TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

                                                               S A L A  C I V I L



Auto Supremo: 18/2016

Sucre: 15 de enero 2016

Expediente: PT-11-15-S

Partes: Gladys  Saavedra  Loredo  de Aguirre. c/ Felisa Llanos Chuquisea

Proceso: Mejor  derecho  propietario,  acción  negatoria  y  pago  de  daños  y

               perjuicios.

Distrito: Potosí.

VISTOS: El recurso de casación en el fondo y en la forma de fs. 155 a 158, interpuesto por Esteban Arando Quispe en representación  de Felisa Llanos Chuquisea Vda. de Calizaya, contra el auto de Vista Nº 34/2015 de fecha 6 de febrero de 2015, cursante de fs. 131 a 132 vta., pronunciado por la Sala Civil y Comercial del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, dentro del proceso ordinario de mejor derecho propietario, acción negatoria y pago de daños y perjuicios, seguido por Gladys Saavedra Loredo de Aguirre contra la recurrente; la concesión de fs. 165 vta.; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:                                                                 ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Tramitado el Proceso, el Juez de Partido Cuarto en lo Civil y Comercial de la Ciudad de Potosí, emitió la Sentencia de fecha 11 de noviembre de 2014, cursante de fs. 94 a 100 y vta., declarando probada en todas sus partes la demanda saliente a fs. 30-32 interpuesta por Gladys Saavedra Loredo de Aguirre, reconociéndole mejor derecho propietario con relación a la demandada Felisa Llanos Chuquisea, emergente de su título propietario inscrito en DD.RR. bajo la partida 596, folio 244 del Libro Uno de Propiedades Ciudad y Frias de fecha 16 de septiembre de 1988; asimismo declaró probada la demanda de acción negatoria, en consecuencia determinó la inexistencia de derechos de la demanda Felisa Llanos Chuquisea sobre el bien inmueble objeto de la demanda Lote 7, manzano 8, ubicado en la calle Juan de Dios Rivera esquina 29 de octubre urbanización la Guardia, zona alto Bracamonte de la Ciudad de Potosí, con una superficie de 128,34 mts2., colindante al norte con Guillermo Flores Atto, al este con la calle Juan de Dios Rivera, al oeste con la casa comunal Cancha Deportiva y al sur con la calle 29 de octubre. Asimismo, dispuso haber lugar a la anulación en el Gobierno Municipal del Archivo Catastral Nº 3-203-6.2 inscrito en la Oficina de la Dirección de Catastro y Desarrollo Urbano a nombre de Felisa Llanos Chuquisea Vda. de Calizaya; haber lugar al pago de daños y perjuicios a averiguarse en ejecución de sentencia. Con costas a la demandada perdidosa.

Contra la referida Sentencia, Felisa Llanos Chuquisea Vda. de Calizaya interpuso Recurso de Apelación cursante de fs. 114 a 116 y vta.

En merito a esos antecedentes, la Sala Civil y Comercial del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, emitió el Auto de Vista Nº 34/2015 de fecha 6 de febrero de 2015, cursante de fs. 131 a 132, confirmando en todas su partes la Sentencia recurrida, con costas.

Resolución que dio lugar al Recurso de Casación en el fondo y en la forma, interpuesto por Esteban Arando Quispe en representación de Felisa Llanos Chuquisea Vda. de Calizaya Isabel García Chura, mismo que se pasa a considerar y resolver.

CONSIDERANDO II:                                                                         HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

1. Acusa incorrecta aplicación del art. 1545 del Código Civil, toda vez que la parte actora habría interpuesto la presente acción en fecha posterior a la demanda de usucapión que interpuso su persona, con una contradictoria ubicación del lote y con diferentes dimensiones en su superficie, con diferentes números catastrales, tratando de esa manera de despojarla del lote de terreno que ocupa desde hace 17 años , inmueble que cuenta con un antecedente dominial que data de fecha 2 de abril de 1918.

2. Refiere que el art. citado en el párrafo anterior tiene correlación con los arts. 1546 y 1547 del Código Civil, los cuales los transcribe.

3. Señala que la resolución recurrida es arbitraria e incongruente, pues al margen de apartarse inequívocamente de la solución normativa y no comportar una derivación razonada del derecho vigente, adolece de omisiones, errores y desaciertos de gravedad extremo que la tornan de inhábil.

4. Refiere que el proceso se traduce en un desconocimiento de la solución normativa que corresponde a las particulares circunstancias comprobadas en el proceso y que aparecen irrazonables y frustrantes de la garantía de la debida defensa en juicio y la seguridad jurídica que se encuentra garantizado en la Constitución Política del Estado.

5. Respecto a la acción negatoria y pago de daños y perjuicios, haciendo referencia al art. 1455 del Código Civil, refiere que en el caso de autos no se cumple con el art. 597 del citado cuerpo legal, toda vez que su persona demandó proceso de usucapión decenal extraordinaria en el Juzgado de Partido Segundo en lo Civil hasta obtener una sentencia que se encuentra ejecutoriada razón por la cual se encuentra en posesión y usufructo del lote de terreno objeto de la litis. En ese entendido señala que debió aplicarse esta última norma, pues considera que si dos o más personas piden posesión de algunas cosas, con documentos que justifiquen su derecho, se le dará interinamente al que manifieste mejor título.

6. Haciendo referencia a jurisprudencia relacionada a la cosa juzgada, denuncia que tal extremo no fue tomado en cuenta en la emisión de la Sentencia así como del Auto de Vista.

7. Manifiesta que su persona desconocía en absoluto que Gladys Saavedra Loredo de Aguirre le había iniciado una demanda sobre el lote objeto del litigio, por lo que no pudo asumir defensa y tampoco producir prueba.

8. Arguye que en el presente proceso se debe proceder a la nulidad de obrados por haberse causado indefensión a su derecho a la defensa en el proceso.

9. Señala que debe ser tomada en cuenta la línea jurisprudencial de la Corte Suprema, que respecto a las nulidades hace mención al principio de “especialidad”.

10. Finalmente señala que este Tribunal Supremo en otros casos similares anuló obrados.

Por los fundamentos expuestos solicita se emita Auto Supremo casando y anulando el Auto de Vista y por consiguiente se declare improbada la demanda principal y se dicte Auto Supremo Anulando el Auto de Vista y se declare la nulidad de obrados hasta el vicio más antiguo.

CONSIDERANDO III:                                                                 FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

En virtud del análisis del memorial del Recurso de Casación, corresponde realizar las siguientes consideraciones:

El recurso de casación, conforme a la jurisprudencia sentada por este Tribunal Supremo de Justicia, es considerado como una demanda nueva de puro derecho, procedente en los casos expresamente señalados por ley, con la finalidad de invalidar una Sentencia o Auto definitivo, razón por la cual quien accione dicho recurso, debe ser la parte (demandante o demandado), o en su caso un tercero que se vea afectado con la resolución que es recurrida.

Ahora bien, en el caso de que quien se encuentre facultado para interponer el recurso de casación, decide hacerlo a través de un representante legal, este último debe estar munido del respectivo poder notariado, el cual debe ser adjuntado en original o fotocopia debidamente legalizada, pues dicha documental facultará al representante para interponer el recurso, puesto que en el caso de que  sea interpuesto por una persona que carece de legitimación ya sea activa o pasiva, ésta no llega a tener la calidad de parte en el proceso, fundamento este que se encuentra sustentado en el art. 58 del Código de Procedimiento Civil, que señala: “La persona que se presentare en el proceso en nombre o representación  de otra, deberá acompañar al primer escrito los documentos que demuestren su personería”.

Bajo ese razonamiento, en el caso de Autos se evidencia que si bien Esteban Arando Quispe interpone recurso de casación tanto en el fondo como en la forma cursante de fs. 155 a 158, aduciendo que lo hace en representación de Felisa Llanos Chuquisea Vda. de Calizaya, adjuntando para dicho fin el Poder Notariado Nº 291/2012, sin embargo, de la revisión de dicho Poder que cursa a fs. 134 y vta., documento indispensable que debe reunir los requisitos de forma y de contenido, siendo el mandato el que debe estar con arreglo a las leyes que rigen la materia, aspecto que debe ser tomado en cuenta de oficio por el Juez o Tribunal, sin necesidad de que la parte tenga que instar necesariamente; el cumplimiento de los requisitos tanto de forma como de contenido para la procedencia del recurso, se advierte que el mismo si bien fue otorgado por Felisa Llanos Chuquisea Vda. de Calizaya, quien tiene calidad de demandada en el presente proceso, empero el objeto del referido Poder es para la interposición de un proceso ordinario de usucapión contra los señores José Salguero y Fabiana Z. De Salguero; advirtiéndose de esta manera que tanto el objeto y los sujetos citados, son diferentes a los correspondientes en el presente proceso.

De esta manera se concluye que Esteban Arando Quispe, interpuso recurso de casación a nombre de la demandada, sin tener mandato idóneo que le faculte para apersonarse en el presente proceso y menos accionar un recurso extraordinario de casación como ocurre en el caso presente, por lo que este Tribunal Supremo de Justicia, en aplicación del art. 272 num. 3) que señala que el recurso de casación será declarado improcedente, cuando el recurrente no hubiera intervenido en las instancias o careciere de representación legal, como ocurre en el caso presente, se ve imposibilitado de considerar el mismo.

En consecuencia éste Tribunal Supremo de Justicia emite resolución en la forma

determinada por los arts. 271 num. 1) y 272 num. 3) del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial y en aplicación a lo previsto en los arts. 271 num. 1) y 272 num. 3) del Código de Procedimiento Civil declara: IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo y en la forma, cursante de fs. 155 a 158, interpuesto por Esteban Arando Quispe en representación de Felisa Llanos Chuquisea Vda. de Calizaya, contra el Auto de Vista Nº 34/2015 de fecha 6 de febrero de 2015, cursante de fs. 131 a 132 vta., pronunciado por la Sala Civil y Comercial del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí. Con costas.

Se regula honorarios del abogado en la suma de Bs. 1000.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.


Relatora: Mgda. Rita Susana Nava Durán.