TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                             S A L A   C I V I L


Auto Supremo: 59/2016

Sucre: 01 de febrero 2016

Expediente: SC-60-15-S

Partes: Blanca Smith Vargas c/ Mario Flavio Abastoflor Torrico

Proceso: Divorcio

Distrito: Santa Cruz

                                                                                               

VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo, cursante de fs. 219 a 224, interpuesto por Mario Flavio Abastoflor Torrico contra el Auto de Vista de fecha 04 de marzo de 2015, cursante a fs. 216 y vta., pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro el proceso de Divorcio seguido por Blanca Smith Vargas contra Mario Flavio Abastoflor Torrico, la respuesta al recurso de fs. 227 a 230 y vta., el Auto de concesión de fs. 231, los antecedentes procesales; y,


CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DEL PROCESO:


La Juez Séptimo de Partido de Familia de la Capital Santa Cruz, mediante Sentencia de 10 de noviembre de 2013 de fs. 134 a 135 y vta., declaró: PROBADA la demanda y en consecuencia disuelto el vínculo matrimonial que unía a Blanca Smith Vargas y Mario Flavio Abastoflor Torrico, se otorga la guarda del hijo menor Andrés Abastoflor Smith a favor de la madre y se fija una asistencia familiar en la suma de Bs. 2.000 que deberá entregar el padre a favor de su hijo menor de conformidad al art. 22 del Código de Familia, señalando además que probada con documentación fehaciente la existencia de bienes activos y pasivos de la comunidad ganancial se procederá a su división y partición en ejecución de Sentencia.


Contra esa Resolución de primera instancia el demandando interpuso recurso de apelación, en cuyo mérito la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, por Auto de Vista de fecha 04 de marzo de 2015, cursante a fs. 216 y vta., REVOCO parcialmente la Sentencia apelada con relación a la guarda y tenencia del menor Andrés Abastoflor Smith y la asistencia familiar, consiguientemente y como emergencia de la revocatoria, se dispuso que la guarda de dicho menor continúe bajo la responsabilidad de su progenitor, quedando sin efecto legal la asistencia familiar fijada en primera instancia. Contra esa Resolución de segunda instancia, el demandado interpuso recurso de casación en la forma y en el fondo, mismo que se pasa a analizar.


CONSIDERANDO II

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:


Del contenido del recurso se extrae lo siguiente:

Acusa que el Tribunal de Alzada habría transgredido el art. 236 del Código de Procedimiento Civil, al haber omitido pronunciarse respecto de la falta de citación con la demanda y que hubiera derivado en la inobservancia del art. 128 del mismo cuerpo legal, manifestando no haber sido legalmente citado con la demanda, además de  cuestionar la diligencia de fs. 42 por su poca claridad en cuanto a la fecha de citación, solicitando la nulidad de obrados hasta el vicio más antiguo fs. 42 inclusive.


Acusa falta de congruencia, motivación y fundamentación en el Auto de Vista, por consiguiente transgresión del art. 236 del Código de Procedimiento Civil, en el entendido de que no existiría fundamento alguno, legal y congruente con relación a su petición de revocatoria de la Sentencia apelada, cuya pretensión seria la anulación del matrimonio celebrado con la demandante debido a que está a tiempo de contraer matrimonio con el demandado se encontraba casada con otra persona y sin estar disuelto ese matrimonio; habría contraído uno nuevo con mala fe, acto que constituiría bigamia, aspecto que fue denunciado en su recurso de apelación y no resuelto por el Tribunal de Alzada, bajo el fundamento de que esta pretensión debió ser interpuesta en una demanda reconvencional y no en un recurso de apelación.


Acusa falta de valoración integral de las pruebas, alegando haber presentado prueba documental que acreditaría el matrimonio anterior de la demandante con Jaime Nakakihara Navi, ocultando de esta forma su estado civil anterior para contraer un nuevo matrimonio, comportamiento sancionado por el art. 92 del Código de Familia, al efecto transcribe diferentes sentencias constitucionales referidas a falta de valoración de pruebas que constituiría un atentado al debido proceso, en sus componentes derecho a la defensa y el derecho a la motivación y congruencia.


Por lo expuesto solicita al Tribunal Supremo de Justicia que; en aplicación del art. 271-3) del Código de Procedimiento Civil, pronuncie Auto Supremo disponiendo la nulidad de obrado hasta fs. 42 inclusive y en su caso de conformidad con el art. 271-4) del Adjetivo Civil y en aplicación de los arts. 46, 80 y 92 del Código de Familia, pronuncie Auto Supremo casando parcialmente el Auto de Vista impugnado y deliberando en el fondo declare improbada la demanda de fs. 8, en aplicación del art. 92 del Código de Familia declare que el matrimonio no existió, asimismo la inexistencia de comunidad de gananciales y se fije una asistencia familiar en favor del menor Andrés Abstoflor Smith en la suma de Bs. 2.000 con cargo a la demandante.


CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

El Código de las Familias y del Proceso Familiar establecido por la Ley Nº 603 de 19 de noviembre de 2014, en su Disposición Transitoria Segunda, establece: “I. Entrarán en vigencia al momento de la publicación del presente Código, las siguientes normas que alcanzan inclusive a los procesos judiciales en trámite en primera y segunda instancia, y en ejecución de fallos: b) Régimen del divorcio y desvinculación conyugal, y disposiciones conexas del presente Código”, y en el caso de la citada ley la publicación por la Gaceta Oficial del Estado Plurinacional de Bolivia, data de fecha 24 de noviembre de 2014.

En este entendido, se tiene que conforme al nuevo Código de las Familias y del Proceso Familiar (Ley 603), el divorcio se encuentra catalogado como un proceso extraordinario conforme lo determina en su art. 434. Por otra parte, el art. 444 del precitado Código, señala: “Presentada la apelación, previo traslado a la parte contraria, la autoridad judicial remitirá al superior los actuados correspondientes. Contra el Auto de Vista, no procede el recurso de casación”. Precepto normativo que claramente establece que los fallos emitidos en proceso de divorcio puedan ser impugnados con recurso de casación

En este antecedente, de la revisión de los datos que informan al proceso se tiene que el Auto de Vista recurrido fue pronunciado el 04 de marzo de 2015 (fs. 216 y vta.), fecha  que resulta posterior a la vigencia de la Ley Nº 603 del Código de las Familias y del Proceso Familiar (publicación - 24 de noviembre de 2014), lo que quiere decir que el Auto de Vista ha sido emitido en vigencia de la Ley Nº 603, siendo así dicha resolución nació como un acto jurídico procesal que no puede ser impugnado mediante recurso de casación conforme a las reglas del art. 444 del Código en estudio, desarrollado supra.

Es en virtud a la referida Disposición Transitoria Segunda de la Ley Nº 603 de 19 de noviembre de 2014, que se dispone la vigencia anticipada de ciertas normas del mencionado compilado de Familias, entre ellas el relativo al régimen de divorcio y desvinculación conyugal, que inclusive alcanza a los procesos judiciales en trámite en primera y segunda instancia; es decir, respecto de los procesos que se encuentren en trámite al momento de su vigencia, así como en ejecución de fallos, normas que sin duda incide en el sistema recursivo o de impugnaciones.

Siendo evidente que el Tribunal Ad quem, al haber éste concedido el recurso de casación mediante el Auto de fs. 231, no tuvo en cuenta lo dispuesto por la Disposición Transitoria Segunda del citado Código de las Familias y del Proceso Familiar, menos observó lo dispuesto en el art. 434 y parte in fine del art. 444 del señalado Código de las Familias y del Proceso Familiar, siendo que en aplicación de dichas disposiciones debía denegar la concesión del recurso en base al parágrafo II del art. 399 de la Ley Nº 603, que señala: II. El tribunal negará directamente la concesión del recurso cuando: a) Hubiere sido interpuesto después de vencido el plazo. b) La resolución impugnada no admita recurso de casación…”, sin embargo de ello, este Tribunal se encuentra constreñido en aplicar el art. 401.I inc. a) del  Código de las Familias y del Proceso Familiar, debiendo declarar la improcedencia del recurso, tratándose que la pretensión principal debatida resulta ser una Resolución no recurrible.

Por los fundamentos precedentemente vertidos, corresponde emitir fallo conforme a lo previsto en el art. 401.I inc. a) del Código de las Familias y del Proceso Familiar.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los arts. 401.I inc. a) del Código de las Familias y del Proceso Familiar, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en la forma y en el fondo cursante de fs. 219 a 224, interpuesto por Mario Flavio Abastoflor Torrico contra el Auto de Vista de fecha 04 de marzo de 2014, cursante a fs. 216 y vta. Con costas.

Se regula honorarios en la suma de Bs. 1000.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán