TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                                                                               S A L A  C I V I L


Auto Supremo: 156/2016                                                                 Sucre: 01 de marzo 2016                                                                 Expediente: PT-17-15-S                                                                         Partes: Fermín Santy Vargas y Juana Lozano Aramayo de Santy. c/ Enrique                  Vargas Sivila y Julio Vargas Sivila.                                                             Proceso: Usucapión extraordinaria.                                                         Distrito: Potosí.

VISTOS: El recurso de casación de fondo interpuesto por Fermín Santy Vargas, de fs. 146 a 150, impugnando el Auto de Vista Nº 060/2015 de fecha 27 de marzo de 2015, pronunciado por la Sala Civil y Comercial del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, dentro del proceso de Usucapión, seguido por el recurrente contra Enrique Vargas Sivila y Julio Vargas Sivila, la concesión de fs. 152 vta., los antecedentes del proceso y:

I.- ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Que, el Juez de la localidad de Tupiza, mediante Sentencia Nº 105/2014 de fecha  30 de diciembre de 2014 cursante de fs. 121 a 123, declaró: IMPROBADA la demanda de Usucapión Extraordinaria, planteada por la parte interesada.

Contra dicha resolución, la parte demandada interpuso recurso de apelación, motivo por el cual se emitió el Auto de Vista Nº 060/2015. Esta Resolución realizando el análisis de los requisitos para la procedencia de la Usucapión Extraordinaria, dispuso que la parte interesada no demostró que el lote de terreno objeto del presente proceso, esté siendo poseído por su persona, toda vez que, no se evidencia ningún ingreso a dicho terreno desde su propiedad, más al contrario se evidencia que existe un ingreso de parte de la Unidad Educativa Andrés de Santa Cruz que incluso dejó escombros de su construcción y el ingreso con puerta es de parte del vecino de lado Sud, no existe los servicios básicos de agua potable y no cumple con el requisito establecido por el art. 138 del CC, como lo estableció el Juez A quo en Sentencia, motivo por el cual CONFIRMA en su totalidad la Sentencia dictada en obrados.  

Resolución que fue notificada a las partes y recurrida en casación por la parte actora mediante recurso de casación en el fondo que se analiza.

II.- DEL CONTENIDO DEL RECURSO DE CASACIÓN:

La parte recurrente empieza realizando un resumen de todo lo acontecido en el proceso de usucapión, exponiendo en los hechos que motivan la impugnación lo referente a la valoración de la inspección de visu, que a criterio del recurrente no se hubiera considerado la posesión que ejerce sobre el terreno objeto de usucapión, concluyendo que el Auto de Vista en base a los hechos denunciados en su recurso de apelación, no revalorizó las pruebas cursantes en obrados las cuales demostraría su posesión por más de 10 años.

Por dicho motivo indica que se ha cometido error de hecho y de derecho e infraccionado lo determinado en el art. 1285, 1286, 1287, 1289, 1296, 1330, 1538, 1540 y 1321 del Código Civil en relación con los arts. 375-I-II, 376, 397-I-II, 400, 404-II, 427-1), 444 y 476 del Código de Procedimiento Civil y art. 116-II de la Constitución Política del Estado. Peticionando que se case el fallo de vista y se conceda la usucapión decenal o extraordinaria.

III.- DOCTRINA APLICABLE AL CASO:


De acuerdo a la jurisprudencia contenida en el Auto Supremo Nº 400/2015 de 9 de junio, que instruye sobre la doctrina referente a la posesión donde se establece: “…La posesión es el elemento que juega un papel preponderante en la usucapión, que sumado al tiempo, determinado por la ley, configuran la vértebra de la prescripción adquisitiva, elementos que deben ser allanados a los supuestos facticos por el que pretenda adquirir la propiedad…”, jurisprudencia que en relación a lo establecido en el Auto Supremo Nº 111/2013 de fecha 11 de marzo,  que establece: “…el art. 1283 Código Civil con relación al art. 375 de su Procedimiento, incumbe a las partes correr con la carga procesal de demostrar sus pretensiones; al actor en cuanto al hecho constitutivo de su derecho y al demandado en cuanto a la existencia del hecho impeditivo, modificatorio o extintivo del derecho del actor…”, ésta última que tiene estrecha concordancia con lo indicado en la Resolución de la Corte Suprema de Justicia Nº 279 de fecha 24 de agosto de 2010,  que también indica: “…por determinación del artículo 1283 del Código Sustantivo de la materia, quien pretende en juicio un derecho, debe probar el hecho o hechos que fundamentan su pretensión. Igualmente quien pretende que ese derecho sea modificado, extinguido o no es válido, debe probar los fundamentos de su excepción. En otros términos, la carga de la prueba recae sobre quien demanda una determinada pretensión, quedando obligado a probar los hechos en los cuales basa su demanda…”. 

IV.- FUNDAMENTACIÓN:

En base a lo indicado, se tiene en el caso de autos que, la parte recurrente no demostró su posesión continua, pacifica, pública e ininterrumpida en la fracción de terreno objeto de usucapión, el operador judicial de primera instancia, estableció de manera clara y especifica la no procedencia de la usucapión extraordinaria en base a que el actor “no demostró que el lote de terreno objeto del presente proceso, esté siendo poseído por su persona, toda vez que, no se evidencia ningún ingreso a dicho terreno desde su propiedad, más al contrario se evidencia que existe un ingreso de parte de la Unidad Educativa Andrés de Santa Cruz que incluso dejó escombros de su construcción y el ingreso con puerta es de parte del vecino de lado Sud, no existe los servicios básicos de agua potable y no cumple con el requisito establecido por el art. 138 del CC.”, situación que debió ser desvirtuada en todo el proceso; no obstante a ello, la parte recurrente en el presente recurso de casación de fondo a más de efectuar un resumen a manera de conclusiones, solamente señala que el Juez olvidó lo señalado en la inspección de visu, donde se dispuso lo siguiente: “En juicio de usucapión lo que se tiene que demostrar es la posesión y en este terreno se puede que existan dos ingresos que es la de la escuela y de una de las vecinas, hay una pared que ha construido por cinco veces don Fermín..” (sic), concluyendo con dicha argumentación que, correlacionando con la prueba de cargo, estaría demostrado la demanda de usucapión. 

Al respecto, de la revisión de la única prueba descrita o acusada por la parte recurrente referente a la inspección de visu cursante de fs. 96  y vta., y de fs. 104 a 105 se entiende que, el operador judicial de primera instancia de manera personal, cumpliendo lo dispuesto por el principio de inmediación, estableció y comprobó que a dicha propiedad objeto de usucapión, la parte recurrente no tenía acceso, toda vez que se encontraba debidamente delimitado y amurallado, donde solamente por dos lugares existía acceso a dicha propiedad, ingresos que no correspondían a la propiedad de la parte recurrente, sino, a sus vecinos, dejándose en claro que el recurrente ingresaba a dicho terreno por la pared, situación que hace evidente su falta de posesión, motivo esencial para la inviabilidad de su pretensión.

Finalmente, la parte recurrente tenía el deber de probar el hecho o hechos que fundamentaban su pretensión, debió demostrar su posesión alegada por más de 10 años, los trabajos que realizó en el predio y demás aspectos que hagan presumir que dicho terreno, se encontraba en posesión del recurrente, al no haberse cumplido con lo dispuesto en el art. 1283 Código Civil con relación al art. 375 de su Procedimiento Civil (actualmente art. 136 del Código Procesal Civil), la denuncia traída a casación resulta infundado.        

Por dichos motivos, corresponde aplicar lo dispuesto en el art. 220.II de la Ley Nº 439.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el Art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación del Art. 220.II del Código Procesal Civil (Ley Nº 439), declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo interpuesto por Fermín Santy Vargas, de fs. 146 a 150, impugnando el Auto de Vista Nº 060/2015 de fecha 27 de marzo de 2015, pronunciado por la Sala Civil y Comercial del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí. Sin costas ni costos.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.