TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA                                                                  S A L A   C I V I L

Auto Supremo: 783/2015 - L                                                                Sucre: 11 de Septiembre 2015                                                        Expediente:O811A                                                Partes:José Eduardo Moya Claros c/ Rosario Elena Moya Claros de Velásquez y

Celedonio HugoMoya Claros                                

Proceso:Nulidad de Escritura Pública.                

Distrito:Oruro


VISTOS:El recurso de casación en el fondo de fs. 635 a 637, interpuesto por José Eduardo Moya Claros impugnando el Auto de Vista Nº 011, de 14 de enero de 2011de fs. 629 a 632, pronunciado por la Sala Civil Primera de la Corte Superior de Justicia de Oruro, dentro del proceso ordinario deNulidad de Escritura Pública, seguido porJosé Eduardo Moya Claros contra Rosario Elena Moya Claros de Velásquez y Celedonio Hugo Moya Claros, la contestación de fs. 644 a 646 y vta., la concesión de fs. 647, los antecedentes del proceso, y;

CONSIDERANDO I:                                                        ANTECEDENTES DEL PROCESO:

El Juezde PartidoTercero en lo Civil de la ciudad deOruro, dictóel Auto Interlocutorio de 05 de noviembre de 2010 de fs. 597 a 600, declarando Probada la excepción previa de transacción opuesta por los demandados: Rosario Elena Moya Claros de Velásquez y Celedonio Hugo Moya Claros, por memorial de fs. 65-66. Con costas. 

Resolución de primera instancia que es apelado por el demandante por memorial de fs. 605 a 607 y vta., que mereció el Auto de Vista Nº 011, de 14 de enero de 2011de fs. 629 a 632, que confirma el Auto de fs. 597 a 600 de fecha 05 de noviembre de 2010.Resolución de alzada que es recurrida de casación en el fondo por la parte demandante, que obtiene el presente análisis.

CONSIDERANDO II:                                                                        DE LOS HECHOS QUE MOTIVAN LA IMPUGNACIÓN:

De forma resumida se pasa a detallar los fundamentos de agravio que expone la recurrente:

En el fondo:

Acusa que al plantear las excepciones previas y perentorias estas están subordinadas al art. 337 del adjetivo civil y no así al art. 140 parágrafo I del mismo compilado legal (como así erróneamente a interpretado este Tribunal sobre el artículo que se activa al presentar las excepciones de la materia, en franca violación del art. 337 del C.P.C., y por lo cual estas excepciones deben ser opuestas dentro los 5 días desde la citación con la demanda el cual transcurre de momento a momento por horas. Agrega que la excepción previa que se sujeta al art. 140 parágrafo I del C.P.C.,no podía resolverse sin analizar el poder Nº 182/2000 y revocado mediante orden judicial.

Concluye que elTribunal de alzada al dictar el Auto de Vista ha interpretado de forma errónea y dado una aplicación falsa al art. 140 parágrafo I del C.P.C., en franca violación y desconocimiento del art. 337 del C.P.C., y la doctrina jurisprudencial contenida en los Autos Supremos Nº 166/1995 de 14 de febrero, Nº 750/1994 de 27 de octubre, Nº 244/1995 de 17 de julio, en una violación flagrante del a) al debido proceso art. 115 parágrafo II de la C.P.E., b) al cumplimiento a las normas procesales art. 90 del C.P.C., y en extremo viola la seguridad jurídica.

En mérito a lo expuesto,solicitacasar el Auto de vista impugnado y deliberando en el fondo revoque el Auto Definitivo dictado, declarando extemporánea e inadmisible la excepción de transacción planteada por los demandados.

CONSIDERANDO III:                                                                FUNDAMENTOS DE LA RESOLUCIÓN:

Habiéndose interpuesto recurso de casación en el fondo donde se acusa error “in procedendo”, en atención al principio “pro actione”se pasa a absolver el mismode la siguiente manera:

1.Sobre su denuncia deque el Tribunal de alzada al dictar el Auto de Vista  interpreta de forma errónea y da una aplicación falsa al art. 140 parágrafo I del Código de Procedimiento Civil, en franca violación y desconocimiento del art. 337 del mismo adjetivo civil.

1.1.De manera introductoria corresponde realizar las siguientes consideraciones:

Manuel Osorio define alas excepciones como: "…la oposición del demandado frente a la demanda. Es la contrapartida de la acción. En sentido restringido constituye la oposición que, sin negar el fundamento de la demanda, trata de impedir la prosecución del juicio paralizándolo momentáneamente o extinguiéndolo definitivamente, según se trate de excepción dilatoria o perentoria".

Nuestro ordenamiento jurídico, desarrolla las excepciones previas y perentorias, al respecto el art. 336 del Código de Procedimiento Civil, detalla 11 excepciones previas que pueden ser planteadas, considerándose a las del inc. 2 al 6 como aquellas dilatorias; es decir que por su naturaleza adjetiva en éstas se consideran cuestiones de forma y previa subsanación de las mismas continúan la prosecución del proceso,por su parte el art. 342 de la misma norma adjetiva señala que como excepciones perentorias podrán ser planteadas todas las que pudiere invocarse contra las pretensiones del demandante, inclusive las señaladas en los numerales del 7 al 11 del art. 336 citado cuando no hubieren sido planteadas como previas y cuyo principal objetivo es el de evitar que el litigio continúe.

De lo citado, podemos concluir que las excepciones son medios de defensa que tiene el demandado, cuyo objetivo tiene dos motivos: 1) Evitar ingresar al fondo de la litis, es decir tienen relación con situaciones netamente formales que deben tener una solución previa, o sea buscan dilatar el proceso, y mientras no se resuelve las mismas no puede continuar el mismo, son dilatorias debido a que una vez resuelto el incidente, el proceso que es el camino principal debe continuar su curso normal. 2) De otro lado existen excepciones previas que no solo buscan dilatar el proceso, sino que buscan poner fin al mismo sin ingresar al fondo de la litis, las mismas que están contempladas en los numerales del 7 al 11 del citado art. 336 del Código de Procedimiento Civil.

1.2.Ahora bien, en relación al agravio acusado, de modo general el art. 140 del Código de Procedimiento Civil, señala: "I.- Los plazos procesales comenzarán a correr desde el día hábil siguiente a la citación o notificación con la Resolución judicial respectiva...", también respecto al trascurso de los plazos el mismo código en su art. 141 dispone: "Los plazos transcurrirán ininterrumpidamente y sólo se suspenderán durante las vacaciones judiciales…", este transcurso de los plazos procesales tiene estrecha relación con el vencimiento de los mismos, aspecto el cual, se encuentra regulado por el art. 142 del mismo cuerpo legal que señala: "Los plazos quedarán vencidos en el último momento hábil del día respectivo...", consecuentemente diremos que los plazos procesales son improrrogables y perentorios conforme a la regla contenida en el art. 139 del Código de Procedimiento Civil. 

Sin embargo corresponde referir también que de modo específico el art. 337 del Código de Procedimiento Civil, dispone que: "I. Las excepciones previas deberán plantearse todas juntas dentro los cinco días fatales desde la citación con la demanda y antes de la contestación".Asimismo el art. 342 del mismo adjetivo dispone: “Al contestar a la demanda, el demandado podrá oponer todas las excepciones que pudiere invocar contra las pretensiones del demandante, inclusive las señaladas en los incisos 7 al 11 del art. 336 cuando no hubieren sido planteadas como previas”.

El autor Gonzalo Castellanos Trigo en su obra “Código de Procedimiento Civil, comentado y concordado, anotado con doctrina y jurisprudencia” pag. 162, Edit. Alexander, Cochabamba-Bolivia 2004, al realizar el comentario del art. 337 del Código de procedimiento Civil refiere que: “…El demandado debe plantear las excepciones previas dentro del plazo fatal de cinco días (5), computables desde el día hábil siguiente a la citación con la demanda (por ser un plazo individual conforme al parágrafo I del art. 140 del Código de Procedimiento Civil), con la ampliación que corresponde en razón de la distancia (un día por cada doscientos kilómetros, si existe transporte aéreo, ferroviario o de carretera. Si no hubiere estos servicios, la ampliación será de un día para cada sesenta kilómetros), conforme al art. 146 del procedimiento citado”.

El Auto Supremo: Nº 268/2011 de 29 de agosto, respecto a los plazos procesales señala: "Los plazos procesales pueden computarse por día, así como de momento a momento. Para el caso de los plazos procesales que se cuentan por días, el término comienza a correr desde el día hábil siguiente a la notificación y culmina el último momento hábil del día que corresponde; mientras que para los plazos que se cuentan de momento a momento, el cómputo se inicia desde el momento de la notificación y culmina en la hora similar del día en que se cumplen los concedidos como plazo…"

Consiguientemente conforme al art. 140 del adjetivo civil, como regla general establece que el término de fatal tan solo se encuentra contemplado en algunas disposiciones que en forma expresa aluden a dicho aspecto, entendiendo que para el mismo se verifica el plazo de momento a momento, lo que no ocurre para el caso de la interposición de las excepciones previas, conforme a la regla general del art. 142 del Adjetivo de la materia que señala lo siguiente: “Los plazos quedarán vencidos en el último momento hábil del día respectivo”.

De la relación precedentemente efectuada se conoce que el cómputo del plazo para plantear las excepciones previas se computa a partir del día hábil siguiente dela citación al demandado, por lo que se computa por días hábiles y no de momento a momento, cuyo vencimiento en consecuencia es el último momento hábil del día respectivo.

1.3.En la especie, de la revisión de obrados se evidencia que una vez interpuesta la demanda  y citada la codemandadaRosario Elena Moya Claros de Velásquezen fecha 29 de marzo de 2008 a horas 11:35 conforme se conoce del formulario de notificaciones de fs. 57, conjuntamente el codemandado Celedonio Hugo Moya Claros(quien se da tácitamente por citado), en fecha 03 de abril de 2008 a horas 17:50 interponen excepción previa de transacción, en ese antecedente el A quo por providencia de fecha 4 de abril de 2008 los da por apersonados y corre en traslado la excepción interpuesta a la parte demanda.

Del examensupra efectuado se evidencia que los referidos co-demandados, hubieron interpuesto la excepción previa de transaccióndentro del plazo fatal de cinco días, computables desde el día hábil siguiente a su citación con la demanda, es decir dentro el termino establecido por ley, por lo que no se evidencia haberse vulnerado el art. 337 del Código de Procedimiento Civil.

Por lo que en conclusión podemos referir que no es evidente la infracción  acusada por el ahora recurrente, por lo que corresponde declarar infundado el recurso interpuesto.

Consecuentemente corresponde resolver conforme prevé el art. 271 num. 2), y 273 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida por el art. 42.I num. 1) de la Ley del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, y en aplicación de los Arts. 271 num. 2) y 273 del Código de Procedimiento Civil, declara INFUNDADOel recurso de casación de fs. 635 a 637, interpuesto porJosé Eduardo Moya Claros, que recurre del Auto de Vista Nº 011, de 14 de enero de 2011 de fs. 629 a 632, pronunciado por la Sala Civil Primera de la Corte Superior de Justicia de Oruro. Con costas.

Se regula honorario profesional en la suma de Bs. 1.000.-

Regístrese, comuníquese y devuélvase.

Relator: Mgdo. Rómulo Calle Mamani.