TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                                                                 S A L A   C I V I L

Auto Supremo: 27/2016                                                                       Sucre: 21 de enero 2016                                                

Expediente: O -20-15 -S                

Partes: María Luisa Camacho Godoy c/ Serafín Severino Flores Barreta

Proceso: Divorcio

Distrito: Oruro


VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 1345 a 1349 y vta., interpuesto por María Luisa Camacho Godoy, contra el Auto de Vista Nº 6/2015 de 16 de enero, de fs. 1339 a 1342 y vta., pronunciado por la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro en el proceso ordinario de divorcio, seguido por la recurrente contra Serafín Severino Flores Barreta, el Auto de concesión de fs.1354, los antecedentes del  proceso; y


CONSIDERANDO I:

ANTECEDENTES DE L PROCESO:


María Luisa Camacho Godoy, por memorial de fs. 21 a 23, modificado a fs. 26, adjuntando  la literal de fs. 2 a 19, interpone demanda de divorcio, ante el Juzgado de Partido Quinto de Familia de Oruro contra Serafín Severino Flores Barreta, argumentando que contrajo matrimonio civil con el ahora demandado en fecha 21 de abril de 2.001, habiendo procreado a su hijo menor Alexander Flores Camacho. Señala que a los pocos días de la celebración del matrimonio, su esposo demostró su carácter violento y torpe, haciéndola víctima de malos tratos de palabra y obra, sevicias e injurias, que hicieron imposible la vida en común, es así que en fecha 26 de septiembre del año 2010 a hrs. 9:00 aproximadamente, fue agredida física, psicológica, verbal y sexualmente por parte de su esposo, para posteriormente arrojarla a la calle, quedándose con todos los bienes muebles e inmuebles adquiridos dentro del matrimonio, por lo que al amparo del art. 130 num. 4) del Código de Familia demanda el divorcio.


Citado el demandado Serafín Severino Flores Barreta, a través de su representante María Del Carmen Bejarano Mercado, responde negando la demanda, reconviene por la causal 1) del art. 130 del Código de Familia.

La demandante a tiempo de contestar negando los términos de la acción reconvencional, opone a su vez, excepciones perentorias de falta de acción y derecho.

Sustanciado el proceso el Juez de Partido Quinto de Familia de la ciudad de Oruro, mediante Sentencia Nº 91/2014, de 19 de septiembre, cursante de fs. 1275 a 1282, declaró probada en parte la demanda principal de divorcio de fs. 21 a 23, modificada a fs. 26 y vta., por la causal cuarta del art. 130 del Código de Familia, por culpa de ambos cónyuges, e improbadas las excepciones perentorias de falta de acción y derecho interpuestas contra la demanda principal, así como la acción reconvencional de fs. 57 a 60, disponiendo la disolución del vínculo conyugal que une a los esposos Serafín Severino Flores Barreta y María Luisa Camacho Godoy, ordenando a la Dirección Departamental de Registro Civil proceda a la cancelación de la partida matrimonial Nº 9, Folio Nº 9, Libro Nº 1-2001, celebrado por la Oficialía del Registro Civil Nº 49909 en fecha 21 de abril de 2001; asimismo, fija asistencia familiar en favor del menor beneficiario Alexander Flores Camacho y de la demandante.


Contra esa Resolución de primera instancia, la parte demandada a fs. 1288 a 1289 y vta., interpuso recurso de apelación, en cuyo mérito la Sala Civil Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, por Auto de Vista Nº 6/2015 de 16 de enero, de fs. 1339 a 1342 y vta., revoca parcialmente la Sentencia apelada, dejando sin efecto la asistencia familiar fijada a favor de María Luisa Camacho Godoy por Auto de vista Nº 171/2012, sin costas.


En conocimiento de la determinación de segunda instancia, la demandante interpuso recurso de casación en la forma y en el fondo, con los fundamentos expuestos en el memorial de fs. 1345 a 1349 y vta.


CONSIDERANDO II:                                                                       

DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:


En el recurso de casación en la forma, la recurrente denuncia:


Que lejos de fundamentar su recurso conforme lo señala el art. 258 del Código de Procedimiento Civil sostiene que, corresponde al Tribunal Supremo anular obrados hasta fs. 1275 inclusive, hasta que el Juez de primera instancia, pronuncie nueva Sentencia, tomando en cuenta a cabalidad sobre la demanda reconvencional interpuesta en el otrosí 3ro del memorial de fs. 57 a 60 referente a la causal prevista  en el numeral 1º del art. 130 del  citado Cód. de Pdto. Civil, que fue uno de los puntos de hecho a probar fijado en el Auto de relación procesal de fs. 72.


En  cuanto al recurso de casación en el fondo:


Denuncia la violación e infracción del parágrafo II del art. 115 y primera parte del parágrafo I del art. 117 de la Constitución Política del Estado  e inc. 1) del art. 3 del Código de Procedimiento Civil.- al señalar que, el Auto de Vista no ha considerado, menos ha realizado una valoración sobre los fundamentos fácticos y legales de las pruebas de cargo, de esta manera también ha violado e infringido lo que expresamente dispone el art. 236 del Código de Procedimiento Civil, al no circunscribirse a los datos y antecedentes del proceso motivo de la apelación, como ser los malos tratos, servicias e injurias, haciendo intolerable la vida en común propinados por el demandado, cayendo además, en inseguridad jurídica, al no interpretar y dar valor legal a las pruebas de cargo como ser la confesión espontánea efectuada por  la apoderada del demandado en el otrosí 3 de su memorial de fs. 57 a 60 cuando de manera voluntaria reconoció la validez del certificado médico de 26 de septiembre de 2010, así como la documental de fs. 6, 7 y 8, que dan cuenta de las agresiones físicas recibidas por parte de su esposo  a los tres días de haber nacido su hijo, la de fs. 436 que evidencia la falsedad del certificado de fs. 38 cuyo contenido tiene que ver con la supuesta agresión que hubiese recibido su esposo; pruebas que demuestran haber sido víctima de malos tratos físicos y morales, sevicias e injurias haciendo intolerable la vida en común; que no fueron valorados por los jueces de instancia, continúa señalando que, el Juez de primera instancia al disponer “por culpa de ambos esposos” y el  Auto de Vista  al dejar sin efecto  la asistencia familiar fijada en favor de su persona, violan el debido proceso, por cuanto el demandado no reconvino por la causal 4º del art. 130 del Código de Familia, por lo que correspondía confirmar la Sentencia.


Por otra parte, haciendo mención al contenido de los arts. 1283 del Código Civil, 375 del Código de Procedimiento Civil que considera haber sido violadas señala  que, con toda la prueba presentada de su parte ha demostrado las sevicias, injurias y malos tratos de palabra y obra inferidas a su persona por parte de su esposo, mientras que este último no ha demostrado la causal invocada en su demanda reconvencional respecto al adulterio prevista en el numeral 1 del art. 130 del Código  de Familia.


Asimismo acusa la violación e infracción del art. 190 del Código de Procedimiento Civil, por cuanto al haber demostrado la causal del numeral 4º del art. 130 del Código de Familia. Correspondía al Tribunal Ad quem pronunciar Auto de Vista revocando parcialmente la Sentencia, modificando  lo dispuesto en el parágrafo I  mediante el cual se declara “por culpa de ambos esposos”, asimismo al revocar parcialmente la Sentencia, dejando sin efecto la fijación de la asistencia familiar, en base a la normativa prevista por el art. 143 del Código de Familia  hizo una valoración incorrecta de los verdaderos hechos, toda vez que el demandado no demostró  la causal del art. 1 del art. 130 del Código  de Familia, menos reconvino por la causal del numeral 4º del art. 130 del Código  de Familia.


Finalmente a tiempo de hacer mención lo contenido en el considerando I del Auto de Vista, denuncia la violación del art. 236 del Código de Procedimiento Civil, toda vez que, el Tribunal Ad quem de manera sorpresiva, con el fin de favorecer a la parte demandada sostuvo que,  la asistencia familiar fijada en su favor, mediante el Auto de Vista Nº 171/2012 de fs. 644 a 650  fue una medida provisional siendo que, en sentencia se declaró sin lugar e improbada la demanda reconvencional, al no haber sido demostrada la causal  reconvenida.


Concluye solicitando, que el Tribunal Supremo anule obrados hasta fs. 1275  o sea hasta el estado en que el Juez de primera instancia dicte nueva Sentencia considerando la demanda reconvencional, o en su caso se sirva casar el Auto de Vista en la parte que la declara culpable para el divorcio por la supuesta causal de malos tratos así como lo que dispone la cesación de la asistencia familiar fijada a su favor.


CONSIDERANDO III:

FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:


De la revisión de obrados, se tiene que el Auto de Vista de 16 de enero de 2015, cursante de fs. 1339 a 1342 y vta., deviene de un recurso de apelación de la Sentencia de fs. 1275 a 1282, que resuelve un proceso de divorcio.


Al respecto, corresponde considerar que, el Código de las Familias y del Proceso Familiar establecido por la Ley Nº 603, de 19 de noviembre de 2014, en su Disposición Transitoria Segunda, establece: “I. Entrarán en vigencia al momento de la publicación del presente Código, las siguientes normas que alcanzan inclusive a los procesos judiciales en trámite en primera y segunda instancia, y en ejecución de fallos: b) Régimen del divorcio y desvinculación conyugal, y disposiciones conexas del presente Código”, y en el caso de la citada ley la publicación por la Gaceta Oficial del Estado Plurinacional de Bolivia, data de fecha 24 de noviembre de 2014.


En este entendido, se tiene que conforme al nuevo Código de las Familias y del Proceso Familiar (Ley 603), el divorcio se encuentra catalogado como un proceso extraordinario conforme lo determina en su art. 434. Por otra parte, el art. 444 del precitado Código, señala: Presentada la apelación, previo traslado a la parte contraria, la autoridad judicial remitirá al superior los actuados correspondientes. Contra el Auto de Vista, no procede el recurso de casación”. Precepto normativo que claramente establece que los fallos emitidos en proceso de divorcio no puedan ser impugnados con recurso de casación.


En este antecedente, de la revisión de los datos que informan al proceso se tiene que el Auto de Vista recurrido fue pronunciado el 16 de enero de 2015 (fs. 1339), fecha que resulta posterior a la vigencia de la Ley Nº 603 del Código de las Familias y del Proceso Familiar (publicación - 24 de noviembre de 2014), lo que quiere decir que el Auto de Vista ha sido emitido en vigencia de la Ley Nº 603, siendo así dicha Resolución nació como un acto jurídico procesal que no puede ser impugnado mediante recurso de casación conforme a las reglas del art. 444 del Código en estudio, desarrollado supra.


Es en virtud a la referida Disposición Transitoria Segunda de la Ley Nº 603 de 19 de noviembre de 2014, que se dispone la vigencia anticipada de ciertas normas del mencionado compilado de Familias, entre ellas el relativo al régimen de divorcio y desvinculación conyugal, que inclusive alcanza a los procesos judiciales en trámite en primera y segunda instancia, es decir, respecto de los procesos que se encuentren en trámite al momento de su vigencia, así como en ejecución de fallos, normas que sin duda inciden en el sistema recursivo o de impugnaciones.


Siendo evidente que el Tribunal Ad quem, al haber éste concedido el recurso de casación mediante el Auto de fs. 1354, no tuvo en cuenta lo dispuesto por la Disposición Transitoria Segunda del citado Código de las Familias y del Proceso Familiar, menos observó lo dispuesto en el art. 434 y parte in fine del art. 444 de la citada norma, siendo que en aplicación de dichas disposiciones debía denegar la concesión del recurso en base al parágrafo II del art. 399 del citado cuerpo legal, que señala: “II. b) La resolución impugnada no admita recurso de casación…”, sin embargo de ello, este Tribunal se encuentra constreñido en aplicar el art. 401 parágrafo I inc. a) del  Código de las Familias y del Proceso Familiar, debiendo declarar la improcedencia del recurso, tratándose que la pretensión principal debatida resulta ser una Resolución no recurrible.


POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por los art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación del art. 401.I inc. a) del Código de las Familias y del Proceso Familiar, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en la forma y en el fondo cursante de fs. 1345  a 1349 y vta., interpuesto por María Luisa Camacho Godoy. Sin costas por no existir respuesta.


Regístrese, comuníquese y devuélvase.


Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán