TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                              S A L A  C I V I L



Auto Supremo: 1077/2016 - RI

Sucre: 06 de septiembre 2016

Expediente: LP-146-16-S

Partes: Cristóbal Tapia Ovando y Juana Rosa Ramallo Soria c/ Registrador de

             Derechos Reales

Proceso: Cancelación de partida en Derechos Reales

Distrito: La Paz


VISTOS: El recurso de casación de fs. 97 a 102 y vta., interpuesto por Cristóbal Tapia Ovando y Juana Rosa Ramallo Soria contra el Auto de Vista Nº S-206/2016 de 20 de junio, cursante de fs. 89 a 91, pronunciado por el Sala Civil Comercial Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, en el proceso de Cancelación de partida en Derechos Reales seguido por Cristóbal Tapia Ovando y Juana Rosa Ramallo Soria contra Registrador de Derechos Reales, la concesión de fs. 111 vta., los antecedentes del proceso, y;

I.- ANTECEDENTES DEL PROCESO:


De la revisión de los antecedentes venidos en casación se establece lo siguiente:


Que tramitada la causa de referencia, mereció la Sentencia Nº 35/2015 de fecha 18 de febrero de 2015 cursante de fs. 57 a 58, que declaró Probada la demanda, disponiendo que en ejecución de sentencia por ante las oficinas de Derechos Reales se proceda a la cancelación de la partida registrada bajo el Folio Real con Matrícula 2.01.0.99.0117908 debiendo quedar los demás datos firmes y subsistentes; resolución de primera instancia que al ser apelada por Mery Laguna de Salinas, fue resuelto por Auto de Vista Nº S-206/2016 de 20 de junio, cursante de fs. 89 a 91 que Anula obrados hasta fs. 26 inclusive, disponiendo que el Juez inferior en grado regularice procedimiento conforme a las observaciones realizadas; fallo de segunda instancia que fue recurrida de casación por la parte demandante, que es objeto de análisis de la presente Resolución en relación a los requisitos de admisibilidad.


II.- REQUISITOS DE ADMISIBILIDAD DEL RECURSO DE CASACIÓN:

En el marco del art. 180.II de la Constitución Política del Estado que garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, y ante la vigencia plena de la Ley Nº 439 (Código Procesal Civil), se pasa a considerar los requisitos de admisibilidad previstos en los arts. 277 y 274 del Código Procesal Civil, conforme a los siguientes puntos:


II.1.- Respecto a la recurribilidad de la resolución impugnada:


II.1.1. De inicio corresponde señalar que los medios de impugnación previstos en el Código Procesal Civil responden a un sistema recursivo cuya regulación es de orden público, no pudiendo las partes litigantes ni los juzgadores alterar lo normado por ley.


Si bien, el parágrafo II del art. 180 de la Constitución Política del Estado garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, empero, el ejercicio de ese derecho no debe concebirse como una potestad absoluta o ilimitada que atribuya al litigante la posibilidad de impugnar cuanta Resolución considere ser gravosa a sus intereses o hacerlo a través de cualquier medio de impugnación o en cualquier tiempo y forma, por el contrario ese derecho reconocido a nivel constitucional debe ser ejercido conforme a los requisitos condiciones y previsiones previamente normadas por la ley procesal.


En ese sentido, el art. 250.I del Código Procesal Civil, regula como regla general lo siguiente: “I. Las resoluciones judiciales son impugnables, salvo disposición expresa en contrario”.


El art. 260 del mismo compilado adjetivo civil, dispone: “I. La apelación tendrá efecto suspensivo sólo en proceso ordinario cuando se trate de sentencias o autos que pongan fin al litigio, o hagan imposible su continuación.

II. En los demás casos, la apelación no tendrá efecto suspensivo y deberá ser concedido devolutivamente”.

Por su parte el art. 270 del Código Procesal Civil, en cuanto al recurso de casación propiamente dicho, preceptúa lo siguiente: “I. El recurso de casación procede para impugnar autos de vista dictados en procesos ordinarios y en los casos expresamente señalados por Ley.

II. No procede el recurso de casación en los procesos ordinarios derivados de las resoluciones pronunciadas en los procesos extraordinarios”.

 

II.1.2. Ahora bien, de la revisión de obrados, se conoce que el Auto de Vista Nº S-206/2016 de 20 de junio, cursante de fs. 89 a 91, deviene como consecuencia de un recurso de apelación interpuesto contra la Sentencia que declaró probada la pretensión principal de cancelación de partida en Derechos Reales.


Al respecto, corresponde citar que la Disposición Transitoria Sexta de la Ley Nº 439 (Código Procesal Civil), en vigencia plena a partir del 6 de febrero de 2016, dispone que: “(Procesos en Segunda Instancia y Casación) “Al momento de la vigencia plena del Código Procesal Civil, en los procesos en trámite en segunda instancia y casación, se aplicará lo dispuesto en el presente Código”.


En ese antecedente, si bien de obrados se conoce que la presente causa se ha iniciado dentro la vigencia del Código de Procedimiento Civil, empero el Auto de Vista fue dictado en fecha 20 de junio de 2016, es decir, dentro la vigencia plena del Código Procesal Civil, de consiguiente en la especie se hacen aplicables las disposiciones normativas contenidas la Ley Nº 439. Este nuevo compilado adjetivo civil en el art. 450 num. 10 con relación a los arts. 451 y 486 del Código Procesal Civil, desarrolla el proceso que tiene por objeto la cancelación de partida en el Registro de Derechos Reales, que conforme a las disposiciones normativas referidas se encuentra catalogado como proceso voluntario.


Respecto a lo anterior, debemos señalar que el parágrafo III del art. 451 en concordancia con el art. 260.II y 270.I Código Procesal Civil, preceptúa que contra la Resolución pronunciada dentro del referido proceso de Cancelación de partida en Derechos Reales, solo procede el recurso de apelación en el efecto devolutivo, de consiguiente, esto significa que la Resolución de Vista dictado en el presente caso de autos, no puede ser impugnado mediante el recurso de casación.


En consecuencia, se concluye que el Tribunal de Alzada al haber concedido el recurso de casación incurrió en error, cuando por el contrario correspondía denegar la concesión del recurso en base al num. 2 parágrafo II del art. 274 del Código Procesal Civil, toda vez que la Resolución impugnada es una Resolución que no puede ser recurrida de casación, de consiguiente este Tribunal se encuentra compelido en aplicar el art. 220.I num. 3) del Código Procesal Civil y declarar la improcedencia del recurso.


II.1.3. En mérito a lo examinado se hace innecesario considerar los demás requisitos de admisibilidad previstos por el art. 274 de la Ley Nº 439.


Por lo expuesto, corresponde a este Tribunal emitir Resolución en la forma prevista por los arts. 274.II num. 2) y 220.I num. 3) del Código Procesal Civil.


POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en el art. 42.I num. 1) de la Ley Nº 025 del Órgano Judicial y el art. 277-I en relación a los arts. 274.II num. 2) y 220.I num. 3) del Código Procesal Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 97 a 102 y vta., interpuesto por Cristóbal Tapia Ovando y Juana Rosa Ramallo Soria contra el Auto de Vista Nº S-206/2016 de 20 de junio, cursante de fs. 89 a 91, pronunciado por el Sala Civil Comercial Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz. Con costas, y costos.


Se regula honorarios profesionales del abogado en la suma de Bs. 1.000.-

Regístrese, notifíquese y devuélvase.