TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                        S A L A  C I V I L


Auto Supremo: 08/2016                                                                     Sucre: 12 de enero 2016                                                                 Expediente:         SC-37-15-S                                                                    Partes: Edwin Gonzales Nogales. c/ Erwin Reyes Vargas.                          Proceso: Cumplimiento de Contrato verbal.                                                 Distrito: Santa Cruz.

VISTOS: El recurso de casación de fs. 82 a 83 vta., formulado por Edwin Gonzales Nogales, contra el Auto de Vista Nº 09 de 9 de enero de 2015, cursante a fs. 80 y vta., pronunciado por la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, en el proceso de cumplimiento de contrato verbal, seguido por Edwin Gonzales Nogales, contra Erwin Reyes Vargas; concesión de fs. 87, los antecedentes del proceso y:

CONSIDERANDO I:                                                         ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juez Treceavo de Partido en lo Civil y Comercial de Santa Cruz de la Sierra, dictó Sentencia de 31 de julio de 2012, cursante de fs. 57 a 59 vta., por el que se declara: IMPROBADA la demanda de cumplimiento de contrato verbal de venta de 280 bolsas de girasol confitero de 22 de abril de 2010, más el pago de daños y perjuicios, de fs. 5 y vuelta, planteada por Edwin Gonzales Nogales, en contra de Erwin Reyes Vargas. PROBADA: La demanda reconvencional de resolución de contrato verbal de venta de 280 bolsas de girasol confitero de 22 de abril de 2010, más pago de daños y perjuicios, de 10 a 12, planteada por Erwin Reyes Vargas, en contra de Edwin Gonzales Nogales. Consiguientemente se dispone lo siguiente: 1. Se declara resuelto el contrato verbal de venta de 280 bolsas de girasol confitero de 22 de abril de 2010 acordado entre partes. 2. Se conmina al demandante la devolución a favor del demandado de la suma de $us. 10.000, recibida a cuenta de venta del producto, más el interés legal del 6% anual, en concepto de daños y perjuicios, computable desde el 30 de abril de 2010, sea en el plazo de 10 días de la ejecutoria de la presente sentencia, bajo prevención de embargo y remate de sus bienes propios.                                                Resolución contra la que se interpuso recurso de apelación por Edwin Gonzales Nogales mediante memorial de fs. 64 a 6 6.

En mérito a esos antecedentes la Sala Civil Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, emitió el Auto de Vista cursante de fs. 80 y vta., por el que CONFIRMA en todas sus partes la Sentencia de primer grado de fecha 31 de julio de 2012 cursante de fs. 57 a 59.

Resolución que dio lugar al recurso de casación formulado por parte de Edwin Gonzales Nogales, que se analiza.

CONSIDERANDO II:                                                                         HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

De manera inicial señala que fue notificado con el Auto de Vista que confirma la Sentencia de primer grado en base a interpretación errónea de la prueba y aplicación indebida de la ley, en su primer punto signado como (I) y bajo el rótulo de “Contenido del Auto de Vista”, describe desde su perspectiva lo que contendría el fallo de segunda instancia, en ese sentido resalta que el mismo diría que en la sentencia existe coherencia y congruencia entre lo demandado y lo sentenciado, y otros aspectos, concluyendo que el Auto de Vista carece de fundamentación jurídica. Refiere a continuación que se hubiera transgredido y dejado de aplicar diversos artículos que cita fueran del Código Civil en relación a los arts. 204 y 208 del Código de Procedimiento Civil por lo que el Auto de Vista debiera ser anulado conforme a derecho.

También de manera descriptiva señala que el Auto de Vista habría omitido referirse a elementos y agravios expuestos en el recurso de apelación, que sería causal de anulación. Que sin embargo de ello hará referencia a los agravios que el auto de vista ha ocasionado en sus derechos. Seguido relata como punto 1, y hace alusión a que la sentencia se hubiera dictado fuera de término, posteriormente  luego detalla en el punto 2, el “Contenido de la sentencia” y que la misma realizaría una interpretación y valoración de las pruebas erróneas y al ratificar ello el Auto de Vista violaría la norma procesal y sustantiva, para aquello describe desde su perspectiva, cómo se hubieran suscitado los acontecimientos, reiterando que estas normas sustantivas fueron transgredidas por el Juez y Tribunal Departamental.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      Afirma que cumplió con su prestación y que el demandado no cumplió con la suya, que en ese sentido se habría violado los arts. 340 y 460 del Código Civil, y se presentaría una aplicación indebida de la ley. 

De manera reiterativa en el punto que signa como 3 refiere “Violación de normas procesales y sustantivas” y que se han violado e interpretado erróneamente los arts. 90, 568, 340, 460, 510, 519, 520, 568, 190, 375, 377, 1283, 1286, 1287, 1289, 1297, 1304, 1305, 1318 y 1319 del Código Civil en relación a los arts. 204 y 208 del Código de Procedimiento Civil, concluyendo por señalar que “no se ha valorado correctamente la prueba”, así como “no se ha mencionado  menos citado las pruebas producidas y señaladas en el presente documento”.

Para finalizar refiere en el punto 4 como “recurso de casación”, y que por las razones expuestas en aplicación de los arts. 250, 251, 253, 254 y 255 del Código de Procedimiento Civil interpone recurso de casación, considerando dice, que contiene interpretación errónea de la ley y se ha apreciado erróneamente la prueba y además no haber considerado que la sentencia se habría dictado fuera de término. A efecto de invalidar el Auto de Vista y Sentencia de primera instancia solicita admitir el recurso a fin de que se case el Auto de Vista y resuelva el fondo declarando probada la demanda en todas sus partes, aplicando las leyes conculcadas.

CONSIDERANDO III:                                                                 FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Si bien el art. 180-II de la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales, estaremos de acuerdo en señalar que la misma será aplicable cuando por lo menos en su formulación se cumpla con los requisitos exigidos para su consideración a fin de no vulnerar el derecho a la seguridad jurídica ni el principio de igualdad de las partes que intervienen en el proceso.

Con ese antecedente, cabe señalar que ya ingresando al análisis del memorial que fue formulado como recurso de casación, éste resulta confuso e incoherente, pues al mismo contiene aspectos que parecen ser reclamados en la forma, por ejemplo lo referido a la presunta no consideración de las pruebas, a fin de buscar la nulidad del Auto de Vista y se ingrese a su análisis, sin embargo este aspecto queda en mera referencia. Lo propio cuando entre otros tópicos pareciera reclamar aspectos de fondo, no concreta en señalar de qué forma se hubieran quebrantado las normas que de manera referencial señala de manera abundante, sin especificar la pertinencia de su análisis, en consideración a que en la conclusión de algunos de sus acápites reclamaba porque debiera anularse el Auto de Vista, para en la parte del petitorio solicitar se case el Auto de Vista para emitir fallo de fondo, sin disgregar ni adecuar las normas que harían viable su petitorio, utilizando más bien como sustento la aplicación al mismo tiempo tanto el art. 253 así como el art. 254 del Código de Procedimiento Civil, situación definitivamente incoherente. Con esas consideraciones, se evidencia que el recurrente no comprendió en lo mínimo lo que representa el recurso de casación en sus dos vías de interposición, es decir, la forma y el fondo; al respecto, este Tribunal Supremo señaló de manera clara  que existe marcada diferencia entre las mismas, y en vasta jurisprudencia de manera reiterada estableció que el recurso de casación puede ser interpuesto en el fondo, en la forma o en ambos al mismo tiempo, siendo de distinta naturaleza uno y otro medio de impugnación.

Diferenciando que cuando el recurso de casación se interpone en el fondo, se lo efectúa por errores en la resolución de fondo o en la resolución de la controversia, y los hechos denunciados deben circunscribirse a las causales de procedencia establecidas en el artículo 253 del adjetivo civil, siendo su finalidad la casación del Auto de Vista recurrido y la emisión de una nueva resolución que en base a una correcta interpretación o aplicación de la ley sustantiva o eliminando el error de hecho o de derecho en la valoración de la prueba, resuelva el fondo del litigio. En tanto que si se plantea el recurso de casación en la forma, se lo efectúa por errores de procedimiento, y la fundamentación de agravios debe adecuarse a las causales contenidas en el artículo 254 del mismo cuerpo legal, persiguiendo como finalidad la anulación de la resolución recurrida o del proceso mismo, estableciéndose que lo primero sucede cuando la resolución recurrida contiene infracciones formales y, lo segundo cuando en la sustanciación del proceso se hubieren violado las formas esenciales del mismo y que se encuentren sancionadas con nulidad por la ley. Debe tenerse presente asimismo que en ambos casos, es de inexcusable cumplimiento el mandato del artículo 258-2) del Código de Procedimiento Civil, es decir, citar en términos claros, concretos y precisos la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error; especificaciones que deben hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente.

De lo manifestado precedentemente se concluye que el recurso de casación en el fondo y el de forma son dos medios de impugnación distintos, que persiguen igualmente finalidades diferentes.

Este aspecto no fue comprendido por la parte recurrente, y de manera confusa y entremezclada como se expuso en la primera parte de esta resolución anota tanto aspectos de forma como de fondo empero al abordar cada uno de ellos, no concreta en definitiva de manera coherente las presuntas vulneraciones a su pretensión recursiva.

Bajo esas consideraciones corresponde emitir resolución en sujeción a lo previsto por el art. 271 num. 1) con relación al art. 272 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley de Órgano Judicial y en aplicación de lo previsto por los Arts. 271 inc. 1) y 272 del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación interpuesto por Edwin Gonzales Nogales, por memorial de fs. 82 a 83 vta., contra el Auto de Vista Nº 09/2015 de 9 de enero que cursa a fs. 80 y vta., Sin costas por no haber respuesta al recurso.

Regístrese, comuníquese y devuélvase.                                           

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.