TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                                            S A L A   C I V I L


Auto Supremo: 107/2016

Sucre: 04 de febrero 2016

Expediente: B-10-15-S

Partes: Litzy Villavicencio Ortiz c/ Ylmar Clider Ibarra Maldonado

Proceso: Divorcio

Distrito: Beni

                                                                                               


VISTOS: El recurso de casación cursante de fs. 142 a 143, interpuesto por Ylmar Clider Ibarra Maldonado contra el Auto de Vista Nº 38/2015 de 23 de febrero, cursante de fs. 139 a 140 y vta., pronunciado por la Sala Civil del Tribunal Departamental de Justicia del Beni, dentro el proceso de Divorcio seguido por Litzy Villavicencio Ortiz contra Ylmar Clider Ibarra Maldonado, la respuesta de fs. 147 a 149, la concesión de fs. 150, los antecedentes procesales; y,


CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:


EL Juez Primero de Partido de Familia de Trinidad Beni, mediante Sentencia N° 98/2014 de 3 de octubre, cursante a fs. 79 a 83, declaró: PROBADA en parte la demanda de divorcio de fs. 2 a 3 y vta., así también probada en parte la demanda reconvencional  de fs. 17 a 19; en consecuencia disuelto el vínculo conyugal  que une a los esposos Litzy Villavicencio Ortiz y Ylmar Clider Ibarra Maldonado, por las injurias graves expuestas en la parte considerativa de esta Sentencia.


Disponiendo que en ejecución de Sentencia se proceda a cancelar la partida matrimonial conforme manada el art. 398 del C.F.


Se proceda a la división y partición del capital anticrético de $us.- 35.000.- el dinero consignado para el funcionamiento de la empresa unipersonal “Auto Repuesto Litzy” de Bs. 25.000.- el pasivo otorgado en calidad de préstamos a terceras personas de Bs. 8.000.- y de $us.- 3.000; los vehículos: Automóvil MIRAGE color Azul, vagoneta marca TOYOTA color plateada y la camioneta marca NISSAN y dos motocicletas y los bienes muebles  cuyo inventario cursa a fs. 41.

Deducida la apelación por la demandante y remitida la misma ante la instancia competente, la Sala Civil del Tribunal Departamental dl Beni, mediante Auto de Vista Nº 38/2015, confirmo parcialmente la Sentencia Apelada determinando la ganancialidad de $us.- 26.76 y Bs.- 38.92 existentes en el Banco Unión.


En conocimiento de la determinación de segunda instancia, el demandado  interpuso recurso de casación, mismo que se pasa a analizar.


CONSIDERANDO II:

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:


Que la demándate se habría contradicho al señalar que serían propietarios de los vehículos, hecho que habría sido mal interpretado por los jueces de instancia pese que se les habría reiterado que si bien es cierto la existencia de las minutas de transferencia, el Tribunal entraría en error de hecho y de derecho al pronunciarse solamente en relación a las minutas y no en relación a quienes son los propietarios  de dichos vehículos olvidando que el único documento que acredita el derecho propietario es el RUA.


Que el Juez de primera instancia habría declarado como bien ganancial el anticrético que existía a favor de su persona, violando flagrantemente su derecho toda vez que como se observaría en el folio real que adjunta al presente recurso  el registro en el asiento  N° 4 estaría cancelado antes del inicio de la demanda de divorcio, olvidando el Juez A quo que dicho anticrético ya estaba cancelado.


Por lo expuesto solicita que luego de un análisis prolijo case el Auto de Vista recurrido y dicte uno nuevo en su lugar interpretando y aplicando correctamente las pruebas no valoradas.

CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

El Código de las Familias y del Proceso Familiar establecido por la Ley Nº 603 de 19 de noviembre de 2014, en su Disposición Transitoria Segunda, establece: “I. Entrarán en vigencia al momento de la publicación del presente Código, las siguientes normas que alcanzan inclusive a los procesos judiciales en trámite en primera y segunda instancia, y en ejecución de fallos: b) Régimen del divorcio y desvinculación conyugal, y disposiciones conexas del presente Código”, y en el caso de la citada ley la publicación por la Gaceta Oficial del Estado Plurinacional de Bolivia, data de fecha 24 de noviembre de 2014.

En este entendido, se tiene que conforme al nuevo Código de las Familias y del Proceso Familiar (Ley 603), el divorcio se encuentra catalogado como un proceso extraordinario conforme lo determina en su art. 434. Por otra parte, el art. 444 del precitado Código, señala: “Presentada la apelación, previo traslado a la parte contraria, la autoridad judicial remitirá al superior los actuados correspondientes. Contra el Auto de Vista, no procede el recurso de casación”. Precepto normativo que claramente establece que los fallos emitidos en proceso de divorcio no puedan ser impugnados con recurso de casación

En este antecedente, de la revisión de los datos que informan al proceso se tiene que el Auto de Vista recurrido fue pronunciado el 23 de febrero de 2015 (fs. 139 a 140), fecha  que resulta posterior a la vigencia de la Ley Nº 603 del Código de las Familias y del Proceso Familiar (publicación - 24 de noviembre de 2014), lo que quiere decir que el Auto de Vista ha sido emitido en vigencia de la Ley Nº 603, siendo así dicha Resolución nació como un acto jurídico procesal que no puede ser impugnado mediante recurso de casación conforme a las reglas del art. 444 del Código en estudio, desarrollado supra.

Es en virtud a la referida Disposición Transitoria Segunda de la Ley Nº 603 de 19 de noviembre de 2014, que se dispone la vigencia anticipada de ciertas normas del mencionado compilado de Familias, entre ellas el relativo al régimen de divorcio y desvinculación conyugal, que inclusive alcanza a los procesos judiciales en trámite en primera y segunda instancia, es decir, respecto de los procesos que se encuentren en trámite al momento de su vigencia, así como en ejecución de fallos, normas que sin duda incide en el sistema recursivo o de impugnaciones.

Siendo evidente que el Tribunal Ad quem, al haber éste concedido el recurso de casación mediante el Auto de fs. 150, no tuvo en cuenta lo dispuesto por la Disposición Transitoria Segunda del citado Código de las Familias y del Proceso Familiar, menos observó lo dispuesto en el art. 434 y parte in fine del art. 444 del señalado Código de las Familias y del Proceso Familiar, siendo que en aplicación de dichas disposiciones debía denegar la concesión del recurso en base al parágrafo II del art. 399 de la Ley Nº 603, que señala: II. El tribunal negará directamente la concesión del recurso cuando: a) Hubiere sido interpuesto después de vencido el plazo. b) La resolución impugnada no admita recurso de casación…”, sin embargo de ello, este Tribunal se encuentra constreñido en aplicar el art. 401 parágrafo I inc. a) del  Código de las Familias y del Proceso Familiar, debiendo declarar la improcedencia del recurso, tratándose que la pretensión principal debatida resulta ser una Resolución no recurrible.

Por los fundamentos precedentemente vertidos, corresponde emitir fallo conforme a lo previsto en el art. 401 parágrafo I inc. a) del Código de las Familias y del Proceso Familiar.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 401.I inc. a) del Código de las Familias y del Proceso Familiar, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación cursante de fs. 142 a 143, interpuesto por Ylmar Clider Ibarra Maldonado contra el Auto de Vista Nº 38/2015 de 23 de febrero, cursante de fs. 139 a 140 y vta. Con costas.

Se regula honorario profesional en la suma de Bs. 1000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán