe

            Cardozo  y Clara Alicia Ricarda Veizaga 

Proceso: Repetición de Pagos.

Distrito: Oruro.

         

VISTOS: El recurso de casación cursante de fs. 108 a 109, interpuesto por Edelfrida Cardozo Garcia Vda. de Arispe, contra el Auto de Vista Nº 84/2015 de 02 de abril de 2015, cursante de fs. 100 a 104 vlta., pronunciado por la Sala Civil, Familiar y Comercial Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, seguido por el Edelfrida Cardozo García Vda. de Arispe contra Víctor Hugo Arispe Cardozo y Clara Alicia Ricarda Veizaga, dentro del proceso de repetición de pago, la concesión de fs. 115, los antecedentes procesales, y:


I ANTECEDENTES DEL PROCESO:


Que el Juez de Partido Primero en lo Civil Comercial de la Ciudad de Oruro, dicta auto interlocutorio de fecha 23 de enero 2015 cursante de fs. 79 a 80 por el cual, declara: “PROBADA LA EXCEPCION DE PRESCRIPCION opuesta por clara Alicia Ricarda Veisaga a fs. 67-67 vta. De obrados, en consecuencia se declarar la prescripción de la acción de repetición formulada en la presente  acción jurisdiccional., resolución que previa apelación de la parte demandante es concedida ante el Tribunal de apelación.

Por Auto de Vista Nº 84/ 2015 de fecha 02 de abril de 2015, el Tribunal Ad quem, confirma la Resolución de fecha 23 de enero de 2015, -bajo el fundamento que conforme al art. 1497 del CC, puede oponerse la prescripción en cualquier estado del proceso, como primer actuado, y que en cuanto a la excepción de prescripción que esta fue opuesta cuando la obligación ya habría prescrito-.

Contra la referida Sentencia Edelfrida Cardozo Garcia Vda. de Arispe a través

de su apoderado por memorial de fs. 108 109  Interpuso recurso de casación  en el fondo y la forma, el que se pasa analizar.


II CONTENIDO DEL RECURSO DE CASACIÓN:


Acusa infracción del art. 1493 del CC, sobre el cómputo para la prescripción, expresando que este se debe realizar desde que el proceso de división y partición adquirió ejecutoria,  debido a que en este proceso es en el cual se negó su tercería (adquirió ejecutoria mediante auto supremo), en vista de que esta resolución negó su reclamación.


Alude infracción del art. 334 del CPC, en vista de que ante la negativa a la tercería de dominio excluyente, se inició la demanda de repetición de pago, resultando su demanda legal porque al estar pagado el precio resulta lógico que los vendedores devuelvan el precio con que fueron favorecidos. Y al negarse la admisión de la demanda porque se dio por  probada y procedente la excepción de prescripción se infringe el art. 334 del CPC.

CONTESTACION AL RECURSO DE CASACION.-


Expresa que el recurso de casación resulta improcedente, en vista de que no cumple con lo que establece el art. 258 num. 2) del CPC, y que se tiene un criterio errado en cuanto al cómputo de la prescripción.


III.-DOCTRINA  APLICABLE AL CASO:


III.1.- Sobre el tema de la prescripción.


La prescripción es una institución jurídica por la cual se extingue el derecho por el transcurso ininterrumpido del tiempo determinado en ley. El fundamento de la prescripción es de mantener el orden social y resguardar la seguridad jurídica, que hace necesario el de establecer la temporalidad de disposición del derecho, impidiendo el ejercicio intempestivo del mismo.


En ese marco, la doctrina establece dos presupuestos para la prescripción, al respecto Díez-Picazzo y Gullón (Instituciones del Derecho Civil, Vol. I/1, pág. 282) señala que: “Pero el transcurso fijado en ley no es suficiente para perfilar la prescripción. Es uno de sus dos presupuestos. El otro lo constituye la falta de ejercicio del derecho.


La falta de ejercicio del derecho es la inercia o la inactividad del titular ante su lesión (p. ej., acreedor que no reclama el pago de la deuda, propietario que no impide que un tercero usufructúe su finca). No obstante, esta falta de ejercicio debe ir unida a una falta de reconocimiento del derecho por parte del deudor o sujeto pasivo de la pretensión que contra él se tiene.”.


En virtud a lo expuesto, la prescripción para surtir el efecto extintivo del derecho debe transcurrir el tiempo determinado en ley, unido a la inactividad  del titular ante el incumplimiento de la obligación, y la ausencia de reconocimiento del derecho por parte del deudor, conforme establecen los arts. 1492 y 1493 del Código Civil.

Y en cuanto al comienzo de la prescripción el art.  1493 del CC, establece: La prescripción comienza a correr desde que el derecho ha podido hacerse valer o desde que el titular ha dejado de ejercerlo"  la doctrina en cuanto a la referida norma Carlos Morales Guillem citando a Pothier señala: "El punto de arranque para computar la prescripción, es el día a partir del cual puede ser ejercitada la acción por el acreedor, esto es, desde el día que el acreedor puede demandar a su deudor ….".

IV.- FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

El recurrente acusa infracción del 1493 del CC, en cuanto al cómputo de la prescripción, aduciendo que este cómputo debe ser realizado desde que que el proceso de división y partición, en el cual se negó su tercería adquirió ejecutoria mediante auto supremo, puesto que es esta resolución la cual negó su reclamación, y no así desde el último pago que hubo efectuado.


Partiendo de lo expuesto en la doctrina aplicable, el cómputo de la prescripción inicia desde que el derecho puede hacerse valer o como la doctrina orienta desde el día en que el acreedor puede reclamar a su deudor, siendo este el punto de inicio para el cómputo, es menester analizar la pretensión para establecer desde cuando la misma podía ser reclamada o el derecho podía hacerse valer.


En el sub lite, la pretensión es la repetición de pago del monto de $us. 38.000 que hubo realizado la demandante y su esposo Víctor Arispe Ayala (+) a favor de los demandados para pagar lo que adeudaban al banco, y como consecuencia de ello se hubiese reconocido a favor de los ahora demandantes  el derecho de propiedad sobre la industria Panificadora “DELIPAN LTDA.”.


Del contexto de la demanda se evidencia que esta busca como único fin la repetición del pago de  $us. 38.000, entonces al resultar esta la finalidad, es decir, la devolución del monto pagado vía repetición, el cómputo del mismo se lo realiza desde que se realizó el último pago, puesto que es a partir de ese momento que pudo solicitarse la devolución o repetición del monto, no resultando alejada de la realidad o errado el entendimiento de los de instancia, ahora es menester aclarar que no se está discutiendo acerca de las obligaciones emergentes de la escritura pública adjunta,  es decir si fueron o no cumplidas, como erradamente pretende el recurrente al pretender el análisis en base al perjuicio ocasionado al desconocer en el proceso de división y partición su derecho contenido en la escritura pública (analizado en la terceria), puesto que si fuese así, otro resulta el tema a ser analizado, por lo que, no se evidencia errónea aplicación de la ley por parte de los de instancia.


Asimismo acusa errónea aplicación de la ley, en cuanto al art. 334 del Código de Procedimiento Civil.

Del análisis de la norma acusada, se evidencia que determina el tema de la admisión de la demanda, extremo que en el caso en cuestión ha sucedido, puesto que por resolución de fs. 65, la demanda ha sido admitida, empero, como consecuencia de la excepción previa de prescripción planteada, la causa ha concluido lo cual no implica una vulneración del art. 334 del Código de Procedimiento Civil sino una forma de conclusión de la causa debido a una excepción previa de prescripción que analiza lo sustancial de lo debatido, por lo que, no resulta evidente lo acusado.


Por todo lo expuesto, corresponde a este Tribunal Supremo fallar en la forma prevista por el artículo 220.II del Código Procesal Civil.


POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, ejerciendo la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial de fecha 24 de junio de 2010 y en aplicación del art. 220.II  del Código Procesal Civil declara INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por Edelfrida Cardozo García Vda. de Arispe, contra el Auto de Vista Nº 84/2015 de 02 de abril de 2015, pronunciado por la Sala Civil, Familiar y Comercial Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro. Con costas y costos.


Se regula honorario profesional en la suma de Bs. 1.000.-


Regístrese, comuníquese y devuélvase.


Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.